Paco Nadal >> El Viajero

27 sep 2011

San Pedro de Atacama, el pueblo donde está prohibido bailar

Por: Paco Nadal

San Pedro 2
San Pedro de Atacama, la localidad del norte de  Chile en torno a la cual se centraliza todo el turismo del desierto homónimo, es un encantador pueblo de adobe con planimetría cuadriculada, calles sin asfaltar y casitas de planta baja construidas todas con barro y paja o pintadas de tal color.

Una genuina aldea-oasis del desierto, con una iglesia colonial de un blanco refulgente y una plaza de Armas con grandes árboles y bancos en la que la vida discurre al mismo ritmo cansino y silente que impone la altura y los rigores climáticos del desierto. Todo presidido por la omnipresente silueta del volcán Licancábur, un volcán perfecto, el que un niño dibujaría en su cuaderno escolar: un cono estilizado que se eleva solitario sobre el altiplano hasta los 5.920 metros

Pero claro, todo no puede ser perfecto. A este idílico montaje llegó el turismo. Y lo que antes era un pueblo minero y agrícola perdido en la inmensidad del altiplano se ha convertido ahora en una especie de parque temático de acceso al desierto de Atacama. La calle Caracoles, la principal y casi única del pueblo, es una sucesión de hostales, restaurantes, agencias de excursiones, cibercafés y tiendas de artesanía y souvenir para una demanda turística que no para de crecer. Casi toda la economía de San Pedro gira ya en torno al turismo, así que quien llegue en busca de la inocencia y la autenticidad, que se vaya olvidando.

San Pedro 1
Aunque hay que reconocer que, pese a ese empuje del atilaturismo, las ordenanzas municipales han logrado que no se construya un solo edificio disonante y que el pueblo conserve intacta su antigua imagen de aldea de adobe precolombina en mitad de la ruta entre el altiplano y la costa.

Pero esta no es la única curiosidad que el viajero encontrará en San Pedro de Atacama. Mientras subía a Tatío en busca de los géiseres (mañana hablaré de ellos) mi guía me confesó que está prohibido bailar en el pueblo.

“¿Cómo que no se puede bailar?”, le pregunté, perplejo.

“Si, está prohibido. Solo se puede bailar en los locales que tengan licencia de cabaré (carísima y difícil de conseguir). Y no hay ninguno en el pueblo”.

“Y si estoy en un bar con mi novia y nos ponemos a contonearnos llevados por la música, ¿quién me lo va a prohibir?”, insistí.

“Pues si te ven los carabineros, multan al dueño del local”, fue la respuesta.

Y no solo está prohibido el baile. A la noche, me senté en el bar de la plaza y pedí una cerveza. La sorpresa fue mayúscula: solo se puede pedir alcohol en los bares si es acompañado de comida, aunque sea una ración de patatas fritas. 

¿Ha vuelto al ley seca a San Pedro de Atacama?

No. La explicación me la dio el mismo camarero: San Pedro fue un punto de encuentro de hippies, aventureros, mochileros y perroflautas desde la década de los 60, cuando lo de hacer turismo en el desierto era aún cosa de chalados. Con el tiempo, se convirtió en un destino famoso de gente joven en busca de marcha y de colgados de todo pelaje que llegaban atraídos por las fiestas, la bebida y la juerga. Por lo que me cuentan, las fiestas, el alcohol (y otro tipo de sustancias menos legales, por supuesto), las borracheras y las peleas callejeras estaban a la orden del día. Hasta que el Ayuntamiento, asustado porque el turismo convencional (es decir, el que deja pasta) empezaba a escasear y porque aquello parecía Sodoma y Gomorra, cortó por lo sano a golpe de ordenanza municipal.

Pero bueno, no os asustéis. San Pedro no es el Vaticano. Hay marcha y ambiente de sobra (aunque los bares cierran a las 12 en laborables y a la una de la madrugada en fin de semana), buen rollito de gente joven y un montón de turistas en busca de excursiones a los fabulosos parajes desértico que rodean el pueblo. Que en definitiva es lo que la gente viene buscando aquí.

Quien quiera bailar, siempre le quedará Ibiza.

San Pedro 3

Aquí os dejo algunos datos prácticos para dormir, comer y contratar excursiones en San Pedro de Atacama:

PARA DORMIR

Hay docenas y docenas de alojamientos de todo tipo. Entre los más baratos, el albergue juvenil, que está en la misma calle Caracoles (reservas en www.hihostels.com); con carné de alberguista, 10 €; sin carné, 14 €. Un hotel de tipo medio, céntrico y bueno, también en calle Caracoles, el hostal Lomas Sánchez; doble por 60 €. Y si te quieres pegar un homenaje o impresionar a tu pareja, el hotel Tierra Atacama, una pasada de confort con vistas increíbles al volcán Licancábur; doble, 315 €.

PARA COMER

San Pedro no es un lugar barato en comparación con otras localidades de la zona. Una pizza vale 10 €; una cerveza, 4 € y un menú (sin bebida), entre 10 y 11 €. Casi todos los restaurantes están el calle Caracoles, con captadores que llamarán vuestra atención en plena calle y una agradable chimenea en el interior por las noches. Da igual que entres a uno que a otro, son casi todos del mismo dueño.

EXCURSIONES

Igual, hay docenas de agencias en la calle Caracoles y aledañas. No hace falta que reserves con antelación; el día que llegues te das una vuelta por esa calle, ves, comparas y eliges. De todas formas, aquí van tres de las principales agencias por si queréis ver tipo de excursiones y precios: www.sanpedrodeatacama.net, www.atacamaconnection.cl y www.maximeexperience.cl

 

 

 

 

 

Hay 51 Comentarios

Tienen todo el desierto para bailar... nadie lo puede prohibir...
Que hermosas fotos Isidora, gracias por compartir las bellezas del Desierto.
Si alguna vez vuelves a San Pedro de Atacama, no dudes en contactar al equipo de www.Sanpedronline.cl el cual te asistirá gratuitamente a programar y reservar todos los servicios que necesites.
Gracias por visitar en Desierto de Atacama

El turismo se impondrá a las costumbres del pueblo, es el pueblo el que vive del turismo.

este tipo de seguro estuvo una semana...........

Es lindo San Pedro, aunque el costo de hoteles/hostales en oneroso. La comida no es tan cara como los anteriores. Lo que es caro, en general son las excursiones, la mayoría a decenas de kilómetros de SPA.
Cuesta encontrar info para viajeros por cuenta propia. Me encontré un sitio con info útil, de viajeros que la quiero poner.: http://www.chile365.cl/es-san-pedro-de-atacama.php

Saludos
Angélica.

Si hay bares donde se puede tomar, hay un local cervecero incluso en la misma calle Caracoles.
Sobre las fiestas, después de las 2 am los jueves, viernes y sábados se hacen fiestas a las afueras del pueblo, hay camionetas que te llevan. Para todo hay que pagar eso sì, pero son fiestas alrededor de un gran fogón en las parcelas que rodean el pueblo.

Yo recomiendo el hostal VILACOYO y como agencia, AVENTUR fue la más barata para nosotros después de mucho cotizar (SIEMPRE COTICEN! los precios tienen mucha diferencia). Amo San Pedro de Atacama, es mi lugar favorito de Chile. Saludos!

Compadre si quiere tomarse una cervesita piola valla al "CHELACABUR" :)

Compadre si quiere tomarse una cervesita piola valla al "CHELACABUR" :)

Es verdad, en San Pedro, el municipio (ayuntamiento) ha logrado prohibir la juerga bajo resquicios legales, por ejemplo, negando patentes que permitirían a los locales utilizar salones de baile y prohibiendo la venta de bebidas alcohólicas sin raciones de comida.
Sin embargo, todo tiene solución popular y clandestina, con todo lo bueno y malo que ello provoca. Para un turista que busque la fiesta, la encontrará.

entre los recuerdos de san pedro le lleve unos encargos a l padre lepaige enviados por el administrador del hotel antofagasta don hans kulka ( eran fotos y otros)

entre los recuerdos de san pedro le lleve unos encargos a l padre lepaige enviados por el administrador del hotel antofagasta don hans kulka ( eran fotos y otros)

Estuve a hace tres años y me lo pasé pipa, bailé todo lo que quise y más hasta el amanecer, busca y encontrarás.

You must be the most annoying ppl on the world. I'm dancing my ass off right now on Caracoles street. Keep on real man!

Para un lugar menos turístico pero igual de lindo, vayan más arriba, al pueblito Toconao.
La última vez que fui a San Pedro, en los 90, me lo bailé todo al ritmo de música altiplánica. No vi peleas callejeras ni nada por el estilo. Tampoco vimos ningún sodoma ni ningún gomorra.
El pueblo es turístico pero es tranquilo. Lo recomeniendo. Pueden hablar con los aymaras del lugar. abrazos

San Pedro de atacama a pesar de ser más comercial que en los 70 u 80s es un sitio único y especial.....las noches con el cielo estrellado y el buen rollo del ambiente hace que quieras estar muchos días alli. Además, es el punto de salida para los geyser del tatio, lagunas altiplanicas, valle de la luna o salar de atacama.......PRECIOSO!!!

Debe de ser muy bueno estar al sur del continente. No importa que no se pueda bailar.
Lo invito a leer mis blogs:
www.cronicasgendarmes.blogspot.com
y otros

Debe de ser muy bueno estar al sur del continente. No importa que no se pueda bailar.
Lo invito a leer mis blogs:
www.cronicasgendarmes.blogspot.com
y otros

Debe de ser muy bueno estar al sur del continente. No importa que no se pueda bailar.
Lo invito a leer mis blogs:
www.cronicasgendarmes.blogspot.com
y otros

Debe de ser muy bueno estar al sur del continente. No importa que no se pueda bailar.
Lo invito a leer mis blogs:
www.cronicasgendarmes.blogspot.com
y otros

Debe de ser muy bueno estar al sur del continente. No importa que no se pueda bailar.
Lo invito a leer mis blogs:
www.cronicasgendarmes.blogspot.com
y otros

Debe de ser muy bueno estar al sur del continente. No importa que no se pueda bailar.
Lo invito a leer mis blogs:
www.cronicasgendarmes.blogspot.com
y otros

toconao era famoso por la piedra volcanica que reproducian la iglesia del pueblo(torre)
el año 93 volvi a pasear por esa y no era lo bello de antaño . si consegui membrillos lucuma.
vaccione en pueblo llamado matilla cerca de pica
tambien hermoso en esa epoca.

conoci de cerca al padre gustavo lepaige creador del museo de san pedro famoso por las momias entre las cuales una era llamada la miss chile por sus rasgos hermosos.
el administrador de la hosteria si mal no recuerdo era de nombre edwin gonzalez

en los años setnta existia transporte mixto don un camion mitad bus y mitad carga tranportaba 2 a 3 veces por semana a san pedro.
la unica hosteria era de la HONSA en la que alojaba.
en toconao me regalaron una caja con membrillos lucuma los cuales al tenerlos en el hotel licanantay en la ciudad de calama se aromatizo todo el hotel.

yo conoci san pedro de atacam cuando vivia el padre gustavo le paige , cuando el pueblo era de verdad autentico, ademas no olvido los membrillos de toconao.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal