Papeles Perdidos

Literatura

El hechizo secreto de Alistair MacLeod

Por: Winston Manrique Sabogal17/10/2011

BABELIA avanza, en primicia, un relato inédito de uno de los maestros de la narrativa canadiense.

Una novela y dos libros de cuentos han sido suficientes para que Alistair MacLeod sea considerado un clásico contemporáneo canadiense. La publicación de dos inéditos en un volumen que incluye todos sus cuentos es una celebración y un regalo de historias vívidas para los lectores. Isla: todos los cuentos, será editado por RBA este jueves e incluye dos sorpresas: el relato que da título al volumen y La expulsión. BABELIA, a través de este blog, ofrece hoy, en primicia, el segundo y magistral de estos inéditos con el ánimo de difundir a uno de esos escritores casi secretos cuya lectura es un lujo que vale la pena compartir. El cuento que ofrecemos hoy es una maravilla en cuanto a estilo y la imbricación del tema (la modernidad avasalladora sobre la tradición y la identidad) en una estructura indicada. Descargar MacLeod-La expulsión 

CAboBreton1El mundo de MacLeod (North Battleford, 1936) es un péndulo de emociones, un péndulo del tiempo entre el pasado y el presente de sus personajes donde se avista fugazmente su futuro. Uno de los temas que vertebra la literatura de MacLeod es la identidad, las rutas previstas o inesperadas que recorre el individuo, a veces huyendo, sin saber que va en busca de sí mismo, hasta que un día la vida le fuerza al reencuentro con su verdadero ser y el lugar en el que está y del que proviene; la tierra y su entorno, la indisociable alianza que moldea a las personas. Así se aprecia en la novela Sangre de mi sangre y los cuentos Los pájaros traen el sol y El Regreso, ahora reunidos en Isla (RBA). Macleod se especializó en literatura británica para después ejercer como profesor de inglés y de escritura en las universidades de Bloomington (Indiana) y Windsor (Ontario).

La magia de la sensibilidad de este autor canadiense para narrar situaciones cotidianas pero cruciales en el devenir de los individuos o del lugar, lo hacen inolvidable. Desde lo visible de las personas y de la vida aparentemente sosegada, MacLeod desvela el alma humana y el Tiempo con todas sus servidumbres. Caminos que un día se bifurcaron y, de repente, parecen destinados a juntarse de nuevo creadno otro futuro.

Macleod, AlistairDesde la primera frase, la cadencia de sus palabras impregnadas de imágenes, pensamientos e ideas atrapan por la armoniosa combinación de belleza y profundidad; reflexión. Así, con gran delicadeza, MacLeod nos lleva hasta lugares, momentos y situaciones difíciles, conmovedoras, reconocibles. Historias pobladas de gestos y de la manera en que ellos son determinantes en la vida, por nimios que parezcan.

Cabo Bretón, una isla muy fría del Atlántico donde se crió Alistair MacLeod, es el escenario preferido de su narrativa. Para mí ha sido uno de los más placenteros hallazgos literarios de lo que llevamos de siglo. El año pasado, en agosto, cerré la serie Veranos literarios, en nuestro blog Papeles perdidos, con un pasaje del cuento El final del verano que puedes ver en este enlace, aquí.

Ahora les dejo con el comienzo del cuento que avanzamos hoy en primicia La expulsión:

"De madrugada le despertó el perro al tirar de la manta de lana de la casa Condon que cubría la cama. Ahora la manta lucía un color crudo, amarillento, aunque en sus tiempos había sido blanca. Estaba hecha con la lana de sus ovejas y debía de tener medio siglo. En primavera, cuando esquilaban, su mujer y él solían reservarse los mejores vellones que enviaban a la fábrica de Lanas Condon de Charlottetown. Y meses más tarde, casi como por arte de birlibirloque, llegaba la caja de mantas. (...)

En una ocasión cuando ya eran mayores, su hijo el casado, John y su esposa, los llevaron a él y su mujer de viaje hasta la isla de Príncipe Eduardo. Era verano, y salieron de Cabo Bretón un viernes para regresar el domingo a media tarde.Esto sucedió mucho antes  de la locura que se desató tras la publicación de..."

Espero que les guste. el cuento completo lo podrán leer hacia las once de la mañana.

 

 

comentarios 11

11 Comentarios

Publicado por: Antonio 17/10/2011

Pues a mi me gusta mucho este escritor. Simplemente me conmueve. Yo no soy un "entendido", pero creo que muchos de los comentarios que he leído son de personas demasiado condicionadas por la técnica, por el estilo, por las tertulias de posmodernidad y meta..meta..literatura. Y no se trata de eso. Estas personas han perdido la capacidad de emocionarse, de afrontar la literatura con una ingenuidad que jamás debe perderse. Dicen los pintores que la técnica de la perspectiva debe aprenderse profundamente para luego olvidarla, y dejar que emane de forma instintiva. Yo creo que a este escritor le ocurre lo mismo con la técnica literaria, aparentemente la ha olvidado; por eso el que "escudriña" no encuentra explicitados esos signos de excelencia. Pero este señor está por encima de eso y consigue lo más importante, transmitir las emociones de una forma que te invanden sin que te des cuenta. Eso sí, si no tenéis la coraza puesta. Saludos a todos.

Publicado por: Tu Sombra 17/10/2011

@Alistair McMurphy - Así es nuestra Maripifia: va directa a la yugular, sentando sus críticas posaderas en la cátedra de los Papeles Perdidos. Y no, no es porque sea una sabelotodo...
Tiemblen todos los escritores que pretendan imitar a Dickens aun sin saberlo, que el rayo justiciero de la crítica sagaz y certera de Maripifia pone a cada uno en su sitio.

Publicado por: Alistair mcmurphy 17/10/2011

Marquiña criticas al pobre escritor de una forma que parece que te hubiese hecho algo.

Publicado por: Mariquiña 17/10/2011

Ya lo he terminado. ¡Cómo agradecí que tuviera 17 páginas y no las 20 anunciadas! Con este regalo me evito gastar el parné en una novela de este señor. El relato empieza en la página seis, al tomar el tren en Glasgow. Los giros anteriores no pintan nada. El valor emocional de la manta de lana me lo imagino porque no se molesta ni en sugerirlo, sólo describe algunas características de ella. La narración de la muerte de la mujer es tan cutre que sientes hasta pena del escritor. En ese intento de simbiosis entre la tradición y lo moderno resulta, en ocasiones, ridículo. Tanto, que le salen chistes donde no lo pretende y los hace insulsos cuando quiere hacernos reír. La angustia del viejo ni asoma. Prefieres imaginártela para que te imprima capacidad de aguante y así poder llegar al final del relato. Es una narrativa académica (será por aquello de que es profesor) y sin alma. Me da la impresión de que, en el fondo, pretende imitar a Dickens. No lo consigue ni por la tangente, claro, pero ínfulas parece tenerlas. Echo de menos (si es que en esta cosa rara se puede echar algo de menos) cierta carga histórica en determinadas circunstancias: la tradición de la pesca, del gaélico, etc. Insisto en que me parece un estilo fácilmente imitable casi por cualquier escritor que se lo proponga.

En cuanto uno lee la primera frase le dan ganas de no seguir. "De madrugada le despertó el perro al tirar de la manta de lana de la casa Condon que cubría la cama." Es como si yo misma le estuviera contando esto por la tarde a una amiga: "Pues esta noche he dormido bien, aunque de madrugada me despertó el perro al tirar de la manta que cubre la cama". Trata de darle un toque literario a una expresión ordinaria y coloquial al darnos la marca de la manta (que después va a traer una cola que tampoco pinta mucho en la novela, aunque pretende ser evocadora en algún momento, sin conseguirlo).

TU SOMBRA (abajo abajo), me gustan tus argumentos: “una historieta muy justita de fuerzas“. Te propondría al Nobel de la Crítica si pudiera. Eres un auténtico incomprendido. Por cierto, ¿lo de las fuerzas es porque el prota es viejo? JAJAJAJA...

Exactamente, ¿qué quieres, Doña Alma Errante? Estás "foza que foza"... ¿Que compremos el libro de tu sobrino? A mí no me importa que hagas publicidad, con saltármela lo soluciono, pero no sé si éste es un lugar adecuado, sobre todo sin haber opinado sobre la obra que propone la entrada.

Publicado por: Tu Sombra 17/10/2011

@HJORGEV: Coincido contigo. Ni chicha ni llimonà. Una historieta muy justita de fuerzas. Eso sí, al menos es mejor que el microrrelato que propone MARIPIFIA. Eso sí es un bodrio.

Publicado por: ovidio 17/10/2011

Bueno, yo leí las once primeras páginas y me aburrió un poco, o será que me dormía por la hora que es. En cualquier caso la forma de escribir, como dijo un comentario anterior, que cualquiera podría escribir así, no estoy de acuerdo. El texto está bien escrito, y tiene su estilo, ahora que la historia en sí, aunque no está mal, se lleva en tono como muy monocorde, se podría decir, o monótono, no sé. Pero hasta donde yo leí es un relato bien llevado, ahora bien, tampoco es que se trate de un tesoro literario. Se te hielan un poco las venas, tiene su ritmo, es lenguaje limpio, pero siempre igual, que no se altera ni pisando un bache. Comprendo que con once páginas no se pueda juzgar mucho, pero el cuento es un total de veinte.

Publicado por: Doña alma errante 17/10/2011

...niños, niños, no se pongan rabiosos...mejor lean
Pasajeros en la Red (Spanish Edition) que recién aparece...
..."Envuelto por el mundo virtual de la red, online, entre Madrid y Montréal, este libro introduce a los lectores en una aventura real e intelectual, por medio del internet se revela una investigación antiterrorista, relata un documental, una obra de teatro donde se juega con lo onírico..."

Publicado por: MARIQUIÑA 17/10/2011

Boas noites. Acabo de leer cinco páginas (el resto, mañana) y de momento tengo la impresión de que cualquiera podría escribir así si quisiera (de hecho, casi cualquier libro que cojas de los últimos años cuenta las cosas de esta manera). Hasta aquí entiendo que te disguste. Veremos en qué acaba la cosa, lo mismo pega un giro que me desplaza a la fascinación.

Muy bueno el microrrelato TODA UNA VIDA:

¿Lo notará?, se preguntó cuando supo que ella también estaría en la iglesia. Se alisó las ropas y el cabello. Le sudaban las manos. Sintió que un puño envolvía su estómago vacío. ¿Se daría cuenta de que no había dejado de pensar ni un solo día de su vida en ella? “Los que ya cumplieron siete años, a la comunión”, dijo de pronto el cura, dirigiéndose también a él.

Publicado por: Doña alma errante 17/10/2011

hijos...y tampoco se olviden de mi sobrino Francisco...escritor hispano Canadiense que también publica su última novela en Canada y USA...

Publicado por: anavarven 17/10/2011

me fascina! m? es un inicio del recuerdo, por eso pues!!!!! then, trohugth, puedo combinar bien las letras, m

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal