Papeles Perdidos

v congreso iberoamericano de cultura

Una agenda iberoamericana para los derechos de autor

Por: EL PAÍS23/11/2013

Frnando-vicente-pirateríacultural

Ilustración de Fernando Vicente.

Luces, sombras y miedos del futuro cultural en la Red.

-En 2012, uno de cada diez internautas accedió ilegalmente a obras, prestaciones y contenidos sujetos a derechos de autor.

- El 32% para buscar música, el 12% libros, el 43% películas y un 7% videojuegos. En total, suman 3.000 millones de descargas ilegales.

- En el mundo del libro s han producido un total de 226,9 millones de accesos ilícitos.  El valor de las descargas ilegales equivale a 5.800 millones de euros

Una de las sombras de Internet es la que tiene que ver con la propiedad intelectual. El cómo proteger y garantizar esos derechos a los creadores es una de las principales preocupaciones que abordó en su última jornada el V Congreso Iberoamericano de Cultura, (en Zaragoza del 20 al 22 de noviembre)  en la mesa redonda moderada por Teresa Lizaranzu, Directora General de Política e Industrias Culturales y del Libro del MECD.  “Sin la debida retribución a los autores, no sólo se pone en riesgo la pervivencia de la industria cultural, sino de forma significativa la de la propia creación”, advirtió Armando Collazos, director General Global de PRISA Ediciones .

Una situación que afecta a todas las artes. Un testigo de ello es David Trueba: “He tenido la suerte de dedicarme a tres labores profesionales en los últimos años: el periodismo, el cine y la literatura. Aunque en distintas oleadas, los tres se han visto igualmente afectados por la piratería. Muchas voces lo justifican como una consecuencia de que estas industrias no hayan sabido adaptarse a las nuevas tecnologías y al nuevo modelo de negocio. No se me ocurre ningún modelo de negocio más allá de esa antigua costumbre consistente en comprar barato y vender a un precio superior”.

Por eso Trueba denuncia y reclama corregir el uso que se lleva haciendo de la cultura en los últimos 15 años, sobre todo entre los jóvenes. En España, asegura, “existe un desprecio generalizado hacia la actividad artística y cultural, muy arraigado en el tejido social. Un escritor es alguien que vive del cuento, un cineasta alguien que subsiste a base de subvenciones, un músico alguien que siempre puede dar conciertos y cobrar las entradas… Nunca se ha observado la cultura como una industria potente y de futuro”.

La situación también afecta a Latinoamérica que históricamente ha estado relacionada con este tema, como lo recuerda José Manuel Gómez Bravo, director de Propiedad Intelectual en Grupo PRISA y Presidente del Observatorio Internacional de la Propiedad Intelectual: “Todo el mundo piensa que Balzac y Víctor Hugo son los grandes impulsores de los derechos de autor, pero fue el embajador de El Salvador quien los animó a crear la asociación literaria y artística. Latinoamérica ha estado siempre en el corazón de la globalización de los derechos de autor”.

Bravo insiste en que "se debe creer en el valor estratégico de la cultura y de la propiedad intelectual como elementos para el desarrollo económico y el fomento de la competitividad en la región". Por eso propone “trabajar en la definición de una agenda digital iberoamericana que nos permita construir un mercado de los derechos de autor pan-territorial. Una autopista iberoamericana de la cultura”.

Un ejemplo del desbordamiento de la situación es que mientras en España el mercado editorial acumula una caída del 14% con respecto al año anterior, en otros países igualmente afectados por la crisis como Portugal el descenso es tan sólo del 1%, afirma Collazos.  “La crisis es un problema coyuntural que superaremos tarde o temprano”, asegura, “pero la piratería amenaza con convertirse en un mal estructural, lo que para la industria cultural sería dramático”.

Las nuevas formas de distribución tecnológica no pueden estar sobrevaloradas frente a las fuerzas creativas, insiste Bravo. Sobre el sector de la música, uno de los primeros y más afectados, da pistas: “los últimos dos años de lanzamientos discográficos demuestran que un 80% se basan en recopilaciones de catálogo. Si no protegemos los derechos de autor frente a las amenazas de la piratería estamos abocados a una cultura de la recopilación, donde la innovación no tendrá cabida y nuestra competitividad se verá seriamente amenazada”.

Lorena Pacheco, de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, aclara que "El derecho de autor debe evolucionar conforme lo hacen las nuevas tecnologías y la sociedad". Para ello la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual tiene como misión dar asistencia a los Estados para promover la creatividad a través de un sistema de propiedad intelectual equilibrado. "El derecho de autor·", dice Pacheco, "debe ser neutral. No debe favorecer a ninguna tecnología en particular".

David Trueba amplía el horizonte cuando dice que Internet nos da una pista de algo muy peligroso, algo más peligroso que el pirateo: “La red nos ha hecho regresar a los tiempos del latifundio. La concentración de la cultura en manos de actores muy dominantes que arrasan con todas las alternativas. El ejemplo máximo son gigantes como Amazon, Google o Twitter que se han erigido en dioses. El combate contra el latifundio es el combate por la supervivencia del artista.”

“El problema de la red es que en el mundo del gratis total un céntimo es caro. Hay que plantearse hasta qué punto las grandes plataformas viven de que ese consumo se produzca sin reglas y sin normas. Hay que seguir el rastro del dinero. Porque es evidente que el tráfico ilegal de contenidos se está convirtiendo en un negocio muy rentable para algunos”.

Según un estudio del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales realizado por GFK, en 2012, estás son algunas de las cifras más preocupantes:

- Uno de cada diez internautas accedió ilegalmente a obras, prestaciones y contenidos sujetos a derechos de autor.

- El 32% para buscar música, el 12% libros, el 43% películas y un 7% videojuegos. En total, suman 3.000 millones de descargas ilegales.

- Miles de millones de euros perdidos por la industria cultural. Miles de puestos de trabajo destruidos. Ingentes cantidades de recursos no percibidos por la Hacienda pública y la Tesorería de la Seguridad Social.

 En el sector del libro la situación es dramática:

 - Se han producido un total de 226,9 millones de accesos ilícitos.

- El valor de las descargas ilegales equivale a 5.800 millones de euros.

- Lucro cesante para la industria de 46 millones de euros (5,1 online y 39,9 físico).

- El lucro cesante equivale al 7,7% del valor del total pirateado.

- Supondría incrementar un 4,6% el valor de la industria.

- Según Amazon, el ratio de descarga por dispositivo en España es de 0,6 unidades, frente a los 4,6 de Alemania y Reino Unido y los 4,4 de Italia.

comentarios 12

12 Comentarios

Publicado por: starazona 23/11/2013

Hay que respetar el trabajo de miles de personas que diariamente estrujan su cerebro para que llegue a nuestras manos obras escritas, por lo que hay que poner medios para evitar la piratería, sino el mundo de la cultura desaparecerá de manera inminente.
https://www.starazona.com/seguro-de-decesos/seguros-de-decesos.php

Publicado por: Noch ein Bier, bitte! 23/11/2013

Antinoo,

Yo pago por los libros que adquiero en propiedad. Libro que no deseo adquirir en propiedad, libro que saco de la biblioteca, que paga el correspondiente canon a su autor. Las torres de marfil quedan muy lindas en las novelitas rosa, al igual que los piratas corresponden a los libros de aventuras. No mezcle usted churras con merinas. De la descarga ilegal no gana ninguna de las partes que merece ganar algo en todo este conglomerado: ni el creador, ni el promotor, ni el amante de la literatura. Solamente ganan los mediocres, los aprovechados y los que carecen de ética.

Publicado por: Antinoo 23/11/2013

# PEDRO & NOCH EIN
Es curioso comprobar como personas que no saben qué es la amalgama o qué es la demagogia incurren en ellas con facilidad pasmosa. Que la creatividad artística no dependa en esencia de los mecenas o de los compradores no significa, no puede nunca significar, que no tenga un valor y que se pueda vender. Lo uno no quita lo otro. El problema de las compañías que comercializan la literatura, la música y el cine es que durante muchos años han sido monopolísticas y han hecho y deshecho a su antojo. Todavía hoy siguen haciéndolo o lo pretenden. Si no se facilita el acceso a los diferentes productos pagando un precio justo la gente tratará de conseguirlos por otros medios aunque sean ilegales. Así es que bajémonos cada uno de nuestras correspondientes torres de marfil y tratemos de encontrar una solución que satisfaga a todos. Y no va a ser facil, pero si será posible. En caso contrario perderemos todos, creadores, negociantes y consumidores. Y esto sirve para todos los productos comerciales.

Publicado por: Noch ein Bier, bitte! 23/11/2013

Estoy contigo, Pedro Ramos. Los amigos de la descarga gratis son los vampiros que están dejando secas las venas de la creación. Pero ellos claman libertad y justicia (para ellos), y ¿el creador?, que se joda... Vampiros....

Publicado por: pedro ramos 23/11/2013

Es bien curioso que Antinoo nos de una lista de libros de los que los autores, o no se conocen, o son discutidos o dudosos (de Homero, por ejemplo, no se sabe ni si existió). No sé en qué se ganará él la vida, pero ¿por qué no se aplica el cuento? Si es, digamos, taxista, siempre habrá medios de transporte, aunque a él y a los suyos dejen de pagarles; si arquitecto o albañil, siempre habrá modos de fabricarse sitios donde vivir, aunque ellos no cobren; si tiene que ver con la Sanidad, siempre se encontrará quien eche o trate de echar una mano, si uno se pone malito... ¿Sigo? No, oiga: la creación artística es un trabajo especializado, laborioso y difícil; y quien quiera apoderarse de lo que no es suyo aprovechando las facilidades de la tecnología, no sirve que pretenda pasar por inocente explicando que son ellos, los creadores, los que tendrán que adaptarse al robo, quieran o no, les guste o no les guste. Y eso, que es obvio, no entra en la cabeza de algunos, simplemente porque se niegan a (o no tienen imaginación para) ponerse ellos en el lugar de los robados. Mala cosa.

Publicado por: Antinoo 23/11/2013

#Roberto Ramos.
Los mecenas son bienvenidos por supuesto, pero la creación artística o, casi diría, la creación a secas no dependen del mezenazgo. Que se lo pregunten al autor del Bagavad Gita, o a Homero o al de La Celestina o el Lazarillo o a cantidad de pintores, músicos, o inventores como Edison o los hermanos Wright. El que crea, crea, y si se lo facilitan creará con más comodidad. Los Impresionistas en Paris pasaron hambre y penurias al tiempo que cambiaban la historia de la pintura.

Publicado por: pedro ramos 23/11/2013

Supongo que del comentario de Lucas Ospina, que no tiene en cuenta lo poco y nada que tienen que ver el mundo de la moda y el de la creación literaria o artística, habrá que deducir que, si a Velázquez, Bach o Miguel Ángel no les hubieran pagado un duro por sus creaciones, tendríamos cosas mejores que la Sixtina, las Meninas o la Pasión según San Mateo. Si él prefiere creerlo así...

Y también que sin financiación para el cine (si estos partidarios del todo gratis no sólo no quieren pagar una entrada para verlo, sino que critican las subvenciones; sin financiación pública ni privada, ¿quién paga?), se harán maravillosísimas películas que, al contrario que las actuales, tan caras de hacer, no costarán un duro.

No me extraña que alguien capaz de creerse todo eso diga las cosas que ellos dicen; más bien me extraña que no las digan todavía más gordas.

Publicado por: Lucas ospina 23/11/2013

"Johanna Blakley, una fashionista, en su conferencia sobre la cultura libre del mundo de la moda, muestra que la escasa protección en materia de derechos de autor en el mundo de la moda lleva a un constante auge creativo, mientras que en cuanto a lo monetario le trae a esa industria más dividendos que los de otras áreas donde hay más protección y susceptibilidades morales y autorales (películas, libros, música…)."

https://lasillavacia.com/elblogueo/blog/tragicomedias-de-lo-publico-arte-derechos-y-reveses-de-autor-46142

Publicado por: pedro ramos 23/11/2013

Se maneja aquí uno de los tópicos preferidos por quienes defienden la piratería: puede que afecte a la industria, pero no a la creación. Velázquez era empleado de los reyes a los que retrató; Bach componía de acuerdo con las obligaciones de su cargo de Kapellmeister, y así se generó la gran mayoría de su música. Sin esos empleos, que pagaban (entre otras cosas) su creatividad, la obra de uno y otro sería absolutamente distinta, y con gran probabilidad mucho más reducida. Miguel Ángel no hubiera, sencillamente, podido pintar el techo de la Sixtina, que le exigió un trabajo encarnizado durante mucho tiempo, si no le pagasen por ello.

Y aún otra cosa. Imagínese que se inventa un dispositivo que hace inútil cualquier cerradura, y se convierte en fácilmente accesible para todo aquel que quiera utilizarlo. ¿Se diría también que la culpa la tienen los propietarios de bienes -o sea, todos, o casi todos-, que deben protegerlos mejor, "adaptándose a los nuevos tiempos"? No, evidentemente: con independencia de que, en efecto, hubiese que tomar medidas que pudieran afectarles, a quienes hay que perseguir es a quienes, aprovechándose de esa posibilidad, se apoderasen de lo que no les pertenece. Pues lo mismo ocurre aquí: no sirve de nada decir, como tantos dicen, que "los creadores tienen que adaptarse a los nuevos tiempos". No, mire: sus derechos están siendo vulnerados YA, en este momento, y desde hace tiempo; y lo primero que hay que hacer es tomar las medidas que permitan evitarlo. La tal "adaptación", en la medida en que haya de producirse, no puede ser forzada, y derivada de la impunidad de quienes se apoderan de lo que no les pertenece. Tiene que quedar clarísimo, porque para algunos parece que no lo está, que ellos, en esta situación, no son de ningún modo los culpables, sino las víctimas.

Publicado por: GERARELLA 23/11/2013

Sugiero analizar otros ingredientes del problema: antes el susto lo dieron las fotocopiadoras. Ahora debe ser motivo de felicidad que haya tantos descargadores, que no son consumidores (compradores), son gente que no habría comprado más que los libros necesarios. Internet ha hecho posible el aumento del número de lectores. Lo que hay que evitar son los abusos. Los editores no pagan lo justo a los escritores.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal