Diez discos para seducir...con otras tantas alternativas

Por: | 21 de febrero de 2013

Sedu Fausto

Los adultos ya sabemos que Cupido no existe. Pero también somos conscientes de que hay pequeños cupidos que propician el acercamiento, la intimidad. Se ha comercializado, claro, una música de seducción, incluso tópica: las discográficas solían sacar toneladas de aquellos discos “ambientales” que ofrecían melodías sedosas con una portada levemente erótica. La era de Fausto Papetti, algunos lo recordarán.

Aquí buscamos algo de nivel superior. Artistas con mayúsculas cuyo discurso habitual pueda engrasar momentos privados. Hemos elegido figuras internacionales por razones obvias: una letra en tu idioma puede distraer a cualquiera de los presentes y no queremos eso ¿verdad?

SeduNaturalmente, cada generación tiene sus canciones, sus artistas humedecedores. Pero algunos creadores se han mantenido a lo largo de las décadas: universalmente, su música sugiere entrega y abandono. Transmiten una sensibilidad extrema y los oyentes sienten el despertar de los sentidos.

Alguien podría sugerir que lo mejor sería confeccionar un recopilatorio (o una playlist) con una selección de músicas algodonosas pero eso indicaría una profesionalización que, nos parece, va en contra del espíritu sportif de la seducción.

Tampoco sirve el concentrarse en baladas melosas: conviene que haya contraste en la música de fondo, para evitar letargias y automatismos. Recuerden que la música viaja a la misma zona cerebral que responde al placer de la comida. Y nadie se plantearía un menú limitado a los dulces.   

 

CHET BAKER

Sedu CHET BAKEREs conocida su desdichada existencia, plasmada en Let's get lost, aquel documental de Bruce Weber. Trompetista tan lacónico como aterciopelado, los productores descubrieron que también podía cantar con una voz frágil y derrotada. Tenía el encanto de un chico dorado de California, echado a perder pero conservando cierto aliento romántico. Empujado por sus adicciones, Baker grabó infinidad de discos, especialmente en Europa. Casi todos son valiosos pero hoy, para eso que tenemos en mente, necesitamos un concentrado de las canciones más tiernas que nos puede ofrecer la noche.

CHET BAKER Chet Baker sings Capitol/EMI

Sedu Miles-Davis-Bitches-Brew-007Segunda cita: Miles Davis, desde el impecable hipster de, digamos, Kind of blue al brujo eléctrico de Bitches brew. De los trajes de corte italiano a los conjuntos de ante.

 

 

SADE

SEDU SadeLos estadounidenses inventaron un formato radiofónico llamado Quiet Storm: la “tormenta tranquila” era música para, seamos finos, la intimidad. Pero la mejor cristalización del concepto vino de Nigeria: Helen Folsade Adu, hija de padre africano y madre inglesa. En Londres, demostró una suprema elegancia sobre los escenario y la habilidad -con el músico Stuart Matthewman- para confeccionar discos que parecían películas nocturnas, confesiones sobre el amor de gente impecablemente cool. Mil veces imitada y rara vez duplicada, Sade puede permitirse dejar pasar diez años entre disco y disco.

SEDU Minnie_Riperton_Perfect_Angel-236x190SADE The best of Sade Epic/Sony

Predecesora: a su modo, con ayuda de Stevie Wonder, Minnie Riperton se anticipó con Perfect angel (1974). Contiene el paradisíaco "Lovin' you".

 

MARVIN GAYE

SEDU marvin_gaye_lets_get_it_on_album_front

Hombre de existencia muy, muy atormentada, Marvin Gaye (1939-1984) fue un leal soldado de Motown en los años sesenta; allí sacó una docena de elepés. Se rebeló en los setenta, con un soberbio estado-de-la-nación llamado What's going on y con un disco de dormitorio titulado Let's get it on. Su magnetismo residía en esa capacidad para desnudarse emocionalmente por encima de unos arreglos tan carnosos como elásticos. Repetiría la misma jugada a principios de los ochenta, con “Sexual healing”, donde tocaba prácticamente todos los instrumentos pero no, no fue lo mismo: cuidado con las obviedades.

 

Sedu Barry WhiteMARVIN GAYE Let's get it on Motown

Alternativa: tras Marvin, Barry White explotó el filón de la música para escuchar entre sábanas de satén. Nada de bromas con su talla.

 

STAN GETZ con JOÂO GILBERTO

SEDU Getz_GilbertoIt's all true, se titulaba la película no terminada de Orson Welles sobre Brasil. Todo es cierto: allí abajo hay un paraíso natural, rebosante de belleza y ritmo. En 1964, se juntaron en Nueva York el más sedoso de los saxofonistas y músicos brasileños. Entre los visitantes destacaban Antonio Carlos Jobim y Joâo Gilberto pero se probó a cantar “The girl from Ipanema” con la esposa de Joâo, Astrud, que ejercía de traductora. Y surgió la magia. Suficiente para lanzar a Astrud Gilberto como cantante profesional y convertir la bossa nova en el más sensual de los ritmos de los años sesenta.

 SEDU nouvelle_vague_STAN GETZ con JOÂO GILBERTO Getz/Gilberto Verve

Continuadores: la onda bossa se prolonga con Nouvelle Vague, cambiante banda francesa que sensualiza temas pop.

 

ROXY MUSIC

SEDU roxy_music_avalonLa banda de Bryan Ferry, Phil Manzanera y Andy McKay tuvo dos etapas creativas (e innumerables prórrogas, ya únicamente como espectáculo de directo). Con Avalon, Roxy Music cerró su trabajo de estudio. Aunque no lo parezca, aquí mantiene la tradición de presentar en portada iconos femeninos (no se ve la cara de la modelo, que luego se casó con el propio Ferry). Se trata de un disco altamente sensual, por sus confortables texturas sonoras y el personaje de Ferry, enamorado del amor y victima de sus trampas. Genuina música pop de los ochenta, aunque lo bastante cuidada para que no caer en clisés.

 Sedu robert palmerROXY MUSIC Avalon EG

La otra cara: compañero de Ferry en el sello Island, Robert Palmer se convirtió en el paradigma del bon viveur internacional.

 

 LEONARD COHEN

SEDU album-im-your-manImpecable en su aspecto exterior, apasionado en su interior, incansable en sus búsquedas carnales o espirituales, Leonard Cohen es el seductor que lo disimula. Su voz grave, su capacidad para las confesiones, su riqueza temática se hacen evidentes en I'm your man (1988), un disco de moderno acabado, muy alejado de sus hipnotizantes primeras letanías a guitarra de palo. La reciente biografía de Sylvie Simmons (Lumen) muestra a esa insólita criatura: el hombre al que sus sucesivas mujeres todo se lo perdonan. Ellas sabrán.

 

SEDU Jeff buckleyLEONARD COHEN I'm your man Columbia/Sony

Seguidores: en Grace,  Jeff Buckley halló el sensualismo subyacente en piezas como “Hallelujah”.

 

MASSIVE ATTACK

SEDU BlueLinesColectivo de Bristol que supo cocinar una mezcla única de soul, hip-hop y electrónica. Todo hecho a fuego lento: lo que algunos llamaban trip-hop era una música que disimulaba los acelerones, que arropaba algunos instrumentos convencionales con lustrosas máquinas, que potenciaba las melodías sin perder el pulso rítmico, que ganaba en variedad con la abundancia de voces y climas. Sus mejores discos transportan al oyente a una desconocida casa misteriosa, donde se alternan habitaciones oscuras y luminosas. Cualquier noche con Massive Attack reserva sorpresas.

 

SEDU AIRMASSIVE ATTACK Blue lines Virgin

Contrapeso: la fantasía del dúo francés Air podría funcionar como complementa del downtempo sombrío de Massive Attack.

 

PRINCE

SEDU-Prince-PurpleRain_1984_0_0_0x0_300x310Lleva muchos años ejerciendo de Testigo de Jehová, si hemos de creerle, pero nunca podremos olvidar la extraordinaria calentura que desprendía Prince durante los ochenta (hasta empujó a la esposa de Al Gore a montar una organización contra las canciones “indecentes”). Lo de Prince era un exceso de testosterona, una fantasía expresadas en discos, directos, videos e incluso películas. Aunque Purple rain podía ser desechada como una mezcla de falsa autobiografía y de tópicos de Hollywood, generaba un campo de fuerza que invitaba a perder inhibiciones. Todavía tiene esos efectos pero, sssh, no se lo digan a su creador.

SedU isley-brothers-790511PRINCE Purple rain Warner

 Más afrodisiacos: los Isley Brothers son uno de los grupos más longevos del soul; en los 70, hicieron suntuosas baladas, de esas que bajan las cremalleras.

 

R. KELLY

SEDU r_kelly_12play_coverIncluso en el moderno R & B, un territorio definido por su alto contenido lúbrico, R. Kelly destaca por lo directo de sus letras lujuriosas. Sus extensos discos están endulzados por unas producciones hi-tech que -al ser creación propia- potencian la imagen del hombre obsesivo y apasionado. Tal vez nos afectaron las noticias sobre sus problemas legales, de los que finalmente salió indemne. Su enorme popularidad se explica por esa cintura que le permite, a capricho, girar hacia el funk o colaborar de igual a igual con raperos tipo Jay Z y -en el mismo disco- Celine Dion. Y desarrollar un a modo de culebrón llamado Trapped in the closet, como personal capricho audiovisual.

 

SEDU music-sexy-album-covers-usher-confessions-part-iiR. KELLY 12 play Jive/Sony

Para el relevo: desde Atlanta, Usher, un lover man más discreto. Sus discos contienen melaza de dormitorio y dinamita bailable.

 

BILLIE HOLIDAY

Sedu Lady-Day-The-Best-Of-Billie-HolidayLa voz de Billie nos llega modificada por la costra de la tragedia que fue su vida (y no vamos a reiterar aquí sus miserias). Sin embargo, también es una historia de triunfo personal: en lo esencial, ella vivió como quiso, colándose por los invisibles pasillos que iban desde el ghetto a los escenarios de la alta sociedad. No fue lo que ahora llamamos una artists "maldita". En su voz encontramos alta sensibilidad, resiliencia, sabiduría, plasticidad emocional. Tuvo a su disposición a los compositores de la edad dorada del standard estadounidense y también detrás sonaban respetuosos admiradores tipo Lester Young.

 

Sedu julie londonBILLIE HOLIDAY Lady day Columbia/Sony

La sacarina para café tan fuerte: Julie London. Aunque su vida fue moderada, las portadas -y los contenidos- de sus elepés la perfilaban como un personaje de novela negra, tipo party girl.

 

 

La idea para esta selección partió de Fernando Rimblas y fue desarrollada, con un texto ligeramente diferente, en la revista Gentleman.

Hay 24 Comentarios

“El chico más pálido de la playa del Gros”, this is a love song.

No conocía mucho a RJD hasta que lo vi en la entrevista de Boadella y, a su lado, Manowar son un prodigio de discreción y buen gusto. Y el jevi es muy amplio y, por suerte, RJD no es representativo de este estilo

Es decir, que te guste Ronnie James Dio es mal gusto? Mucho prejuicio con el heavy metal me parece a mí que hay.

El problema está en que un gusto excelso en clásica no garantiza lo mismo en pop y rock. Y no sé ni me importa cuál sería la formación en música clásica de Lester Bangs o de Nick Cohn, pero se reirían a carcajadas del planteamiento de Calpurnio

Y que problema hay en que a alguién le guste la música clásica y también Ronnie James Dio? Perdona, pero ese comentario suena a prejuicio.

Nunca digas "pene" en una canción que pretende ser erótica

Orgasmical - Exceso
http://www.youtube.com/watch?v=hy0AAz_jzSE&feature=related

Pues de Chet Baker siempre me funcionó muy bien el "Touch of your lips"... me alegro que el "Chet Baker sings" figure en esta lista. Pones a Chet Baker y si no funciona, es porque realmente a la chica no le gustas un pelo. Si le gustas, ese Lp parece estar diciendo: " A qué estais esperando para dejar encima de la mesita las copas de coñac?". A lo de Prince, en cambio, no le veo la gracia, creo que hay cosas mejores, a menos que la nena sea una adolescente acrítica. Sugiero temitas como el instrumental "Riviera Paradise" de Stevie Ray Vaughan, también mete mucho "ambiente".

Eso de la "base educacional" clásica para un crítico de rock y pop suena a música celestial, Calpurnio. Ayer salió Boadella en la 2 hablando de sus gustos musicales, exquisitos en lo tocante a música clásica (Bach, Mozart, Schubert), y cuando lllega el rock y el pop nombra... a Ronnie James Dio. Fue grotesco. En suma, que me quedo con DAM, y lo mismo hará cualquiera con dos dedos de frente. Y si no le va la clásica o la celtomanía, es cosa suya y en nada tiene por qué afectar a su labor como crítico de rock.

Ahora nos entendemos, Calpurnio. Te puedo asegurar que tengo una buena colección de la llamada "música clásica", especialmente fuerte en medieval, barroco y siglo XX.
Lo de "aversión" se refiere a su anquilosada valoración social, a su sentido de superioridad, a su total dependencia de las subvenciones...... y a cierto funcionario que me cobraba hasta el 66 % de tasas por cada disco de rock que yo me traía desde Inglaterra mientras se burlaba: "si no fuera esta música de degenerados, se lo dejaría pasar.. Ha de saber usted que Beethoven no paga aduanas".
Pero esto se aleja bastante del asunto de la presente entrada, que se pretendía liviano y juguetón.

No veía fealdad por ningún sitio, sino realidad. ¿Qué se puede pensar de alguien que confiese aversión al arte, la literatura, el cine, el teatro... la música clásica? No quedará muy bien intelectualmente, ¿verdad? Pero si además es crítico musical... Hay muchas colecciones de bolsillo de clásica. Le sugiero que se compre alguna y se vaya a una tienda y compre unos discos (hay series muy baratas y buenas). Empiece, por ejemplo, por Mozart, digamos, los divertimentos y los conciertos para flauta y orquesta. Gócelos. Seguro que poco a poco le ayudará a refinar el gusto y a ver la vida de otra manera. Y sobre todo le ayudará mucho a su ejercicio como periodista y crítico de rock, en absoluto reñido con la clásica.

Sintetizados así, los comentarios son perfectamente aceptables. Envueltos en insultos, afeaban el blog.

Ostras, el señor Manrique censura los comentarios y me los borra. Primero por afirmar que no le veo sentido alguno a este artículo (relleno puro) y segundo por reprobarle su aversión, confesada recientemente, a la música clásica, base educacional para todo crítico, sea del género que sea. ¿Este también irá a la papelera? Lo siento, señor divo.

Teniendo en cuenta el tema del artículo y que, de hecho, se menciona el 'Quiet Storm' a colación de Sade, no habría estado de más hablar de Smokey Robinson: el género se llama así por un álbum suyo.

Entiendo que hay que rellenar el blog, pero a estas alturas ... Hagamos una prueba, que musica escuchabas en tu primera polvareda? Probablemente ni te acuerdes pero seguro que te supo a gloria divina, pues eso ES MUSICA!!

Y me olvido de Fausto Papetti, que encabeza el artículo

Claro que sí. Esta misma, sin ir mas lejos. El de Stan Getz y Joao Gilberto se pudo grabar en los States pero es brasileño hasta la médula. Y hay dos discos franceses entre los alternativos, Nouvelle Vague y Air.

¿Alguna vez veremos en los medios una selección de diez discos o de diez canciones o de diez autores en los que se cuele uno de fuera de Anglosajonia?

Mis diez céntimos;

Calentamiento Global: Música para derretir los Polos - on Spotify http://open.spotify.com/user/ddaa/playlist/6Vgrga3bXqoJkoioF36CtA

Si queréis algo sugerente, picantón y provocativo, escuchad "Songs to Make Love" de Lovage, Mike Patton parece el hombre más sexy del mundo, y no hablemos de la chica que le acompaña en ese mismo disco.
Si con eso no se os suben los colores es que sois de piedra muchach@s.

Estoy de acuerdo con el primer comentario. A mí casi toda la música que habéis señalado me gusta, está en mi colección, la disfruto... pero no se me ocurriría ponerla *para* seducir a nadie... y menos me seducirían a mí, porque me la conozco al dedillo ya.
Y lo de Prince: sí, es Testigo. Tenemos contactos en común.

Hola
Desde luego el tema no puede ser más sugerente.
Yo creo que el primero que se promocionó como compositor más utilizado fue Barry White, hubo un tiempo que, no sé porque, casi todas las obras de teatro nombraban Naima de Coltrane y para los más clásicos -y gracias a una actriz bajita- siempre esta el bolero de Ravel. Pero es que todas las músicas ayudan en ciertas ocasiones.
Un saludo.

Si claro, Blue Nile, porque 5 de cada 10 españoles (y me quedo corto) saben quienes eran Chet Baker o Joao Gilberto, y han escuchado sus canciones. De aquí, la mayoría conocen, quizás algo de Billy Holiday, Gold y Avalon de Roxy Music, y Purple rain. Y ya.

Si, la musica es el complemento perfecto a una velada perfecta. La pena es que en España no exista la tradición en los restaruantes de tener musica tenue mientras uno cena. Esa música seductora.... Se que la hay pero pagando un riñon, y no tiene porque.
http://www.menfoodspain.com

Lo siento, pero la selección es bastante previsible. Uno de los puntales de la seducción es la sorpresa, lo inesperado, y por ese lado la lista naufraga estrepitosamente.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Planeta Manrique

Sobre el blog

¡Tanta música, tan poco tiempo! Este blog quiere ofrecerte pistas, aclarar misterios, iluminar rincones oscuros, averiguar las claves de la pasión que nos mueve. Que es arte pero, atención, también negocio.

Sobre el autor

Diego A. Manrique

, en contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho.

El Amplificador

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal