40 Aniversario

Papeles Perdidos

Poesía

Recuerdos de Miguel Hernández

Por: Winston Manrique Sabogal28/03/2013

MiguelhernandezElpais

De El rayo que no cesa
Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame.

Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro pegada.

Como un nocturno buey de agua y barbecho
que quiere ser critatura idolatrada,
embisto a tus zapatos y a sus alrededores,
y hecho de alfombras y de besos hecho
tu talón que me injuria beso y siembro de flores. (...)

Hoy hace 71 años murió Miguel Hernández, con tan solo 31 años, en la enfermería de la prisión de Alicante. Su condena a muerte durante el franquismo ha llegado a la ONU. Dramaturgo y poeta español que cantó a la vida y a la libertad:

VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España. (...)

Cantando espero a la muerte,
que hay de ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

El suyo fue un pensamiento claro frente a la democracia y contra el autoritarismo, la fuerza y la injusticia, la Guerra Civil. Una de las tantas ideas de este poeta de quien en 2010 se conmemoró el centenario de su nacimiento en Orihuela (Alicante). Hernández falleció de tuberculosis el 28 de marzo de 1942 en el Reformatorio de Adultos de Alicante tras haber padecido un calvario de persecusión por parte del franquismo, pues estuvo en varias prisiones por haber defendido la República. (Artículos sobre Miguel Hernández en EL PAÍS)

Un buen momento para rendir homenaje a este gran poeta. Los invito a recordar y compartir algunos de los poemas o versos de Miguel Hernández.

La condena a muerte de Miguel Hernández llega a la ONU.

Toda la información de Miguel Hernández en EL PAÍS.

 

comentarios 31

31 Comentarios

◄◄◄◄VIDEO SORPENDENTE Explica Como Puedes PERDER 20Kg AL MES Siguiendo 3 CONSEJOS.
◄◄◄◄Ya + de 100.000 Visitas!!
◄◄◄◄Miralo AQUI!! http://su.pr/2tMGDd

Publicado por: microrrelato.es 28/03/2013

Ahora puedes escribir tus micropoemas y microrrelatos en www.microrrelato.es , compartirlo en Twitter y Facebook

Publicado por: Eva Magallanes 28/03/2013

Inmenso e infinito Miguel. Su poesìa es honda, llega a la raìz de lo humano, conmueve su mirada pues toca los huesos y el alma. La poesía, la poesía con mayùscula, esa que pocos leen es por naturaleza revolucionaria, deslenguada, desmorona el artificio y conecta con los ámbitos màs esenciales, la Muerte està en ella y, como en el caso de Miguel, de Federico y tantos otros significa persecución y muerte física.
Mi fraterno abrazo!

Publicado por: federico zertuche 28/03/2013

Pena bienhallada

Ojinegra la oliva en tu mirada,
boquitierna la tórtola en tu risa,
en tu amor pechiabierta la granada,
barbioscura en tu frente nieve y brisa.

Rostriazul el clavel sobre tu vena,
malherido el jazmín desde tu planta,
cejijunta en tu cara la azucena,
dulciamarga la voz en tu garganta.

Boquitierna, ojinegra, pechiabierta,
rostriazul, barbioscura, malherida,
cejijunta te quiero y dulciamarga.

Semiciego por ti llego a tu puerta,
boquiabierta la llaga de mi vida,
y agriendulzo la pena que la embarga.

Publicado por: federico zertuche 28/03/2013

Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío...

Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío:
claridad absoluta, transparencia redonda,
limpidez cuya entraña, como el fondo del río,
con el tiempo se afirma, con la sangre se ahonda.

¿Qué lucientes materias duraderas te han hecho,
corazón de alborada, carnación matutina?
Yo no quiero más día que el que exhala tu pecho.
Tu sangre es la mañana que jamás se termina.

No hay más luz que tu cuerpo, no hay más sol: todo ocaso.
Yo no veo las cosas a otra luz que tu frente.
La otra luz es fantasma, nada más, de tu paso.
Tu insondable mirada nunca gira al poniente.

Claridad sin posible declinar. Suma esencia
del fulgor que ni cede ni abandona la cumbre.
Juventud. Limpidez. Claridad. Transparencia
acercando los astros más lejanos de lumbre.

Claro cuerpo moreno de calor fecundante.
Hierba negra el origen; hierba negra las sienes.
Trago negro los ojos, la mirada distante.
Día azul. Noche clara. Sombra clara que vienes.

Yo no quiero más luz que tu sombra dorada
donde brotan anillos de una hierba sombría.
En mi sangre, fielmente por tu cuerpo abrasada,
para siempre es de noche: para siempre es el día.


De "Cancionero y romancero de ausencias" 1941 1942

Publicado por: Yolanda Muñoz 28/03/2013

El niño yuntero
Carne de yugo ha nacido
Más humillado que bello
Con el cuello perseguido
Por el yugo para el cuello

Nace, como la herramienta
A los hombres destinado
De una tierra descontenta
Y un insatisfecho arado

Entre estiérco puro y vivo
De vacas, traema la vida
Un alma color de olivo
Vieja ya y encallecida

Empieza a vivir, y empieza
a morir de punta a punta,
Levantando la corteza
De su madre con la yunta.

Empieza a sentir, y siente
La vida como una guerra
Y a dar fatigosamente
Con los huesos de la tierra.

Contar sus años no sabe
Y ya sabe que el sudor
Es una corona grave
De sal para el labrador.

Trabaja mientras trabaja
Masculinamente serio,
Se unge de lluvias y se alhaja
De carne de cementerio

A fuerza, de golpes, fuerte,
A fuerza de sol, bruñido,
Con una ambición de muerte
Despedaza un pan reñido

Cada nuevo dia es
Más raiz, menos criatura
Y escucha bjo sus pies
La voz de la sepultura

Y como raiz se hunde
En la tierra lentamente
Para que la tierra inunde
De paz y pan en su frente

Me duele este niño hambriento
Como una grandiosa espina
Y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina

Lo vero arar los rastrojos
Y devorar un mendrugo
Y declarar con los ojos
Que por qué es carne de yugo

Me da su arado en el pecho
Y su vida en la garganta
Y sufro viendo el barbecho
Tan grande bajomsu planta

¿Quién salvará a ese chiquillo
Menor que un grano de avena?
¿De dónde saldrá el martillo
Verdugo de esa cadena?

Que salga del corazón
De los hombres jornaleros,
Que antes de ser hombres son
Y han sido niños yunteros

Publicado por: Beatrice GAIARDO (Argentina) 28/03/2013

"A LA LUNA VENIDERA"
PORQUE ES UN CANTO DE ETERNA ESPERANZA. ESE ES "UNO" DE MIS PREFERIDOS !!!

A la luna venidera
te acostarás a parir
y tu vientre irradiará
la claridad sobre mí.

Alborada de tu vientre,
cada vez más claro en sí,
esclareciendo los pozos,
anocheciendo el marfil.

A la luna venidera
el mundo se vuelve a abrir.

Publicado por: Guillermo torrent latorre 28/03/2013

Maravilloso. Un genio que elevó la sencillez a un grado supremo, exquisito, delicado y contundente. Inmortal, allá donde esté, cambió mi vida para siempre cuando fuí adolescente en ciernes...

Publicado por: Agustin 28/03/2013

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Publicado por: MiguelÁngel 28/03/2013

Contemplo con regocijo los resucitares del poeta,
cada vez que abro un libro,
cada vez que aspiro sus letras,
por eso en éste día de luto blanco
brindo por ti querido amigo,
por ti y por la poesía que regará siempre estas tierras.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal