Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

Pixel Fugaz

El patio del Congreso

Por: | 23 de junio de 2011


Un hemiciclo de niños revoltosos con cuatro estudiantes medio responsables que les rellenan el cuadernillo de caligrafía con letra bonita al resto.
El otro día tuve la oportunidad de asistir por primera vez a un pleno en el Congreso de los Diputados. Cuando crees que tu imagen de la clase política no podía ir a peor, respirar el ambiente del hemiciclo en una sesión de control hace que la cosa te decepcione aún más.
La representación comienza a eso de las nueve de la mañana y para las 9:30, lo mediático, el intercambio de palabras de Rajoy con Zapatero habrá acabado. Se dirán cosas más que previsibles y no aportarán ninguna idea nueva y original que sorprendan a nadie. Lo cuenta muy bien Fernando Garea en su blog . Los de la banda de uno aplauden y dan golpes a las nobles maderas para liberar las endorfinas de su lider y abuchean con profusión al contrario para que quede constancia en los medios. Acabado esto prácticamente todos los fotógrafos recogen su equipo, José Bono pide el cambio y los pesos pesados de PPPSOE hacen la espantada.
El congreso se queda vacío. Algo así le pasó a Duran i Lleida el otro día en el Debate del Estado de la Nación. Entonces sólo suelen quedarse los ministros que van a recibir preguntas previstas en el orden del día, los diputados que las formularán y algunos otros dando vueltas, de charleta con los compañeros, trasteando el móvil o leyendo prensa digital sentados en su escaño. Al resto se les supone en sus despachos, en el edificio anexo al congreso, atentos a los televisores y la alarma que suena para llamarlos a las votaciones.
Por supuesto que creo que hay políticos comprometidos con su trabajo en el Congreso pero da la impresión que esto no debería ser una profesión, algo en lo que hubiera que hacer carrera desde joven en una empresa tan desastrosa y poco meritocrática como son los partidos políticos. Pienso que el sistema actual no permite que llegue todo el talento que debería llegar a nuestras cortes y que hay demasiada gente acomodada ahí, sorda a lo que pasa en el mundo real.

Rastas

Por: | 23 de junio de 2011


Sigo dándole vueltas a la cabeza sobre cómo este tipo con el que me topé el otro día por Rotterdam - Holanda - convive con esas rastas que le cuelgan de la cabeza hasta casi los pies en su día a día. ¿Dónde las pone en la cama?¿Dónde las pone en el baño?

Revoluciones silenciosas

Por: | 14 de junio de 2011

La gelateria andante

Por: | 10 de junio de 2011

La degeneración de Sol

Por: | 05 de junio de 2011


Sol ya no brilla. Como dijo @raquelsastrecom el otro día en Twitter, "La #acampadasol es como una aspirina efervescente. Para que funcione, necesita disolverse".
Sol tiene cada vez más un aspecto menos representativo de lo que este movimiento era en su origen. Esto nunca pretendió ser un movimiento de derechas, de izquierdas y ni mucho menos hippie. Sol es ya una gran comuna, un campamento de gente que practica rituales espirituales entre asambleas de ciudadanos preocupados. No es que esté mal ser hippie, es que la energía del movimiento se está diluyendo con la degeneración de esta minipolis autónoma en el km 0 de España, en el lugar donde aquella esperanza de un cambió real en nuestra democracia se inició el pasado #15M.
Hacer ruido era necesario para ser escuchados; ahora es el momento de templar la voz y seguir con el debate en cada calle, oficina y casa de este país.

Guadalajara

Por: | 03 de junio de 2011

Tres días en La Rioja

Por: | 03 de junio de 2011


Conocer a Julio que pasea a sus 90 años por Aguilar del Río Alhama, cercano a un asentamiento de origen celtíbero donde hace más de mil años morían con 30. Aprender a catar vinos en el Marqués de Campo Nuble y en Ontañón, dos de las más de seiscientas bodegas que hay en esta región. Interpretrar los colores acerezados, diferenciar aromas afrutados, ver la lágrima que deja el tanino y sentir grandes reservas en el paladar. Hacer lo propio con el aceite de Lectus y probar el helado de aceituna de Andrés Sirvent. Ver cómo Pilar y su marido preparan en Arnedillo las mermeladas que venden por internet o poner el pie sobre algunas de las 33.000 huellas catalogadas que dejaron los dinosaurios en Enciso hace 65 millones de años son sólo algunas de las experiencias que viví esta semana.
Gracias a Minube y La Rioja Turismo, nos estuvieron enseñando acompañados siempre de la mejor conversación y gastronomía a Emilio Rey, Juan C. Castresana, Guillermo y un servidor estas y muchas otras virtudes por descubrir en la Rioja Baja, probablemente la más desconocida y olvidada injustamente por el viajero.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal