Paco Nadal >> El Viajero

22 jun 2012

Manías viajeras (confesables): ¿cuáles son las tuyas?

Por: Paco Nadal

Mania avión 2
Viajar es una de las actividades más estresantes del ser humano. Nos guste o no, somos mamíferos, gregarios y sedentarios. Y todo viaje, aunque sea de placer y por propia decisión, es un reto para los nervios porque nos saca de nuestra previsible y confortable rutina.

Siempre he defendido que lo mejor y lo peor de cada uno aparece cuando estás de viaje (¡cuantas parejas rotas; cuantas amistades perdidas solo por no haber seleccionado bien a los compañeros de viaje!).

Y si tienes una manía... ésta se exacerbará hasta límites inimaginables.

Porque ¿quién no tiene manías confesables (e inconfesables) a la hora de viajar? Que levante la mano.

El explorador Richard Burton era un obsesivo de las lenguas y tenía que aprender todas aquellas de los territorios por los que pasaba; incluso se dice que llegó a domesticar a un grupo de monos con la esperanza de aprender sus códigos de lenguaje.

El también explorador sir Samuel White Baker, descubridor de las cataratas Murchison, en el Nilo, no viajaba sin su mujer, Florence (codescubridora de ese accidente geográfico).

Robert F. Scott, el del Polo Sur, no soportaba en su equipo a nadie que no fuera de la carrera militar.

Jennifer López se lleva sus propias sábanas porque no aguanta las de los hoteles.

Y dicen que Megan Fox tiene miedo a los aviones y solo vuela escuchando a Britney Spears en su Ipod (debe ser porque ni en el cielo ni en el infierno te admitirían llevando semejante selección musical, con lo cual no te puedes morir: ¡no tendrías a dónde ir!).

Yo también tengo mis manías viajeras confesables. No me ruboriza confesar que:

-Tengo que empezar el cuaderno de notas de cada viaje siempre en página par y con una frase en mayúsculas.

-Tengo que rotular todas las cintas de vídeo que grabo en un viaje con el mismo bolígrafo. Bolígrafo que por supuesto cuido más que el pasaporte porque si se pierde...¡¡¡aaaagggg!!!.... estoy perdido.

-Siempre pido asiento de pasillo en los aviones.

Laado manos-Me lavo las manos setenta veces (como poco) al día.

-Me tengo que subir una botella de agua con gas a la habitación del hotel, aunque no me la beba; si no, no concilio el sueño.

-Si viajo por carretera, odio reservar hotel; así tengo libertad para pararme donde quiera.

-Siempre llevo un pañuelo de tela en el bolsillo: sirve para todo (incluso para sonarse la nariz, por supuesto)

Asiento de ventanilla

¿Y tú? ¿Cuáles son tus manías a la hora de viajar? Ayúdanos a hacer el mayor mapa-mundi de las neuras viajeras de toda la historia.

 

Hay 97 Comentarios

Buenísimo artículo, como siempre!

Después de muchos años viajando continuamente por trabajo, y compartiendo viajes con muchos compañeros....no puedo estar más de acuerdo en que en los viajes todos sacamos nuestras peores manías!

Yo tengo muchas y muy variadas: santiguarme 3 veces antes de despegar, pedir asiento en las filas centrales (business) y lo más delante posible, no tomar nada en los aviones salvo vino y queso, llevar todas las revistas que puedo y que nunca leo, pedir la habitación de hotel en pisos superiores, tener siempre una botella de agua antes de ir a dormir, apagar el aire acondicionado en cuanto entro por la puerta, etc etc

Pero lo peor es aguantar las manías de tus compañeros de viaje: el que siempre pide un upgrade (justificandolo con todo tipo de tarjetas de fidelidad que no sirven) al llegar al hotel, el que se empeña en sentarnos todos juntos en el avión (aunque haya que mover a todos los pasajeros) y te hace cambiarte de asiento cuando tienes un tío estupendo al lado, el que se lleva siempre "souvenirs" de las salas VIPs, el que solo puede cenar en restaurantes indios cuando estamos en Londres, etc etc

Como respuesta a jalf | 25/06/2012 , más inmersión cultural le pido a usted, porque yo he estado toda la vida viviendo en Marruecos, yo soy de allí. Puede que esté hablando de personas humildes y gente mayor, no sé si habrá tenido amistad con gente joven para poder ver como son, como piensan y como se comportan. La mentalidad cambia con el tiempo y la sociedad avanza muy rápido. Ahora soy yo la que le pide más inmersión cultural y espero que me hable con más respeto que yo también soy doctora y sé muy bien de lo que hablo, y no me hable de machismo porque existe en todas partes y no solo en los países árabes o musulmanes.

Escuchar siempre antes de aterrizar como ultima cancion:
Right Here, Right Now de Fatboy Slim

Siempre me siento a mitad del avión, lado izquierdo al lado de los motores, o en las últimas tres filas de detrás del avión pero siempre a la izquierda (será mi manía de zurda) xD

En respuesta a miss34 no se si habrás estado en Marruecos, yo sí. Un hombre marroquí jamás besará la mano de una mujer, ni siquiera de la suya propia en público. Entre hombres por el contrario, el contacto físico es muy frecuente, mucho más que en España.
Menos razonamientos baratos y un poquito más de inmersión cultural... ;)

Como respuesta a jalf | 25/06/2012 18:49:52, si dice que es viajero y psicólogo como puede decir que la gente en Marruecos te besa la mano, no sé donde lo habrás visto porque soy de allí y en mi vida lo he visto puede que le besen la mano a una mujer pero a un hombre!!!por Dios, razonen antes de escribir estas tonterias.
Ah, yo también tengo mis manias, siempre elijo pasillo y siempre escucho música relajante para dormirme.

tener asiento en ventanilla siempre

en dos años de muuchos vuelos, he adquirido la mania de... llevar siempre mi almohada para el cuello e ir en ventanilla, porque según me siento cierro los ojos y a dormir, y asi no me molesta nadie, esto excepto cuando tengo que cojer enlaces que siempre voy en pasillo para salir más rápido. revisar 1000 veces que llevo los billetes , aunque los lleve en papel, en movil. Llevarme algún libro, la tablet, alguna revista....auque luego sé que me voy a dormir

Viajo desde los 16 años con la misma maleta (ahora tengo 23).
Llevo en el reloj del móvil los usos horarios de todos los lugares a los que he viajado PARA SIEMPRE.
Intento no comer ni beber nada que pueda encontrar en España.
Huyo del turismo e intento ir a los lugares mas pintorescos.
Siempre llevo mi libro con las letras de Joaquín Sabina, siempre hay una que cuadra con cada viaje.
Comprar una prenda de ropa interior antes de volver.
Fumarme un cigarro, sentado en el suelo frente a un sitio que me conmueva.
Y creo que con eso ya esta, que no son pocas!

* Asiento en ventanilla, siempre
* Toco el suelo antes de subirme al avión
* En la maleta, suelo poner una pegatina enorme con mi nombre y destino. (Desde que me perdieron la maleta en un Madrid - Roma y tuve que ir al Vaticano con la camiseta de Playboy)
* Me echo perfume en el cuello de la camisa/camiseta, por si el que se sienta a mi lado huele raro.
* Si viajo en barco, me llevo sábanas y toallas de mi casa, para ponerlas en las camas del camarote y no puedo estar en un camarote sin ventana.
* Siempre viajo, con mi iPad.
* Colecciono los bolígrafos de las cadenas de hoteles.

Tocar el fuselaje del avión antes de subir a él.
Viajar siempre en la sección izquierda del avión.
SI el vuelo dura más de 2 horas, asiento de pasillo. Si dura menos, ventanilla.

en el avión ventanilla y si puedo en la puerta de emergencia, sobre el ala y hacerle una foto a la maleta, luego la pongo en el album.

Llevo siempre conmigo agua, aunque esté tan caliente que no la pueda beber. Porque si no la llevo, tengo sed.

Vuelo siempre que puedo en el sitio de la ventanilla, aunque vaya a dormir todo el viaje y no vaya a mirar nada. Si estoy despierta, me apasiona ver paisajes desde arriba. Si tengo sueño, sólo puedo dormir en ventanilla, apoyándome en el cristal.

Me gusta elegir y comprar una novela de bolsillo en el primer aeropuerto de salida de cada viaje, durante los 10 min antes de embarcar.

Paco, vas a acabar con tu epidermis, toc, toc...lo de lavarte las manos setenta veces háztelo mirar, jeje...Hay que leerte con el tono de tus vídeos ya sé...
La verdad es que no tengo más manías que llevar mi cuaderno de viajes para escribir, preparar la ruta y leer mucho antes de ir y hacer listas de todo lo que necesito.
Por lo demás soy capaz de dormir en cualquier lado, comer en cualquier lugar, quepo en cualquier hueco y duermo en todas partes.
Mi gran manía, como la tuya, es viajar!

Soy psicólogo y viajero, así que es mi oportunidad de opinar. Yo no tengo ninguna manía en los viajes. Soy bastante flexible y me adapto a cualquier situación y contexto.
Parece que lo de nuestro amigo Paco puede que roce el TOC. Sólo cuenta las manías "confesables", es decir, que tiene más que no cuenta. Además, da por sentado que viajar es estresante¿?. Para mí, y para la mayoría de las personas, viajar (y preparar un viaje) nos relaja, no nos estresa.
Preguntas clave para Paco:
- Llegas a un hotel por la mañana y descubres que no tienen agua con gas en el bar. Sales a conocer la ciudad. ¿Estás fijándote constantemente en sitios para comprar el agua con gas para la noche?
- Marruecos. Conoces a una familia y te dan la mano y te la besan 15 personas. A partir de ese momento, ¿estás pensando continuamente cuando tendrás un momento para lavarte las manos?
- Llegas al hotel por la noche y te das cuenta que has perdido el boli con el que rotulas tus cintas. Al día siguiente, ¿irías a todos los sitios en los que has estado para tratar de encontrarlo?

Si respondes SÍ a las preguntas anteriores, quizás debas empezar a preocuparte....



Tengo muchas manías, como por ejemplo elegir un asiento en el medio hacia la ventana, lado derecho, sino no viajo, otra manía es llamar a mis padres cuando veo algo curioso para comprar, y nunca viajo sin hablar antes con mi novio aunque es ya es un hecho el que viaje conmigo,

El mundo está lleno de gente caprichosa y yo, lo admito, soy una de estas personas! siempre llevo conmigo mi cafetera!!!

Mandar SMS a mis padres y hermana antes de despegar que dice: Pa´Cuenca.
Llevarme sobres de Cola-Cao. No puedo con la leche sola y no tomo café.

Tal vez debido a mi tute social soy capaz de dormir en cualquier lado y no me puedo permitir el lujo de tener demasiadas manias. Tal vez el tema de comprobar que llevo todos los papeles unas mil doscientas veces (por si a la mil doscientas uno he sido capaz de perderlos) y contar a los supernenes en cuanto pasamos por cualquier puerta (uno, dos, no se me ha perdido ninguno).
Un supersaludo

Mis manias son múltiples al empezar un viaje, la principal es que me hago una lista de las cosas que llevaré, las tacho según las meto en la maleta y el dia antes repaso que esté todo... La peor que me he notado últimamente, los años no perdonan, es inspeccionar los rincones de las habitaciones de hotel y quedarme sin dormir si la limpieza no es buena de verdad...

Paco, comparto alguna manía contigo:siempre asiento de pasillo.Pero tengo otras diferentes: Mi troley o bolso de mano es el bolsillo de Harpo Marx, cuando hago vuelos largos o varias escalas.Llevo una camiseta de repuesto (después de que una vez me quedase con el café encima y la camiseta mojada durante varias horas de vuelo), que no me falte un paquetito de toallitas de viaje, un minicepillo de dientes con su correspondiente pasta, un mini spray de agua de colonia,una pequeño botiquín con paracetamol, antidiarreicos, y algo de antibióticos (depende el sitio al que viaje), algo para leer, algo para escribir....vamos la maleta de Phileas Fogg....

@Max Born me encanta tu comment, me ha tocado... y me siento muy identificado en algunos aspectos, como lo de llevar algo para leer (normalmente más de lo que leeré) o lo de tratar de usar la navaja, aunque en mi caso en cada viaje es un objeto diferente.
cuando hablas de disfrutar de todos los pequeños detalles en el avión, parece que me estoy leyendo a mi mismo. desde niño soy capaz de recitar de memoria los discursos de las azafatas, los pequeños ruiditos que indican altitud o turbulencia, etc. y si, conmigo se han equivocado alguna vez y me han puesto en primera clase (jejeje, bueno, era overbooking). en fin, no seguiré pues de verdad que dan miedo las coincidencias.
sólo quisiera agregar una manía sin la cual me siento infeliz durante todo el viaje: diseñar un tracklist especial, pensando en mi estado de ánimo, lo que conoceré, las personas que visitaré, etc.

Soy tan pobre que ni manías tengo. Me ha sorprendido lo de lavarse las manos tantas veces porque, si no hay agua, ¿cómo te las apañas? Y lo de subir una botella de agua con gas a la habitación del hotel... A los que yo voy no creo ni que tengan.
Pero ¡niño! Ni que viajaras con el Dívar. Si éstas son las manías 'confesables' ¿cómo serán las inconfesables?
Divertido lo del 'TOC', aunque yo lo dejaría en 'TIC'.
Besines

Yo tengo un problema grave , cada vez que viajo a algún sitio me quedo a vivir allí , ya vive en docenas de ciudades en 3 contintentes

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal