Papeles Perdidos

72ª feria del libro de madrid

¿Se ha pensado más en vender libros que en crear nuevos lectores?

Por: Winston Manrique Sabogal31/05/2013

Feria-lectores-ulymartin

Visitantes en el parque del Retiro de Madrid durante la feria. Foto de Uly Martín

ESPECIAL DE EL PAÍS EN LA 72ª FERIA DEL LIBRO DE MADRID

El tema del día de nuestro especial de la 72ª Feria del Libro de Madrid tiene que ver con las propuestas que han formulado organizadores, libreros, editores y escritores de la cita madrileña. Sus reflexiones han coincidido en la necesidad de crear nuevos lectores y promover la lectura para garantizar el futuro del libro. Y surgen preguntas como estas: 

¿Acaso algo tan obvio como el fomento de la lectura se ha desplazado por la euforia de ganar dinero en ventas de libros y no invertir en los futuros compradores?

¿Acaso esta ausencia de verdaderos lectores ha contribuido a la fuerte caída de las ventas de libros en los últimos cinco años?

¿Qué hacer para crear nuevos lectores y retener a los que ya existen? 

Ocho protagonistas de la Feria responden: PUEDES LEER AQUÍ SUS RESPUESTAS

Este es el debate del día que planteamos en este foro abierto de Papeles perdidos, a partir del artículo central que publicamos hoy en EL PAÍS y que reproduzco a continuación con un vídeo en este enlace:

Se buscan lectores. Razón: el Retiro

por WINSTON MANRIQUE

…Y en el origen estaba el principio del futuro del libro… En la vuelta a la necesidad de crear nuevos lectores y de fomentar la lectura está el porvenir de la creación literaria y de la supervivencia de un negocio que enfrenta su quinto año de crisis consecutiva por la caída de las ventas. Sin nuevos lectores no habrá compradores de libros, coincide media docena de escritores, editores, libreros y organizadores de la 72ª Feria del Libro de Madrid, que inauguró una nueva edición (hasta el 16 de junio) en el Parque del Buen Retiro de Madrid. Una idea que resume César Antonio Molina, director de la Casa del Lector, escritor y exministro de Cultura: “Hubo un equívoco al pensar que lo importante era que hubiera compradores de libros, aunque los libros no se leyeran. Un error garrafal. Lo que hay que crear es lectores y una vez que se creen, ellos comprarán libros”. La idea la comparten escritores como Javier Gomá, que dio la conferencia inaugural de la feria, Luisgé Martín y Guadalupe Nettel.

El vacío está creado. La enmienda se quiere empezar.

La euforia por las cifras millonarias de ventas de libros es recuerdo. Desde 2008 caen de manera imparable, mientras, paradójicamente, las encuestas señalan un aumento en la lectura que dice practicar ya el 63% de los españoles (quienes leen al menos una vez cada tres meses), y uno de cada tres españoles no lo hace nunca. ¿Y, aparte de vender libros, qué hace la feria por promover la lectura y crear nuevos lectores? “Trabajar con los jóvenes y más pequeños en las actividades del pabellón infantil e involucrar a los padres de familia en esta tarea”, asegura Teodoro Sacristán, director de la feria.

La lucha por la reconversión de los hábitos de lectura se suma a la de la piratería. Si bien es cierto que entre quienes leen, el 58% lo hace, también, en formato digital —diez puntos más que hace dos años—, solo la tercera parte reconoce pagar por las descargas. Es decir, que siete de cada diez descarga gratuitamente los libros. Otra paradoja es que a mayor oferta digital por parte de las editoriales, mayor piratería. “Se ha quebrado la dinámica de una parte de la cadena del consumo cultural y se pone en riesgo la creación”, advirtió hace unos meses Javier Cortés, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, al presentar el barómetro de Hábitos de lectura y compra de libros 2012.

Por eso, las expresiones que se escuchan estos días en la feria son del tipo:

—¡Esperamos un pequeño milagro!

—Debemos garantizar nuevos lectores…

—Hay que cuidar a los libreros…

—Confiamos en remontar…

—Hay que afrontar la crisis con entusiasmo e ilusión…

Peticiones y plegarias al dios de los libros en una cita que es un termómetro de lo que pasa en el sector cada año. Así es que más de 800 editoriales españolas, un sector que da trabajo a unas 30.000 personas, e incluso el Gobierno —la industria editorial representa el 0,7 por ciento del PIB (el año pasado facturó unos 3.000 millones de euros)— estarán atentos a lo que suceda en los próximos 17 días en las 353 casetas.

En 2012 la feria registró una caída en las ventas del 19% respecto al año anterior, que a su vez había sido del 10% menos respecto a 2010.

Con dios de los libros o sin él, los que sí estarán más presentes que nunca serán los escritores que cumplirán religiosamente su ritual de ir a firmar libros y encontrarse con sus lectores. ¿Más de 400 autores?¿¡Más de 500, o incluso 600!? Lo cierto es que será una apoteosis de escritores ofreciendo sus libros firmados; y no solo los fines de semana, también habrá muchos de lunes a viernes, y no todos con novedades literarias. Todos con la misión de contribuir a las ventas. “Es una forma de agradecer a los lectores habituales y conquistar otros”, según Rodrigo Rivero, de la librería Lé y del comité organizador.

Con este panorama sembrado de incertidumbre otra arma para afrontarlo es con “más ilusión y optimismo, sin esto no existe la edición”, asegura Valeria Ciompi de Alianza. Para Pilar Reyes, de Alfaguara, una clave está en defender al librero, “el actor cultural más importante de la edición”, idea que Juan Casamayor, de Páginas de Espuma, refuerza: “Hay que crear un plan estratégico nacional para apoyar la red de librerías”. Ello, además, de que cada uno dentro del sector dé lo mejor de sí, afirman Ofelia Grande, de Siruela, y Ángeles Aguilera, de Planeta.

Diecisiete días que serán vistos como las cabañuelas para lo que queda del año.

* Lo dicho: ¿Acaso algo tan obvio como el fomento de la lectura se ha desplazado por la euforia de ganar dinero y no invertir en los futuros compradores?

¿Acaso esta ausencia de verdaderos lectores ha contribuido a la fuerte caída de las ventas de libros en los últimos cinco años?

¿Qué hacer para crear nuevos lectores y retener a los que ya existen?

PUEDES VER AQUÍ LAS RESPUESTAS DE OCHO EDITORES, LIBREROS Y ESCRITORES SOBRE LA FERIA Y EL FUTURO DEL LIBRO


ESPECIAL DE EL PAÍS DE FERIA DEL LIBRO DE MADRID 2013


comentarios 34

34 Comentarios

Publicado por: libros baratos 31/05/2013

Excelentes libros para los amantes de la lectura!

Publicado por: jose 31/05/2013

Para los amantes a la lectura y conocimiento, las mejores ofertas de excelentes libros. LIBROS BARATOS

Publicado por: sftb 31/05/2013

Lo que sucede es que la crisis llega a todos los gremios y más a los que la gente piensa, equivocadamente, los menos básicos. De todas formas hay que reinventarse y de esta manera poder llegar a la gente que en estos momentos no puede comprar libros de papel o por internet
https://www.starazona.com/seguro-de-salud/seguros-de-salud

Publicado por: EntreEscritores.com 31/05/2013

Lo cierto es que el proceso de adaptación a las nuevas tecnologías ha sido meteórico en lo que a lectores respecta. Quizá los más lentos en adaptarse hayan sido los propios editores y mundo editorial en general y eso les está colando en una tesitura difícil . Si no tienen claro todo lo que pueden ofrecer al final limitan sus miras y el resultado acaba siendo pobre y no apuesta por la conciliación de la tradición y la modernidad. Algo muy posible

Publicado por: Teodofredo 31/05/2013

¿Cuánta gente lee en realidad? Os invito a realizar una rápida estadística a ojo avizor entre vuestros conocidos. Yo la he hecho y sólo me salen 3 personas. Y he tenido en cuenta a más de 100.

https://www.complicacionesdelavidareal.blogspot.com.es/2013/02/que-es-leer.html

Publicado por: ro 31/05/2013

Lo único importante es el precio. Montones de jubilados no podemos comprar libros porque con el precio de uno comemos un par de días. En otros paises se pueden obtener los últimos éxitos nacionales e internacionales a precio bolsillo solo dos o tres meses despues de su publicación, en España pasan años y eso si se consigue. La misma rspuesta habría para las entradas de cine, 4 € más caras que en Alemania

Publicado por: vida 31/05/2013

el dinero es lo mas importante de la vida,todo se hace por y para el dinero.los libros son muy caros y si quieres leer mucho mas te cuesta y si no tienes dinero entonces te quedas sin leer.el dinero rige la vida.los escritores no quieren que la gente lea,lo que quieren es ganar mas y mas dinero

Publicado por: sarai 31/05/2013

Ha dismunuido el formento a la lectura porque ahora lamentablemente lo unico que importa es archicomunicar ya sea con los smartphone, facebook etc.

Publicado por: maria 31/05/2013

Me pase al ebook hace unos meses, y cual ha sido mi sorpresa al descubrir que muchos libros, por no decir casi todos no estan en digital. en la oferta legal solo encuentras best sellers, carisimos por cierto, y autoediccion. en la web donde compro incluso tienen una opcion para pedir al editor que publique los libros en digital. Sin embargo, si buscas en la oferta pirata, la oferta es inmensa.
yo primero busco en las webs legales, y si no encuentro, pues me lo bajo pirata, señores editores, es una cuestion de oferta y demanda.

Publicado por: Hanna 31/05/2013

¿Se puede vivir así, tal como se nos está obligando a vivir, regresados al paisaje de la posguerra en un santiamén y con solo la explicación de que tenemos que pagar las deudas que los bancos contrajeron, porque sin ellos el sistema no funciona? Pues claro que se puede vivir así, millones de personas lo hacen en el sur de Europa, en especial griegos, portugueses y españoles. ¿Y qué significa eso? Que el cerebro no trabaja, que no fue petroleado con mimo, que se infeccionó su tierra a saber con qué, que cayó enfermo, que en este país no se leyó nunca sino en porcentajes desdeñables y, en general, basura, la que publicitan los más poderosos medios de comunicación.


En los metros, tranvías y buses de otros países europeos, en los bancos de sus avenidas, echados en la hierba o en el césped, en bares, escaleras de museos, apoyados en el mismo muro que su bicicleta, he visto siempre a la gente armada de un libro o de un periódico. Aquí, casi llama la atención que haya uno o dos lectores en trayectos de idéntico recorrido, en esparcimientos al aire libre, en los bares de tomar aliento, en los parques al sol. Apenas podría testificar un espectáculo casi similar al de las diócesis foráneas en Catalunya. Y pare usted de contar.


¿Sabe más el que lee? ¿Se informa mejor ese ciudadano que se ensimisma en un libro, que revisa la prensa? La pregunta debiera formularse al revés: que precisen leer es síntoma de que los ciudadanos no están enfermos, al menos no lo están al punto y modo nuestro, saben más, o saben mejor lo que saben, no tengo la menor duda. Tampoco la tengo respecto a que este país no gozó de lo que gozaron otros: al menos un par de generaciones consecutivas de ciudadanos con un bachillerato bajo el brazo, y cuando digo bachillerato, me refiero a dos o tres generaciones seguidas de gente realmente civilizada. Entre los bienes alcanzados por los gobiernos españoles, a los que jamás les preocupó en verdad la educación de la ciudadanía, sino justo lo contrario, anda un pueblo ferozmente decidido a leer apenas, a leer casi nada, nada si puede ser, y desde luego, casi nunca literatura, que el justo lo imprescindible. ¿Cómo solucionarlo? Nunca de la noche a la mañana, y aunque hay dos o tres métodos para lograrlo, el que produce sin excepción el fruto deseado es que los niños vean que sus padres leen, y que esos padres, además, les hayan leído en su infancia, que compren libros y que se los compren. Los niños así criados leerán durante toda su vida, porque, junto con el pan, es el alimento indispensable a lo largo de sus vidas.


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal