40 Aniversario

Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

Pixel Fugaz

Cumpleaño

Por: | 31 de diciembre de 2009

Anoche celebramos el primer aniversario de la última adquisición de la familia, Víctor. Estuvo cerca de ser el primer niño del año y salir en las noticias, pero no, al final será el más pequeño de su clase, como yo. No sabemos hasta qué punto era consciente de lo que pasaba anoche por casa, pero ya se irá dando cuenta conforme vayan pasando los cumpleaños de qué va esto de ser ser social.

Lo que se supone que miden los relojes

Por: | 31 de diciembre de 2009

Otro año que se fue, otro año que empieza, otra vuelta que le damos al sol. El tiempo va a lo suyo y nunca nos pregunta. Leí no hace mucho un artículo en la revista American Scientific (no consigo encontrarlo online) que la comunidad científica está ahora en un momento de agnosticismo total en torno la existencia del tiempo. Incluso hay gente muy preocupada por ahí que se dedica a hacer webs y canciones sobre este tema.
El asunto tiene su miga. Si te pones a pensar de dónde procederá nuestra noción del tiempo, acabas creyendo que la culpa será del día y la noche, las estaciones y todo tipo de eventos repetitivos que observamos en nuestras vidas. Nosotros mismos llevamos escrito las instrucciones de un reloj biológico en nuestro ADN que se dedica a regular nuestra actividad durante esos cambios de luz y temperatura que se van dando.
Así que parece evidente que existen ciclos y repeticiones, causados en parte por los movimientos planetarios y de ahí podemos de alguna manera sacar unidades para medir eso que llamamos tiempo. Si tienes repeticiones de algo, tienes unidades, si tienes unidades tienes algo que medir y a lo que dar un nombre.
Desde este punto de vista, se podría decir que el tiempo es una manera de hablar del movimiento, del cambio de posición en el espacio. ¿Pero quién es el responsable de esos movimientos ? ¿Por qué se mueven? ¡La manzana! ¡La manzana! Ahí tenemos las distintas fuerzas y propiedades de la naturaleza , de donde sale la idea de inercia y toda la mecánica newtoniana que parecía funcionar tan ricamente hasta que llegó Einstein descubrió qué era verdaderamente la luz, relativizó todo e hizo que aquellos principias dejaran de funcionar en unos marcos un poco más alejados de nuestra experiencia cotidiana.
Una gran consecuencia del espacio-tiempo de Einstein es que la idea de tiempo deja de ser una constante universal , por lo que no puede haber un pasado, presente y futuro absolutos. No puede haber un reloj, como los que tiene este señor que encontré en Montmartre, haciendo el mismo tick-tack para todo el Universo.
Mientras que la Relatividad describe lo que pasaba en términos macroscópicos, en lo muy grande, el desarrollo de los modelos cuánticos para explicar lo que pasa en los diminutos átomos todavía no se ha conseguido casar con los efectos de la Relatividad. Y parece, según leí, que casi todos los intentos de las últimas decadas para hacer esto posible van por cargarse al tiempo de las ecuaciones.
En definitiva, por muy paradójico que pueda sonar, es probable que el tiempo tenga los días contados mientras que nosotros estamos aquí tan tranquilos celebrando otro año nuevo más.

Empezando el año con buen pie

Por: | 31 de diciembre de 2009

Frutas Lobo

Por: | 28 de diciembre de 2009

Siempre que paso por delante de esta frutería del centro de Madrid me quedo admirado. Como el otro día estaba por la zona y llevaba la cámara conmigo me acerqué a tomar una foto. Allí estaba su tendero al frente, como siempre, observando al personal que pasa por la calle San Alberto, rodeado de su fruta y verdura bien ordenada y con la bascula colgando esperando pesar algo.
Le pedí permiso para disparar, me lo concedió y se fue a esconder en la trastienda - Oiga, que lo que más me interesa es que salga usted. La fruta sola no vale nada. Así que se dio la vuelta y se puso a reordenar las uvas de la nochevieja. - No, yo lo quiero en la postura en la que me lo encuentro siempre, la postura de 20:15 de la tarde, cuando yo paso por aquí. Aunque un poco reticente, accedió y ahí está este señor con su portal de Belén que hace de la calle un lugar menos frío y agradable.

Taberna Casa Ciriaco

Por: | 21 de diciembre de 2009

Quedan pocos sitios ya en Madrid como esta taberna de la calle Mayor que está justo debajo del piso desde donde se disparó contra Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Con su camarero confesor de batín blanco para aburridos de la vida, almas destempladas y desiorientadas que se acaban encontrando en estos lugares fríos de luz y acogedores al tiempo.

Trato

Por: | 20 de diciembre de 2009

Plaza España

Por: | 18 de diciembre de 2009

19 el día 19

Por: | 18 de diciembre de 2009

Como cada 19 de diciembre, este año toca sumar otro más a la cuenta.
Esta tarde se inaugura una exposición en La Casa Encendida de Madrid, con las 50 fotos ganadoras del concurso de fotografía organizado por Minube , en el cual tuve el honor de ejercer como jurado. Nos veremos por allí unos cuantos amigos, invitado queda todo el que se quiera acercar a saludar entre las 19:00 y 21:00 durante la copa de Navidad.

Maneras de ser mujer

Por: | 16 de diciembre de 2009

Acelerómetro

Por: | 15 de diciembre de 2009

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal