Abogaaaadooooooooo

Por: | 29 de junio de 2011

Perrymason

Creo que es justo echarle la culpa al cine: Veredicto final, Testigo de cargo, ¿Vencedores o vencidos?, La costilla de Adán o -por qué no- Tomates verdes fritos. Todas ellas incluían ese momento de genialidad judicial (más o menos reflexiva) que me hicieron amar el cine de jueces, abogados y demás fauna que poblaba el universo legal. Seamos sinceros, ¿quién no disfruta de una ronda de interrogatorios al límite o a un juez con sobredosis de gilipollez? (en la ficción, por supuesto).

No he sido nunca demasiado fan de las series de médicos (la medicina catódica tiene ese toque deprimente en virtud del cual en cada capítulo tiene que morir alguien y en cada temporada defenestran a uno de los protagonistas, por aquello de que el espectador no se aburra -de este comentario dispenso a Urgencias, una de las mejores ficciones televisivas de la historia de la tele); tampoco me convencen las series policiacas actuales, tan obsesionadas con los procedimientos y el ADN y las ratas de laboratorio.

La otra gran pata del asunto catódico -lo ha sido siempre- son las series de abogados.

Sin embargo parece que el género se está yendo a pique (si exceptuamos a la gloriosa The good wife, capaz de vivir en el alambre del drama judicial y el varapalo emocional como si tal cosa) y que no hay ya ideas suficientes para tratar de renovar un ideario narrativo que -bien llevado- funciona como un reloj. 

 

Todos recordamos a Perry Mason, La ley de los Ángeles, Murder One, El abogado o Boston Legal. Cualquiera de ellas tiene más jugo y sustancia que Damages o Shark (por polémica que esta afirmación pueda parecer y aún sabiendo que la primera es infinitamente superior a la segunda). La razón está en la histórica fortaleza de los guiones de este tipo de series, que en los últimos tiempos se ha visto sustituida por un foco -realmente abusivo- en los protagonistas, algo que puede funcionar con la Glenn Close o el Ted Danson de la citada Damages pero que está destinada a fallar cuando el mejunje no cuenta con un rostro hiperconocido al que el espectador pueda agarrarse. La prueba más fehaciente de lo dicho es -la también citada- Shark, cuando después de una primera temporada notable se hundió en el absurdo intento de dejar que James Woods arrastrará el solito todas las tramas. Woods es uno de los mejores actores del mundo pero ni siquiera él puede hacer milagros cuando los guiones tienen la consistencia de la gelatina.

 

Dick Wolf, uno de los showrunners más famosos de todos los tiempos y creador de Ley y Orden, uno de los pocos reductos de calidad que persisten en el mundo de las series sobre la ley, acostumbra a decir que lo más importante son los guiones, y que sin ellos los actores no son nada. Igual no hay que ponerse tan radical pero es cierto que la racha de shows cancelados ya empieza a ser preocupante (empezando por la última serie de Jimmy Smits, Juez sin causa y siguiendo por Toda la verdad de la siempre magnífica Maura Tierney sin olvidarnos de Ganando el juicio) y no se vislumbra en el horizonte a ninguna Ally McBeal que les salve la tarde a los fans de los jurados, los jueces, los fiscales y los juicios.

O quizás es que -simplemente- nos hemos cansado de tanto "protesto" y tanto "declaramos al acusado...".

Con los tiempos que corren habrá que repensar el género... pero que lo hagan rápido por favor, se les echa de menos.

 

Hay 16 Comentarios

Nadie se acuerda de Turno de oficio o Anillos de Oro, producto nacional de hace unos años, grandes Echanove y Galiardo en la primera y la Diosdado e Imanol Arias en la segunda. De series USA me quedo con La Ley de Los Angeles (llevo la sintonía de tono en el movil) y Ally McBeal, que le voy a hacer, me gustan los musicales.

Abogadooo, sal, ratita, te quiero ver la colita. Mágico

http://www.ingenioconsaboralaca.com/2011/06/heliocracia.html

Abogadooo, sal, ratita, te quiero ver la colita. Mágico

http://www.ingenioconsaboralaca.com/2011/06/heliocracia.html

Una serie realmente brillante sobre el tema de juicios es ACCUSED de la BBC, creo que es del 2010, son 7 capítulos. Cada capítulo es una historia muy diferente, y al final conoces el veredicto. Me apasionó tanto que la traduje y subí los subtitulos a la red. Aparecen actores de enorme talla como Christopher Eccleston o Juliet Stevenson. Interpretaciones sublimes. 101% recomendada.

Hasta que Telecinco no haga algo al respecto en prácticos episodios de hora y media, todo seguirá igual...

Muy cierto!!!!!!! Yo era hiperfan del género, pero no terminé ni la segunda temporada de Damages, intenté la de Jimmy Smiths (precisamente por ser él) y no aguanté 10 minutos. Sé que hay algo de Kathy Bates pero no lo sigo.

Pero creo que si ahora tuviésemos algo como 'Juzgado de guardia' la seguiría y me encantaría. Coincido con muchos comentarios, 'Boston Legal' está por encima de las demás, aunque #inmyopinion TGW se sale

Me resulta curioso que se ponga a Boston Legal como ejemplo de serie con jugo frente a series que se apoyan casi exclusivamente en personajes. A ver, Boston Legal es Alan Shore y Denny Crane. Punto. Una serie grandiosa, divertida (aunque bajara algo el nivel después de la primera temporada)... y basada absolutamente en el trabajo descomunal de James Spader y en el Capitán Kirk. Eso sí, hay que verla en inglés. Cosas como "cling on" y que salte Denny con "klingons? dónde están los klingons?" o la monja traductora hablando de gloriosos y poderosos gallos de pelea (cocks, que también significa "pene")... imposibles de traducir.

Gran serie pero, una vez más, un pobre ejemplo si se quiere criticar las series basadas en la personalidad de sus personajes por encima del guión.

Sin duda el mejor David E. Kelley y de ellas la mejor "El Abogado (The practice)". De ahí salió el personaje de Alan Shore de " Boston Legal". Su fuerte, la creación de los personajes, son inmensos todos ellos, y los planteamientos iniciales; por lo general sus primeras temporadas son las mejores; su problema, salvo en " El Abogado", es que en las series posteriores " Ally Mc Beal , Boston Legal ..." mezcla el genero con la comedia, el musical y sus personajes principales-buenos tienden a pontificar demasiado en sus alegatos finales ( bien si eres de su corriente ideologica marcadamente demócrata cuasi izquierdista para lo que son los EUA como yo) y desde mi punto de vista a partir de la segunda temporada siempre entran en una espiral de desbarramiento argumental que las convierten en pantomimas de lo que en principio eran, pierden interes, los casos son cada vez más absurdos y acaban por cancelar las series.
Su nueva apuesta "Harry´s Law" con Kathy Bates...

Es mi género favorito, aunque la realidad sea muy diferente, tanto en USA como en otros países. Como se trata de un entretenimiento, lo tomo sin creer que las cosas suceden de verdad.
Hay gente que se sugestiona con el buen trabajo de algunos actores y cree estar viendo algo real.

Admito que me gustan las series de abogados. Deformación profesional quizá. De entre las muchas que ha habido creo que destacaría tres, todas ellas de David E Kelly: El Abogado (The practice), la mejor sin duda por la solidez de sus guiones y mejor aproximación a los problemas éticos de la profesión; Boston Legal, brillante y divertida aunque poco rigurosa y, por último guardo un gran recuerdo de una serie acaso poco conocida pero muy imaginativa, Picket Fences, con un inovidable personaje, el abogado Douglas Wambaugh que siempre sabía hacer ver finalmente razonable cualquier pretensión por disparatada que pudiera parecer inicialmente.

En el otro extremo, también hay productos verdaderamente abominables, el que más: The Defenders, con Jim Belushi y... el gordito de los Goonies (metamorfoseado en hortera de bolera). Argumentos estúpidos, interpretaciones mediocres y gracietas de tercera.

David E Kelly, vuelve, el género te necesita!

Coincido con tito freire, la mejor para mi Boston Legal. Aunque la clave de la serie es el personaje de Alan Shore y, las intervenciones de Deny Crane, combinando lo más duro de la realidad con cierta locura cómica de los personajes. Es buenísima. Yo la echo de menos y estoy pensando en volverla a ver pero no será lo mismo... Ojalá hagan otra nueva con el personaje de Alan Shore sería genial.

Gran serie, con una gran interpretación, series así me hacen seguir adelante cada dia, gracias por la información.

Como disfruté con la costilla de Adán... me alegra verla mencionada aquí!

Respecto al artículo, me adhiero totalmente a la opinión sobre Shark. Era una serie estupendan con un actor formidable que acabó hundiéndose por culpa de guiónes cada vez más infumables. ¡La de partido que se le habría podido sacar a esa idea!

No me suelen gustar las series de abogados americanas, donde el acusado es culpable o inocente no por las pruebas aportadas o por los hechos sino por lo 'buena' que sea la exposición del abogado, la agudeza del fiscal o el tipo de juez que le toque; donde a los inocentes les conviene mas un buen acuerdo (de culpabilidad) que un mal abogado defensor en el juicio.


Luego en la realidad tenemos cosas como el juicio de OJ Simpson y empiezas a entender a la sociedad americana, tan puritana para ciertas


La única serie de abogados que me ha gustado fue 'Juzgado de Guardia'.

Por más series que veo... no creo que nada llegue nunca al nivel de Boston Legal.

Que películones todos los que has nombrados, incluso Tomates verde fritos, por qué no?

Las series de abogados acaban muy quemadas. Deberían haber alguien que supiera cortalas cuando ya han contando todo lo contable. Alguien que diga: Protesto! a una renovación sin sentido. Como pasó con Ally McBeal, por ejemplo.
´
http://planetamancha.blogspot.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal