El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Eskup

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

30 oct 2014

En busca de la China milenaria

Por: Paco Nadal

IMG_1495_1

Decía Julio Camba que en todo viaje, la mayoría de lugares que visitamos están llenos de literatura previa que se superpone sin quererlo a nuestra percepción, y que es muy difícil separarlas de la realidad.

Algo así le ocurre al viajero primerizo que aterriza en China. Suele llevar su imaginación repleta de imágenes de esa China tradicional y milenaria que ha idealizado a través del cine, la literatura o la fotografía, con bucólicos pueblecitos de casas de planta baja, hechas con madera y ladrillo y grandes aleros curvos.

Pero lo que encuentran son ciudades rabiosamente modernas llenas de torres de apartamentos –todas iguales- que crecen a un ritmo endiablado. China es hoy un horizonte de grúas y rascacielos en construcción que deja pequeño al frenesí ladrillero del pelotazo inmobiliario de la España de la primera década del 2000.

Incluso en una provincia supuestamente remota y rural como Yunnan, al sur del país, por la que estoy viajando estos días, las ciudades –ya sea Kunming, la capital, o Dali o Lijiang- son un compendio de todas las glorias y miserias de las ciudades occidentales: altos edificios, tráfico endemoniado, centros comerciales, grandes avenidas, atascos, shopping salvaje… Un escaparate del urbanismo capitalista, solo que en un país supuestamente comunista.

¿No queda nada de aquella China milenaria y tradicional?

Sí, algo queda, aunque haya que rebuscar para encontrarlo. Aquí van algunos sitios para ver arquitectura tradicional que he visitado de momento en Yunnan:

  Zhu Garden

Zhu Garden (Jianshui)

En el corazón de la ciudad vieja se conserva el Zhu Garden, la casa-palacio del antiguo gobernador de la dinastía Qing (siglo XVII). Un remanso de paz y un perfecto ejemplo de vivienda noble.

 

Puente de los dos dragones

El puente de los Dos Dragones (shuang long qiao)

Este soberbio puente fue construido en el siglo XVII también por la dinastía Qing en un canal de agua cercano a Tuan Shuang. Es uno de los más bellos de Yunnan.

Tuan Shuang

Tuan Shuan

Se trata de un pueblo completo construido por la familia feudal Zhang en el siglo XIV que milagrosamente se conserva casi intacto. En él viven aún 1.000 personas.

Weishan

Weishan

Un pueblo a una hora de Dali que conserva su antigua planimetría además de unas calles llenas de comercios y oficios tradicionales para la gente local, y no de tiendas de souvenirs para turistas como ocurre en otras ciudades más famosas, por ejemplo la vecina Dali.

27 oct 2014

Las increíbles terrazas de arroz de Yuanyang

Por: Paco Nadal

Yuanyang 2
Estoy de viaje por Yunnan, en el suroeste de China, una de las provincias con mayor diversidad étnica y una de las más interesantes para un viajero en este enorme país.

Yunnan siempre fue un lugar remoto, un territorio fronterizo con Laos, Birmania, Vietnam y Tíbet donde conviven más de 25 etnias y un buen número de religiones en un territorio tan montañoso y tan quebrado que el poder central de Pekín se ha sentido siempre muy lejano.

Precisamente fue una de esas etnias, los hani, un pueblo llegado hace más de 1.300 años a las montañas Ailao del sur de Yunnan, quienes crearon una de las grandes maravillas de China, por la que además he decidido empezar mi aventura china: las terrazas de arroz de Yuanyang.

Desde que se asentaron en estas montañas, los hani tuvieron que luchar contra la abrupta orografía para hacer hueco al cultivo de su alimento base, el arroz. Y se pusieron a abancalar las laderas para construir terreno cultivable. Mil trescientos años de labor paciente como hormiguitas dio como resultado más de 11.000 hectáreas de terrazas sinuosas e irregulares, hechas todas a mano, que tapizan hoy las laderas de las Ailao.

Yuanyang 3

Yuanyang es la montaña dominada y modelada. Un paisaje irreal, como si las curvas de nivel hubieran quedado trazadas por un rotulador gigante, que constituye una de las interacciones paisajísticas más brillantes entre la mano del hombre y la naturaleza.

Un lugar imprescindible para visitar en Yunnan, que como decía, es la provincia más atípica y multiétnica de China, y una de las más recomendables para quien quiera ver algo más allá del típico triángulo Pekín-Sanghai-Xian.

Un último consejo: si venís por aquí entre octubre y marzo, cuando las pozas están llenas de agua pero el arroz aún no ha brotado, no os perdáis el espectáculo de ver amanecer desde un punto de vista elevado sobre algún grupo de terrazas y deleitaros con la perfomance de los cientos de luces y colores que mutan en el espejo de agua de los bancales mientras el sol decide instalarse sobre las montañas.

Yuanyang 1
 

Datos prácticos

Yuanyang está a siete horas al sur de Kunming, la capital de Yunnan. La carretera está en muy buen estado. Las terrazas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2013 y desde entonces han crecido como setas las facilidades para el turismo. Hay muchos restaurantes, guest houses y hotelitos sencillos en los pueblos que componen la ruta (Duoy i Shu, Dayutang, Xingjie Zhen).

En Duoy i Shu está el Jacky’s Guest House, un hostal sencillo para mochileros gestionado por un tipo muy amable que habla inglés (detalle nada baladí si viajas sin intérprete) y con una terraza espectacular para ver amanecer sobre los arrozales (unos 200 yuanes; 26 euros). En el mismo pueblo está el hotel Flowers Residence, más elegante y nuevo (400 yuanes; unos 50 euros)

Hay un centro de visitantes en Qingkou donde se compra la entrada para ver las terrazas. La entrada cuesta 100 yuanes (unos 11 euros) y permite el acceso a tres miradores desde los que se obtienen excelentes vistas panorámicas sobre zonas concretas de las terrazas además de uno de los pueblos hani de la comarca. Pero en realidad se pueden ver muchas terrazas también muy bonitas simplemente parando donde te apetezca en la carretera. Esos miradores de pago permiten disfrutar de las vistas más privilegiadas, pero puedes ver muchas terrazas y muchos otros pueblos sin necesidad de abonar esa entrada.

Viajes Azul Marino / Club Marco Polo tienen programas en grupo e individuales a Yunnan.

Mas información de Yunnan en Yunnan Viajes.

Yuanyang 4

Andalucía es uno de los destinos más turísticos de España. Pero el grueso de las visitas se lo llevan siempre las grandes capitales históricas (Sevilla, Córdoba, Granada) y la costa.

Sin embargo, el viajero que quiera salirse de rutas trilladas encontrará aún en el interior de Andalucía parajes naturales, pueblos con encanto y rincones con sabor donde se vive y se come muy bien.

Aquí van cinco rutas poco conocidas por el interior de Andalucía:

 

Altiplano granadino-Paco Nadal

EL ALTIPLANO GRANADINO (Granada)

La esquina noroeste de Granada, desconocida para muchos viajeros, es un anchísima altiplanicie rodeada por cadenas montañosas a la que el aislamiento le ha permitido conservar tradiciones y características muy peculiares. Vía tradicional de unión entre Andalucía y Levante, el altiplano granadino es una tierra de contrastes entre los resecos y yermos campos de la llanura, donde solo resiste el cereal, y los jugosos bosques de una serranías de considerable altura y abrupto relieve, como las de Castril o La Sagra, donde se esconden algunos de los últimos bosques autóctonos de la provincia.

Pueblos con solera e historia, como Huéscar, capital de la comarca, y otros pintorescos, como Castril, jalonan esta ruta, que esconde también un descenso a la prehistoria gracias a los hallazgos paleontológicos de Orce, donde se encontró un trozo de cráneo que puede pertenecer al homo más viejo del continente, y al excepcional yacimiento de Castellón de Arriba, en Galera.

Asociación de Turismo del Altiplano de Granada

 

Castillo de Velez-Blanco-Paco Nadal

COMARCA DE LOS VÉLEZ (Almería)

Desde épocas muy lejanas, bajo el férreo dominio feudal del marqués de los Vélez primero, y como villas con fuero propio después, esta zona montañosa en el límite septentrional de Almería ha mantenido un carácter y una fisonomía muy peculiar, propiciadas por su aislamiento geográfico y por la mayor facilidad de comunicación con el altiplano granadino o las vegas murcianas que con la Almería costera.

Es una Almería atípica, donde suele nevar todos los inviernos y donde se curan buenos jamones gracias al frío seco y serrano. La visita empieza en Vélez Rubio, la capital comarcal, para ir luego en busca de la prehistoria en la cueva de los Letreros. Le sigue la estampa soberbia del castillo de Vélez Blanco, una de las mejores fortalezas renacentistas de Andalucía, y termina en el pequeño pueblito de María, el corazón del parque natural de la sierra que lleva su nombre.

Web oficial de Turismo de la Comarca de los Vélez

 

Los Pedroches-Paco Nadal
LOS PEDROCHES (Córdoba)

Situada en el extremo norte de la provincia de Córdoba, lindando con Extremadura y La Mancha, esta comarca de 17 municipios es una de las zonas más desconocidas de Andalucía. Una llanura extensa y amplia de suaves colinas a la que los árabes llamaron Fahs al- Ballut, valle de las bellotas, por la cantidad de frutos para el ganado que producía el bosque mediterráneo.

Hoy, la dehesa de encinas sigue siendo el paisaje dominante y la ganadería su principal sustento económico, tanto que buena parte de la cabaña porcina, ovina y bovina de la provincia de Córdoba se cría aquí. La comarca perteneció en la Edad Media a un señorío de los condes de Sotomayor conocido como las Siete Villas de Los Pedroches, con Pedroche como cabeza de partido.

A ese periodo corresponden el castillo de Belalcázar, muchas iglesias y conventos o los escudos blasonados de las casas nobles de Añora o Dos Torres. Una comarca muy natural, con pequeños y tranquilos pueblos y zonas de alto valor ecológico, a la que su aislamiento en una esquina de Andalucía ha permitido conservar un patrimonio, unas tradiciones y un paisaje singulares.

Comarca de los Pedroches 

 

Río Tinto-Paco Nadal
PARQUE MINERO RIOTINTO (Huelva)

Los yacimientos de pirita de cobre y hierro de la comarca onubense de Riotinto fueron explotados desde la Antigüedad. Pero fue a finales del siglo XIX cuando una compañía británica impulsó la minería con técnicas modernas y convirtió a Huelva en la primera productora de cobre del mundo.

Pero todo aquello acabó y los castilletes, las cortas a cielo abierto, los trenes mineros y los poblados cayeron en el abandono y el olvido sumiendo a la zona en una profunda crisis económica. Un ambicioso proyecto de recuperación ha transformado todo ese patrimonio industrial en destino turístico, con una reserva de animales salvajes en lo que antes fue una mina (Reserva Natural del Castillo de las Guardas, en la vecina provincia de Sevilla), recorridos por el paisaje marciano y rojo del valle del río Tinto a bordo de un antiguo tren minero, visitas a galerías subterráneas y un museo que recoge la apasionante historia de la minería en esta comarca onubense.

Web del Parque Minero Riotinto

 

Sierra Mágina-Paco Nadal
SIERRA MÁGINA (Jaén)

Este macizo montañoso al sur de la provincia de Jaén y el rosario de pueblos blancos que lo rodea forma una de las comarcas con más fuerte personalidad de la provincia. Cantada por el Marqués de Santillana o reinventada por Antonio Muñoz Molina como la ciudad imaginaria de El Jinete Polaco, Sierra Mágina evoca pasados nazaríes, semblanzas de la Andalucía más rural y nostalgias de unos pueblos enyesados y silenciosos que parecen varados en la quietud del tiempo.

La ruta comienza en Jódar, donde un castillo vigila la entrada a la comarca, y termina en Huelma, donde otro castillo vigila la salida. Esta profusión de torreones y fortalezas –los hay en todas las localidades- nos habla de su importancia estratégica y de un rico y violento pasado, en contraste con la armonía que ahora se respira. Sierra Mágina es un lugar donde ir a disfrutar del urbanismo serrano, pero también de una naturaleza generosa que puede ser muy fácilmente abordable a pie o en bicicleta.

Portal Turístico de Sierra Mágina 

 

 

Glacia Pía (Patagonia)-Paco Nadal

Tierra del Fuego es el extremo sur de la Patagonia. Pero pese al nombre, más que tierra o fuego lo que los viajeros encuentran en esta esquina sur y salvaje del continente americano es agua: ensenadas, fiordos, islas, estrechos, senos, cabos…

Seguir leyendo »

Fraga do Eume :Getty Ramón Espelt Photograpy
Un bosque caducifolio en otoño es uno de los mayores espectáculos visuales de la naturaleza. Usando el símil torero, los castaños, hayas, robles o avellanos de la mitad norte peninsular se visten de grana y oro antes de aletargarse para sobrevivir al invierno.

Tenemos bosques caducifolios famosísimos, como el de Muniellos (Asturias), el hayedo de Tejera Negra (Guadalajara), el castañar de El Tiemblo (Ávila) o la selva de Irati (Navarra). Y otros mucho menos conocidos pero no por eso menos recomendables para visitar en estos días y gozar del efímero espectáculo de la otoñada. Por ejemplo, estos:

 

Seguir leyendo »

A1
Que dice la OCDE -en un informe conocido ayer- que ninguna región de España está entre las 100 mejores del mundo para vivir. ¡Vamos anda! ¿Pero qué se han creído estos tipos?

No me pueden decir a estas alturas de partido que las playas de Australia son más bonitas que la de la Concha en San Sebastián. Ni que en New Hampshire sirven el pescaíto frito y la manzanilla tan bien como en Andalucía. ¿Qué será de nosotros? ¿Cómo vamos a ir ahora por esos mundos de Dios teniendo que renunciar al mito patrio de que “como en España no se vive en ningún lugar”?

Estos tipos de la OCDE habrán computado 9 variables (desde educación y empleo, a sanidad y vivienda), pero yo he quemado media docena de coches haciendo millas por España desde que tenía acné (y carné de conducir, claro) y les puedo decir a estos 'marisabidillos' una docena de lugares en España en los que se vive muy, muy bien. Son estos:

 

Seguir leyendo »

Pashupatinath 2
Kathmandu
es una ciudad única y caótica, que no suele dejar impasible a nadie que aterrice en ella por primera vez. Pero dentro del caos de la capital nepalí, existe una visita que impacta por encima de las demás, uno de esos lugares en los que necesitas horas y horas para quitarte de encima la conmoción que te deja en el alma: el templo de Pashupatinath.

Pashupatinath es el templó hindú más antiguo de Kathmandu y uno de los principales centros de peregrinación en Nepal para los seguidores de esta religión. Cada día llegan aquí peregrinos de medio mundo para honrar al gran dios Shiva.

Seguir leyendo »

01 oct 2014

Así es la estantería de un viajero

Por: Paco Nadal

Pese al tsunami de Internet, que lo ha trastocado todo, aún quedan (quedamos) nostálgicos a los que nos gustan las guías de papel. Es más, no creo que sea solo nostalgia. A día de hoy no existe una sola colección de guías gratuitas en internet que supere en calidad y riqueza de contendios a cualquier colección de guías en papel. Y creo que sé lo que me digo: trabajo escribiendo guías de viaje, tanto en papel como en digital. Llegarán, no lo dudo, pero hoy por hoy eso es lo que hay.

En el último post lancé una convocatoria: ¿cuántas guías de viaje tienes en tu casa? Fotografía tu estantería y enséñanosla.

Estas son algunas de las fotos de viajeros que han ido llegando:

 

Seguir leyendo »

29 sep 2014

¿Cuántas guías de viaje tienes?

Por: Paco Nadal

Estanterías de viaje 3

Creo que se me podrá acusar de muchas cosas menos de no ser un tipo 2.0. He abrazado las nuevas tecnologías con la fe del converso.

Tengo un blog, dirijo una página web, dedico una vergonzosa cantidad de horas a moverme por Twitter, Facebook, Instagram, Linkedin, Google+ y cuantas redes sociales aparezcan en el ciberespacio; llamo por Skype, hago fotos y vídeos con mi smartphone, compro desde billetes de avión a lechugas on-line, no hay app –gratuita o de pago- que se me resista, leo libros en mi e-book, embarco en los aviones con mi código QR, no voy a un restaurante que tenga menos de 100 críticas positivas en Tripadvisor y torturo a los amigos enseñándoles las fotos de cualquier tontería en mi Ipad.

Seguir leyendo »

Callar
Cuando estamos de viaje, aparecen líneas rojas que no se deberían cruzar. Frases comprometidas o peligrosas que nunca deberíamos pronunciar. Por ejemplo, éstas:

1. Echa, echa; si a mí me gusta el picante

Expresión habitual entre panolis primerizos mientras rocían el plato con chile habanero en México o con naga jolokia en India como si fuera orégano. Lo siguiente que el atrevido acierta a pronunciar entre estertores es: “¡¡Llamad a los bomberos!!

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal