Papeles Perdidos

Historia

El triunfo de la Edad Media. La lección de Jacques Le Goff

Por: Guillermo Altares09/04/2014

Edadmedia

Jacques Le Goff, el investigador francés fallecido la semana pasada en París a los 90 años, siempre creyó que Europa había nacido en la Edad Media. Junto a su compañero y amigo Georges Duby y dentro de la escuela de los Annales, Le Goff dedicó toda su carrera a explicar que aquellos años no fueron una era oscura sino todo lo contrario: fueron los siglos que unen a los clásicos con nosotros, una era de risas y juglares, en la que se sentaron las bases de la separación entre la religión y el Estado, en la que nacieron las universidades. También, es cierto, se forjaron alguno de los aspectos más siniestros del viejo continente, como la caza de brujas, la intolerancia, el antisemitismo o la legalización de la tortura. Un pequeño libro publicado por Alianza Editorial hace 20 años resume el pensamiento de Le Goff y, en estos tiempos de nacionalismos y populismo, es una de las más emocionantes reivindicaciones europeístas que se hayan escrito. La vieja Europa y el mundo moderno es una pequeña obra maestra, es un libro muy importante para entender lo que somos.

"El primer esbozo de Europa se dibuja sobre una doble base: la comunitaria de la cristiandad, modelada por la religión y la cultura, y otra, diversificada, de los distintos reinos fundados sobre tradiciones étnicas importadas o pluriculturales antiguas (germanos y galoromanos por ejemplo en la Galia). Ésa es la prefiguración de la Europa de las naciones, porque desde sus orígenes Europa muestra que la diversidad de naciones puede hacerse la unidad: naciones y unidad europea están relacionadas", escribe el sabio francés en este ensayo que, en poco más de 70 página de letra generosa, es capaz de resumir los principales problemas de Europa y, a la vez, de apostar por un futuro de esperanza. 

Le Goff explica, por ejemplo, como la orden benedictina aporta un elemento fundamental a los europeos: el empleo del tiempo. "La gran división entre un tiempo para la oración y un tiempo para el trabajo seguirá siendo y se afirmará como un tiempo para el trabajo y lo que evolucionará hacia un tiempo para el reposo, el ocio y la fiesta", explica. También es apasionante su justificación de la necesidad de una moneda única, ya desde los tiempos en que se produjo el desarrollo comercial europeo, entre los siglos XII y XIV: "A pesar de los progresos en las prácticas monetarias (control de las monedas por las ciudades y los príncipes, creación de un comercio al por mayor adaptado a los nuevos tratos comerciales, multiplicación de los cambistas y aparición de banqueros, primero en Italia, luego en el sur de Alemania), la multiplicación de las monedas y la complejidad de los cambios es un cuello de botella que pone de manifiesto la importancia de una unificación monetaria para el progreso de una unidad europea".

De todas las lecciones que ofrece Le Goff la más perdurable, sobre todo en la Europa de Marine Le Pen o del partido ultra húngaro Jobbik, pero también en la época de los recortes en educación y las universidad ahogadas, es cuando reivindica una relación con el pasado basada en la ciencia y el aprendizaje y no en las emociones y los mitos. "Europa debe desembarazarse ahora de las manipulaciones y de las falsificaciones de la historia y del peso paralizante de una cierta referencia a la historia. Europa conoce hoy, más que otros continentes, un despertar de la memoria. También aquí si la memoria debe combatir el olvido de los errores y los crímenes del pasado para ayudar a no reproducirlos, debe dejar a una historiografía científica y objetiva la tarea de construir, sobre el respeto a la historia de cada país, la memoria común europea". 

Jacques Le Goff, La vieja Europa y el mundo moderno. Madrid, Alianza Editorial, 1996. Traducción de Mauro Armiño. 73 páginas – 4,5 euros

Otras obras de Jacques Le Goff disponibles en castellano son Los intelectuales en la Edad Media (Gedisa), El hombre medieval (Alianza), La civilización del Occidente medieval (Juventud), ¿Nació Europa en la Edad Media (Crítica), Pensar la historia (Paidós), Mercaderes y banqueros en la Edad Media (Alianza), Héroes, maravillas y leyendas de la Edad Media (Paidós).

(Imagen: uno de los tapices de la serie La dama y el unicornio (siglo XIV) , que se conservan en el Museo de Cluny de París)

comentarios 8

8 Comentarios

Publicado por: Maria Jesus 09/04/2014

Es precioso ver como fue la historia y la pena que da la muerte de Le Goff. Me hubiese gustado vivir en la edad media

Publicado por: carlos 09/04/2014

excelente articulo, la edad media fue una gran epoca.

Publicado por: eloisa 09/04/2014

El comentario de ZAUBERBERG demuestra lo mala que es la ignorancia y lo arraigados que están los tópicos extendidos por los hijos del siglo de las Luces, como Burckhardt.

Publicado por: Lansky 09/04/2014

Ni la Edad Medi fue la terrible edad oscura que se decía en un tiempo hasta hace poco, ni es un nuevo renacimiento antes del Renacomiento que se nos había pasado por alto e injustamente olvidado. La verdad, sobre todo la verdad histórica, reside en los detalles y en los matices. justo lo que hacía el gran Le Goff

Publicado por: zauberberg 09/04/2014

Bueno, lo cierto que la edad media, más de mil años después de la república romana, no se yo si es para tirar tantos cohetes. Ver como se organizaban los romanos, las leyes, los discursos en el senado, la comida, la medicina, arquitectura etc.... Muchos de los males que achacaban al demonio en la edad media ya se sabían cerebrales en roma. El valor de los baños y la limpieza, el edificio más antiguo de Roma ojo son las cloacas. En fin, esta claro que poco o mucho se ha de evolucionar, pero para mi, después de la caída del imperio mucho se perdió.
Muchas enfermedades por suciedad, malnutrición, caza de brujas, inquisiciones, reyes nefastos, torturas etc... no es la edad media tan buena.

Publicado por: hombrerrante 09/04/2014

Siempre he querido viajar a la Edad Media

Publicado por: Cola de rienzi 09/04/2014

¡Una lástima la muerte de Le Goff! Con el aprendí a valorar dicho periodo de la Humanidad como algo hermoso. D.E.P.

Publicado por: viaje_itaca 09/04/2014

Europa y lo que originó la Edad Media. El que quiera conocerlo con profundidad que se coja una historia de la Edad Moderna y cuente las guerras. Y las consecuencias para la población civil. Para luego ver lo que pasó en la Contemporánea. Es un continente de contrastes, donde aparecieron cosas maravillosas, pero salvos cortos períodos (el último se lo debemos a los rusos, pero para hacernos este regalo, tuvieron que soportar el comunismo y todos la amenaza del botón rojo), el balance es practicamente todo de color rojo sangre. Aunque se intente maquillar la realidad con un organismo que se dice creado para reducir el riesgo de guerra, pero funciona (parcialmente) hasta la siguiente crisis. Y estamos en ella.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal