Martín Caparrós

El tamaño importa

Por: | 24 de octubre de 2012

DSC09806
Como cada vez que vuelvo a Nueva York, estoy shockeado. No es la envidia por la atracción extraña de esta ciudad tan desgarbada y seductora; no es el despecho por el desdén con que te mira –no te mira–; no es el cabreo por el despliegue de poder –de distintas formas del poder– que brilla en sus esquinas; no es la mufa por los precios en dólares azules; no es siquiera la amenaza de ese debate de ayer en el que dos dueños del mundo discutían cómo debían usar sus tropas para seguir siéndolo; es, como siempre, el terror por la proliferación incontenible de los descomunales.

Cada vez hay más; cada vez ocupan más espacio. Son hombres y mujeres, jóvenes, soberbios: miden dos metros como quien dice llueve, con la naturalidad de esas fieras que no saben que destruyen una vida por zarpazo. Miden dos metros sin parecer especialmente altos: no son largos, estirados, sino grandes, proporcionadamente enormes. Una cara de ellos es cara y media de nosotros, un pie dos pies de carne, un ombligo una tacita de café –y así de seguido. Se los ve en todas partes: calles, subtes, bares, teatros, grandes tiendas; hay blancos, hay negros; últimamente aparecen incluso algunos orientales, unos pocos latinos. Caminan haciendo retumbar la tierra sin siquiera notarlo, mirando por encima de las cabezas de los otros como quien nada pecho; a veces van en pares: un hombre y una mujer descomunales de la mano son como un aviso de la tempestad. Por ahora, pocos entienden la amenaza de la plaga. Pero el rumor ya empieza.

Han empezado a circular hipótesis. Hay quienes dicen que nadie los pensó, que son una mutación debida a las dietas hiperproteicas de la modernidad rapaz o, dicho de otro modo: el resultado de un siglo de comer como nunca comió la raza humana: demasiada carne, demasiada leche, demasiadas verduras y chocolates y cocacolas y marshmellows y vitaminas en pastillas de colores. Otros acuerdan en que nadie los pensó pero suponen un desarreglo genético extraño: alguno ha llegado a decir que son un cáncer inteligente, células reproduciéndose demasiado pero en orden, no tanto como para destruirse. Otros calculan que son así porque la potencia reproductora clásica de una mujer y un hombre, que debía repartirse en cinco o seis o nueve hijos, ahora se concentra toda en uno o dos. Sus detractores les dicen que entonces por qué no somos todos así de desmesurados; ellos contestan, con lógica amarreta, que las mismas causas no producen siempre el mismo efecto.

Hay, por supuesto, versiones mucho más paranoicas, marcadamente inverosímiles. Que bioingenieros convocados en plena Guerra Fría por la CIA para crear una raza un poco superior se vengaron del cierre del programa inoculando en secreto el resultado de sus investigaciones. Que fue la Unión Soviética la que se apoderó entonces de aquellos genes y trató de desparramarlos para ver si ese crecimiento desmesurado acababa con la economía de su enemigo americano. Que –más modestamente– equipos de conjurados recorren países conocidos por su altura como Sudán o Ucrania o Islandia para recoger y congelar muestras de semen que les permiten producir chicos más y más enormes; algunos dicen que son patriotas americanos, otros que terroristas musulmanes. Algún ecololó pasado sugirió incluso que quizá fuera simplemente una aberración de la Naturaleza, su forma de defenderse de nuestros ataques incesantes: su venganza. Ninguna de estas explicaciones satisface a nadie, y esto convence a los paranoicos de que deben ser más paranoicos todavía.

En síntesis: se habla mucho y nadie sabe nada. Tal es la ignorancia que casi todos reaccionan como suelen hacerlo frente a aquello que no consiguen entender: pretenden que no importa, piensan en otra cosa –o en ninguna cosa.

Entonces los que se atreven a enfrentar las cosas les explican. El mundo está hecho para personas que miden de media un metro con setenta. Esta jauría nueva tiene por lo menos dos metros. Ese veinte por ciento más de espacio que ocupan puede ser letal en un mundo ya superpoblado. Y significa también veinte por ciento más de consumo de comida en los países que ya se están quedando con toda la comida –más hambre en África o la India–; veinte por ciento más de lugar en los aviones –cambio en su configuración, aumentos en sus precios–; veinte por ciento más de tela para cubrir sus larguísimas vergüenzas –la suba consabida de los precios de la ropa– y también los colchones, las puertas, las zapatillas vueltas bote, los botes, los coches, los sillones. En síntesis: que los países más ricos, los que ya usan una porción desproporcionada de la riqueza mundial, aumentarían su parte –a mediano plazo– en un veinte por ciento. Y que, mientras, en el plano individual, muchos de nosotros sufriremos las consecuencias inmediatas sin comerla ni beberla.

Es cierto que esto recién empieza, y que se verifica más que nada en Nueva York. Tanto, que algunos se preguntan por qué la mutación se ve sobre todo aquí. Les contestan que en esa frase la expresión decisiva es “sobre todo”: que ya van surgiendo en otros lugares y que si aquí son más visibles es porque este es el teatro de las grandes mutaciones de esta época.

Que después se difunden. Y, entonces, serán tema de todas las preocupaciones. En unos años todos hablarán de esto, pero entonces ya no servirá. Alguien, supongo, debería hacer algo antes de que sea demasiado tarde. Pero reducir en un veinte por ciento a todos los demás –la respuesta de siempre– esta vez no parece buena idea.

Hay 28 Comentarios

Me parece patética tu opinión, ¿por qué por ser más altos deben consumir más? quizá vos que sos de talla media, y como se te ve en la foto un poco "regordete" consumís mucho más que alguien de 2 metros...

En el norte de nuestro país los chicos son cada vez más petisos por la desnutrición de sus padres y abuelos... Eso hablando de talla, en cuanto a capacidad intelectual son terribles las cifras.

Hernán: la cama de Urquiza y otras de la época deben su longitud a que los tipos tenían pavor de morir en la cama por una indigestión...así que dormían semi sentados.

Segun dicen los que saben, los Tehuelches septentrionales, que vivia en la region de Sierra de la Ventana, median dos metros como si nada.

Por la crònica y el TAMAÑO de tanta INMUNDICIA.
"El periodismo es la primera versión de la historia". Bill Kovach.


Si el día de mañana Luis "el Gordo" Valor decidiera poner un diario, ¿cuántos periodistas estarían dispuestos a trabajar en él? Es una pregunta que suelo hacer cada tanto a algunos de mis colegas, para saber qué tan flexible puede ser la ética en su desempeño profesional.
Debo admitir que me sorprendo gratamente cuando veo que la respuesta de todos los consultados es negativa, de manera unánime. A fuerza de ser sinceros: ¿Quién podría trabajar para alguien que proviene del mundo del delito? ¿Cuál sería el límite moral para hacerlo?
Por suerte, el Gordo Valor no tiene ningún medio de prensa y eso me evita la desazón que significaría comprobar que existen periodistas que sí trabajarían para él. No soy ingenuo: es sencillo practicar la "moral abstracta", de la boca para afuera. En los hechos, las cosas cambian.
Para demostrarlo basta saber que algunos de los periodistas que me juraron que jamás trabajarían para Valor, se desempeñan en medios de prensa que pertenecen a mafiosos de primera línea, que nada tienen para envidiarle a este último.
Por caso, quienes trabajan para Sergio Szpolski, ¿no sienten "cosita" por estar a las órdenes de un tipo siniestro, que robó tres millones de dólares a la AMIA y que se asoció a un bribón de la talla de Matías Garfunkel? ¿Les parece correcto ser cómplice, por acción u omisión, de las operaciones de prensa que hacen sus medios: Tiempo Argentino, El Argentino, revista Veintitrés y otros?
Fragmento de un CRONISTA DECENTE.
http://periodicotribuna.com.ar/12948-la-prensa-mafiosa-y-la-falta-de-etica-de-ciertos-periodistas.html

Fe de ratas (nouvelle de jorge asis).
Donde digo izquierda (flor de rata camaleònica) debe leerse los dos personajes ubicados a la derecha.
Creo que no existe en nuestro paìs, mayor actividad lucrativa que alcanzar un cargo como "polìtico" o "sindicalista".
Hace 11 años pedimos que se vayan TODOS.
Hoy observamos como esos "personajes" siguen en el candelero, cual si fueran PATRIOTAS.
Todos multimillonarios, efectuando negocios personales, favoreciendo a sus familias y amigotes (NEPOTISMO), ante la bovina mirada del 70% de argentinos a los que les "encanta" no usar "ABANTA" sino ser "sodomizados sin vaselina".

La foto que "habla" respecto de TAMAÑO.
Sobre manera del personaje de la izquierda.
http://www.lanacion.com.ar/1520537-abal-medina-se-reune-con-la-cgt-oficialista

Un breve comentario.
Sr. Caparrós: sepa que en la carrera de periodismo de la USAL lo recomiendan fervientemente como ejemplo de cronista. Por qué no se viene a dar una vuelta?

Viene a cuento.
http://www.lanacion.com.ar/1520280-cientificos-reemplazan-con-exito-adn-en-ovulos-humanos
Vaya uno a saber hasta dònde se habrà avanzado en este "temita".

Chinchin.
Le faltò agregar que ejecutaràn "fàcilmente" todos los conciertos de violìn de Paganini a la perfecciòn.

Sabràn disculpar el resto de los foristas.
Esto "viene a cuento" del artìculo anterior de Martìn (por la crònica).
Lamentablemente, G, Aldo V y Cìa pretenden tener razòn (no son locos, son pìcaros y vivillos) que, al igual que el pez globo de D Elìa (los 7 miembros, padre, madre y cinco hijos) "encontraron la soluciòn antes que los agarre la jubilaciòn" (la nueva oligarkìa barrabrava punterista que permite el ascenso social armando kilombo piketero arrastrando y usando a gente humilde, jamàs trabajando digna y honestamente). Sin excepciòn TODOS viven prendidos del pago de nuestros impuestos
A ello podemos agregar que,COMO FUNCIONARIOS PÙBLICOS es muy factible que alguno pueda acogerse, antes de los 65 años a JUBILACIONES DE PRIVILEGIO y encima, como frutilla del postre en su descargo, pretenden justificar sus malhabidos "ingresos" del Presupuesto que,.graciosa y alegremente nuestra Cèsar reparte para mantener a la militontada colectividad barrabrava y punterista K cumpliendo la funciòn de "acòlitos, chupamedias, alcahuetes y mìseros pungas" de colectora (colectora, colectora me suena, tiene algo que ver con la re.colecciòn de votos de pobres y miserables) de residuos, eso y no otra cosa representan (residuos cloacales) miserables punteritos siglo XXI, que vienen a ser el "cambio de guardia" de Tula y sus "bombistas" del siglo XX. Posmodernos no ignorantes, Hipòcritas y miserables defendiendo el choreo
y negando que
LA CORRUPCIÒN MATA (MATA SERES HUMANOS no se hagan los boludos). A sus propios "compatriotas" a los que dicen que el "modelo" incluye, mientras la INFLACIÒN les muestra EN LA REALIDAD que los està destruyendo.
Mientras se siguen perdiendo puestos de trabajo que, como es obvio, el INDEK reconoce al 33%.
Todo ingreso malhabido representa pobreza, miseria, enfermedad y muerte de algùn compatriota.
Pero Uds. INSISTEN.
Creen en su "miseria" poder hablar de
DIGNIDAD, DECENCIA Y MORAL.
Deben creerse discìpulos de la Madre Teresa o el Sai Baba. Uds. no son individuos de "buena fe", tampoco son ingenuos ni ignorantes ni utòpicos ni romànticos.
SU PRIMER MANDAMIENTO ES EL BOLSILLO, les interesa tres pitos el pròjimo y el "modelo". Responden a
PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO, mientras en su conciencia repiten. Si me pierdo esta "changa" hay miles aguardando "entrar".
Como no soy NINGÙN BOLUDO yo me "prendo" y el resto que haga "cola" o la "fila". Està muy dura la calle, no hay laburo. IMPRESENTABLES.
Y creen que esta "changa" que les facilitamos TODOS LOS QUE PAGAMOS IMPUESTOS, les va a durar hasta que se jubilen. Lo que se dice "una expresiòn de deseos espurios. Cordiales saludos a vuestra conciencia.

El básquet será el deporte internacional obligatorio. Los pianistas podrán tocar con facilidad todo Liszt...¡Qué belleza! Miro lo bueno, lo que me gusta. Hoy estoy egoísta ¿Y qué?

Quièn leyò CIENCIA FICCIÒN, por citar a ALDOUSH UXLEY, BRADBURY, ASIMOV, STAPLEDON, SILVERBERG, DICK, LOVECRAFT, ZELAZNY, VONNEGUT, STURGEON, SHECKLEY, por nombrar algunos, olvidando a DA VINCI (en su època lo tratarìan de loco?), WELLS, etc.
por no citar lo que la GENÈTICA (en secreto) debe estar manipulando en la actualidad, agregando a ello los avances en arqueologìa y antropologìa que llevaràn, quizàs a "descubrir" que somos el producto de una manipulaciòn genètica de "extraterrestres" (dònde quedò el eslabòn perdido de Darwin?).
Lamento estimado Martìn, tu "fracasado" intento de incursionar en ese gènero.
Muchos "especialistas", cada cual con su "raye" y "visiòn" anticiparon "parcialmente" el futuro.
Interpreto, es mi subjetiva opiniòn, luego de leer tu artìculo? cierto grado de complejo de inferioridad, olvidando que "a veces" el lema de la Universidad puede ser al revès, lo que la naturaleza DA (cuerpos envidia de petisos) , Salamanca no PRESTA (evoluciòn personal e intelectual).
Saludos.

Si son 20 % más altos, su volumen es más de 70% mayor al promedio

Una duda me carcome:
¿el tamaños de sus genitales será proporcional a las de su cuerpos?
De ser así, los que estamos en la media, estamos en desventaja.

Buen relato, provocador, queres ver qué se dispara con esta idea desopilante. Si uno no te conociera te preguntaría ¿qué estás tomando?
La raza va mutando, es cierto, por ahora no es para alarmarse, no veremos un cambio muy profundo en nuestras vidas, la metsmorfosis no es tan impactante.
Vos la describes como de ciencia ficción, preocupante, casi tenebrosa.
Está bueno, para salir de la voragine que nos hace opinar de otras realidades, de las nuestras, las cotidianas, miserables, mediocres, pigneas.
Abrazo Caparros, vuelve pronto por acá, así deliberamos sobre cuestiones criollitas.

Este es el costado oculto que más me gusta de MC. Estas humoradas, estos disparates, este hacer "literatura" con nada y de nada. Y no cuando intenta decadentes intentos de análisis políticos que no van más allá de una malhumorada Doña Rosa derrapando siempre mal.
Chapeau.
Más de esto y menos de aquello.

Off Side Caparrós. Por mucho la nota mas intrascendente que te he leído, casi bordeando la tontera. La proxima vez que no tengas un tema interesante para escribir, por favor, comenta un libro, una película, un plato, un encuentro amoroso o un porro que te fumaste.
Algo que ilumine un poco la noche, o el dia.

Salut.

Caparrós (disculpá la intromisión y que me salga del tema elegido) respecto a tu twitt: "Excelente artículo de Paul Ingendaay ..." del Frankurter Allgemeine, lo leí y coincido con vos, me parece bastante acertado. Si te interesa también un análisis ajeno y desinteresado sobre el tema hay un articulito en 20minutos publicado hace unos días, que me pareció bastante ajustado y sobre todo imparcial ya que si bien es una análisis hecho entre colegas, no guarda ninguna vinculación con el Grupo Prisa, lo cual le da una visión imparcial sobre el tema. Al pie de la nota hay una serie de enlaces, también referidos a la crisis de El País.
http://www.20minutos.es/noticia/1614319/0/claves/el-pais-prisa/ere-crisis/

Fe de ratas (enanas): Enrique VI:1m.65 .
Y a propósito del sucesor de Luis XIII (1601-1643), resultó ser más pequeño que su padre, ya que los testigos de entonces, más los testimonios de los profanadores de las tumbas reales de Saint-Denis (1793), calificaron su estatura de "mediocre", por lo que podemos barajar el metro sesenta como máximo. Pero, este rey se casó con una infanta española de estatura superior a la media: Ana de Austria La hija de Felipe III de España y de Margarita de Austria.


Una curiosidad más: Alejandro Magno, parece ser que al intentar usar el trono de Darío, después de derrotarlo, su baja estatura no le permitía llegar con los pies al suelo; y Chaplin se libró de combatir en la Primera Guerra Mundial a raíz de su baja estatura (algo bueno siempre tiene ser petiso).


PD: Aunque no siempre a medida de la altura define conceptos: En una discusión entre florentinos y venecianos durante el Renacimiento, el tema de la misma fue derivando hasta que llegó al punto en el que discutían sobre quiénes, venecianos o florentinos, tenían los atributos sexuales mayores. El florentino Poggio Bracciolini comentó: "Evidentemente, los hombres mejor dotados son los venecianos, puesto que su miembro viril tiene tal longitud que cubre enormes distancias. ¿Cómo se explica si no que, cuando permanecen varios años a cientos de millas de su hogar a causa de sus viajes por mar, se encuentren a su regreso que son padres de dos y hasta tres criaturas?

Aunque me puteen, me disculpan, pero estoy harto. Me empaché de la ceguera idiota del resentido progresismo 'de casa chica'... "ellos tienen dos..." y los otros, 'nosotros' nueve... o los que 'salgan' Seguimos apañando la picardia del "y bué.. dios proveerá" Seguimos culpando a los 'grandes' de nuestra incapacidad de planificar, de hacernos cargo. Ellos tienen la culpa de nuestra viciosa preferencia por la 'avivada', por preferir el fracaso del 'atajo', por no poder cosechar,,, lo que jamas sembramos. Y elegimos basuras, corruptos que nos salven... tirándonos algo del botin. Y nos empedamos al ritmo de los pibes chorros, movemos la patita con los guachiturros... porque somos eso:guachos y turros. Especialistas en parir por el orto.

°°★¿Quieres GANAR DINERO en tus TIEMPOS LIBRES? http://su.pr/2q9Bi7

Francisco I (1494-1547) era famoso por sus extraordinarias medidas físicas. El monarca, protector de Leonardo da Vinci y de Benvenuto Cellini, medía la friolera de 2 metros. Luis XIII, el nieto de Enrique IV e hijo de Luis XIII sobrepasaba los 1,84 cms (1553-1610) a lo que habría que agregarle sus tacones de 11 cms. Este borbón sentado en el trono galo, medía, 1,65 y esa era la media de su época; su esposa, María de Medicis alcanzaba los 1, 55 cms. Las plataformas y las ampulosas pelucas compensaban la poco aristocrática baja estatura.
De modo que, no es que a Europa o a las sociedades occidentales contemporáneas les hayan crecido los enanos, sino que la diversidad humana no sólo se limita a los rasgos fisonómicos sino a las contexturas físicas en general, incluida, la estatura.

Es selección natural. Es como alarmarse porque en el basquet la mayoría mide más de 1.90. El comercio y el mundo de los negocios están regidos por estereotipos al igual que la moda. En new york confluye la elite global de los negocios y sus actividades asociadas. Siendo los mas altos los que terminan pasando las entrevistas, aún con menos aptitudes que los petisos, siendo los que obtienen más ascensos y siendo los que consiguen más salario, terminan reproduciéndose entre ellos creando niños mas grandes, como cruzar gran danes con gran danés!!! Eso no quiere decir que no haya petisos, los hay y muy talentosos, tambien hay una que otra modelo con cara bonita que irrumpe en el mundo de la moda, pero la gran mayoría no lo es.

El trono de Carlomagno , en Francia, no mide mucho mas q una sillita de niño...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal