Papeles Perdidos

Un partido en familia

Por: Babelia Mundial de Fútbol26/06/2010

JOAO PAULO CUENCA sigue a la selección de Brasil

Para los brasileños, visitar Portugal al menos una vez en su vida debería ser obligatorio como lo es para los musulmanes ir a La Meca. Pero sucede lo contrario: en el Brasil es costumbre comportarse como si Portugal no existiera aparte de la broma. Somos un país narcisista dado al olvido –vivimos en un presente eterno, hipnotizados por nuestra grandiosidad.

El selecccionador brasileño, Dunga
 

Cuando supera este conflicto edípico, las pocas veces que Brasil va a Portugal, el país entra en contacto con un reflejo profundo – y extrañamente familiar – de sí mismo.

Este es también un reflejo de lo que se perdió. En Portugal encontramos una inocencia que los brasileños dejamos para atrás, y que nunca recuperaremos, a cambio de nuestro gigantismo. De alguna manera, los portugueses son nuestros hijos. Hoy, Portugal, país pequeño, es hijo de Brasil. Ellos, que nos dieron el idioma y nos llevaron el oro, tal vez además nos hayan dado en cambio algo más precioso. (Al respecto, hay quien diga que Dom Sebastião está enterrado en el Amazonas).

El choque fraternal entre estas banderas de recíproca paternidad– una es padre e hija de la otra al mismo tiempo – nunca fue tan bien ejemplificado como ayer. Brasil y Portugal entraron a la cancha dándose las manos y jugaron a un deporte que no se debería llamar de fútbol. Sin jugadores en el banco de reservas a la altura de Kaká y Robinho, el medio campo de la selección es especialista en tocar la pelota para los costados. Si girásemos el césped 90º ahí tendríamos estructura y dinámica de ataque.

Pero como eso no se hizo, el partido fue soñoliento. Aún en el primer tiempo asistimos a un cambio desesperador: Felipe Melo por Josué, dos de los peores jugadores que ya vistieron la camiseta amarilla. En el segundo tiempo me vi hinchando contra la selección brasileña, un montón de zombies dentro de la cancha comandados por un fanático coronel Kurtz sin dialéctica. Esa es la selección de resultados, es la muerte de la poesía, es el utilitarismo contra el arte –es un crimen de lesa patria.

Sócrates, no el simpático y vivaz jugador, sino el filósofo griego, afirmaba que "el patriotismo no exige que estemos de acuerdo con todo lo relacionado al país, él debe promover un cuestionamiento analítico en la búsqueda de hacer un país mejor".

En el caso de la selección brasileña, no sólo el país: un mundo mejor. Si la humanidad ve al Brasil ganar la Copa del Mundo jugando así, todos vamos a terminar aún más brutos e imbecilizados. Que los octavos sean mejores, a pesar de Dunga.

comentarios 8

8 Comentarios

Publicado por: Paula 26/06/2010

Mi comentario va a Daniela.
Es extranjera y vive en Brasil...pero no se ha dado cuenta de la complejidad y grandeza de nuestro país...
Es claro que no va a comprender todo lo que pasa en Brasil, primero, es extranjera y no puede sentir lo que sentimos, segundo, no conoce a nuestra cultura lo suficiente para opinar...y no contenta quiere hablar de una cultura latinoamericana...que dijo que Brasil no participa...
En fin, es una pena cuando oigo o veo tal relato...pienso que para criticarmos algo o alguien necesitamos al minos tener respeto, principalmente a un país que nos ha recibido...

Publicado por: e.s.l 26/06/2010

Cara Daniela, que haces entonces en Brasil?
Por qué no se cambia de allí, te llama la atención nuestra forma de vivir? Jajaja... eso és una cuestion de costumbres y se estas inserida dentro de un contexto que no es el tuyo, lo normal, sino te gusta, es vivir su vida y no estar a criticar la patria que te dio vivienda.

Publicado por: Cris Moreno 26/06/2010

Todo país conquistado traz vários aspectos do país conquistador, lembrar-se dos romanos. Não misturar, por favor, futebol com raízes culturais, lembrar-se, então, de França. Um dia, o espelho se quebra, ou se não se espalha, um povo terá obrigatoriamente que ter, sua própria cara. Um dos comentários, claro, de estrangeiro, ainda nos vê como idiotas, porque, enfim, o texto abre para esta reflexão também. Não está na hora do basta? Chega de sermos analisados ainda como conquistado, quando já estamos, e faz tempo, em nosso próprio caminho. Já vivi em Portugal e em grande parte de Europa. Cada país tem a sua característica própria. Diante de tudo que cá está, ainda sinto aquele desprezo por nós. É-me humilhante, porque sempre somos humilhados. Já chega. Para com isso, por favor. Detenha-se apenas na partida de futebol. Esqueceu-se que lutamos pelo hexa...

Publicado por: Maria 26/06/2010

Desde que pisei o solo português tive a certeza de que um brasileiro não pode morrer sem ir ali, sem conhecer as nossas raízes. Em Lisboa, me senti em Salvador, uma Salvador limpa, ordenada e com menos ambiente musical, mas era a Salvador que eu vivi na minha infância. Sintra? Uma Ouro Preto. A Costa portuguesa do Argarve? Vão ao Nordeste brasileiro e encontrarão a semelhança. O caráter brasileiro não seria o mesmo sem a herança portuguesa, sem a saudade portuguesa, sem a eterna nostalgia. Nós, de uma forma quase inevitável, modificamos, ampliamos o nosso modo de ser, devido à grande mistura de raças, religiões e culturas da qual surgiu o que hoje podemos chamar, e com muito orgulho: o povo brasileiro.
Morando na Catalunha há 15 anos, tomei consciência de que, sim, existe o movimento independentista brasileiro; não de uma forma organizada, com plebiscito ou referendum, senão com a estigmatização dos outros brasileiros.
Ai! Quando o Brasil se der conta de que a sua grandeza cultural é devido à sua pluralidade...talvez seja tarde demais.

Publicado por: Alex 26/06/2010

Soy brasileño y me encanta Portugal, pero se ve muy claramente que este periodista es de São Paulo o Rio de Janeiro, caso contrario no hablaría de la "inocencia perdida".

En el interior del país, lejos de las grandes urbes, esta inocencia no se ha perdido de ninguna forma, sigue intacta, principalmente en Minas Gerais donde todavía se nota mucho la herencia portuguesa.

Ahora, cuanto a este equipo, estoy de acuerdo que es una vergüenza.

Publicado por: daniela 26/06/2010

Excelente reflexión.

Soy extranjera viviendo en Brasil y me llama la atención la extraña forma que tienen los brasileros de vivir sus raíces. Al asistir al partido casi nadie cantaba el himno nacional, al parecer no se lo saben..Plop!
Y ni digamos de las rencillas internas que tienen entre ciudades y estados. Es cosa de preguntarle a los cariocas que piensan de los paulistas. O cómo son prejuiciosos con los nordestinos, una pena que este país tan bonito sea en realidad una subdivisión de lugares que poco o nada parecen tener en común, en la mayoría de los casos. Pedirles además se identifiquen con Portugal, difícil.
Y,definitivamente, los brasileros no son latinoamericanos, no tienen mucho que ver con todos los demás países de latinoamérica por diversas razones y tampoco se interesan por sus culturas (sólo hacen referecia o distinción con Argetina, particularmente por el fútbol)

Publicado por: Paula 26/06/2010

Este relato es absurdo!!! ¿Qué decir entonces del partido España y Chile? Los dos jugaron como hermanitos y no hicieron goles después del resultado favorecer los dos equipos... Y hablan de Brasil?????

Publicado por: América 26/06/2010

Cómo pueden decir tantas cosas de la seleción de Brasil, no sería mejor hablaren de la seleción de ESPAÑA?
Sobre las bromas de Portugal, hahahahaha en España los latinos tambien son motivos de broma, y que hacer entonces..................ser diferente es incomodo a los demais

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal