Papeles Perdidos

bienal de novela mario vargas llosa

Los buenos libros están bajo el desgobierno de la pasión

Por: Winston Manrique Sabogal26/03/2014

Eldesbarrancadero-vallejo1

Detalle de la fotografía del libro El desbarrancadero, de Fernando Vallejo.

ESPECIAL. I Bienal de Novela Vargas Llosa

La buena literatura tiene que estar escrita bajo "el desgobierno de la pasión", asegura Nélida Piñón, la escritora brasileña y miembro del jurado que elegirá mañana la obra ganadora de la I Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, en Lima. Así empezó ayer la segunda jornada de esta cita literaria. Buen comienzo. Piñón decía esto a la hora del desayuno, al hilo de que hoy en día se escriben muy buenos libros, con grandes argumentos, estructuras originales, comprometidos con el mundo contemporáneo y todo lo que en teoría y cerebralmente debería tener una buena novela. Una incluso que en un primer momento puede ser bien recibida pero, realmente, no será recordada años después si no ha sido escrita con pasión. "Y eso el lector lo nota. Intuye que a esa perfección le falta algo". Se llama corazón, alma, un texto en el cual se nota si el autor se ha enamorado de su libro más allá de las ideas que quiere contar.

Eso se reflejó luego, y sin querer, en la mesa redonda La novela latinoamericana: balance y perspectivas, con los escritores peruanos Pedro Novoa y Raúl Tola y el representante del Instituto Caro y Cuervo, de Colombia, Camilo Hoyos. Ellos, sin saber lo que piensa Nélida Piñón, le dieron la razón cuando hablaron del impacto que produjo y produce en los lectores los libros de la generación del boom latinoamericano que marcó la literatura en español de la segunda mitad del siglo XX. Novelas que buscaban contener el mundo, denunciar  o comprometerse con tantas cosas pero en las que palpita la pasión por lo escrito y por el propio arte de la escritura, por la estética y la belleza. Ahí reside parte del secreto del éxito de esa generacón irrepetible que Raúl Tola escenificó al contar aquel momento en que siendo joven escuchó a un cuentacuentos representando el relato El ahogado más hermoso del mundo, de Gabriel García Márquez. "Un relato breve, perfecto, y que emociona". Leyó, entonces, un pasaje del cuento mientras el auditorio escuchaba y veía entregado en esas palabras la belleza de la literatura.

Continuar leyendo "Los buenos libros están bajo el desgobierno de la pasión" »

comentarios 3

I bienal de novela vargas llosa (1)

¿Se ha perdido el hábito de la lectura?

Por: EL PAÍS25/03/2014

Bonilla-Vasquez(Mordzinski)
Juan Bonilla (izquierda) y Juan Gabriel Vásquez, en Lima, dos de los finalistas al Bienal de Novela Vargas Llosa (Rafael Chirbes, el tercer finalista no pudo viajar). Foto de DANIEL MORDZINSKI

ESPECIAL Bienal de Novela Vargas Llosa

Por WINSTON MANRIQUE Y JACQUELINE FOWKS
Lima

El verano no se quiere ir de Lima. Ayer en la primera jornada de la I Bienal de Novela Mario Vargas Llosa fue uno de los temas más comentados junto al de la literatura en español, claro. Y, sobre todo, al de ¿quién ganará el Bienal: Bonilla, Chirbes o Vásquez? El jueves por la noche se sabrá. Por lo pronto, la primera mesa redonda fue sobre la lectura bajo el título de El reto de la lectura en el mundo actual. Una de las conclusiones, no por dicha ya en otros eventos o pensada y debatida por muchos de ustedes, por ejemplo, deja de impactar y preocupar cuando se analiza en público: Se lee más, sí, pero de otra manera y otro tipo de textos, la verdad es que se ha perdido capacidad de concentración para leer textos largos y más profundos.

La segunda conclusión es que ahora más que nunca se requiere de la labor de alguien que ordene, una manera de decir, o señale lo destacable, que oriente; personas como el editor y el crítico literario. El primero otea el panorama y decide qué publicar y ayuda a corregir y/o mejorar el libro con el autor; mientras el crítico, el buen crítico literario debe dar elementos de juicio al lector sobre la obra en cuestión, analizar el valor, señale aciertos o desaciertos, ayudar al lector a comprender mejor dicho libro y situarlo en el contexto general. Algo que no es incompatible con la libertad de la gente a publicar de manera tradicional o en la Red; aunque se requiere de un "barquero" que guíe y oriente en el paso de una orilla a otra, como recordó Pialr Reyes, de Alfaguara, citando a Jorge Herralde.

Continuar leyendo "¿Se ha perdido el hábito de la lectura?" »

comentarios 7

bienal de novela mario vargas llosa

¿Por qué la novela es el género preferido de los lectores?

Por: Winston Manrique Sabogal24/03/2014

Lalectora-federico-faruffini-la-lectora-1864
La lectora, de Federico Faruffini.

ESPECIAL: Geografías de la novela en español

La novela en español del siglo XXI

409 años después de que Miguel de Cervantes publicara El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha e inaugurara así una nueva era de la literatura y la novela, este género no ha parado  de conquistar lectores. El siglo XIX fue esencial para su desarrollo y popularización, además de sentar las bases de ese artefacto literario que se reinventa de manera constante. Mientras el siglo XX cimenta y diversifica su popularización entre escritores y lectores y la reafirma como género clave para el negocio editorial. Un siglo que demostró que la novela tiene un ADN que la lleva a metamorfosearse mientras mchos no han parado de augurar su fin en diferentes momentos.

Así es que hoy, cuando empieza en Lima la I Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, con la presencia de una treintena de escritores de América Latina y España, en unas 15 mesas redondas y coloquios, me gustaría que entre todos indaguemos en por qué cree que a la gente le sigue seduciendo el género de la novela.

Continuar leyendo "¿Por qué la novela es el género preferido de los lectores?" »

comentarios 40

segundas oportunidades

María Luisa Puga y la casa donde el cuerpo cae

Por: EL PAÍS21/03/2014

Por CRISTINA RIVERA-GARZA

DiariodeldolorEn 1995, la escritora mexicana Maria Luisa Puga, quien vivía en las orillas de un lago y en medio de un bosque, fue secuestrada. A partir de entonces, luego de su liberación, empezó a sufrir los estragos de una enfermedad que pronto encontraría su nombre completo: la artritis reumatoide crónica. Hacia el 2002, ya no podía caminar; y un poco después sólo podía desplazarse con la ayuda de una silla de ruedas. Para una mujer que había nacido en la provincia de México, de la que después huyó para vivir 10 años en Europa, a la que a su vez dejó por Nairobi, en Kenia, esta dependencia debió haber sido catastrófica. Pero María Luisa Puga era, sobre todo, una escritora. Lo conforman así no solamente los numerosos libros de su autoría sino también esa disciplina de la que hacía gala: levantarse siempre en la madrugada para escribir y corregir y volver a escribir lo re-escrito. Así, apenas un par de años después, en el 2004, publicó el libro con el que cerraba una larga relación con la literatura que, entre otras cosas, había sido distinguida con el Premio Villaurrutia por su novela Pánico o Peligro en 1983. En efecto, El diario del dolor (Alfaguara, 2004), se convirtió en su último libro: un recuento autobiográfico en el que no sólo queda plasmada su relación cotidiana con la artritis sino también con la escritura. Una afección. Dos.

Repartido en 100 entradas breves, entrecortadas, frágiles como un hueso, el libro no avanza ni retrocede sino que se encuentra suspendido en ese vacío que la autora compara con el "haberse quedado en la anestesia". Sin sentimentalismos, evadiendo en lo posible una nostálgica edad de oro en la que el dolor todavía no tenía nombre y saltándose también la teleológica visitación del origen, lo que María Luisa Puga consigue en este texto es de una exquisita crueldad: no sólo hace hablar al dolor sino que, escritora al fin y al cabo, ella habla con él. Lo obliga a ponerle atención y, al final, debido a su propia escritura, lo incita a enamorarse de sí mismo con el mismo "regocijo narcisista" que arremete a los entrados en años. Su Diario del dolor es esa conversación silenciosa, ese diálogo a gritos mudos, este tú-a-tú que la doliente establece, de manera activa y sin misericordia alguna con su otro Otro, su símil, su sombra interna. Su Dolor. Porque lo cierto es que, desde que apareció, desde que se dio a conocer, es decir, desde el mismísimo inicio de este diario, tal como queda anotado ahí, la autora no volvió a estar sola.

Continuar leyendo "María Luisa Puga y la casa donde el cuerpo cae" »

comentarios 1

larga distancia

Agota Kristof, la crueldad como arte literario hipnótico

Por: EL PAÍS18/03/2014

Elgrancuaderno-agotakristof
Fotograma de El gran cuaderno, de János Szász, basada en el libro homónimo de Agota Kristof.

Por JOSÉ OVEJERO

En una reseña del blog Estado Crítico sobre La ética de la crueldad, Sara Mesa mencionaba a una autora que en aquel entonces yo no había leído, Agota Kristof, y la citaba como ejemplo de escritora de obras crueles. La curiosidad me empujó a buscar algún libro suyo. El primero que cayó en mis manos fue El gran cuaderno. No exagero si digo que lo leí de una sentada. Tampoco lo hago diciendo que al día siguiente regresé a la librería y me compré las dos siguientes novelas que componen la trilogía: La prueba y La tercera mentira (publicada en España como Claus y Lucas). Desde entonces he leído seis de sus libros, todos recomendables, todos devastadores y al mismo tiempo de una gran belleza.

Quien se asoma a El gran cuaderno entra en un mundo en el que la crueldad se ha adueñado de cada rincón. En un país en guerra –podría ser Hungría, de donde procede Kristof- una madre lleva a sus hijos gemelos con su abuela, que vive en un pueblo, para protegerlos de los bombardeos y del hambre que sufren en la ciudad. La abuela recibe con alegre ferocidad a los dos “hijos de perra”, o “hijos del diablo”, como le gusta llamarlos, les roba el dinero que envía la madre, los mantiene en la miseria y la suciedad. Cierto, no todos los habitantes de la aldea son brutales con ellos: está por ejemplo la criada que lava sus ropas, les da de comer, los baña, los mima y les hace felaciones. El mundo es así: pasan cosas incomprensibles, atroces muchas de ellas, y hay que aprender a soportarlas. Los niños hacen lo que hacemos todos, inventar maneras de acostumbrarse al dolor. Se insultan uno a otro hasta que les da igual la humillación; se golpean hasta volverse indiferentes a los golpes; ayunan para acostumbrarse al hambre; matan animales porque no les gusta hacerlo y eso les parece una debilidad. No sentir, no padecer, no amar, porque el amor no correspondido duele; por eso también se repiten las palabras cariñosas de la madre hasta que no significan nada para ellos. Y si matan a su padre no es porque lo odien por haberlos abandonado, sino porque les resulta útil para sus planes. No aman y no aborrecen. Y eso les permite componer su propio código ético, que nunca llegamos a entender del todo.

Continuar leyendo "Agota Kristof, la crueldad como arte literario hipnótico" »

comentarios 5

letras en 360º

Leer a mil palabras por minuto

Por: EL PAÍS17/03/2014

SPRITZ1
Aplicacionde Spritz.

Por CAROLINA ETHEL

La biblioteca infinita es más pequeña que un libro. Está disponible en un dispositivo móvil, una tableta o un ordenador con acceso a Internet y con una buena memoria. Para completar al agobiado lector, la comunicación oral y a horarios prudentes ha sido desplazada por chats y mails que se cruzan sin ningún protocolo establecido. Así que el problema no es tanto de oferta de lectura sino de tiempo para leer. De eso se dieron cuenta los creadores de Spritz, una nueva aplicación que promete acelerar la lectura dándotela a bocados. Una lectura que sin duda merece dedicarle tiempo es la de la Revista de Libros, que este año se presenta remozada, con la intención de entregar cuatro ensayos y doce reseñas literarias por mes. Otra revista cultural que se merece tiempo es Turia, que este mes se ocupa de traernos episodios inéditos de Madame de Bovary, que fueron suprimidos por el mismo Flaubert en la edición que conocemos.

ESTADOS UNIDOS
Quienes seguimos aferrados al libro como objeto y nos resistimos a saltar al formato digital, más bien sufrimos con la aparición de una herramienta que desprecia ya no sólo el papel sino la puesta en página, el párrafo, ¡la frase!… y va soltando historias palabra por palabra a razón de entre 200 y 600 por minuto. Se trata de Spritz, una aplicación que emplea el método de ‘Presentación visual rápida’, conocido por su sigla en inglés RSVP. Es ideal para pantallas pequeñas pues sólo aparece una palabra a la vez al ritmo que marque el lector. El método fue diseñado en 1970 y desde entonces ha sido cuestionado porque buscando rapidez se estaría sacrificando comprensión. Para facilitar la experiencia lectora, los desarrolladores de Spritz han añadido un Punto óptimo de reconocimiento -0RP-, que consiste en destacar en color rojo una letra que ayude a reconocer cada palabra. Dudo mucho que pueda leer Cien años de soledad con Spritz pero quizá le de una oportunidad para leer mis correos electrónicos en el móvil.

Continuar leyendo "Leer a mil palabras por minuto" »

comentarios 9

SEGUNDAS OPORTUNIDADES

Gerardo Arana Villarreal, toda cosa sirve para escribir una casa

Por: EL PAÍS15/03/2014

Por CRISTINA RIVERA-GARZA

Gerardo-aranaSeguramente es cierto aquello de que para conocer lo propio no hay como ir hacia lo ajeno. La ventaja de llevar a cabo este rodeo si se quiere comparativo y contrastante es que, aunque lo quisiera o por más que lo quisiera, el resultado nunca servirá para confirmar lo que se intuía o lo que se sabía. Sospecho que al que va hacia lo conocido por la ruta más larga lo guía su deseo de des-conocer, es decir, de asombrarse, más que su afán de confirmar el estado de las cosas. El periplo más largo, cuando es producto de la distracción o el azar, suele producir los nuevos ojos donde embona, a veces a la perfección, el asombro.

Gerardo Arana Villarreal (Querétaro 1987-2012) se aventuró por el camino más largo cuando decidió entrar en México por una de las vías menos esperadas: Bulgaria. Lo dice así literalmente: “Yo no sabía NADA DE BULGARIA/ hasta que decidí escribir un poema/ sobre México”. El libro, ilustrado por el mismo autor, quien para su oficio de muralista utilizaba el mote de Saúl Galo, inicia apropiadamente con un mapa, por decir lo menos, extraño. Ahí, dentro de la silueta de México, arrancando de su costa este y extendiéndose hacia el oeste por la meseta central, dando inicio un poco más al sur de la frontera con los Estados Unidos y, por lo tanto, cubriendo gran parte del territorio de Tamaulipas, se encuentra, sí, Bulgaria. “Toda cosa sirve para escribir una casa”, señala el texto que aparece en la base del mapa, “siempre que finques las bases del poema sobre tierra firme”. Son palabras de Rumen Sotoyanov. Otro poeta búlgaro, Sdravko Petrov, se encarga de presentar a la poesía de su país de origen como un cuerpo por donde corre “sangre plebeya”. Sin duda, la proclividad por la rebeldía, y el “odio a la monarquía y el fascismo“ que le adjudica, tienen mucho qué ver con que Bulgaria sea conocida, a decir de Petrov, como “el país de los poetas fusilados”.

Continuar leyendo "Gerardo Arana Villarreal, toda cosa sirve para escribir una casa" »

comentarios 0

AVANCE LITERARIO

La aventura de Tristram Shandy en novela gráfica

Por: Virginia Collera12/03/2014

 Tristram_Shandy_edit

Avazamos en primicia las primeras páginas de la novela gráfica Vida y opiniones de Tristram Shandy, caballero, de Sterne, ilustrada por Martin Rowson. La editorial Impedimenta lo publicará el lunes 17 de marzo. (Lee las primeras páginas AQUÍ).

 

Javier Marías atribuyó a “la inconsciencia de las edades tempranas” la osadía de traducir al español La vida y opiniones del caballero Tristram Shandy de Laurence Sterne. En el caso del dibujante británico Martin Rowson el pretexto de la edad quedaba descartado: tenía 35 años y, además, una pesadillesca adaptación gráfica previa, La tierra baldía de T.S. Eliot, que le había hecho prometerse que nunca jamás repetiría la experiencia.

Sin embargo, transcurridos unos años, un editor le sugirió a Rowson que valorase la idea de adaptar la novela de Sterne. Él respondió que estaba loco, pero cumplió. “Dejé que la idea reposase y me di cuenta de que me parecía factible y muy interesante. A pesar de que Tristram Shandy es una de las narrativas menos lineales jamás escritas, la naturaleza del libro permitiría que Tristram viajase físicamente a través de la viñetas. Y, cómo no, iba a ser divertido trastear con la estructura del cómic, del mismo modo que Sterne lo había hecho con la de la novela. En otras palabras, iba a producir un cómic sobre la imposibilidad de producir una adaptación gráfica de una novela sobre la imposibilidad de escribir la novela”, explica Rowson a propósito de Vida y opiniones de Tristram Shandy, caballero, obra que la editorial Impedimenta recupera casi dos décadas después de su publicación en inglés. De repente, el proyecto no parecía tan descabellado y, además, Rowson sabía por dónde empezar. “Me vino a la cabeza la imagen inicial del relato, Tristram estaría en una ruinosa cárcel piranesiana que resultaría ser el interior de los testículos de su padre, Walter Shandy. Una vez que tienes algo visualmente interesante, y obsceno, todo va rodado”.

Continuar leyendo "La aventura de Tristram Shandy en novela gráfica" »

comentarios 8

letras en 360º

¿Sirven para algo los talleres literarios?

Por: EL PAÍS10/03/2014

Escritura.FernandoVicente
Ilustración de Fernando Vicente.

Por CAROLINA ETHEL

Las clases o cátedras de escritura creativa no sirven para nada. Al menos eso fue lo que dijo Hanif Kureishi en el festival literario de Bath, en Inglaterra. La historia de la mejor película del año no habría llegado a la gala de los Oscar de no ser por una historiadora de vocación que se obsesionó con divulgar las memorias de aquel violinista condenado a la esclavitud a mediados del siglo XIX. Una historia que valdría para otra película y que nos cuenta The New Yorker. Otros textos que inicialmente fueron de circulación reducida, ahora están disponibles en Internet. Se trata de la colección de manuscritos que Emily Dickinson seguramente nunca imaginó –y probablemente no quiso- tan accesible. También recuperamos las valiosísimas memorias del aventurero Alexander von Humboldt. Sus impresiones, mapas y dibujos del ‘Nuevo Mundo’, ahora se pueden apreciar en la Biblioteca Estatal de Berlín.  

REINO UNIDO
Desde hace casi tres décadas los talleres de escritura creativa no paran de crecer. Y siempre han estado rodeados de preguntas y polémicas sobre si en realidad sirven para algo, a pesar de que ha dado algunos buenos nombres y obras. El último en reavivar el debate ha sido Hanif Kureishi en el festival literario de Bath, en Inglaterra, al afirmar que prácticamente no sirven para nada, y que lo verdaderamente valioso e insustituible es la lectura y más lectura. Lo curioso es que sobre esta declaración polémica surge otra polémica, porque Kureishi, escritor y guionista, reconocido es también profesor de uno de esos talleres en la universidad de Kingston. Precisamente por eso lo dice, según él, más del 90% de sus alumnos no tienen talento.

ALEMANIA
Humboldt-TagebuecherLa Biblioteca Estatal de Berlín acaba de presentar al público la edición restaurada de los diarios que recogen las notas y dibujos de Alexander von Humboldt en su viaje de exploración, conocido como “el segundo descubrimiento de América”.  El científico alemán zarpó del puerto de La Coruña en 1799 para emprender una aventura que lo llevó a Cuba, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, México y Estados Unidos. Sus observaciones –imprescindibles para el conocimiento de América– se pueden apreciar ahora en cerca de 4.000 páginas, escritas entre 1799 y 1804. La colección, que fue adquirida recientemente por la Fundación del Patrimonio Prusiano, ha vivido su propia odisea. Fueron confiscadas por el ejército Soviético al término de la II Guerra Mundial, que las guardó en la Biblioteca Lenin de Moscú. En 1959, los papeles de Humboldt regresaron a Berlín en el marco de una acción de restitución de textos, coordinada por las autoridades germano-orientales y en 1990, tras la reunificación de Alemania, fueron restituidas al heredero legítimo del explorador que –se dice– recibió 12 millones de euros por el valioso testimonio de su ancestro aventurero.

Continuar leyendo "¿Sirven para algo los talleres literarios?" »

comentarios 12

segundas oportunidades

Cultura mixe: Donde me siento y me paro

Por: EL PAÍS10/03/2014

Mixe

Por CRISTINA RIVERA-GARZA

Es bien sabido que Juan Rulfo era un voraz lector de una amplia gama de literatura. A juzgar por sus elogiosos comentarios y por la influencia misma en sus propios escritos, nadie debería olvidar que Rulfo también fue un asiduo lector de libros de historia y que, como partícipe de la sección de publicaciones del Instituto Nacional Indigenista, leyó y editó numerosos libros de antropología. Tal vez en eso también tengamos mucho que aprenderle al escritor mexicano de limbos y fantasmas.

La mención a Rulfo no es gratuita. Aparece—aunque tal vez sería más preciso decirlo así: los lugares e instituciones por los que él pasó a mediados de siglo XX—en Escrito. Comunalidad: energía viva del pensamiento mixe, el libro que compila una docena de ensayos, reflexiones y crónicas del antropólogo mixe Floriberto Díaz, uno de los pensadores más originales de estos pueblos que atraviesan la sierra norte y sur del estado de Oaxaca. No es para nada casual que en su recorrido por la historia de los pueblos indígenas de la región, Díaz se detenga con crítica cautela en al menos tres de los proyectos públicos y privados que pusieron a Rulfo en contacto cercano con ese México que nunca se mantuvo quieto ante los retos de la modernización priísita, léase la Comisión del Papaloapan, la papelera Tuxtepec que se levantó cerca de Luvina (el título de cuento que Rulfo le pidió prestado al zapoteco), y el Instituto Nacional Indigenista. Estos no son de ninguna manera los temas centrales de este libro complejo y necesario, pero sí emergen en el texto como una especie de zona de confluencia en la que se entretejen los encuentros y los choques de esos tantos Méxicos de nuestro pasado reciente.

Continuar leyendo "Cultura mixe: Donde me siento y me paro" »

comentarios 3

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal