El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

[email protected]

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal estudió Ciencias Químicas, aunque lo que más le gustaba desde pequeñito era recorrer el mundo y contarlo. Al final lo consiguió y ahora le pagan por viajar. Periodista especializado en viajes, escritor y fotógrafo, colabora con la Ser y con El Viajero, además de presentar series documentales en Canal Viajar.

Eskup

Último libro

Si hoy es jueves, esto es Tombuctú

Si hoy es jueves, esto es Tombuctú

El alocado diario de un periodista de viajes recoge una selección de las entradas de este blog publicadas desde sus inicios en 2008. Unas crónicas que retratan con humor los avatares de una profesión absorbente pero maravillosa -la de periodista de viajes digital- en la que hay días en que no sabes si hoy es jueves o si esto es Tombuctú

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

Curso de veranoEl cambio radical que internet -y en particular, los blogs- ha supuesto para la comunidad viajera es innegable. En esta bitácora he tocado ya antes este tema. La forma en que buscamos información para nuestros viajes, compramos productos, preparamos nuestras vacaciones y contamos después nuestras experiencias no tiene nada que ver con la que usábamos hace apenas seis o siete años. Un cambio revolucionario que se ha producido a una velocidad de vértigo.

Analizar todo estos fenómenos es el objetivo del curso La nueva comunicación viajera: blogs y turismo 2.0 en España que ofrece la Universidad Rey Juan Carlos en su sede de Aranjuez (Madrid) durante su campus de verano. El curso está organizado por la asociación de blogueros Travel Inspirers (a la que pertenezco) y es el primero de esta temática que llega a la Universidad española.

Seguir leyendo »

Viajar con niños
Tener hijos pequeños no es un obstáculo para viajar. ¡Todo lo contrario! Este es el espíritu que motiva a los autores de las 12 webs y blogs que hoy he seleccionado; papás y mamás que escriben algunas de las mejores bitácoras digitales en español orientadas a familias que no renuncian a viajar a donde sea con sus peques. Experiencias personales, datos prácticos, destinos, consejos, trucos... Si te quedas en casa porque tienes niños pequeños, es que no has visitado estas webs:

 

Seguir leyendo »

27 may 2013

Los cielos de África

Por: Paco Nadal

Cielos de África 10

Los cielos de África son la pantalla gigante en la que se proyectan los horizontes infinitos del continente. Lienzos de papel pintado contra los que se recortan siluetas de protagonistas de escenas cotidianas: la copa elegante de una acacia, una adolescente en bicicleta, la mujer que acarrea un bulto sobre su cabeza, el perfil abombado y cómico del baobab, el largo cuello de la jirafa, un sol tan grande que se sale de la escena. Cuando viajas por África te das cuenta de que aquí los cielos son más amplios, más insondables, más misteriosos de lo habitual. De día, ejércitos de nubes voluptuosas como castillos de algodón barren las llanuras de la sabana con sus juegos de claros y sombras. Al atardecer el cielo se incendia durante unos breves instantes y si el viajero es capaz de detenerse y ver más allá de sus miserias cotidianas soñará con mundos mágicos, fuerzas terrenales y energías que solo emite este continente y que te devuelven las ganas de vivir.  

No hay cielos en ningún otro lugar del mundo como los de África.  

 

Cielos de África 6
Llanuras herbáceas del parque nacional Serengueti (Tanzania)

 

Cielos de África 2
Lago Victoria (Kenia)

 

Cielos de África 5
Malecón de Stone Town (Zanzíbar)

 

Cielos de África 8
Pescadores del delta del Okavango en su mokoro (Botswana)

 

Cielos de África 9
Riberas del río Zambeze (Zimbabwe)

 

Cielos de África 7
Parque nacional de Hwange (Zimbabwe)

 

Cielos de África 3
Isla de Lamu (Kenia)

 

Cataratas para blog 1
Más de sesenta millones de litros de agua cayendo cada minuto desde una altura de 107 metros provocan un ruido atronador. Por eso la gente local, que siempre es la más sabia, llama al lugar desde el que estoy escribiendo ahora mismo este post Mosi oa Tunya, el “humo que truena” o lo que es lo mismo, las cataratas Victoria del río Zambeze, uno de los grandísimos espectáculos de la naturaleza africana.

Mi hotel está a más de kilómetro y medio de las cataratas y en el silencio de la noche, aún con la ventana cerrada, oigo el estruendo del Zambeze despeñándose por esa gigantesca grieta de color negro cetrino como si oyera una tormenta de invierno en primera línea de mar. No me extraña que la gran nube de humo blanco que sube de la grieta produjera estupor a los indígenas ndebeles que poblaban la zona y que el primer hombre blanco que llegó por aquí, el explorador y misionero escocés David Livingstone, quedara absolutamente anonadado cuando las viera por primera vez en aquel lejano 16 de noviembre de 1855. Como buen british, las rebautizó con el nombre de su reina, Victoria, importándole un bledo que los ndebeles ya le hubieran puesto un nombre hacía siglos. La estatua de Livinsgtone, uno de mis viajeros más idolatrados, preside la entrada a las cataratas.

Cataratas para blog 3

Han pasado 158 años desde que el doctor Livingstone-supongo estuvo por aquí y seis desde que yo las vi por primera vez, pero sigo quedando igual de sobrecogido ante la fuerza telúrica que emana de este soberbio salto de agua, de la pureza de los paisajes que forma, de la negritud y profundidad del vacío por el que se cuela y de la belleza que la naturaleza es capaz de crear y que supera –superará siempre- a cualquier intento del humilde ser humano por emularla.

Lo curioso es que no se trata de ningún salto de agua en una montaña. El río Zambeze, el cuarto mayor de África, nace en la frontera entre Zambia y Congo y se desliza de forma cansina y parsimoniosa durante cientos de kilómetros por una planicie de sabana boscosa interminable. Pero hace millones de años un gran movimiento telúrico abrió en este punto, hoy frontera entre Zimbabwe y Zambia, una serie de fallas tectónicas de unos 100 metros de profundidad y varias decenas de ancho que rasgan como un zarpazo de león la piel lisa de esta planicie del África austral. Al tropezarse con la primera de ella, el Zambeze se abalanza hacia el abismo con una fuerza descomunal, sobre todo en esta época de lluvia cuando lleva su máximo caudal, formando las cataratas más largas del mundo (1.700 metros de frente). Luego sigue casi 200 kilómetros más encañonado por el complejo de fallas hasta que se embalsa en el lago Kariba.

Las cataratas Victoria son una muesca obligada en el currículo de todo viajero; el final perfecto para cualquier viaje por el África austral. Y será el final del viaje que estoy preparando por Zimbabwe y Bostwana en camión todoterreno para el próximo septiembre con Cadena Ser Viajes y con el soporte técnico de los camiones que la empresa española Endake tiene en África. Os iré dando más datos por si queréis venir con nosotros.

Cataratas para blog 4

Datos prácticos para visitar las cataratas Victoria:

El río Zambeze y las cataratas hacen frontera entre Zambia y Zimbabwe, pero la vista bonita y espectacular está del lado zimbabués. La entrada a las cataratas cuesta 30$. El poblado de Victoria Falls, en la parte de Zimbabwe, vive del turismo así que hay todo tipo de servicios. El hotel de mochileros más famoso y con mejor ambiente es el mítico Shoestring Backpakers Lodge, en el que me estoy alojando, un clásico entre la gente joven, muy hippie y muy naïf; la doble cuesta 40$. Clásico también pero en el otro extremo de precio, el colonial Victoria Falls Hotel, construido en 1905 a la vez que la línea de ferrocarril y el puente de hierro que cruza el Zambeze; ideal si quieres deslumbrar a tu pareja aunque las habitaciones guardan la misma decoración que cuando la reina Victoria era mocita. Otros dos hoteles muy buenos pero más asequibles que el anterior y más nuevos: The Kingdom y el Ilala Lodge, ambos a unos minutos a pie de la cataratas. La población por el lado de Zambia se llama Livingstone y es también muy turística; si entras desde allí en la frontera te hacen un visado especial de un día para visitar las cataratas que cuesta 20$ en vez de los 30$ del visado normal de Zimbabwe.

Cataratas para blog 2

20 may 2013

Paseando con leones cogidos del rabo

Por: Paco Nadal

Paseando con leones 3
Hace un par de días me di el paseo más surrealista de mi vida. Caminé por la sabana de Zimbabwe con dos leones cogidos del rabo (yo les cogía a ellos, no al revés; no nos confundamos). Y viví para contarlo.

La experiencia se puede vivir en el Antelope Park, una reserva privada cerca de la localidad de Gwero, al sur de Zimbabwe, dedicada a la cría de leones y mejora genética de la especie para reintroducirlos luego en espacios salvajes donde están en franco retroceso.

Seguir leyendo »

17 may 2013

Great Zimbabwe: el Machu Picchu africano

Por: Paco Nadal

Great Zimbabwe 1

A veces los grandes viajes surgen de pequeñas historias. De una conversación, por ejemplo.

Una de las razones por las que estoy ahora mismo en Zimbabwe es un comentario que surgió hace justo un año cuando viajaba por Kenia y Tanzania en uno de los camiones de Endake, la empresa de safaris por África de mi amigo Dani Serralta (aquí podéis ver los post de aquel viaje).

Dani me habló de la existencia de una ciudad perdida en Zimbabwe, una ciudad construida totalmente en piedra tallada, algo insólito en el África subsahariana. Unas ruinas arqueológicas casi desconocidas en un rincón remoto de Zimbabwe y llenas de enigmas porque nadie acierta a explicar quién construyó esa ciudad, cómo pudo florecer allí aislada una civilización que dominaba la arquitectura en piedra –técnica que prácticamente no han usado otras culturas del África subsahariana, al menos no con esta grandiosidad - y por qué desapareció.

Y yo, que me consideraba un buen conocedor de África, tuve que reconocer que jamás había oído hablar de esa ciudad perdida.

Así que aquí estoy hoy, en Great Zimbabwe, las ruinas arqueológicas más subyugantes y misteriosas del África negra, dispuesto a rellenar ese hueco de mi currículo viajero. Y doy fe de que el esfuerzo de llegar hasta este lugar merece la pena.

Seguir leyendo »

16 may 2013

En Zimbabwe

Por: Paco Nadal

Vías tren en zimbabwe
Estoy de nuevo en ruta, esta vez en Zimbabwe, en mi adorada África.

Llegue hace un par de días a este país del extremo austral del continente y viajo ahora mismo hacia el sur. Todo lo que había oído hasta el momento de Zimbabwe era malo: el índice de Desarrollo Humano más bajo del mundo, una economía desecha, una hiperinflación del 100.000% (que obligó a adoptar el dólar americano como moneda), ataques y expropiaciones forzosas a la minoría blanca y una escasez de alimentos y suministros endémica.

Pero de momento me estoy llevando una sorpresa. Harare, la capital, es una ciudad tranquila y ordenada, las carreteras están bien asfaltadas, el parque móvil es mejor que el de muchos países vecinos y por todos lados veo supermercados tan bien abastecidos y tan bien regentados como los de cualquier país europeo.

Es pronto para sacar más conclusiones. Voy camino del sur, de las ruinas arqueológicas más sorprendentes y enigmáticas de África. Lo contaré en el siguiente post.

13 may 2013

Las diez joyas coloniales del Caribe hispano

Por: Paco Nadal

El mar Caribe es mucho más que sol y playa. Sus islas y países ribereños fueron los primeros en ver llegar las carabelas europeas. Por eso, algunas de las ciudades coloniales más antiguas y bellas de América están en esta región caribeña. Aquí van diez lugares que no deberías perderte si buscas la huella de la arquitectura colonial española en el continenete americano:

 

Viejo San Juan (Puerto Rico)
1. El Viejo San Juan (Puerto Rico)

Calles rectilíneas, casas coloniales de patios frescos, fachadas de colores chillones, buganvillas y palmeras, balcones cuajados de flores. Y gente, mucha gente en las calles. El Viejo San Juan sigue siendo la joya de Puerto Rico. Siete cuadras trazadas con escuadra y cartabón por los españoles donde la vida se destila al son del más puro caribe. Y con mucha música: salsa y bomba -el son puertorriqueño por excelencia-, que incita a disfrutar a tope de la noche del Viejo San Juan.

Seguir leyendo »

La revista Altaïr cierra.

Dicho así fríamente, y para quienes no sepan qué era y qué representaba Altair dentro del mundo de los viajes, no sería más que el anuncio de otra publicación que desaparece, arrasadas por la crisis e internet.

Pero Altaïr ha sido mucho más que una revista de viajes. Fue el icono del buen periodismo viajero desde su fundación, en 1991. Un refugio de calidad, buena edición, textos trabajados, línea editorial coherente y gran calidad gráfica. Tanto en su primera época, cuando era una revista multidestinos, hasta ésta última en que convirtió en monográficos cada uno de sus números. Altaïr fue la referencia de los viajeros, de los que querían saber un poco más, de los que coleccionaban sus números como la mejor hemeroteca posible para un amante de los viajes, de las geografías y de las otras culturas.

Seguir leyendo »

06 may 2013

Kathmandú

Por: Paco Nadal

Ktahmandú 1
Kathmandú es el caos. Pero hasta la anarquía tiene reglas ocultas que regulan esos laberintos de confusiones para hacer que todo fluya. Anárquicamente, pero fluye.

Por eso funciona una ciudad como Kathmandú. Un hormiguero humano abandonado sobre unas infraestructuras devastadas. Kathmandú es el sonido irritante de miles de claxon, pitos que pitan por pitar, como vicio mundano aunque no haya necesidad de hacerlo. Es el mosaico imposible de un pavimento roto y agujereado como tras un bombardeo, donde cada metro cuadrado es de un color, una textura y un material diferentes. Son las calles sucias y polvorientas por las que cientos de motos, rickshaw y coches tratan de abrirse paso con constate lucha por avanzar, como leucocitos de un torrente sanguíneo que parece no ir ni venir de ningún lado: simplemente han sido fabricados para moverse sin cesar por esta ciudad, atascada a todas horas, intentado desenmarañar un ovillo invisible.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal