El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Eskup

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

27 mar 2013

Petra a la luz de las velas

Por: Paco Nadal

Petra de noche 1
Llevo varios días por Jordania acompañando a un grupo de viajeros organizado por Cadena Ser Viajes, la web viajera de la radio en la que llevo varios años colaborando. Hoy escribo desde Petra, un lugar mágico al que hay que venir siempre que pasas por Jordania.

La conexión a internet es muy deficiente en el hotel y apenas puedo extenderme. Pero anoche tuvimos la suerte de visitar Petra por la noche, con el siq y la Fachada del Tesoro iluminados por velas.

Una experiencia casi mística. Os dejo esta foto para compartir con vosotros un momento que de veras me emocionó. 

25 mar 2013

La pesadilla de un viajero

Por: Paco Nadal

Pesadilla viajero
Tengo un buen amigo y gran viajero que está ahora mismo en Colombia viviendo una de esas pesadillas que todo viajero sueña con no tener que pasar. Muchos de vosotros lo conoceréis, es Carlos Olmo, creador de una de las primeras webs de viajes en español, Vagamundos.net, y uno de esos viajeros auténticos y curtidos capaz de pasar meses de viaje mimetizado con la población local y con un presupuesto ridículo. Un tipo nada sospechoso de remilgado.

Sus problemas empezaron sin saberlo cuando el 25 de febrero compró un billete aéreo de Bogotá a Leticia con Despegar.com, la supuesta agencia de viajes online nº 1 de Latinoamérica. Unos días después le cargaron tres veces el importe de la compra en su tarjeta. Se enteró cuando fue a retirar dinero en un cajero y le dijeron que no tenía saldo.

Desde entonces lleva reclamando a Despegar.com por todas las vías posibles, nos ha pedido ayuda a los amigos para que hagamos presión en la redes sociales, les ha vuelto a escribir, ha enviado mails… y nada. En el momento de escribir este post Despegar.com no se ha dignado a devolverle nada.

Como el mismo me escribe: “Que yo sepa Despegar es una de las webs de viaje más grandes de Latinoamérica, su página Facebook tiene 4 millones de seguidores, pero pasan absolutamente de los tweets y de los comentarios en la página”. Lo que nos lleva a concluir algo que todo sabemos: esas grandes compañías cacarean mucho de que son 2.0 y 100% online pero en realidad se pasan por el forro a los followers, a los clientes, a los seguidores y su pastelera madre. Usted pague… y no nos de problemas.

El caso es que Carlos anda solo por Colombia, sin poder sacar dinero en efectivo y con un cabreo que se lo pisa. Sé que es un viajero con recursos y capaz de vivir con cuatro euros… pero no deja de ser aleccionador de hasta qué punto damos nuestro número de tarjeta y abrimos nuestra cuenta corriente con demasiada confianza a empresas que no dan la talla en cuanto a respeto a sus clientes (por otro lado no puedes hacer otra cosa, o pagas con tarjeta o no compras).

Viajar solo y confiado a tu tarjeta de crédito y que de repente por negligencias ajenas, pérdida o robo te quedes sin ella es una de las pesadillas de un viajero (por eso siempre recomiendo llevar dos diferentes, sobre todo si vas solo).

 

Pero se me ocurren más pesadillas de un viajero:

 

-Perder o que te roben el pasaporte el último día de viaje.

Que te lo roben en medio del viaje también es una faena, pero al menos dispones de tiempo para reaccionar e ir a un consulado a que te hagan una copia; pero si es al final del viaje pierdes el vuelo casi seguro, con todo lo que ello conlleva (siempre es recomendable llevar además una fotocopia para agilizar esos trámites en la embajada).

 

Diarrea en solitario-Un cólico en una noche solitaria en un hotel de mala muerte.

De estas pesadillas me he chupado unas cuantas. ¡Dios, que mal se pasa! Estás en un hotelucho perdido en medio de ninguna parte, no solo no hay teléfono en la habitación para pedir ayuda al conserje, es que no hay ni conserje ni un médico en kilómetros a la redonda… y tú, dale que te pego entre vomitonas, diarreas y fiebre alta. No te mueres, vale, pero se pasa realmente mal.

 

-Que te pierdan la maleta en un viaje combinado.

Igual: que no llegue tu maleta siempre es una faena, pero si vas a estar dos o tres días en el mismo lugar lo más seguro es que antes o después la recuperes. Pero… ¿y si has ido en avión a un lugar donde vas a empezar una singladura en barco o vas a continuar en coche por algún interior remoto del país? Olvídate de tus calzoncillos (o bragas): no los vuelves a ver hasta la vuelta. Me ha pasado… ¡y es una putada tan grande como una catedral!

 

-Necesitar ir al servicio en plena calle de una ciudad turística italiana.

Vale, vale… mucho pensaréis que es una estupidez. Pero, intentad entrar si no eres cliente al baño de una cafetería o restaurante de Venecia o de Florencia porque te ha dado un apretón o te ha venido de repente el periodo. No he visto gente más antipática y desagradable que los comerciantes italianos de estas ciudades hiperturísticas. Tiene tanto turismo que lo deprecian. Y si no eres cliente, te puedes retorcer en la calle con tu cistitis que no te dejarán pasar.

 

Expreso medianoche-Ser tan ingenuo como para aceptar llevar en el avión un paquete de un desconocido.

Puede parecer una tontería pero más de uno y una lo ha hecho alguna vez sin imaginarse los riesgos que corría. La primera ley que me autoimpongo cuando estoy de viaje es que no acepto paquetes de nadie y mucho menos llevarlos en el avión. En algún caso hasta me ha costado quedar mal con mi interlocutor, pero al poli de la aduana le va a importar un pito quien me lo dio si descubre que en vez de un jersey de lana de alpaca para un viejito había unos polvos blancos.

 

-Viajar con un compañero negativo y sin sentido del humor.

Huidles como a la peste: si tienes que viajar con alguien por primera vez, hazle antes un test. Si no te da que tiene sentido del humor y piensa en positivo… ¡di que te ha entrado el sarampión y anula el viaje!

 

Son algunas de las que se me ocurren, ¡pero hay muchas más!

¿Cuál sería tu peor pesadilla en un viaje?

Semana Santa Murcia-5
¡Por fin!... llega la Semana Santa. El primer periodo de vacaciones del año y el primer test para la industria turística en 2013.

Entre la posibilidad de mal tiempo y la realidad de una crisis económica que no acaba (por más que se empeñe Montoro en maquillar datos) los expertos auguran una baja ocupación hotelera en España durante esta Semana Santa. El sector del turismo aporta casi el 11% del PIB español; si el turismo estornuda, toda la economía del país se constipa o peor aún, pilla una pulmonía. Por eso, aunque parezca una frivolidad animar a viajar y gastar en un país con seis millones de parados, quien pueda debería hacerlo: hacer turismo nacional en estas fechas, además de una placentera manera de pasar las vacaciones, es una forma de contribuir a que un sector clave siga generando empleo y con ello, beneficios para todos.

Ahora mismo hay ofertas de última hora increíbles. Dad una vuelta por la red y encontraréis que casi todos los operadores están dando precios de risa para completar cupos que no se han vendido. Es una gran oportunidad.

Y ya puestos, dejadme que por una vez haga patria y barra para casa. Una de las Semana Santa más bonitas de España es la de Murcia, tanto la de la capital como la de localidades como Lorca, Totana, Aledo, Cartagena.... Murcia huele ya a azahar (no es un tópico literario) porque la primavera ha aterrizado con todo su esplendor.

Las fotos que acompañan este post pertenecen a diversos desfiles de la Región de Murcia. Las hice para un libro que publiqué junto a otros tres grandes fotógrafos: Carlos Moisés García, Pepe Pina y Moisés Ruiz.

¡Feliz Semana Santa!   

Semana Santa Murcia-2

Semana Santa Murcia-3

Semana Santa Murcia-4

Semana Santa Murcia-6

España es uno de los países con mayor diversidad de paisajes y ecosistemas de Europa. Es difícil decantarse por un paraje natural en concreto porque hay cientos interesantes, desde glaciares en el Pirineo a desiertos en Almería. Pero puestos a seleccionar, estos diez me enamoraron:

 

Las Médulas 4
1. Las Médulas (León)

Nunca un desastre ecológico creo tanta belleza. Los romanos combinaron la acción de hombre y del agua a presión para horadar esta montaña de León en busca de oro. Cuando se fueron lo que quedó atrás fue un paisaje irreal de pináculos, cárcavas y montañas rojizas tapizadas por un extenso bosque de castaños. La mejor hora para la visita es en el ocaso, cuando los rayos del sol postreros iluminan las arcillas encarnadas e incendian el escenario.

 

Mallos
2. Los mallos de Riglos (Huesca)

Impresionan solo con verlos a lo lejos. Unas gigantescas mazorcas de piedra conglomerada que se vuelven de oro cuando el sol se acuesta sobre ellas. La capital histórica del montañismo español. Y abajo, diminuto ante la majestuosidad de las paredes verticales, el pequeño pueblito de Riglos, encalado y silencioso, sin apenas ningún elemento que rompa sus hechuras de aldea montañesa.

 

Borosa
3. Cerrada de Elías en el río Borosa (Jaén)

El parque natural de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas es ese sitio donde los ciervos saludaban por su nombre a Félix Rodríguez de la Fuente. Uno de sus rincones más agradables es este garganta oscura y húmeda que el río Borosa forma poco antes de desaguar en el Guadalquivir. La roca pulida por la erosión verdea por la cantidad de musgo y helechos que la recubren, ayudando a crear un mundo húmedo y recogido donde el único rumor lo produce el Borosa en su continuo excavar.

 

Volcanes Palma
4. Volcanes de La Palma (Canarias)

La Palma, como el resto de las Canarias, está hecha a base de fuego y lava. Una génesis volcánica que se hace patente en toda la cresta de conos que forma el espinazo de la isla. Un sendero recorre este paisaje sacado del Averno. Se desliza por un paisaje torturado y único, donde la lava, las escorias y las extrusiones basálticas pintan el decorado con toda la gama del ocre al negro. Hasta el nombre de los volcanes contribuye a la vélelas de la ruta: el Birigoyo, el Nambroque, el Hoyo Negro, el Duraznero…

 

Pedriza
5. La Pedriza del Manzanares (Madrid)

Un capricho de la naturaleza (junto a un concienzudo trabajo de su martillo ejecutor: la erosión)hicieron de la cuenca alta del río Manzanares uno de los paisajes más singulares de Madrid. Un gigantesco caos de bloques redondeados, los domos, que se acumulan uno encima de otro hasta culminar en el pico del Yelmo (1.714 metros), la cima de la Pedriza. Un laberinto de piedra en el que nada es lo que parece y donde es fácil perderse.

 

Cíes
6. Islas Cíes (Pontevedra)

Reductos del ecosistema litoral gallego, las islas Cíes y sus vecinas Ons y Salvora han resistido milagrosamente al avance del urbanismo. En sus dunas, playas y acantilados pervive el matorral autóctono de la costa atlántica. Anidan grandes colonias de gaviotas de patas amarillas. Y conservan los últimos bosquetes de higueras y rebollos, relictos de la cubierta vegetal original. Las Cíes son tres: Monteagudo, Faro y San Martiño. Las dos primeras comparten la playa de Rodas, una de las más bellas de Galicia. Hay barcos diarias en temporada desde Vigo, Baiona y Cangas de Morrazo.

 

Acantilado de Barbate
7. Pinar y acantilado de Barbate (Cádiz)

Una pared de arenisca y caliza de casi 100 metros de altura se eleva sobre las aguas del Atlántico entre Barbate y Caños de Meca. Un espacio protegido desde 1989 en el que anidan gaviotas, grajillas, garcillas bueyeras y otras muchas especies de aves marinas. Sobre el acantilado despunta aún la Torre del Tajo, atalaya desde las que los pescadores oteaban las incursiones piratas y los bancos de atunes. En marea baja la base del acantilado deja al descubierto docenas de hermosas calas y playitas, perfectas para un baño en intimidad, a las que solo se accede desde Caños de Meca.

 

Selva de Oza
8. Selva de Oza (Huesca)

Es una de las masas forestal de hayas y coníferas más densas del Pirineo Aragonés. Una selva de verdad. Pero que cambia del verde vibrante del verano al estallido multicolor de ocres, amarillos y almagres del otoño. La selva de Oza cubre la cabecera del río Aragón Subordán, entre los macizos de Peñaforca y Bisaurín, y está considerada una reliquia del bosque pirenaico autóctono.

 


Reserva del Saja-Besayas 4
9. Reserva del Saja-Besaya (Cantabria)

La cuenca alta de estos dos ríos cántabros es la gran mancha verde que antecede al parque nacional de Picos de Europa, por su vertiente sur. Un extenso bosque atlántico, de 1.800 kilómetros cuadrados de superficie, que engloba a buena parte de los valles occidentales de Cantabria. Densas masas de roble, hayas, abedules, serbales y acebos cubren el parque natural más grande de Cantabria. La carretera que lo cruza parece hundirse en el bosque, todo verde en verano; rojo y ocre en otoño, como si los árboles se echaran encima. 

 

Lagos de Saliencia copia
10. Lagos de Saliencia (Asturias)

Cuando los glaciares se retiraron de la Cordillera Cantábrica dejaron tras de sí algunos charcos. Entre ellos los lagos de Saliencia, la zona más espectacular y bella de todo el parque natural asturiano de Somiedo. El coche se deja en el alto de la Farrapona y de allí se camina media hora hasta el primero de los lagos, el de la Cueva. La pista sigue en pronunciado ascenso para salvar un collado que antecede a los otros depósitos de agua: la laguna de la Almagrera (casi colmatada), el lago Calabazosa (también conocido como Negro) y el lago Cerveriz.

 

 

19 mar 2013

La vuelta al mundo en dos minutos... y pico

Por: Paco Nadal

Hoy estrenamos en El Viajero nueva sección: “El mundo en dos minutos.. y pico”, un video-blog en el que una vez a la semana iré contando mis viajes, pero en formato audiovisual.

Lo podéis ver en este enlace

Son vídeos de dos minutos …y pico de duración (siempre se te van algunos segundos de más en la edición) en los que trataré de contar historias concretas, anécdotas y situaciones curiosas que me voy encontrando a lo largo del mundo. Empecé a hacer TV hace ya muchos años para Canal Viajar y desde entonces no he parado de filmar mis viajes y aventuras para diversas televisiones. Siempre pensé que de todos los formatos que existen para narrar viajes, el vídeo es el que más satisfacciones me aporta. Es como meterte a la cocina: puedes mezclar un montón de ingredientes (imagen, sonido ambiente, música, texto, voz...) para obtener en cada ocasión un plato diferente.

Los vídeos de esta nueva sección complementan el blog y pondrán imagen en movimiento y sonido a las narraciones que voy haciendo en él.

Para empezar, aquí va el vídeo sobre los tiburones toro de Playa del Carmen que filmé hace escasas semanas, durante mi última estancia en México. Como ya comenté en su momento, los tiburones toro (carcharinus leucas) llegan a esta zona del Caribe mexicano entre diciembre y marzo sin que nadie sepa de dónde vienen, a dónde van luego y por qué llegan mayoritariamente hembras.

Varios centros de buceo de la zona organizan salidas para verlos. Para ello los atraen dándoles alimento (cabezas y colas de pescado), una práctica conocida como feeding y que genera controversia. Lo contaba en este post.

Sin entrar en valoración sobre si está bien alimentarlos o no; lo cierto es que en esta zona de la Riviera Maya sigue habiendo tiburones toro vivos porque los submarinistas que quieren verlos generan un buen beneficio. Si no, los pescadores hubieran acabado ya con ellos.

"El mundo en dos minutos (y pico)". Un video-blog para gente viajera.

¡Espero que os guste!

La semana que viene, más.

Tiburones 1

Ser un búho insomne tiene una ventaja: tienes horas y horas de nocturnidad para ver la tele sin que te molesten. Y a esas horas, además de teletiendas y tarots, hay infinidad de documentales de calidad, de esos que no encuentran hueco en el prime time español entre tanta basura de realities y que son transferidos como relleno a esas horas en que la masa que engorda el share descansa antes de empezar otra nueva jornada de telebasura.

Los expertos definen el documental como aquella obra visual que transmite conocimientos científicos acreditados de forma compresible capaces de concienciar y entretener a la audiencia. Me he visto cientos y cientos de documentales a esas horas intempestivas esperando que me venza el sueño. Y esta sería mi lista de los 10 imprescindibles: (los títulos aparecen como se estrenaron en español)



Nanuk1. Nanuk, el esquimal (1922).
El norteamericano Robert Flaherty vivió dos años y medio con una tribu esquimal de la bahía de Hudson (Canadá) para rodar lo que se considera el primer documental de la historia. Una pieza controvertida que tiene tanto de documental clásico como de ficción con la que Flaherty inauguró el genero. Por supuesto no tiene nada que ver con las macroproducciones llenas de tecnología que vemos ahora, pero si nos situamos en el contexto histórico, el trabajo de Flaherty fue inconmensurable.

 



Vida en la tierra2. La vida en la Tierra (1979).
Fue una de las primeras creaciones del genial David Attenborough, el padre del documental moderno. Es una serie de 13 capítulos creada para la televisión donde Attenborough destila talento para transmitir la pasión del trabajo bien hecho: hay emoción, creatividad, buena banda sonora, animales que transmiten humanidad y gran rigor científico. Pese al tiempo transcurrido y la mejora de la tecnología sigue siendo un clásico imprescindible.

 

 

Vida privada de las plantas3. La vida privada de las plantas (1995). Otra de las míticas series de David Attenborough, que por cierto fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2009. En este caso y mediante el uso magistral de la técnica del time-lapse nos muestra el mundo vegetal lleno de velocidad y voracidad, como antes no se había visto jamás, desde los desiertos a las tundras boreales.

 

 

Planeta azul4. Planeta Azul (2001). La famosa serie de la BBC hace un recorrido en alta definición por el mundo submarino, desde las costas a los arrecifes de coral y desde las mareas hasta el profundo azul. Un total de ocho capítulo sin desperdicio con imágenes fabulosas, especies que no había sido filmadas antes, buena banda sonora y un discurso narrativo sin mácula académica, pero muy ameno y capaz de enganchar a un espectador neófito en la materia. Una serie imprescindible si te gusta la vida marina. Fue una de las producciones más caras (13 millones de euros) rodadas en su momento.

 

 

Nómadas viento5. Nómadas del Viento (2001). Otra producción francesa, firmada por Jacques Perrin y Jacques Cluzaud, que sigue la migración de las aves a través de todo el globo. Lo que impacta de esta cinta es la habilidad de sus creadores para ser un “pájaro” más y confundirse con las bandadas para rodarlas de cerca. Se utilizaron todo tipo de trucos y artefactos, desde globos aerostáticos a ultraligeros e incluso aves criadas desde su nacimiento para que tomaran a los miembros del equipo como parte de su familia y les dejaran rodarlos en vuelo y en primer plano.

 

 

Viaje emperador6. El Viaje del emperador (2005). Una producción francesa dirigida por Luc Jacquet que marcó también un hito en el género. Narra el increíble viaje anual de los pingüinos emperador hacia el inhóspito interior de la Antártida para reproducirse. Al centrar el objetivo en una única familia de pingüinos y en el huevo que cuidan, el documental logra una gran empatía del espectador con estos animales. Un magnífico guión, imágenes increíbles y un montaje perfecto hacen de él uno de los grandes documentales de la historia.

 

 

Tierra7. Tierra (2007). Es el largometraje para cine que resume y complementa la serie de televisión Planet Earth (en España, Planeta Tierra), producida por la BBC. Otro deleite visual de 99 minutos en los que te quedas literalmente pegado al sillón absorto con imágenes que parecen imposibles de filmar. El guión sigue el viaje de diversas especies por el planeta Tierra en busca de la máxima de la vida: la procreación y supervivencia de la especie. Destacables las imágenes sobre todo de ballenas jorobadas, osos polares y elefantes africanos. Memorable la secuencia que viniendo desde el espacio termina en un primer plano de un oso polar solitario en medio del desierto helado. O las de los elefantes en las charcas del Okavango.

 

 

Planeta Humano8. Planeta Humano (2007). Coproducida por la BBC y Discovery Channel, esta serie de 8 capítulos documenta la relación entre el ser humano y su entorno con imágenes espectaculares de alta definición. Un proyecto muy ambicioso que llevó al equipo a más de 40 países. Por ejemplo, para el capítulo del hombre y el desierto se grabaron imágenes en Chile (Atacama), Níger, Argelia y Mail (Sáhara) y China y Mongolia (Gobi). Muestras aspectos increíbles de esa lucha del ser humano por adapatarse y sobrevivir alas condiciones más dispares del planeta.

 

 

Oceanos9. Océanos (2009). Filmada y producida por los franceses Jacques Perrin y Jacques Cluzaud (los mismos que Nómadas del viento) sería mi top 1, puestos a elegir. Un maravilloso recorrido por los cinco océanos con tal preciosismo de imágenes que sabes que cada nuevo plano que aparece te va a impresionar más que el anterior. Costó cuatro años de trabajo y 50 millones de euros. Pero el resultado es magistral. Para mi gusto, lo más flojo es la banda sonora

 

 

El Oso10. El Oso (1988). No es un documental sino un largometraje de ficción firmado por Jean Jacques Annaud, por lo que no debería estar en esta lista. Pero es una de las mejores películas de amor a la naturaleza y denuncia ecológica que se hayan filmado jamás y en ese sentido cumple los objetivos de un buen documental. Es la historia de un gran oso de los bosques de Canadá y de un osezno huérfano que trata de ganar su cariño mientras son perseguidos por dos cazadores. Paisajes impactantes, imágenes de los osos que parece que hubieran leído el guión y actuaran para la cámara y un mensaje final lleno de significados… para quien lo quiera entender.

 

¿Qué documentales te han gustado más a ti?, ¿cuales serían tus imprescindibles?

Extrem ironing 3

Si saltar en paracaídas, hacer buceo técnico o escalar paredes de hielo te parece poca cosa, un deporte de nenazas, no te preocupes, alguien ha inventado ya la vuelta de tuerca en las actividades de aventura: el Extrem Ironing, probablemente el más absurdo y cachondo de los deportes de aventura.

Según su inventores se trata de combinar "la emoción de una actividad extrema al aire libre con la satisfacción de una camisa bien planchada". Como se ve, los participantes de este "planchado extremo" deben demostrar su habilidad para dejarse una camisa "niquelada" en las situaciones más inverosímiles. El padre del invento es un tal Phil Shaw, eximio ciudadano de Leicester (Inglaterra), trabajador de una fábrica de prendas de punto y aficionado a la escalada, que en 1997 decidió combinar las dos actividades en el garaje de su casa (no os riáis: así empezó también Microsoft y mira donde ha llegado Bill Gates). Dos años después, durante una Nochevieja en Nueva Zelanda, conoció a un grupo de mochileros alemanes a los que le contó la historia y les entusiasmó tanto que le ayudaron a divulgar por la red el nuevo deporte.  

Por supuesto, sí, es una coña. Una guiño divertido al Ironman, el campeonato de triatlón más duro y exigente del mundo, solo apto para supermanes y superwoman de verdad. Pero la cosa cuajó y ya hay hasta campeonatos del mundo de Extreme Ironing. El último lo ganó un tipo que se planchó los calzoncillos en plena Antártida. En la página alemana tenéis algunos vídeos muy divertidos.

Estos son algunos de los momentos más gloriosos del Extreme Ironing, por si queréis entrenar para las próximas olimpiadas:

 

Extrem ironing 1

Extrem ironing 12

Extrem ironing 2

Extrem ironing 5

Extrem ironing 15

Extrem ironing 13

Extrem ironing 14

 Extrem ironing 10

Extrem ironing 9

Extrem ironing 19

Extrem ironing 7

  Extrem ironing 20

Extrem ironing 16

Extrem ironing  11

Extrem ironing  18

Extrem ironing 17

Extrem ironing 21

Cueva del Viento 1
De mi último viaje a Tenerife me quedó pendiente recomendar un lugar que me fascinó: la Cueva del Viento, un tubo de lava volcánica que las erupciones del Pico Viejo del Teide formaron en la ladera norte de la isla, en el término municipal de Icod de los Vinos.

Fui porque me lo recomendó vivamente una amiga y mi primera sorpresa fue que la entrada está perdida entre las calles en cuesta de Icod, al lado de un aparcamiento en el que no cabe más de media docena de coches. Yo esperaba encontrar el típico macromontaje turístico con docenas de autobuses, grupos en masa siguiendo al señor de la banderita y un montón de chiringuitos de venta de souvenirs.

Pero nada de eso. Los gestores de la cueva quieren que sea un referente del turismo volcánico en la isla, pero sin masificar ni vulgarizar. Por eso no se admiten más de cuatro grupos de 16 personas al día en el interior y ni se ha instalado ni se instalará sistema de luz eléctrica ni pasarelas ni infraestructura alguna en su interior. Así, quien la visite podrán darse el lujo de recorrer las tripas de un volcán tal cual quedaron cuando las lavas fluidas del Pico Viejo del Teide se enfriaron hace 27.000 años.

La Cueva del Viento es la quinta caverna volcánica más larga del mundo y la única que está formada por varios pisos o niveles. Caminar por el interior de sus túneles cilíndricos, acompañados por expertos en la materia que te explican a la luz de las linternas qué paso y cómo se formo esa raridad de la naturaleza es una experiencia más que recomendable para quien quiera conocer ese otro Tenerife, más allá del manido sol y playa.

Toda la información sobre la Cueva del Viento es su página web.

Cueva del Viento 2

06 mar 2013

La Caracas de Hugo Chávez que yo conocí

Por: Paco Nadal

Caracas 1
Hugo Chávez ha muerto. Y Caracas -el país entero- llora su muerte. La última vez que estuve en Caracas Chávez estaba en plena cima de su éxito, Carácas era un hervidero social donde se ensayaba el experimento bolivariano, había asesores cubanos por todos lados y sus habitantes se debatían entre el amor y el odio hacia una urbe afable y cruel a la vez, famosa por la calidez de sus gentes pero también por sus altos índices de delincuencia. Caracas me pareció la capital más atípica de Latinoamérica. ¿Lo seguirá siendo en ausencia del gran líder?

Caracas es sobre todo una ciudad moderna. Espejo de una sociedad urbanizada, mayoritariamente joven, cuyos ojos miran siempre al vecino del norte. Una ciudad de clase media empobrecida por el batacazo económico de los 80, con cinco millones de habitantes en perpetuo movimiento y agitación social, enclavada en un valle tropical de montañas selváticas pero rodeada de cinturones de autopistas, amante de la comida rápida, de los centros comerciales y de tomar café en vasos desechables.

El boom del pétroleo en los años 70 cambio de raíz la sociedad venezolana. Un pueblo rural y agrícola pasó de repente a nadar en la riqueza y a adorar la modernidad. Caracas es el exponente de esta locura nacional por la americanización. En apenas una década, la vieja ciudad colonial fue arrasada para sobre ella construir una urbe de rascacielos a la usanza norteamericana. En su diseño y ejecución intervinieron los mejores arquitectos internacionales del momento. Como me decía el arquitecto venezolano William Niño: “una ciudad ubicada a mil metros sobre el nivel del mar, con un clima extraordinario, un paisaje, una topografía, una esencia de modernidad… pero amenazada. Amenazada por la polaridad de los climas sociales, por unas violentas discriminaciones, por una riqueza que le ha permitido hacer grandes obras de arquitectura e infraestructura pero rodeada por unos cerros minados por la violencia y la inseguridad“.

Planificada entre 1948 y 1957 como ejemplo de ciudad perfecta para el resto del mundo, Caracas contaba con las mejores infraestructuras viarias de Latinoamérica, lo que no evita unos atascos monumentales, famosos en todo el continente. Es como si la ciudad, presa de la decadencia, no hubiera asumido aún la ducha fría de austeridad provocada por la crisis económica.

Estas son algunas de las claves para entender una ciudad atípica como Caracas, ahora sin Chávez:

 

Caracas metroEl metro

Curiosamente, el metro era el oasis urbano de Caracas. Una excepción al caos de la superficie. Inaugurado en 1983, el suburbano de Caracas era limpio, tranquilo, seguro y eficaz. Parecía como si sus usuarios, generalmente indisciplinados y ruidosos en el exterior, se transformaran al descender a una infraestructura que saben es vital para que la ciudad siga funcionando.


El caos con la violencia del automóvil, la ausencia de espacios de peatonales y la invasión del espacio público y las aceras por cientos de tenderetes de desempleados que tratan de ganarse la vida vendiendo lo que sea tuvo un cierto respiro en los 80 con el descubrimiento del espacio público a través de las estaciones del metro.

Seguir leyendo »

Ankarana buena
Aunque los paisajes de sabana con tierra roja y salpicados de baobabs son la postal más conocida de Madagascar, los escenarios más genuinos y más impactantes que vi en esta isla-continente del océano Índico son los tsingys, grandes macizos calcáreos con relieves insólitos. Como los que hay en el parque nacional de Ankaranaen el norte de la isla, cerca de la carretera RN6, que une Diego Suárez con Ambanja.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal