Papeles Perdidos

ARTE

Paisaje electrónico de Caspar David Friedrich

Por: Fietta Jarque21/10/2011

UN ARTISTA / UNA OBRA

  IMG_0506

Antes que el cuadro estuvo la ventana. Fue ese agujero en la pared el que trajo no solo luz y aire a la vida doméstica, sino que invitó a recuadrar el paisaje exterior, a convertirlo en parte del horizontre mental del que lo observa. La ventana tiene su propia historia dentro de la historia de la pintura. Irene de Andrés (Ibiza, 1986) explora las posibilidades actuales de esa visión de lo que está fuera, a través de un trabajo que titula Habitaciones para mirar.Ha fabricado una especie de marcos de cartón en los que recrea pinturas de ventanas realizadas por artistas como Caspar David Friedrich, Odilon Redon o René Magritte. Estos grabados recortados se ponen sobre la pantalla de un ordenador personal o de una tableta. Un enlace permite situar en el agujero del marco un paisaje en tiempo real de distintas ciudades remotas. Se hace a través de Opentopia, una página que rastrea webcams de todo el mundo y Así, la pantalla se transforma en cuadro sin dejar de ser ventana.

Según Irene de Andrés el trabajo parte de la idea "una habitación propia", de Virginia Woolf. Es la ventana ideal de esa habitación necesaria para que el escritor o el artista pueda extraer en paz todo su universo creativo. El ordenador personal o la tableta se han convertido en nuestro punto de referencia más personal, nuestra ventana al mundo. El lugar donde se funde lo que pensamos y lo que miramos. Lo que me atrajo de esta obra es la posibilidad de transformar el ordenador en otro tipo de objeto. De disfrazarlo. Se convierte en pintura y en espía, en casa de muñecas o en una obra de arte de quita y pon. Una estrategia sencilla, hermosa, eficaz. Parece una idea sencilla, pero no lo ha sido. La artista ha hecho una cuidadosa selección de las obras de arte que ha reproducido, también la elección de los paisajes vivos y reales ha sido ardua. Hay brumas y lejanía, hay tardes, noches y amaneceres que transcurren ante nuestros ojos. Son, además, ventanas que esos artistas vieron, usaron y vivieron en su momento. La atmósfera del romanticismo y del simbolismo planea sobre esta idea donde lo exterior y lo interior cobran nuevas dimensiones.

Habitaciones para mirar está hasta este domingo en la feria madrileña Estampa, en el recinto de Ifema, dentro de la sección Tentaciones, de la Comunidad de Madrid.

Este comentario es el primero de una serie semanal en la que escogeré una obra -generalmente expuesta en esos días- que me parezca destacable, para compartirla con nuestro lectores.

 

comentarios 1

1 Comentarios

Publicado por: Cheap NFL jerseys 21/10/2011

I'm just always hoping there's going to be a breakthrough. Every time they meet, I hope they're getting close." With so many meetings ending in heartbreak, does he still muster hope every time? "I just patch my heart up," he says, "and hope that it doesn't get broken again. I'm going on the ride with them the whole way." Martin's comments have made him the most prominent player to openly plea for a quick deal.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal