Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

Pixel Fugaz

Del futuro de la educación

Por: | 06 de diciembre de 2012

IMG_3599
IMG_3530bw2
Melbourne, Australia - Un papá aussie enseña a su prole a volar tirarse sin miedo al mar desde un muelle del puerto

No sé cuál es el futuro de la educación. Pero si por educación entendemos la transmisión de ideas y construcción de conocimiento en las cabezas de las generaciones futuras (y no tanto lo de poner notas), a priori diría que estos vídeos que se empiezan a ver en YouTube son como 287 veces más atractivos que el 98.467% de los profesores que pueblan colegios, institutos y universidades. Es imbatible la efectividad con la que se aprende ante un video que:

- lo ves porque te da la gana. Probablemente lo has buscado, has sido proactivo para satisfacer una curiosidad o un hueco intelectual, o te lo ha pasado alguien en el que confías, parecido a ti, que te conoce y te lo receta.

- puedes verlo a cualquier hora, cuando mentalmente estés en condiciones óptimas para absorber esa información. Eso podría ser a las diez de la noche después de cenar, a las 11:12 am, o a las 4 de la madrugada.

- puedes rebobinar y verlo cuantas veces quieras, pararlo y buscar en Wikipedia - o en el propio YouTube - otra fuente que te permita comprender bien ese concepto antes de recibir otro nuevo sustentado en esa otra idea.

- puedes percibir la recepción del vídeo de otros como tú antes de reproducirlo y malgastar tu tiempo (el recurso más preciado de una vida humana), basándote en datos como visitas, likes y lo que dicen los comentarios más votados de abajo.

- el profesor, el que explica la idea, puede editar el vídeo antes de que nadie lo vea. Verse así mismo, tener un punto de vista omnisciente, aprender de sus puntos fuertes como comunicador y corregir los débiles.

- otros profesores pueden ver antes de hacer el suyo otros vídeos que explican la misma idea que va a hacer él, su competencia, coger lo bueno de ellos y añadir mejoras propias, hacer un fork sobre algo bueno que ya existe y funciona.

- en la edición del vídeo se pueden añadir elementos gráficos, audio, fotografías, infografías 3D potentísimas que son clave para la compresión y la memorización emocional de datos (que es la que de verdad funciona). Somos seres visuales al fin y al cabo.

- en cuanto a las dudas que pueda surgir tras ver el vídeo, si prácticamente no hay pregunta de programación que pueda pensar que no esté ya bien contestada en Stack Overflow por al menos 5 personas, eso podría pasar con cualquier área del conocimiento. Ya es algo que se empieza a ver en los foros internos que usamos en la asignaturas de la Universidad, pero quizás falta todavía una plataforma abierta, más global y standar para todos.

- para dar feedback al profesor, ahora hay cantidad de datos (minutos más vistos, actividad en los comentarios, horas a las que se ve, segmentación por sexo y edad etc) que se pueden captar y sacar conclusiones más significativas que de las que se extraen de una aburrida encuesta que nos pasan al final del cuatrimestre o fijándose en nuestras caras de sueño mientras explican.

 



En el canal Big Think hay algunos buenos ejemplos de este tipo de vídeos. Lo que pasa es que no son cursos de verdad, en torno a toda una materia concreta, son más bien explicaciones de ideas genéricas de ciencias y letras. Pero si ya considero que aprendí mucho mejor todo el temario de Álgebra y Cálculo durante el primer año de carrera con las clases en el OCW del MIT del profesor Gilbert Strang (autor de los libros de bibliografía que nos recomendaban) que con el profesor que me tocó en la Universidad, no puedo imaginar cómo de geniales serían esas clases de Gilbert con el rico formato digital que usan en Big Think o RSA.

Es innegable que los colegios y Universidades son mucho más que las clases. Me gusta la analogía de pensar en el conocimiento como comida y los centros educativos como restaurantes donde pagas por algo más que la comida. Pero al final la mayoría de los días cocinamos en casa y los restaurantes acaban sirviendo principalmente para hacer vida social más que para nutrirse y construir músculos fuertes y sanos. Siento como que tenemos una falsa musculatura de cartón piedra que nos obligaron a cultivar con amargos batidos de proteínas artificiales que se deshinchan en cuanto salimos de la escuela y nos toca pensar de verdad. 

IMG_3584 IMG_3574

Este padre parecía estar más loco que sus propios hijos, pero seguramente por imitación, sus zagales siempre se atreverán con cualquier tipo de salto mortal

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal