El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal estudió Ciencias Químicas, aunque lo que más le gustaba desde pequeñito era recorrer el mundo y contarlo. Al final lo consiguió y ahora le pagan por viajar. Periodista especializado en viajes, escritor y fotógrafo, colabora con la Ser y con El Viajero, además de presentar series documentales en Canal Viajar.

Eskup

Último libro

Si hoy es jueves, esto es Tombuctú

Si hoy es jueves, esto es Tombuctú

El alocado diario de un periodista de viajes recoge una selección de las entradas de este blog publicadas desde sus inicios en 2008. Unas crónicas que retratan con humor los avatares de una profesión absorbente pero maravillosa -la de periodista de viajes digital- en la que hay días en que no sabes si hoy es jueves o si esto es Tombuctú

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

Los Diamantes f
“Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”, decían los versos del poeta Francisco de Icaza.

Pero si lo hay: ser abstemio o haber perdido el apetito.

Aunque la costumbre del tapeo está arraigada en muchos lugares de España, y en casi toda Andalucía va incluida en el precio, en poco sitios como en Granada (desde donde hoy escribo) este arte epicúreo de disfrutar de la comida en pequeñas y variadas porciones se lleva a cabo con tal generosidad y abundancia.

Casa Enrique fEn Granada una caña o un vino con tapa cuesta de media 2 euros. Pero la tapa incluida no es un platillo de humildes y escuálidas aceitunas o unas patatas fritas de bolsa industrial como en la mayoría de ciudades. No. Aquí hay una verdadera competencia por ofrecer un festival de sabores en cada entrega y en cantidades que uno se pregunta si puede ser rentable tal negocio: un poco de cazón en adobo, una gamba blanca, una magra con tomate, unas berenjenas fritas, un poco de paella, una minihamburguesa...

Te das un vuelta por la zona del Ayuntamiento, por la calle San Matías o la de Elvira o por Plaza Nueva y con tres cervezas te vas a casa bebido y cenado. Y más contento que unas castañuelas.

Un buen lugar para empezar la ruta es la calle Navas, la calle de los bares. Hay uno en cada puerta; muchos son para guiris (de esos que dan paella por las noches), pero los hay también genuinos y auténticos. Como Los Diamantes (Navas, 26), un clásico granadino abierto en 1942 que siempre está a tope; hay que entrar a la carga para hacerse un hueco. Tienen buena gamba blanca, fritura de pescado, sesos, mollejas, pijotas y exquisitos cazón en adobo. Si seguimos la calle Navas, tras cruzar con la de San Matías, se convierte en calle Virgen del Rosario. Allí está La Tana, un sitio pequeño y siempre atestado, pero donde saben de vinos y los sirven a su temperatura correcta y por copas.

Un entorno muy agradable para ir de noche es la plaza de la Romanilla, al lado de la Catedral; peatonal y llena de bares con terrazas. Allí está El Deseo (nº 20) donde por 1,80 €  te ponen caña o copa de vino y una hamburguesa, mini pero exquisita. 

Otro histórico y cerca de la catedral también es el Restaurante Sevilla (Oficios, 12); presumen de ser el restaurante más antiguo de Granada, abierto desde 1930, y que García Lorca, Falla o Manolete se dejaban caer a menudo por aquí. Tiene una de las terrazas más solicitadas en verano.

Una buena fritura de pescado: en la Blanca Paloma, en la calle de Alhamar, 14 (donde suelen poner como primera tapa una berenjenas fritas que quitan el hipo) y en Cunini (Plaza de las Pescaderías), aunque aquí los precios se suben a la parra que para eso es la marisquería más cotizada y con mejor pescado del centro.

El Campo del Príncipe es otro espacio urbano emblemático para ir de tapeo a mediodía en primavera e invierno; o por la noche, en verano. De aquí destaco Los Martinetes (albondigas nazaríes, ciervo a la granadina, salmorejo o tortilla de verduras); la Tabena Tofe (su especialidad son las carnes al horno de leña y la tortilla de camarones) o El Trasgu, un asturiano en Granada, donde escancian sidra natural y ofrecen quesos y embutidos del Principado.

Bar Los Caracoles fLos domingos por la mañana hay que cumplir una tradición: subir al Albayzín y sentarse en la plaza Aliatar en el bar Los Caracoles (en realidad se llama Bar Aliatar, pero la gente lo conoce por su tapa más famosa). Un día bueno cuecen 170 kilos de caracoles. Están de muerte: sabrosos y con el picante justo (para estómagos remilgados: apenas notas que te estás comiendo un gusano). En el mismo Albayzín está Casa Torcuato, cocina andaluza con toques de fusión y tapas creativas; en verano su terraza es de las más solicitadas.

Casa Enrique (Acera del Darro, 8), el bar más antiguo de Granada (1870), es la típica taberna andaluza, con más solera que las piedras de la Alhambra. Pero son también los más originales: aquí la tapa no va incluida; embutidos y quesos excepcionales.

Y finalmente el premio a la tapa más abundante se lo doy a La Bella y La Bestia II (Cárcel Vieja, 1); por 2,20 € te ponen una caña y un plato con un bocadillo, unas patatas fritas y una ensalada de pasta; todo mini, sí; pero no puedes pasar de la segunda.

Lo dicho: ser abstemio o inapetente en Granada... ¡eso si que es una faena! 

Taberna Tofe f

 

 

 

Groenlandia apertura
Científicios de la NASA dieron a conocer anteayer un “acontecimiento extremo sin precedentes registrados”: durante este mes de julio el 97% de la parte más superficial del hielo que cubre Groenlandia se había derretido, cuando lo habitual cada verano es que solo se viera afectada como mucho la mitad de la cubierta de esta isla-continente helada.

El calentamiento global es un fenómeno que ya solo pone en duda el primo de Rajoy.

Groenlandia es uno de los lugares más fascinantes que he visto en mi vida. Es el planeta Tierra en estado puro. Solo conozco un lugar más salvaje y prístino aún: la Antártida. Pero mientras que un viaje a la Antártida cuesta un ojo de la cara, Groenlandia es aún una tierra de aventura, un paisaje inmaculado y sin alterar por el hombre a precios asequibles y a poco más de cinco horas de vuelo desde Europa.

En realidad, esta reliquia de la última glaciación empezó a derretirse hace ya muchos años. Pero por lo que dice la NASA, el fenómeno se está acelerando a pasos agigantados.

Si quieres ver uno de los lugares más sorprendentes y maravillosos del planeta Tierra antes de que cambie para siempre, date prisa. Aquí van mis recomendaciones personales para ver y hacer en el sur de esta isla helada:

 

Groenlandia qassiarsuk jpg
Senderismo desde el albergue de Qassiarsuk

Qassiarsuk es un típico poblado groenlandés, con un puñado de casas distribuidas de forma anárquica al pie de una bahía donde un centenar de habitantes viven dedicados a la pesca. Los inuit pintan sus casas de colores vivos, para conjurar el blanco de la nieve y el negro de la noche polar que cubre estos territorios durante el largo invierno. Qassiarsuk se levanta en el mismo lugar donde el famoso vikingo Erik el Rojo fundó el primer asentamiento de europeos en Groenlandia hace ya 1.000 años. Los restos de sus casas y sus templos pueden verse aún por todo Qassiarsuk. Desde aquí, Leif Erikson, hijo de Erik, salió a bordo de naves a vela y remo y llegó a las costas de Terranova, en Canadá. En justicia, él y sus hombres fueron los primeros europeos que “descubrieron” el continente americano 500 años antes que Colón. En Qassiarsuk existe un albergue turístico de una empresa española que organiza multitud de excursiones y actividades de aventura por el sur de Groenlandia, como rutas senderistas para ver caribús, focas y aves marinas. Lo gestiona Tierras Polares.

 

Groenlandia kayak
Un viaje en kayak de mar

Varias empresas (Greenlandadventure, Tierras Polares) organizan excursiones de varios días de duración en kayak de mar recorriendo la costa en total autonomía, es decir, cargando con todos los pertrechos y vituallas necesarios para la travesía y acampando cada noche al pie de un glaciar o en una bahía recóndita tan virginal como cuando los vikingos llegaron por aquí. Es apto para todos los públicos (aunque en tu vida te hayas montado en un kayak) y una experiencia que no olvidarás nunca. Esto si es un viaje de estudios, y no los de Punta Cana.

 


Groenlandia narsaq
Navegar por el Eriksfjord

Se puede contratar una zodiac hasta Narsaq, otra de las principales poblaciones del sur de la isla. La travesía es espectacular, naturaleza en estado puro. Grandes muros de piedra desnuda encajonan las oscuras aguas del fiordo, mientras que de las paredes verticales caen cascadas de agua o cuelgan los últimos neveros del invierno. Del fondo del fiordo llegan iceberg de todos los tamaños; grandes plataformas flotantes que se desprenden al llegar la primavera del frente de los glaciares y que deambulan por los fiordos como almas en pena. Parecen pasteles de nata montada en espera de su irremisible disolución en el agua del mar. Narsaq cuenta con un cementerio muy coqueto de cruces blancas y flores de plástico, una iglesia de madera construida en 1927, varios alojamientos y un par de supermercados.

 

Groenlandia pulka
Una travesía en esquís por el interior de Groenlandia.

Es una de las grandes aventuras que aún se pueden plantear hoy día. Yo la hice en 2009: dos semanas tirando de una pulka, en plan autónomo, sin asistencia exterior ni guías, hasta alcanzar unas montañas que estaban aún sin escalar y en cuya cima pusimos nuestra bandera. Lo conté en directo estos post. Pero no hace falta ser tan extremista. Se pueden hacer pequeñas travesías a pie y con guías por el plateau interior de la isla, el gran desierto blanco. Una gigantesca planicie helada de millones de kilómetros cuadrados donde reina la más absoluta desolación. La nada más desafiante.

 

Tasermiut

Visitar el fiordo Tasermiut

Es uno de los más bellos del sur de la isla. El Tasermiut está rodeado de torres de roca negra y grandes paredes verticales muy frecuentadas por montañeros por sus vías de escalada, envueltas por un escenario casi irreal. A Nanortalik, la principial ciudad del fiordo se tardan unas seis horas en barco desde Narsarsuaq, donde está el aeropuerto internacional del sur de Groenlandia, o apenas 20 minutos en helicóptero.

 

Groenlandia Igaliku

Poblado vikingo de Igaliku

Un antiguo poblado ceremonial vikingo, a tres horas de agradable paseo senderista desde Qassiarsuk, donde también se ha restaurado la primera iglesia cristiana de Groenlandia. La caminata pasa por Tasiusaq, una entrada del Eriksfjord donde suelen quedar varados grandes iceberg y es muy recomendable para la fotografía o para paseos en kayak. Igaliku es la aldea más pintoresca del sur de Groenlandia. Aquí tuvo su sede el primer arzobispado católico de Groenlandia. Un hecho que se recuerda en un pequeño museo instalado en la iglesia.

 

 

Puede parecer una tontería, pero ocurre más veces de las que nos podemos imaginar: un viajero se presenta en el mostrador de facturación de un aeropuerto para empezar sus vacaciones y se da cuenta -sí, allí- de que tiene el pasaporte caducado (pasa, y más veces de las que os imagináis; hay mucho despistado/a suelto por el mundo).

Pasaporte caducado

Seguir leyendo »

Retorna la celebérrima y laureada sección de "Los porqués viajeros".

Tras Los porqués de un viaje en avión, Los porqués de un viaje en crucero y Los porqués de un viaje al Caribe hoy le hacemos un hueco a esas preguntas sobre las vacaciones en un apartamento de alquiler en la playa que siempre te hiciste pero que nadie te supo responder (y nosotros, tampoco).

 

Playas atestada de gente

 ¿Por qué en el apartamento de alquiler nunca hay el mismo número de tenedores que de cucharas o de cuchillos?

¿Por qué para pasar un rato en la playa bajamos más cargados que en una mudanza?

Seguir leyendo »

18 jul 2012

Las mejores playas y calas de la Costa Brava

Por: Paco Nadal

Sigo con mi recorrido veraniego por las costas española. Hoy le toca el turno a la Costa Brava, el tramo de litoral más famoso y turístico de Cataluña. Pese al enorme desarrollo urbanistico, aún quedan arenales maravillosos y calas recónditas donde perderse. Como siempre, se trata de una selección personal: son todas las que están, pero no están todas las que son. ¿Cuál más añadirias tú? 

 

Sant pere Pescador
Sant Pere Pescador

El gran playazo de la Costa Brava. La línea de playa se extiende libre, salvaje y abierta a lo largo de más de 40 kilómetros, prácticamente desde Sant Martí d’Empuries hasta Roses (interrumpida por el bodrio de Empuriabrava), pero la zona más frecuentada, paraíso de los amantes del kitesurf, son los 7 kilómetros correspondientes al municipio de Sant Pere Pescador. Otra parte de la playa ocupa el frente marino del Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà.

Seguir leyendo »

Saltando con el toro 1

Saltando con el toro 2

Lo prometido es deuda. Aquí va una selección de fotos de las muchas que habéis enviado a la convocatoria del post del viernes: "Jump, la irresistible tentación de hacerse fotos saltando".

Lo de hacerse fotos divertidas dando saltitos no es nuevo, pero a juzgar por la masiva respuesta, lleva camino de convertirse en tendencia. En mi vida se me había ocurrido hacerme fotos así, pero como algún lector fijo de este blog insinuó si yo no iba a colgar ninguna mía, arranco esta colección de fotos saltarinas del verano con las dos de arriba, que me hice ayer en "un lugar de La Mancha". Por mí, que no quede.

 

Miguel Ángel Román Monument Valley
Miguel Ángel Román, "volando" sobre el Monument Valley.

 

Rubiopic
Rubiopic cruza de esta manera los pasos de cebra de París.

 

Ángela María Turbay
Ángela María Turbay intentaba tocar la parte de arriba del acueducto de Segovia.

 

Alicia R Ojeda
Alicia R. Ojeda fotografío a su acompañante en el Taj Mahal.

 

Salta conmigo
Sara y JAAC escriben el blog Saltaconmigo.com, en el que publican sus fotos saltando por medio mundo. Tenía tantas que no fueron capaces de elegir una. Así que enviaron este montaje.

 

Daniel Gutiérrez Abella
Daniel Gutierrez Abella haciendo el masai, pero en Sudamérica.

 

Rafa perez Oviedo
Los de El Guisante Verde Project me mandan esta foto que tomó Rafa Pérez durante un viaje de blogueros a Oviedo, organizado por A Salto de Mata.

 

Dany Morales (Lega Traveler)
Dany Morales, de Legatraveler.com, se puso así de contento cuando llegó a Estambul.

 

Miguel Angel Román Gran Muralla-1
Éste es también Miguel Ángel Román, pasandose la Gran Muralla china por el arco del triunfo.

 

Jumping bodorrio
También se puede hacer jumping en un bodorrio....

 

Jumping en Cañón Colorado
.... en el Gran Cañón del Colorado....

 

Jumping en Painted Ladies en SF
... o en la Painted Ladies, de San Francisco. 

 

Doloo Res Río Janeiro
Doloo Res, una lectora de Buenos Aires, manda ésta de cuando estuvo en Río de Janeiro.

 

Sonia - La Zapatilla
Sonia, del blog de viajes La Zapatilla, encantada de estar en Croacia.

 

ÚLTIMAS INCORPORACIONES:

Borja Santos  www.jumping-pictures.blogspot.com
Borja Santos, de www.jumping-pictures.blogspot.com, volando sobre las pirámides.

 

Javier Serrano, Casitodoslossentidos, Prellezo, Cantabria
Javier Serrano, inventor de Casi Todos los Sentidos, con paraguas y a lo loco.

 

Arantxa Garcia, Lalibela
Arantxa García, a punto de caerse al agujero de la iglesia de San Jorge, en Lalibela (Etiopía)

 

La mujre de Alberto Bermudo
Alberto Bermudo fotografió a su mujer en Cape York, Australia.

 

Alicia Estrella, la Mitad del Mundo
Alicia Estrella saltando sobre La Mitad del Mundo, en Ecuador.

 

Liliana Carvajal volcán Xinantecatl de Toluca, Estado de México
 Liliana Carvajal, en el volcán Xinantecatl de Toluca (México). 

 

 

Jump 1
Hacerse una foto plantado delante de la torre Eiffel con cara de pasmarote está más pasado de moda que los SMS. Y la típica foto sujetando la torre de Pisa para que no se caiga es más viejuna que la tarta al whisky, como diría mi amigo Mikel López Iturriaga.

El mundo evoluciona y las forma de abordar las fotos de viaje, también. De un tiempo a esta parte he notado que esté en el país que esté, aparece alguien y se hace una foto saltando.

Hace un mes estaba en las pirámides de Egipto y esto fue lo que me encontré:

Jump pirámides

Es el JUMP, una moda que hace furor. Saltar por que sí, saltar delante de monumentos famosos, saltar donde menos se lo espera la gente. Solo o en grupo. Cuantos más, mejor. Y no le busquéis explicaciones filosóficas al comportamiento: no las hay. 

"Es solo por hacer algo diferente, algo divertido. Llega a crear adicción", me confiesa Isra Mediero, uno de los fundadores del grupo de Facebook JUMP JUMP JUMP Saltarines por el mundo, que reune a más de  500 pirados y piradas de los saltitos.

El pasado 30 de junio organizaron en Madrid la II Gymkana de Saltarines por el Mundo, a la que se apuntaron más de 50 personas. Según Isra, su sueño es organizar una superkedada de saltarines si Madrid consigue ser la ciudad olímpica en 2020

Estas son fotos de esa gymkana:

Jump 4

Jump 5

Jump 7

Lo de interactuar delante de la cámara en escenarios diversos más allá de la típica pose de turista-turista tiene ya muchas variantes.

Un tal Matt, norteamericano de 35 años, se le ocurrió ponerse a bailar delante de la cámara en los sitios por los que viajaba. Este es el vídeo que montó con los destino-bailes de 2008: ¡¡lleva más de 43 millones de visitas en Youtube!!

  

 

En 2012 acaba de publicar este otro:

  

Como veréis, la producción ha mejorado y se ha vuelto todo más multitudinario aunque también más comercial. Eso sí, el jodido de Matt sigue bailando tan rematadamente mal como en 2008.

 

Y tú ¿saltas delante de la cámara? ¿Te hacer vídeos bailando? Mándamelas si te apetece y la semana que viene publicaré las más originales de los saltarines por el mundo que se reciban.

Puedes hacerlo a mi mail: paconadalsl@gmail.com


Anímate: ¡salta delante de la cámara¡ Con la que está cayendo, es una de las pocas cosas que puedes hacer sin que suba la prima de riesgo o sin que te quiten más pagas extras.

Jump 3

Ayer me tropecé de forma casual con una de esas historias humanas que te hacen replantearte el sentido de los viajes, el sentido de la palabra viajero y hasta el sentido de la vida.

Estaba comiendo con unos amigos en su autocaravana, aparcada en la bocana del puerto de Cabo de Palos, en Murcia, cuando vimos entrar en la rada una extraña embarcación. Era una mezcla entre canoa y catamarán hecha a retales; un engendro de nave con unos mástiles muy enanos y un pequeño motor fueraborda.

Gabriel barco

Atracó justo delante de donde estábamos nosotros y vimos desembarcar a un tipo alto y delgado, cocido por el sol y con barba de no haberse afeitado en ocho meses. Hubiera sido el típico náufrago de no ser porque en vez de bajar de la extraña nave exclamando alabanzas y besando la tierra se sentó sonriente en el pantalán y encendió un cigarrillo con el deleite de quien se da así mismo una recompensa tras un largo día de faena.

Después se levantó y se acercó a nuestra autocaravana a pedirnos agua caliente para hacerse un té. Pero lo invitamos a entrar y le ofrecimos que comiera con nosotros. Ese rostro bruñido, esa barba rubia y rizada y esos ojos penetrantes anunciaban a gritos que detrás había una gran historia. Y así era. Su historia es ésta:

Seguir leyendo »

CódiceCorría el año 1589. Los corsarios ingleses, comandados por Francis Drake, asediaban la ciudad de A Coruña y arrasaban las localidades costeras que se ponían a su paso.

El obispo de Santiago en aquellos días, Juan de Sanclemente, temiendo que los piratas llegaran hasta Compostela y saquearan la catedral ordenó esconder los supuestos restos del Apóstol Santiago.

Pero los escondieron tan bien…¡que estuvieron casi 300 años desaparecidos!

Seguir leyendo »

04 jul 2012

Las mejores playas del Cantábrico

Por: Paco Nadal

Asturias, Cantabria y el País Vasco ofrecen cientos de kilómetros de costa verde y abrupta. Y un clima suave y templado para pasar un verano fresquito. Al abrigo de los acantilados y enmarcadas entre verdes prados aparecen playas deliciosas y solitarias. También algunas de las mejores playas urbanas de España. Estas son algunas de mis favoritas. Como siempre, son todas las que están, pero no están todas las que son. La lista sería infinita y esto es un post, no una enciclopedía. ¿Cuál añadirías tú? 

 

Aguilar

1. Aguilar (Muros de Nalón, Asturias). La estrecha cinta de asfalto de la carretera de Muros a Cudillero separa como un trazo de grafito el verde intenso del bosque y el dorado suave de la arena de esta playa embutida entre montañas. Cuando sube la marea queda en medio un peñón rocoso aislado, como una isla en miniatura.

 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal