40 Aniversario

Papeles Perdidos

Avance literario

Salman Rushdie transmutado

Por: EL PAÍS18/09/2012

EL PAÍS te avanza en primicia el primer capítulo de las esperadas memorias de Salman Rushdie: Joseph Anton. Memorias del tiempo de la fatua (Mondadori). Hoy es el lanzamiento mundial del libro

Rushdie

JESÚS RUIZ MANTILLA

A Salman Rushdie no le atrajo nunca la idea de ser un cautivo. Pero lo fue. De una manera extraña. Víctima de un odio furibundo a causa de una condena poco acorde con los tiempos pero que se repite y se repite en los últimos tiempos. De Rushdie a Theo Van Gogh, el cineasta asesinado por la ira de un devoto de Mahoma y ahora a La inocencia de los musulmanes, la mecha que ha prendido una película a todas luces absurda, la batalla contra la intolerancia cobró un día sentido en un hombre que tras escribir su novela Versos satánicos se vio obligado a vivir escondido. Debía burlar, saltando de casa en casa, la fatua lanzada por Jomeini en 1989, en la que se instaba a cualquier musulmán a matarlo si se lo encontraba a su paso. Aunque el gobierno de Irán ya no lo persigue, fanáticos islamistas lo buscan aún.

RushdieJOSEPH ANTONLa memoria de aquel tiempo y más, la íntima, la vital, la feliz y la traumática, queda contada por el escritor nacido en Bombay hace 65 años en Joseph Anton. Memorias del tiempo de la fatua (Mondadori), que sale hoy a la venta en todo el mundo. Y EL PAÍS Y Papeles perdidos te avanzan en primicia el comienzo del libro. Aquí puedes leer el primer capítulo: Un contrato fáustico a la inversa. Este domingo, El País Semanal, publicará una entrevista con el escritor británico de origen indio.

Tuvo sus ventajas aquella experiencia. Entre la depresión y la introspección, entre el temor y el convencimiento de que emprendía una batalla necesaria, Rushdie se convirtió en un símbolo y un enigma. En el hombre mejor protegido –junto a la reina y el primer ministro- del Reino Unido y también en una piedra en el zapato para los gobiernos occidentales que se movían entre la tibieza y la espera a ver qué hacían otros para actuar.

En medio de todo, Rushdie quiso ser Conrad y Chéjov. Por eso eligió los nombres de pila de ambos para el pseudónimo que le pidieron utilizar en clave. Unas memorias esperadas y que se han guardado con todo secreto hasta hoy, la fecha de su lanzamiento internacional.

En el libro, Rushdie también habla de su infancia y su traslado a un colegio de Inglaterra; de sus años universitarios en Cambridge; de las tensas relaciones con su padre alcohólico; de los problemas vividos a través de sus cuatro divorcios, de la relación con su primogénito cuando se le dictó la fatua y de la permanente sensación de extranjero en que vive.

PUEDES LEER AQUÍ EL PRIMER CAPÍTULO DE JOSEPH ANTON: Un contrato fáustico a la inversa.

Las memorias empiezan así:

"Cuando era niño, su padre le contaba, a la hora de acostarse, los grandes y prodigiosos cuentos de Oriente; se los contaba y recontaba y recreaba y reinventaba a su manera: los relatos de Scherezade en Las mil y una noches, relatos contados contra la muerte que demostraban la capacidad de los relatos para civilizar e imponerse incluso a los tiranos más mortíferos; y las fábulas de animales del Panchatantra; y las maravillas que se vertían como una cascada del Kathasaritsagara, el «Océano de las Corrientes de Historias», el inmenso lago de historias creado en Cachemira, donde habían nacido sus antepasados, y los cuentos de poderosos héroes reunidos en el Hamzanama y las Aventuras de Hatim Tai (esto fue también una película, cuyos muchos aderezos respecto a los cuentos originales fueron añadidos y aumentados en aquellas renarraciones a la hora de acostarse). Crecer inmerso en estas narraciones fue aprender dos lecciones inolvidables: primero, que los relatos no eran verdad (no había genios «reales» en botellas ni alfombras voladoras ni lámparas maravillosas), pero, sin ser verdad, lo llevaban a sentir y conocer verdades que la verdad no podía revelarle..."

PUEDES SEGUIR LEYENDO AQUÍ.


ENTREVISTAS EN EL PAÍS:

"Soy un contador de historias, todo lo demás da igual".

"El terrorismo es 'glamour".

"Me interesa el factor humano de la globalización"

"Todas las ideas, incluso las sagradas, deben adaptarse a las nuevas realidades"

"Pienso llevar la vida de un escritor, no la de un amargado".

 





 

comentarios 7

7 Comentarios

Publicado por: Máximo Álvarez Alvelo 18/09/2012

Es lamentable que no cesen los inquisidores. Socialmente me resulta inaceptable, que no se le permita a las gentes poder reflexionar en voz alta. El Islam (sus seguidores radicales) se han creído que son la autoridad y los agentes que tienen que poner el filtro mundial del pensamiento y la creatividad intelectual, no sólo de los propios musulmanes, sino de todos los que no lo son. Este tipo de dictadura es inaceptable, no consentible. Callarse es arrodillares ante los fanáticos y concederles una autoridad que nadie les ha dado. Se quedan tranquilos sólo cuando cada vez que algo les molesta, hacen una entrega de sangre a su dios (Mahoma y su libro de los mensajes que supuestamente recibió del cielo).

Publicado por: rrozaba 18/09/2012

Olson 18, antes de escribir Los Versos Satánicos, Rushdie ya había ganado el premio Booker, uno de los más prestigiosos premios en lengua británica. Si no fuese por la fatwa, probablemente a estas alturas estaría ganando el Nobel de Literatura, que no se lo darán precisamente para no afrentar al mundo musulmán. Te invito a que leas sus obras.

Publicado por: Olson 18 18/09/2012

NADIE SABRÍA NADA DE ÉL si el Ayatola no le hubiera puesto precio a su cabeza... para occidente, sus versos satánicos habrían pasado inadvertidos: ¿a quién le interesan las minucias de una religión que siempre ha tenido la imagen de oscurantista y fanática y cruel?
No es difícil imaginar el truco publicitario elaborado entre el autor y las compañías editoras.

Por otro lado: ¿no es acaso, para un musulman, la mayor gloria el morir asesinado?... Pónganse a pensar: antes de los versos satánicos, Rushdie no era nada, ahora es una celebridad.

Publicado por: ho 18/09/2012

Ahora tiene un bounty de 3.5 millones de dolares pagados por Iran a quien lo mate asi que no podra dormir muy tranquilo el resto de sus dias

Publicado por: Babak Amirebrahimi 18/09/2012

Estimado don salman de india ingles y musulmán su vida en cautivo es de mejor calidad que de una o uno de 10 millones de las victimas de control de la mente de la cia repartido en todo el mundo incluso usa , usted es un escritor y puede imaginar sé que haya un mano negro que viene desde espacio y controla su cerebro y aprende de usted y se adapta a su manera de pensar o crear, yo soy un símpele victima iraní español de manos negros desde hace 10 años y este maquina diabólico que usted acaba de imaginar existe. Leer lo que viene anexo a este cristo de nuevo orden mundial, un saludo babak
http://www.youtube.com/watch?v=jWuodNuVZmg&list=UUEh8t_IBKJEp8F7WSHOtevg&index=5&feature=plcp

Publicado por: Vijoux 18/09/2012

Premio Nobel ¡YA! para Rushdie.
Firmado: Una rendida admiradora.

Publicado por: rrozaba 18/09/2012

Un solo capítulo y ya mete el dedo en la llaga. Me pregunto si el libro en su conjunto levantará ampollas otra vez.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal