Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

Pixel Fugaz

Vicky Cristina Roma

Por: | 31 de octubre de 2013

IMG_0750
Roma, Italia

Vale, no es Escarlett, pero tiene nariz y algo más que le dan un aire. Por las cervezas se nota que de las dos, es la más loca. La que sólo sabe lo que no quiere. Y deben estar de paso por la ciudad por una temporada. Lo suficiente para comprar mandarinas. Pero tampoco demasiado, se están tomando algo en una terraza junto a la Fontana de Trevi con flores en la mesa. 

Turista sosteniendo cámaras de fotos

Por: | 30 de octubre de 2013

IMG_0384
IMG_0748
IMG_0747

Roma, Italia

Yo creo que si alguien del siglo pasado, de hace 13 años, aterrizara de repente en nuestro mundo, lo que más le sorprendería sería esa relación, que sin darnos cuentas, vamos estrechando cada vez más con los cacharritos que llevamos encima. Una prologación de nuestras extremidades. En las escaleras de Plaza España, siempre se ven unas cuantas parejas autohaciéndose fotos con el móvil o incluso con la cámara frontal de sus tablets. Lo de que te hagan una foto, es de esas pocas excusas que nos quedaban para interactuar con los extraños que nos rodean. Y con Google Maps, ni direcciones ni nada. 

Roma

Por: | 29 de octubre de 2013

IMG_0448
IMG_0713
IMG_0469
IMG_0540
IMG_0485
IMG_0476
Roma, Italia

Hace unos días que aterricé en Roma. A pesar de estar a finales de octubre, hace un tiempo fantástico. Manga corta todo el día y rebeca a la noche. He estado en esta ciudad como turista fugaz unas 3 o 4 veces, pero ahora que la paseo sin prisas la empiezo a ver con otros ojos. Hasta ahora, Roma la tenía en la mente como un museo gigantesco, ahora es una casa con vida, con gente de verdad. Veo a estos italianos pecando en lo mismo que nosotros, pero con más profusión. Y nuestras virtudes, superlativizándolas. 

La Ópera de Sídney

Por: | 27 de octubre de 2013

IMG_4278 IMG_5281

IMG_4187
IMG_4188_1
IMG_5427
IMG_5439
Sídney, Australia

La ópera de Sídney cumple 40 años. La retraté desde todos los ángulos. Sin duda, el símbolo de la ciudad, probablemente del país y uno de esos iconos reconocidos en todo el mundo. La ópera, ella sola, ha dado a Australia esa imagen de modernidad. Las tejas, que las trajeron desde Suecia, resisten bien los años, creando ese cascarón, esa especie de gajos de naranja mondá que preside la bahía natural más grande del mundo. Desde el puente del bahía, se ve bien bonita y con los fuegos artificiales de fondo se convierte en esa postal de año nuevo que vemos todos en España la mañana del 31 de enero. 

Años de cárcel

Por: | 25 de octubre de 2013

IMG_4285
IMG_4441

A Coruña, España

Estos días que se habla mucho de cárceles, y tanto de Teixeiro, donde han metido a los padres de Asunta y de donde han sacado a la terrorista Inés Del Río. No puedo dejar de acordarme de Pilar Mingote y Paca Pardo. Hace ahora casi dos años, pasé un par de días por La Coruña tomando unas fotos en esta prisión gallega, para documentar una de las historias que contamos en el libro "Héroes Sociales 2.0". 

Bastaron unas horas en el módulo 10 de mujeres, para darme cuenta que realmente no tenía ni idea de lo que es una cárcel por dentro. Tampoco tenía demasiada idea de qué rol juegan en nuestra sociedad. Da igual cuántas películas haya uno visto sobre el tema o los libros que haya leído. Las cárcel es probablemente el lugar en la tierra más difícil de tratar de imaginar sin experimentarlo. 

Justo antes de entrar al módulo, encima de la puerta, rezaba el artículo 25 de nuestra Constitución que explica para qué se supone que sirven las cárceles:

 

"Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad"

 

"Reinserción", ese concepto, esa fe en la humanidad.

Pero lo cierto, es que nuestras cárceles, principalmente, están llenas de pobres. De víctimas. De gente que no necesitará reinsertarse, sino insertarse por primera vez cuando salgan. De inocentes nacidos en familias rotas, sin recursos, en ambientes marginales. Donde la educación no llega ni por las mañanas en el colegio, ni por la tarde en la casa. Donde la esperanza de progresar en la vida, se desvanece antes de que salga el sol. La primera ficha que suele caer es por drogas. El resto de delitos irán cayendo por sí solos, uno detrás de otro, como un dominó. Paradójicamente, ingresar en prisión puede salvarles, antes de que se les caíga la última ficha. 

Luego están los locos, esa gente que comete crímenes atroces que a todos nos escandalizan. Violaciones, maltratos, asesinatos macabros. Los que los medios etiquetan como "Los monstruos de …" Los incomprendidos, los traicionados, los impotentes, los que que nacen con un gen mal puesto, qué se yo.

El grupo que más atención mediática recibe siempre, el de "los malos intelectuales". Los que vivían bien, o mejor que la mayoría, y que acabaron entre rejas. Los que conspiraban contra el status quo. Aquí es donde solemos meter a terroristas y corruptos. No he conocido nunca a un etarra, pero por lo que cuenta Fernando Reinares, que parece que sabe del tema, en su libro "Patriotas de la muerte" y en esta entrevista en RNE, yo apostaría por calificar a la mayoría de los terroristas con un perfil intelectual más bien bajo. Los que tienen más coco saben cómo no mancharse las manos.

Y por último, los más minoritarios. Los que menos pena dan a los de fuera. Estos que viven en burbujas de cristal, en ambientes en los que sólo vales el dinero que tengas y los favores que puedas hacer. Los corruptos financieros, los Bárcenas, los Mario Conde, los Roca.

Parece que toda esta gente, son pacientes demasiado heterogéneos como para diagnosticarles la misma enfermedad y recetarles el mismo tratamiento con variaciones en la dosis: "malos malísimos, a la cárcel". Seguramente, estaremos de acuerdo que en todos estos casos, es apropiado controlar su libertad por la amenaza que pueden representar en la calle. Pero ¿ todo el debate que vamos a hacer es cuántos años de cárcel se merecen? ¿la cárcel es una venganza colectiva? ¿los años de cárcel son una moneda de cambio? Y sobre todo ¿por qué dejamos pudrirse a todo esos presos del primer grupo?

Esas son las preguntas con las que salí de Teixeiro aquella tarde otoño. Pilar Mingote y Paca Pardo, llevan años acudiendo regularmente a la cárcel para ayudar de verdad a darle otra oportunidad a las chicas del módulo 10. Las dos maestras hacen los imposible para que las reclusas se expresen y aprendan a hacerlo. Han hecho con ellas una asociación, una revista, talleres de lectura, una radio, una televisión, conferencias, entrevistas. Y todo con su voluntad y las pocas ayudas que reciben de las gente que les rodean y se enteran de sus proyectos. Pilar Portero lo cuenta mucho mejor que yo en el libro.

 

Benditas Bibliotecas

Por: | 07 de octubre de 2013

IMG_2515IMG_2516_1
IMG_2518_1
IMG_2523
IMG_2508
IMG_2524
Melbourne, Australia

Saben el anuncio ese de Coca Cola dedicado a los bares: "Benditos Bares". Se me ocurre, que podrían rendirle también un homenaje a otro lugar antagónico en las ciudades, pero tan necesario para llevar una vida equilibrada, las bibliotecas. Porque tan importante es sociabilizar en el ruido, como es interiorizar en el silencio. Tan importante es alimentar el buche, como es nutrir el espíritu.

En realidad a todos nos gustan las bibliotecas. Hasta a los que no leen libros. Relajan. Si hay algo de lo que me he concienciado profundamente en los últimos años, es de la importancia del ambiente. El lugar físico en el que estamos, influye dramáticamente en qué nos apetece pensar. Cada mañana, el váter me convierte automáticamente en un pensador de Rodin. Eso es así. Como lo es que las buenas ideas salen de la alcachofa de la ducha o que los trenes invitan siempre a reflexionar sobre qué estás haciendo con tu vida.

Pues bien, a nadie se le escapa que el mero hecho de entrar en una biblioteca, te hace mejor persona, al menos por un rato. Más humano, más sensible y más racional al mismo tiempo. La gente en silencio, los pasillos de estantes de libros concentrando todo ese conocimiento. Estas fotos las tomé en la State Public Library of Victoria en Melbourne. Estaba al lado de la Universidad y era fantástica. Además creo que han sabido entender muy bien ese rol que las bibliotecas deberían jugar hoy día. Valen más por la atmósfera que crean que por el hecho de poder prestar libros. Así que tienen muy cuidada la zona clásica de la cúpula central. Pero además cuentan con otras salas amplias con ordenadores, e incluso zonas especiales para echarse la siesta, jugar a la ajedrez o la PlayStation.

Benditas bibliotecas, necesitamos más espacios como este en las ciudades.

Entre Melbourne y Sídney

Por: | 03 de octubre de 2013

IMG_4110
IMG_4101
IMG_4107
IMG_4098
IMG_4091IMG_5501

IMG_5522_1

Entre Melbourney y Sídney, Australia

Cogimos un vuelo con la compañía singapureña Tiger Airways, que es el Ryanair de sureste asiático. Nos costó unos 35€. Melbourne y Sídney están a unos 1000 km de distancia y entra las dos suman más de la mitad de la población de toda Australia. Todo esto hace, que esta sea la segunda ruta del aérea del mundo por número de aviones, sólo por detrás del Río de Janeiro-Sao Paulo. Casi 1000 aviones pasan por esta autopista del aire cada semana. Es casi como coger un metro, cada 10 minutos pasa uno.

La vuelta la hicimos en tren, 11 horas y casi 80€ el billete. Pero atravesar de noche estas tierras despobladas, sin contaminación lumínica, y ver perfectamente la vía láctea desde la ventanilla, es toda una experiencia. No dormí ni un minuto de lo bonito que estaba el cielo. 

Los del Atleti

Por: | 02 de octubre de 2013

IMG_0077

Madrid, España

Cómo están los del Atleti, no paran. Caen simpáticos. Pero como no pierdan pronto... ¿qué va a pasar con su encanto? con su saber perder, con su desgracia amable, con sus desventuras que unen. Si siguen con esta racha, nos van a ganar La Liga y a chulos a los del Madrí. Estamos todos como Juan Español en los 70, desconcertados. 

Los incendios en Australia

Por: | 02 de octubre de 2013

IMG_5217
IMG_5219
Sydney, Australia

En Australia, hay incendios descomunalmente grandes. Lo más gracioso, es que muchos de ellos ocurren sin que nadie se entere. Es un país  enorme. Por extensión, Europa cabría de sobra dentro de Australia. Sin embargo, sólo lo habitan 22 millones de personas, menos de la mitad de la población española. De estos 22, más de la mitad se reparten entre las ciudades más grandes: Sydney y Melbourne, que están al sureste de la isla.

El interior del continente, conocido como Outback, es básicamente un desierto con montones de matorrales que arden, se apagan y vuelven a crecer solos. En esta imagen, que tomó la NASA desde el espacio, se ve cómo los bushfires en las zonas del interior deshabitadasroban el protagonismo de la luz que emiten las grandes ciudades, todas cerca de la costa.

289570-australia-alight
NASA - Sídney y Melbourne son las luces en la esquina inferior derecha, lo de arriba son incendios


Algunos de estos incendios queman extensiones de más de 5 millones de hectáreas. Eso son cinco millones de estadios de fútbol ardiendo a la vez. O para verlo de otra manera, España, tiene unas 25 millones de hectáreas cultivables.          

Ayuno y abstinencia

Por: | 01 de octubre de 2013

IMG_4879_1
Sídney, Australia

De esto que entras en una iglesia y te encuentras con el desayuno del cura en primera fila. Entró un feligrés de buena mañana, con urgencia por confesarse, y claro, dejó al pobre padre con la tostada y el café fríos. Doble pecado. Que el pecador te haga ayunar para redimir sus pecados.    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal