Papeles Perdidos

muere García márquez (1927-2014)

Homenaje a García Márquez con sus mejores pasajes literarios

Por: Winston Manrique Sabogal18/04/2014

Garcia-marquez-escribiendo
Gabriel García Márquez en Barcelona, hacia 1972, en una foto de su hijo Rodrigo.

ESPECIAL: Luto en la Tierra y en Macondo

"-El mundo está mal hecho -sollozó.

Quienes la visitaron por esos días tuvieron motivos para pensar que había perdido el juicio. Pero nunca fue más lúcida que entonces. Desde antes de que empezara la matanza política ella pasaba las lúgubres mañanas de octubre frente a la ventana de su cuarto, compadeciendo a los muertos y pensando que si Dios no hubiera descansado el domingo habría tenido tiempo de terminar el mundo.

- Ha debido aprovechar ese día para que no le quedaran tantas cosas mal hechas -decía-. Al fin y al cabo, le quedaba toda la eternidad para descansar".

De La viuda de Montiel, cuento de Gabriel García Márquez

 

Con este pasaje literario quiero contarles lo que seguramente ya saben: que este jueves 17 de abril de 2014, el escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez ha muerto a los 87 años en Ciudad de México. Tengo ahora mismo una sensación de alegría y orfandad, alegría por la felicidad que me proporciona el solo hecho de recordar sus libros, la belleza y la sensibilidad de sus cuentos y novelas, del asombro que me despierta cada vez que releo alguno de ellos, y la admiración que siento cuando, varios, muchos, de sus pasajes me retienen, y me pregunto y me pregunto: "¡Cómo diablos escribió esto! ¡Dónde está el embrujo! Entonces me descubro en mi propia sonrisa dándole las gracias. Narraciones de profunidad y belleza literarias, armonía del lenguaje, y sé que esas historias ya siempre están conmigo.

Por eso me gustaría invitarlos a que le rindamos un bonito homenaje a García Márquez de la manera más literaria, recordando sus pasajes literarios que más nos gustan. Les propongo una lectura coral y transversal de sus obras, saltando de un lado a otro de su universo literario de acuerdo a las propuestas de cada uno de ustedes.

Empezaré con el comienzo del primero de sus cuentos, La tercera resignación, publicado en el diario bogotano El Espectador en 1947:

"Allí estaba otra vez ese ruido. Aquel ruido frío, cortante, vertical, que ya tanto conocía; pero que ahora se le presentaba agudo y doloroso, como si de un día a otro se hubiera desacostumrbado a él"...

Aunque sus arranques novelísticos son memorables (Cien años de soledad, El amor en los tiempos del cólera, Crónica de una muerte anunciada...), les confieso que mi debilidad está en sus cuentos, sobre todo los que escribió hasta 1970. Allí está disperso y revoloteando todo su universo literario. Pero hay uno en especial que me gusta: Alguien desordena estas rosas, de 1952. De solo cuatro páginas y media, en uno de cuyos pasajes dice:

"Ella volvió muchos años después. (...) Yo estaba solo en la casa, sentado en el rincón, esperando. Y había aprendido a distinguir el rumor de la madera en descomposición, el aleteo del aire volviéndose viejo en las alcobas cerradas. Entonces fue cuando ella vino. (...) Era todavía una muchacha. (...) Yo estaba cubierto de polvo y telaraña cuando ella abrió la puerta y en alguna parte de la habitación guardó silencio el grillo que había estado cantando durante veinte años...".

Espero que les guste la idea para homenajear, despedir y brindar por Gabriel García Márquez. Ahora, comparte con nosotros el pasaje literario favorito de su obra.

comentarios 170

170 Comentarios

Publicado por: Luis bonilla 18/04/2014

Con gran nostalgia la pérdida de un famoso escritor Colombiano

Publicado por: Sonia Ramírez Ramírez 18/04/2014

Es interesante conocer las grandes obras de estos maestros de la literatura.
Por ello considero que se debe hacer más difusión, para que se sigan conociendo los escritos de tales autores. Como se puede ver en la actualidad se ha estado distorsionado el lenguaje a través de los medios electrónicos al escribir de manera incompleta y con múltiples faltas de ortografía.

Creo que la obra importante que se debería leer obligatoriamente es Cien Años de Soledad.

Publicado por: gumersindo vieira fernández 18/04/2014

En una conversación con su madre, sobre sus amores, ya cargada de hijos, ésta le confesó a su hijo Gabriel:
"NO PODÍA DORMIR POR LA RABIA DE ESTAR PENSANDO EN ÉL, PERO LO QUE MÁS RABIA ME DABA ERA QUE MIENTRAS MÁS RABIA SENTÍA, MÁS PENSABA"

Me parece un modo sublime de reflejar el amor perdido o cuando uno está perdido de amor.

Publicado por: Llibreria Piscis 18/04/2014

Buen artículo. Felicidades. DEP García Márquez :(

Publicado por: Pedro Flórez Franco 18/04/2014

En una de sus entregas periodísticas de hace 64 años escribía sobre el acordeón, pieza fundamental del vallenato lo siguiente:" No se qué tiene el acordeón de comunicativo que cuando lo oímos se nos arruga el sentimiento.Perdone usted, señor lector, este principio de greguería.... Yo, personalmente, le haría levantar una estatua a ese fuelle nostálgico, amargamente humano, que tiene tanto de animal triste.
Tomado de Textos costeños II (obra periodística 48-50)

Publicado por: AHERRERAP 18/04/2014

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidasa la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedraspulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente que
muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.

Nunca olvidaré esta priemera frase con la que arranca su más genial obra.

Publicado por: Eddy Salvador 18/04/2014

...Ahora que no estás, me sobra la mitad de la cama pero me falta la mitad de mi alma.
El amor en los tiempos del cólera

Publicado por: daniel ELIas 18/04/2014

me encontré esto, muy buena aplicación la recomiendo

A finales de 2013, Tierra Magna anunció que para este año tendríamos la posibilidad de comprar una aplicación (app) de Gabo, para dispositivos móviles, en App Store. Hoy es una realidad; 35 estaciones de audio disponibles en español y pronto en 4 idiomas adicionales: inglés, alemán, francés e italiano.

LINK
https://www.tierramagna.com/novedadesinfo.php?la=es&id=95

Publicado por: meritxellsq 18/04/2014

Nunca olvidaré la primera vez que leí cien años de soledad, ni la segunda. Ni cuando descubrí el amor en tiempos del cólera. y todos los demás. La primera lectura me parece voraz y desgarradora, disfrutando del inmediato placer que provoca el descubrimiento de una obra tan sublime. las siguientes lecturas me parecen pausadas, constantes, serenas, permiten disfrutar y saborear cada palabra, así como notar el olor del trópico.
Recuerdo que la rebelión de Úrsula me produjo un gran impacto, aunque para mi, no hay imagen más bella que la muerte del Coronel Aureliano Buendía.

"Regreso al taller, viendo que el aire empezaba a secar, decidió que era un buen momento para bañarse, pero Amaranta se le había anticipado. Así que empezó el segundo pescadito del día. Estaba engarzando la cola cuando el sol salió con tanta fuerza que la claridad crujió como un balandro. El
aire lavado por la llovizna de tres días se llenó de hormigas voladoras. Entonces cayó en la cuenta de que tenía deseos de orinar, y los estaba aplazando hasta que acabara de armar el pescadito. Iba para el patio, a las cuatro y diez, cuando oyó los cobres lejanos, los retumbos del bombo y el
júbilo de los niños, y por primera vez desde su juventud pisó conscientemente una trampa de la nostalgia, y revivió la prodigiosa tarde de gitanos en que su padre lo llevó a conocer el hielo.

Santa Sofía de la Piedad abandonó lo que estaba haciendo en la cocina y corrió hacia la puerta.
-Es el circo -gritó.
En vez de ir al castaño, el coronel Aureliano Buendía fue también a la puerta de la calle y se mezcló con los curiosos que contemplaban el desfile. Vio una mujer vestida de oro en el cogote de un elefante. Vio un dromedario triste. Vio un oso vestido de holandesa que marcaba el compás de la música con un cucharón y una cacerola. Vio los payasos haciendo maromas en la cola del
desfile, y le vio otra vez la cara a su soledad miserable cuando todo acabó de pasar, y no quedó sino el luminoso espacio en la calle, y el aire lleno de hormigas voladoras, y unos cuantos curiosos asomados al precipicio de la incertidumbre. Entonces fue al castaño, pensando en el circo, y mientras orinaba trató de seguir pensando en el circo, pero ya no encontró el recuerdo. Metió la cabeza entre los hombros, como un pollito, y se quedó inmóvil con la frente apoyada en el tronco del castaño. La familia no se enteró hasta el día siguiente, a las once de la mañana, cuando Santa Sofía de la Piedad fue a tirar la basura en el traspatio y le llamó la atención que
estuvieran bajando los gallinazos".

Publicado por: Belén González 18/04/2014

Y resumió dieciséis meses de amor en cuatro palabras de su jerga caribe:
-Mas es la bulla.
El amor en los tiempos del cólera

1 2 3 4 5 6 7 ... 16 17 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal