Papeles Perdidos

Poesía

Las mejores poesías de amor

Por: Winston Manrique Sabogal12/02/2011

 ¿Por qué tú que eres música, la escuchas con tristeza?, Shakespeare

AmorvictoriosoCaravaggio Me quiere, no me quiere; me quiere, no me quiere; me quiere, no me quiere... y deshojar la margarita es el poema-juego de amor más fácil y universal que alguna vez ha rondado nuestras cabezas. Una búsqueda y una espera que los poetas han transformado en un arte de palabras que muchas veces parecen escritas para cada uno de nosotros. Poemas que desvelan nuestros sentimientos, que adivinan nuestros deseos, que presienten nuestras emociones o que nos ponen delante de nosotros mismos.

"Que yo siempre amé
yo te traigo la prueba
que hasta que amé
yo nunca viví -bastante",
Emily Dickinson.

Y todo esto a cuento de qué, dirán algunos, y yo digo: "Como si el amor necesitara algún pretexto". Y aunque no hace falta quiero llevar las vísperas del dichoso San Valentín a territorios literarios, de la poesía:

"Amor ha sacudido mis sentidos,
como el viento que arremete en el monte a las encinas".
Safo.

Grandes poetas, grandes escritores, grandes conocedores del ser humano nos han acompañado. Así es que los invito a que hagamos entre todos una antología con los versos o poemas de amor que más nos gustan, o señalan. El año pasado elegimos las mejores novelas de amor. Es el turno de la poesía que retrata el amor, su incertidumbre, su posesión, su ausencia, su alegría, su anhelo, su espera, su búsqueda, su lamento o su nostalgia. O todo.

"Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado".
Francisco de Quevedo.

Eso sin contar con aquello de que el verdadero amor eterno es el que nunca fue. Aunque su espera y esfuerzo motivan y suscitan los amores que nos acompañarán, y que luego idos es recomendable el poema de Felipe Benítez Reyes:

Advertencia

Así que cuando sufras -y lo harás-
por alguien que te amó, procura siempre
acusarte a ti mismo de su olvido
porque fuiste cobarde o quizá fuiste ingrato.
Y aprende que la vida tiene un precio
que no puedes pagar continuamente.
Y aprende dignidad en tu derrota
agradeciendo a quien te quiso
el regalo fugaz de su hermosura".

¿Cuál es el verso o poema de amor que más te gusta o dedicarías?

Imagen: Amor victorioso, de Caravaggio.

Gracias a todos (13 de febrero): La verdad es que estoy abrumado por la acogida de este post coral que estamos haciendo entre todos. Me alegro mucho de que les haya entusiasmado el tema y agradezco la complicidad y generosidad a la hora de compartir sus poemas de amor preferidos, sin importar la extensión. Una antología coral que recuerda, rescata o descubre lo escrito sobre el amor y sus alrededores, su exaltación como sentimiento anhelado, su nostalgia o pena ante la pérdida, o el retrato al enamorado, al amado o al amante y al enamoramiento, claro. Cuantas cosas bonitas, sabias y conmovedoras se han escrito sobre lo que da, quita o promete el Amor. Y todo ÉL en uno de los poemas más citados por ustedes en el post, Desmayarse, de Lope de Vega:

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso:

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso:

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño:

creer que el cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño,
¡esto es amor! quien lo probó lo sabe.

Estoy pensando cómo organizo esto; es decir, qué puedo hacer para recoger esta antología de una manera que luego podamos consultarla de manera sencilla y clara. Ya tengo una idea pero debo afinarla con los técnicos. Ya les avisaré, puede quedar chévere. 

AtalantaeHipomenes,deReni
Imagen: Atalanta e Hipómenes de Guino Reni.

PD: La banda sonora del amor suele estar en los boleros, en el tango o las canciones pop. Hoy les propongo un ritmo colombiano menos universal pero que me gusta: el vallenato. Aunque es una música que canta a las diferentes facetas de la vida, el amor es uno de sus principales temas donde el acordeón, su principal instrumento, y el sentimiento del cantante pueden conmover el alma, y si se baila pues... Les dejo temas como Flor de papel:(http://www.youtube.com/watch?v=L1tZU8-HLuk), y Muere una flor: http://www.youtube.com/watch?v=gZfQEVLkaQE&feature=related .

 

comentarios 189

189 Comentarios

Publicado por: ANTONIO 12/02/2011

Si alguna vez la vida te maltrata,
acuérdate de mí,
que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte.

"Dedicatoria"
Luis García Montero

Publicado por: marco Cuba 12/02/2011

Poetas cubanos


Dulce María Loynaz


La Balada del amor tardío


Amor que llegas tarde,

tráeme al menos la paz;

Amor de atardecer, ¿Por qué extraviado

camino llegas a mi soledad?

Amor que me has buscado sin buscarte,

no sé qué vale más:

la palabra que vas a decirme

o la que yo no digo ya . . .

Amor . . . ¿No sientes frio? Soy la luna;

Tengo la muerte blanca y la verdad

lejana . . . -No me des tus rosas frescas;

soy grave para rosas. Dame el mar . . . -

Amor que llegas tarde, no me viste

ayer cuando cantaba en el trigal . . .

Amor de mi silencio y mi cansancio,

hoy no me hagas llorar.


Eternidad


En mi jardín hay rosas;

yo no te quiero dar

las rosas que mañana . . .

mañana no tendrás.

En mi jardín hay pájaros

con canto de cristal;

No te los doy, que tienen

alas para volar . . .

En mi jardín abejas

labran un fino panal;

¡Dulzura de un minuto . . .

no te la quiero dar !

Para ti lo infinito

o nada; lo inmortal

o esta muda tristeza

que no comprenderás . . .

La tristeza sin nombre

de no tener qué dar

a quien lleva en la frente

algo de eternidad . . .

Deja, deja el jardín . . .

no toques el rosal;

Las cosas que se mueren

no se deben tocar.

Publicado por: marco Cuba 12/02/2011


José Angel Bueza


Poema del Renunciamiento


Mon ame a son secret...
ARVERS


Pasarás por mi vida sin saber que pasaste.
Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar,
fingiré una sonrisa, como un dulce contraste
del dolor de quererte... y jamás lo sabrás.

Soñaré con el nácar virginal de tu frente;
soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar;
soñaré con tus labios desesperadamente;
soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás.

Quizás pases con otro que te diga al oído
esas frases que nadie como yo te dirá;
y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amaré más que nunca... y jamás lo sabrás.

Yo te amaré en silencio, como algo inaccesible,
como un sueño que nunca lograré realizar;
y el lejano perfume de mi amor imposible
rozará tus cabellos... y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento
--el tormento infinito que te debo ocultar--,
te diré sonriente: "No es nada... Ha sido el viento."
Me enjugaré la lágrima... y jamás lo sabrás!


Publicado por: Hugo 12/02/2011

De Benedetti:

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

MI TÁCTICA ES
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos

no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.


Publicado por: Luis Enrique Rodrìguez VIllalvazo 12/02/2011

Parad todos los relojes, descolgad el telèfono,
dadle al perro el mejor hueso para que no ladre,
silenciad los pianos, y con timbal amortiguado
sacar el fèretro, dejad entrar a los que lloran.

Que los aviones planeen y con quejas
escriban en el cielo el mensaje: èl ha muerto;
rodead con lazos de crepè los cuellos blancos de las palomas,
que los policìas lleven guantes negros de algodòn.

El era mi Norte, mi Sur, mi Este y Oeste,
el trabajo semanal y el descanso del domingo,
mi mediodìa y mi medianoche, mis palabras, mi canciòn;
yo creìa que el amor habrìa de durar siempre: estaba equivocada.

No quiero estrellas ahora; apagadlas todas;
retirad la luna, deshaced el sol;
vaciad el mar y arrasad los bosques;
que ahora ya nada puede llegar a buen fin.

W. H. Auden

Publicado por: Nuria batalla 12/02/2011

Mi táctica es

mirarte

aprender como sos

quererte como sos

mi táctica es

hablarte

y escucharte

construir con palabras

un puente indestructible

mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

pero quedarme en vos

mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos

mi estrategia es

en cambio

más profunda y más

simple

mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

por fin me necesites.

- MARIO BENEDETTI -
(MI TACTICA)

Publicado por: joão fernandes lucho melgarejo 12/02/2011

Aunque!


Toda las mujeres
todas incluso tu
se fueram trás la noche
y creo yo nadie
se quedó
pero
todavia
aúnque
tan buenas
las palabras
casi un terciopelo
ninguna de ellas
habló de amor.

Publicado por: Migush 12/02/2011

Susurras un adios desvanecido,
dulce e intima la cadencia de esa otra lengua.
Invisible llevas tu dorada corona de antigua princesa escita,
y antes que la noche se atreva,
te alejas, hermosa y altiva,
como silenciosa nevada en desoladas estepas.

Publicado por: Javier 12/02/2011

Nadie mojaba el aire
tanto como mis ojos.
Me decías: "¿Trabajas?"
Me decías: "¿Ya es la hora del té?"
Y yo no te decía: "Te amo";
no te decía:
"Eres todo lo que tengo";
no te decía:
"Eres la única rosa en la que caben
todas las primaveras".
Me decías:
"Adiós, hasta mañana".
O me decías:
"¿Necesitas algo?".
Y yo no te decía:
"Me estoy muriendo
de amor... me estoy muriendo".
Nadie mojaba el aire
como yo.
(Antonio Gala)

Publicado por: lucía 12/02/2011

ÁNGEL GONZÁLEZ


ME BASTA ASÍ

Si yo fuese Dios
y tuviese el secreto,
haría un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
—de esto sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso—;
entonces,

si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando —luego— callas...
(Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta).

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal