Papeles Perdidos

La panadera no ha sido suficiente

Por: Babelia Mundial de Fútbol30/06/2010

MANUEL JORGE MARMELO sigue a la selección de Portugal

Ronaldo995

En Portugal, desde niños nos enseñan los hechos heroicos y la astucia que permitieran que no nos convirtiéramos en españoles, como si eso de ser españoles fuera una enfermedad muy mala. Los gallegos, los vascos y los catalanes no lo pudieron evitar, los pobres, pero nosotros hemos resistido a todas las investidas del gran y poderoso vecino, al menos hasta que llegó Zara para conquistarnos con sus dulzuras mercantiles.

Hoy vivimos fraternalmente, pero no fue siempre así. En 1385, en Aljubarrota, con una gran inferioridad numérica, el santo D. Nuno Álvares Pereira derrotó a los castellanos de D. Juan I a través de la táctica de lo cuadrado y del heroísmo de una panadera, Brites de Almeida, una mujer grande, huesuda y fea, con una nariz aguileña, la boca rota y el pelo muy rizado, la cuál mató a los siete españoles que se escondieron en su horno, golpeándolos con la cuchara del horno. Así hemos mantenido y defendido a la independencia y la casa. Y las mujeres se hicieron más monas.

Hoy mismo, en el Green Point de Cape Town, a Carlos Queiroz no se le ocurrió nada mejor que imitar a los de 1385. Se ha preparado para resistir a los poderosos vecinos y, para eso, ha montado un cuadrado variable en el medio de la césped, con Tiago, Pepe, Meireles y alguno más que viniera a ayudarlos. Y dejó al pobre Eduardo la tarea muy heroica de hacer de Brites de Almeida y evitar todos los ataques de los españoles.

Para repetición histórica tampoco estaba mal y la cosa corrió. Los castellanos se entretenían con su tiqui-taca, buscando a un imposible y ausente Messi, que es útil al Barça, pero tiene el defecto de ser argentino. España estaba mejor y estaría ganando si en fútbol hubiera una calificación artística o por puntos, pero tampoco exhibía mucho más que unos tiros de lejos y, por cuatro veces, cayó en la trampa del cuadrado y permitido que los portugueses recuperasen el balón y atacasen con algún tacto. Han sido cuatro veces, las he contado. Y después a Queiroz se le ocurrió substituir a Hugo Almeida (otro Almeida, como Brites) y el equipo se ha eclipsado. Villa hizo el gol y el partido pudiera haberse terminado ahí mismo. El resto ha sido una pérdida de tiempo hecha solo para la ruina de los nervios portugueses, listos para la aventura romántica de derrotar a los castellanos y ser campeones del mundo sin ni siquiera tomarse la molestia de mostrar algún fútbol.

Al final, Eduardo lloraba, inconsolable, agazapado en la cancha. Si hubiera alguna justicia en el fútbol, el humilde portero del Braga sería uno de los pocos portugueses a merecer quedarse en África. Hizo lo que pudo ante los tiros de Torres, Villa, Xavi, Ramos e Llorente. Sin un estratega como D. Nuno Álvares Pereira, la panadera no ha sido suficiente.

¿Y Ronaldo? ¡De Ronaldo nada! Ha sido como si Portugal jugara con nueve. Ronaldo hizo un pase de tacón, apuntó una falta y se ha extinguido como una estrella fugaz sin haber cumplido la promesa de explotar en el Mundial.

Pero si ustedes en Madrid están dispuestos a continuar a pagándole…

* Web de Marmelo: http://planeta.ip.pt/~ip202503/geral.html

comentarios 11

11 Comentarios

Publicado por: Fernando 30/06/2010

Fabricio: quizás me expresé mal. Quise decir que es impensable que jugando de locales vuelvan a perder el campeonato como en el 50 con Uruguay

Publicado por: David 30/06/2010

Para empezar, comentar que la mitad del equipo es catalán, no castellana. Y yo, como Alcarreño, estoy orgulloso de todos los chavales que ayer visiteron el rojo en Green Point.

Ayer hablaba con un amigo portugués, los dos comentábamos que si nuestros equipos comparten la misma casa, no tenía sentido enfrentarse, los dos deberían continuar de la mano en el campeonato. Al fin y al cabo tenemos pasiones muy similares, será algo propio de la península...

Sin embargo, leyendo este artículo, me alegro doblemente del resultado. Primero porque mi país pasa.
Segundo porque los resentidos que comparan las batallas del medievo con un juego de 22 chiquillos, vieron como los "heroicos y astutos" portugueses agonizaron durante 90 minutos de "enfermedad" española.
Ajo y agua.

Publicado por: Fabricio 30/06/2010

Fernando: A propósito de Brasil, dices: "es impensable que otra vez no ganen de locales". ¿Cuándo ganó de local Brasil?

Publicado por: Lola 30/06/2010

Desde que llegué a Portugal (y ya van 12 años) siempre me ha llamado la atención la relación amor-ódio que mantienen portugueses con españoles (por cierto no recíproca...) Esta historia de la panadera de Aljubarrota es un perfecto ejemplo.
Por cierto, muy buena crónica, ójala todo el mundo escribiera sobre deporte así

Publicado por: Fernando 30/06/2010

pues debemos agradecerle entonces a D. Nuno Álvares Pereira y a la panadera, Brites de Almeida, que Portugal, España, Argentina y todos los demás miremos como Brasil se lleva probablemente el sexto y de ahí al séptimo hay un paso (impensable que otra vez no ganen de locales) Hubieran dejado que ganara Don Juan y estaríamos todos en esta medianía o seríamos todos buenísimos como Brasil

Publicado por: CRONICAlunaSAMBA 30/06/2010

Brillante!

Publicado por: CRONICAlunaSAMBA 30/06/2010

Brillante!

Publicado por: Salvador 30/06/2010

Yo, al contrario de los que leen cosas (¿Qué cosas? ¿El As, y en ese plan?) disfruto más con esta crónica que con una noticia puramente deportivas Esa mezcla de historia, deporte, psicología y humor me resulta brillante. Felicidades Marmelo, y un saludo solidario porque podría haber sido perfectamente al revés, que España hubiera perdido y Portugal ganado. Y no pasaría nada, claro.

Publicado por: aNTONIO 30/06/2010

Manuel Jorge Marmelo, me ha resultado atractivo, instructivo, y divertido. He sonreido, hay demasiadas maneras que escribir sobre deporte, solo hace falta saber leer para descubrirlas. Gracias

Publicado por: Juan Fernando Martín 30/06/2010

Que Portugal contrate a Luís Aragonés. Si él no hace a Portugal campeón de Europa, no lo hará nadie

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal