Martín Caparrós

Torturas argentinas

Por: | 20 de julio de 2012

Hay una imagen, no le hacen falta mil palabras.

Y, sin embargo:

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos.

La policía argentina tortura. Los argentinos nos hacemos los boludos -o quizá lo somos.

Sucedió hace unos días en General Güemes, provincia de Salta, y nadie se cree que sea un hecho aislado.

El gobierno de Salta dice que se enteró porque vió el video en internet -y dicen que gobiernan. Si no renuncian, si de la presidenta para abajo todas las autoridades del país no piden perdón y reaccionan ya mismo con la mayor energía, si la oposición no investiga a fondo y exige responsabilidades, si los medios de prensa no reconstruyen con detalle las historias y las identidades de víctimas, victimarios y responsables políticos; en síntesis, si estas torturas no nos parecen una de las cosas más vergonzosas que hemos visto en mucho tiempo y actuamos en consecuencia -no solo contra ésta, sino contra todas las torturas que sigue habiendo en Argentina, contra la inseguridad más aterradora, la que tira con el peso del Estado-, todos habremos perdido toda legitimidad para hablar de derechos humanos o cualquier otra farsa.

Y habremos, así, perdido mucho más que eso.

 

Hay 615 Comentarios

Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.

Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.

Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.

Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un mandril sin ideas que nos tortura con sus boludeces.

Coincido, Sr. Caparrós. Argentina mantiene vigente el espíritu que dio origen al terrorismo de estado. ("en algo habrá andado", "yo, argentino", etcétera)
Espero que, como señal de que cabalgamos, no le preocupen los perros que ladran al paso de la verdad objetiva e incontestable. Cuenta usted con todo mi solidaridad. Que va siendo hora de dejar de hacernos los boludos.

Ahora denunciar la tortura y responsabilidad de las autoridades políticas es ser gorila.
Decir que el Gobierno Nacional se opone a eso toda una declaración de ineficiencia. Urtubey es un aliado político del Gobierno Nacional desde hace años y siempre supieron que representaba lo más rancio del catolicismo provinciano, si en 9 años no lograron que el peronismo generara una figura un poco menos feudal es pura culpa de ellos. Cristina no es solamente presidenta, es la cabeza del partido peronista y es responsable orgánica desde el punto de vista político por los figurones de su partido y las políticas que llevan a cabo.

Martín, desde una cómoda y soleada vereda podría decir que hoy es el día del amigo y a vos se te ocurre cagarnos el día con estos planteos... Si el gobierno nacional se manifiesta siempre a favor de los derechos humanos...
O de la otra vereda podría decirte que estos negros de mierda se lo merecen, o acaso, ¿los derechos humanos son solo para ellos?.
Pero en el medio de las dos veredas habemos unos cuantos, que pensamos como vos, que encontramos en tus palabras las nuestras, y que sabemos que desde la derecha opositora o la pseudo izquierda gobernante a nadie le preocupa que esto cambie.
Indignación y verguenza compartidas.
Un abrazo, Martín.

El Gobierno de Salta dió a conocer este video y lo denunció al juez quien ordenó la detención de los implicados. Sr.Caparros, porque en vez de destilar veneno no se informa un poco más y escribe con un poco más de verdad y no tanto odio? Por favor ya dejenos en paz .

"para un argentino no hay nada mejor que otro argentino". Perón.
La ironía, la cachada, el doble sentido, la cargada... un modo particular de la complicidad que nos permite reconocernos.
Los militares argentinos, son argentinos. Los peronistas argentinos, son argentinos.Los policías argentinos, son argentinos. Los kIrchneristas argentinos, son argentinos. Borges argentino, es argentino. Los colectiveros argentinos, son argentinos, los conductores argentinos, son argentinos. Los coimeros argentinos, son argentinos. Ser argentino es pisarle la cabeza al argentino contrario, si podés. Eso es de muy boludos, que es lo esencial de ser argentino: el miedo, horror a que te tomen por boludo si le concedés al otro la condición de prójimo: el otro es cipayo, traidor, enemigo, imbécil... nunca otro como yo, aunque discrepe. Perón era el rey absoluto de la ironía.

Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.

tato, Pepe, Camila: en algún momento van a tener que dejar de hacerse los boludos, muchachos. Ya llevan 9 años en el poder. Cuantos años van a tener que gobernar para poder tomar decisiones de estado?. La tortura es un hecho generalizado en todo el sistema penitenciario y de seguridad del país. Desde Jujuy hasta Santa Cruz, pansando por Santa Fe, Cordoba y el conurbano bonaerense. Si no se termina es porque no hay voluntad política para hacerlo. Porque es mas fácil plantar un discurso de derechos humanos juzgando a un par de ancianos siniestros, que hace 25 años que no tienen poder alguno, que enfrentarse con los tipos que manejan las calles HOY. Esos, si bien muchos mas peligrosos HOY que los primeros, no tienen nombres resonantes que salgan en los diarios y que sirvan para construir una imagen política.
Asi que les recomiendo que dejen de usar los argumentos "la presidenta no puede estar en todo" o "falta profundizar el modelo". No terminar con la tortura ni las vejaciones es UNA DECISION DE ESTADO. Es una decisión política cuyo fin es no meterse con personas que pueden llegar a provocar molestias. Por eso es que la presidenta de TODOS los argentinos recibe a Madonna, recibe Sean Penn, pero se niega a recibir a los familiares de Luciano Arruga, pibe de 16 años secuestrado, torturado, asesinado y desaparecido por la policía. Uds seguro alegarán que no tiene tiempo para todos, pero no podrán explicar porque sí tiene tiempo para recibir a la selección de fútbol de España.

Saludos, Martín, y felicitaciones por la nota.

PD: Muchacos/as: si quieren ser tomados en serio, dejen de utilizar palabras como cipayo o gorila mientras escriben desde un BlackBerry en un Blog español.

Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.
Caparrós es un boludo sin ideas que nos tortura con sus boludeces.

Pareces una señora gorilona-seudoprogre de recoleta.

Se te escapó lo de "o cualquier otra farsa"., no?

Cipayo o Gorila? En que quedamos?

Te mando un beso desde el otro lado del océano ideológico. En cualquier momento lo superas a Lanata. Eso sería muy meritorio

Pepe

la presidenta tiene justamente de enemigos a estos que torturan - y a sus autoridades (mc: recordas las declaraciones de videla??? "los kirchner son lo peor que nos paso - que les paso a los militares -torturadores"!!).
De donde sacas que la presidenta es responsable de la mierda que ocurre en cada rincon oscuro de este pais??
lo tuyo es la tipica idea infantilista de la izquierda:un presidente debe ser como dios - omnipotente, omnipresente... bien religioso y conservador lo tuyo. Y bien comodo: esa idea te exime de tu responsabilidad individual en los procesos sociales.

Sin embargo, el Gobierno Nacional se opone a esto. Cuanta gente que se opone al Gobierno está a favor de estas prácticas? Alcanza con leer los comentarios de Clarín para enterarse.

« Anterior 1 2 ... 19 20 21 22 23 24 25

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal