Periodismo con futuro

Periodismo con futuro

Con todas las incógnitas del momento, el título de este blog es una afirmación en la que creemos sin dudar. El cómo, quién, dónde y cuándo ya no están tan claros. Queremos abrir un debate sobre el presente y futuro del periodismo y su industria. Sobre nuevas tendencias, contenidos, tecnología, soportes y modelos de negocio. Con información y análisis. Y vivir en primera línea un nuevo ecosistema informativo tan apasionante como incierto.

Los abusos de Guantánamo y una apología de los infográficos peligrosos

Por: | 25 de abril de 2011

Darwin1 En una de las escenas más interesantes de la película Creation (2009), en la que Paul Bettany interpreta a un Charles Darwin atormentado por la pugna interior entre su creciente ateísmo y el amor por su esposa Emma, cristiana devota, el protagonista abre un cofre que guarda algunos recuerdos. La cámara de Jon Amiel enfoca los papeles durante un segundo. En el centro, un esquema simple, dibujado a mano (destacado con un círculo en la foto): tal vez, el infográfico más peligroso de la historia.

No es una exageración. El famoso "árbol" de la evolución, (su versión impresa es la única imagen de El Origen de las especies) es uno de los elementos más importantes en la estructura argumentativa de lo que el filósofo Daniel Dennett llamó "la peligrosa idea de Darwin", título de uno de sus libros más interesantes. Recordemos: las especies no son entidades estáticas producto de la mente de un creador, sino que cambian a lo largo del tiempo por la interacción entre variaciones genéticas aleatorias y presiones ambientales (no-aleatorias). Algunas mutaciones, pocas, suponen una ventaja competitiva a la hora de sobrevivir y reproducirse. La idea "peligrosa" de Darwin no fue sólo que las especies evolucionen, sin embargo; otros muchos pensadores anteriores —entre ellos, su propio abuelo—, ya lo habían intuido. Lo que Darwin hizo fue desvelar y teorizar sistemáticamente el principal mecanismo que orienta el proceso: la selección natural. Y desencadenó una revolución intelectual dañina para muchos.

La historia nos brinda una abundante lista de infográficos "peligrosos", muchos de ellos muy recientes. Hoy mismoEl País y The New York Times publican reportajes sobre más de 700 documentos filtrados por Wikileaks relacionados con los prisioneros de Guantánamo. En las coberturas, infográficos: la lista completa de presos, con todos los detalles; los detenidos que tomaron las armas después de salir de prisión; y una exhaustiva cronología interactiva y animada, que conviene analizar sin prisas.

Según El País, "el Pentágono ha redactado un comunicado en el que lamenta la publicación de los documentos", señal inequívoca de que los reportajes tienen relevancia periodística. Un infográfico peligroso —como un texto peligroso— es siempre, en primer lugar, un instrumento informativo que un grupo con poder no desea ver divulgado.

Contra el sentido común

Muchas de las grandes ideas científicas y, como consecuencia, sus representaciones textuales y gráficas, son desafíos al sentido común. El sentido común primitivo condujo a nuestros antepasados a pensar que los fenómenos atmosféricos son fruto de arrebatos de dioses caprichosos; el sentido común medieval dictaba que los astros giran alrededor de la Tierra; el sentido común decimonónico, orientado por una tradición que se remontaba a Galeno, sugería que padecemos infecciones y enfermedades por respirar aires pestilentes, como vimos en un post anterior, y no por la acción de bacterias y virus, desconocidos en la época.

Y es que el "sentido común" suele basarse en una mezcla de atajos cognitivos, estrategias heurísticas y prejuicios surgida antes de que nuestra especie abandonase África. El método científico es el mayor avance de la Humanidad en su lucha por superar limitaciones perceptivas, ilusiones inconscientes e impulsos emocionales: un sistema que antepone la evidencia empírica a la opinión subjetiva, aunque ésta última se rebele contra sus conclusiones, a veces contrarias a la intuición, al statu quo... y al sentido común.

¿Qué tiene que ver todo esto con el periodismo, la infografía,la visualización?

Como en ciencia, muchos de los mejores infográficos (también muchos de los hitos del periodismo: vea la lista de ganadores del Pulitzer por servicio público) son contraintuitivos, impredecibles, incómodos para ciertos sectores sociales, o revelan realidades que una considerable porción de lectores no desea conocer. Son, en otras palabras, peligrosos. Y es ese peligro el que los hace tan interesantes.

Peligros recientes

Tomemos como ejemplo el gráfico "stick de hockey", que inspiró al mostrado por Al Gore en Una verdad incómoda (2006) —periodismo documental activista, parcial, discutible— sobre la evolución de los niveles atmosféricos de CO2. El crecimiento en el último siglo es tan enorme que el histrión ex-vicepresidente, siempre dominando la escena, tiene que usar una plataforma elevadora para alcanzar el punto más alto de la línea.

HockeyStickB Como recuerda un reportaje en la revista Mother Jones, para esta secuencia Gore se inspiró en un gráfico de un estudio de 1999 sobre cambios en la temperatura en el último milenio publicado por Geophysical Research LettersA pesar de que los propios autores, Michael E. Mann y Raymond S. Bradley, se confesaron cautelosos ante las limitaciones de una reconstrucción basada en evidencias incompletas, y de que sus conclusiones han sido confirmadas (con ciertas reservas) por la Academia Nacional de Ciencias, es una infografía polémica. Basta buscar en Google "Michael E. Mann hockey chart" y comprobar que muchos de los resultados corresponden a Webs negacionistas, como Global Warming Hype, que califican el trabajo de "fraudulento".

La situación llegó a extremos absurdos después del "Climagate". Ciertos sectores conservadores estadounidenses quieren ver a Mann en la justicia por un gráfico cuyo único pecado notable es que es imperfecto, ambiguo y no deja lo suficientemente claro qué está basado en una combinación de registros (a partir del siglo XIX) y de evidencias indirectas (estudio de los anillos de árboles, corales, capas de hielo). Como descubrieron los periodistas de la revista encargados de comprobar las fuentes del reportaje, la ciencia, sobre todo aquellas disciplinas que deben confiar en modelos matemáticos y simulaciones, como el estudio del clima, no siempre ofrece certezas. Pero no por ello deja de ser válida.

También los medios de comunicación se atreven a hacer infografía peligrosa de cuando en cuando. The New York Times publicó hace unos días un gráfico en el que se comparan los aumentos de salarios y complementos de los ejecutivos de las principales empresas (2009-2010) con sus resultados en el mercado. Leerlo le hace a uno preguntarse si trabajos similares no serán más efectivos en despertar la indignación ciudadana que cualquier tertuliano enrabietado:

NytimesExecutivePay

ProPublica, paradigma del periodismo de investigación sin ánimo de lucro, también se distingue por su gusto por infográficos inquietantes. Éste, si bien usa una forma poco adecuada de codificación (los gráficos de círculos suelen ser poco efectivos), deja muy clara la endogamia de los grandes bancos estadounidenses, una de las claves de la actual crisis económica. Otro, publicado hace un año, revela las diferencias entre los sistemas de protección a los desempleados en Estados Unidos (uno por cada estado, nada menos) y los desafíos a los que se enfrentan: muchos están en bancarrota.

ProPublicaUnem

A veces, la belleza visual de un infográfico oscurece levemente sus poco tranquilizadoras sugerencias. Es el caso del diagrama de nodos contenido en un paper académico de 2004, titulado "The Political Blogosphere and the 2004 U.S. Election: Divided They Blog", reproducido en varios medios online. Cada círculo representa un blog: los azules son de orientación demócrata, los rojos, republicanos. Las líneas equivalen a enlaces: las azules son entre blogs demócratas, las rojas, de un blog republicano a otro; y las amarillas y violetas representan links entre blogs "enemigos":

BlogosferaPolitica

Este infográfico retrata un discurso público de fronteras ideológicas poco permeables, en el que los bloggers tienden a usar como fuentes de autoridad sólo a sus correligionarios. Una dinámica perversa que se observa en la sociedad americana como conjunto, la deriva hacia los extremos: es cada día más improbable que un republicano vote por un candidato demócrata a la presidencia; y viceversa.

Excelente periodismo visual, también, el de uno de los finalistas de los premios Pulitzer 2011, el proyecto Do No Harm, de Las Vegas Sun, una profunda investigación (dos años de trabajo, según el sensacional "cómo se hizo", en el Poynter) sobre la calidad lamentable de los hospitales en la ciudad. Entre sus muchos gráficos, uno de los más espectaculares es el que detalla infecciones por bacterias, que aumentan cada año. Por no hablar de las numerosas entrevistas a las víctimas de un sistema en crisis. Se trata de buen periodismo de servicio público basado en un exhaustivo análisis cuantitativo. Como señaló Jay Rosen en su cuenta de Twitter: "El periodismo de datos no consiste siempre en presentar datos como periodismo. Consiste asimismo en encontrar el periodismo en los datos".

Infecciones

En España, entre mis favoritos, la columna de opinión infográfica de Jaime Serra en La Vanguardia, de la que se pueden ver varios ejemplos en el blog La buena prensa. Provocativa, a veces surrealista, pero siempre poniendo la creatividad al servicio de un asunto relevante, como cuando se atreve a pervertir el viejo juego pinta y colorea para ilustrar los tipos de mutilación genital femenina que se practican en el mundo. Infografía peligrosa, agresiva en ocasiones pero, al final, necesaria.

Alberto Cairo (Twitter: @albertocairo) es director de infografía y multimedia de la revista Época (Editora Globo, Brasil)

JaimeSerra

 

 

Hay 4 Comentarios

Magnífico artículo. Grandes ejemplos de cómo internet es amigo del Periodismo y no su enemigo (perdón por la ingenuidad de la frase), como a algunos les gustaría. El debate no está entre periodismo de pago o gratuito, sino entre buen periodismo o mal periodismo.

PS: Un ejemplo de infográfico reciente que se podría añadir a la lista: http://gu.com/p/2zmbv/tw

Hola de nuevo. Me lo imaginaba, pero aun asi no me parece lo mas correcto, especialmente viniendo del mundo academico. Nada mas, agradecer tambien la contraposicion del sentido comun y la ciencia, es algo a lo que nos enfrentamos muchas veces y tienes mucha razon.

Muchas gracias, Caledonio, por el comentario y por la precisión. En efecto, ésa es la definición que la RAE da de infografía. Sin embargo, en los medios de comunicación y en las facultades (no sólo de periodismo), la palabras "infografía" e "infográfico" se usan por lo general para referirse a cualquier representación gráfica de datos e informaciones: mapas, tablas, esquemas, diagramas, etc., independientemente de que sean creadas a mano o por ordenador. Un saludo,

Alberto Cairo

En el centro, un esquema simple, dibujado a mano (destacado con un círculo en la foto): tal vez, el infográfico más peligroso de la historia.
Si esta hecho a mano no es un infográfico, y de todos modos yo diría infografía, que es el sustantivo:
1. f. Técnica de elaboración de imágenes mediante ordenador.
2. f. Imagen obtenida por medio de esta técnica.
Mejor dibujo, esquema,... no intentes confundirnos, por mucha palabra extraña que se use eso no se mejora un artículo. Contenido.
Si nos ponemos puntillosos, la lista de presos tampoco sería una infografía, a menos que se aderece con fotos de los presos y me la adjuntes en formato tiff o similar,...
Gracias

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Especialistas de todo el mundo y periodistas de EL PAÍS reflexionan sin prejuicios sobre lo que ocurre, incluso sin esperar a que ocurra. Desde profesionales que viven en las redacciones hasta quienes dedican su tiempo al análisis en las universidades tendrán un hueco aquí y en el canal de Eskup.

Eskup

Archivo

abril 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal