De mayor quiero ser como Castle

Por: | 22 de junio de 2011

Castle-nathan-fillion

Castle reune todos los ingredientes para ser el perfecto guilty pleasure: episodios auto-conclusivos sin más madera que la que quema; un reparto de mindundis si exceptuamos a la pareja protagonista; guiones de corta-y-pega con la misma ambición que un tenedor de plástico.

Sin embargo (o a lo mejor por eso) no hay manera de quitársela de encima, como si fuera una joroba que te sale cada dos por tres sin que sepas muy bien porqué. Bueno, quizás la razón sea tan obvia que acabe pasando desapercibida: Nathan Fillion.

 

Pero situémonos: Castle es una serie de corte clásico (en España puede verse en AXN, dial 22 de Digital +, entre otras plataformas), una especie de Se ha escrito un crimen sin la vieja gafe donde un escritor de novela negra decide pedir un favor al alcalde y empotrarse con una detective neoyorquina para reunir material con el que escribir su nuevo libro. La detective en cuestión es una señorita espectacular que a pesar de su sufrida labor como policía parece recién salida de la peluquería cada vez que asoma la jeta. Sus compañeros parecen los miembros de una tuna pero sin instrumentos y su jefe sale de cuando en cuando para poner cara de no-me-toques-la-rabadilla-que-te-crujo.

Todo en general es de un pasmo destacable en lo que parece ser el departamento de policía más empanado de la historia.

El nombre del escritor es Richard Castle y éste es un tipo forrado, con casucha de quitar el hipo, madre tipo pegamento e hija más buena que el pan. Su ex-mujer aparece de cuando en cuando para soltar alguna inconveniencia y las presencias femeninas son escasas porque -ya se sabe- a Castle el que la motiva es la elegante (a la par que efectiva) detective Beckett (Stana Katic).

Y ahora ya podemos volver a Nathan Fillion.

Fillion es -probablemente- uno de los mejores actores que pueden verse hoy en día en televisión. Los aficionados a la caja tonta (y especialmente aquellos/as con pedigrí y filias catódicas varias) le recordarán por su intervención en Buffy Cazavampiros y en -la maravillosa, pese a quien pese- Firefly. Con esta última se labró una merecidísima reputación como actor de culto y saltó a la dimensión fan, asegurándose una base de seguidores que le siguen a todas partes.

 

Su construcción de un personaje a priori tan soseras como Castle es francamente memorable. Con él al timón es fácil perderse en la serie y dejar que le acunen en su perfecta recreación del escritor verborreico e hiperactivo que resuelve casos en sus ratos libres (y en los ratos libres de los demás). Él le da a Castle el millón de matices que el personaje no tiene: capaz de ser romántico, arrebatador, infantil, torpe o genial según convenga. Es el huevo y la gallina de la serie, el capitán de un barco de plástico que acaba pareciendo un fantástico yate gracias a su capacidad de monopolizar el escenario a base de talento. Si el aplomo fuera oro Nathan Fillion pesaría bastantes toneladas.

 

Tan bueno es este señor que a su vera hasta Stana Katic, una actriz simplemente decente, parece Meryl Streep, en esa reacción que provocan los grandes, capaces de elevar el nivel de sus compañeros con su sola presencia. Katic y Fillion explotan una química excelente y por su culpa Castle no es una serie de usar y tirar sino algo francamente adictivo que ha acabado su tercera temporada con fuegos artificiales y un evento de impacto... veremos como resuelvan la cuarta temporada ahora que este par ha dicho en voz alta lo que llevan reprimiendo un montón de episodios.

Castle durará lo que tenga que durar, esto es, hasta que Fillion se canse. Hay que tenerlo claro: Fillion es Castle y Castle es Fillion. Y aquí paz, y después gloria.

Viva Fillion (y viva Castle).

Hay 35 Comentarios

Una serie aceptable durante las dos primeras temporadas. Luego es basura repetitiva. No vale nada a partir de ese punto. Fillon es muy cargante y Stana una actriz bastante mediocre que no levanta cabeza. Para olvidar.

EEy! Amo a Stana me parece una de las mejores actrices de su generación!!! La increíble capacidad que tiene para transmitir diferentes emociones con su mirada, el don de manejar su tono de voz de acuerdo a cada situación o escena y bueno el lenguaje corporal también. Es una actriz muy versátil y creo que por eso cada vez que veamos algo de ella, nunca nos vamos a cansar porque siempre interpreta a los personajes de manera diferente y única.


Besos a todos los stantics latinos =)

pd: votenla aquí (está en 3er puesto y ella y los chicos del hospital que ella ayude, se merecen el premio)
https://thebille.com/r/ly40k75t

Oye Plata, que no te guste la serie porque ya te parece aburrida, Ok. Simplemente no la veas, pero no me maltrates a Castle y a Beckette.. A mi me encanta la serie y sus personajes ni hablar.

Es la pura verdad xDD

Adoro a STANA KATIC.! y creo que ha brillado solita en la serie. Si bien Nathan Fillion es una gran actor, Ella por su papel de Beckett a tenido más protagonismo, y el personaje da para eso y más. Empece a ver la serie por ella y me encanta en lo que va...! Saludos desde CHILE.!

no se quien es el tonto que escribió esto pero se merece, como se dice en mi tierra "unha somanta de ostias" (una paliza), por hablar mal de Stana Katic

Lo extrañamente inexplicable de esta serie es, que a pesar de ser capítulos cerrados, en los que no necesitas seguirla diariamente para enterarte del asunto, han introducido un elemento, que quizás, como apuntes sea el personaje de Castle, que hace que sea adictiva y a la larga "necesites" ver todos los episodios pese a que no es necesario para seguir la trama.

Aún así coincido en que hay ciertos capítulos tan repetitivos que terminan cansando, por lo que considero que aunque me guste mucho la serie, no deberían alargarla mucho más, con un par de temporadas más lo pueden cerrar todo perfectamente e irse por la puerta grande (y no todas las series pueden decir que terminaron igual de bien que empezaron).

Serie bastante buena, aunque creo que ha empezado a perder el norte hace tiempo.

El personaje de Castle se torna a veces demasiado infantil, tanto que parece una parodia de sí mismo. Además, su forma de proceder, basada en inventarse ideas absurdas, puede llegar a resultar cargante por repetitiva. Necesita algo más, y a veces lo obtiene, pero otras no. Creo que a los guionistas se les han empezado a agotar las ideas sobre qué hacer con Nathan Fillion.
 
Lo del personaje de Beckett es para matar a los guionistas. Puede dar para mucho, pero da para poco. Su excesiva seriedad, su encorsetamiento, su falta de flexibilidad, su falta de chispa, es un desperdicio. Castle necesita un personaje distinto a él, porque ahí reside la gracia, pero Beckett puede llegar a aburrir. Hay momentos en que avanza y se torna algo más interesante, pero no todo lo que debería. Vale que la serie se titula "Castle" y no "Beckett", pero Castle no sería nadie si no estuviese rodeado de los personajes que le sirven de punto de apoyo. Y Beckett ya empieza a aburrir. No olvidemos que, a diferencia de House, Castle no suelta frases lapidarias, sino que su fuerte son las conversaciones breves chispeantes. Pero por sí sólo, Castle apenas tiene un par de docenas de frases buenas en solitario en toda sus temporadas.
 
El personaje de su hija es aniquilador. Los adolescentes en las series protagonizadas por adultos no suelen funcionar bien, salvo que el púbere en cuestión sea el protagonista y los adultos los secundarios. El síndrome Wil Wheaton sigue pesando mucho. Y la hija de Castle tiene guasa. Su excesiva madurez y seriedad la tornan en inverosímil, a la par que en un personaje odioso y punible. El jueguectio de invertir los papeles con su padre, de modo que ella sea la responsable y él el juerguista, puede tener su gracia en algún episodio, pero nunca como norma. A Castle nadie debería enmendarle la plana y menos una mocosa adolescente, relamida, perfecta y sosísima.

El desarrollo de las tramas no ayuda, porque hay momentos en que se repiten clónicamente. Hay ciertos patrones demasiado obvios que, tras una docena de veces, ya pegan tiros. Por fortuna se han ido produciendo giros inesperados, algunos un tanto rebuscados, otros acertados. En la cuarta temporada han seguido en la misma línea.

La forma en que se trabaja el asunto del asesinato de la madre de Beckett es absurda, con unos golpes de timón tan inverosímiles que no cuelan. Querer darle tantísima importancia a esa muerte está perjudicando a la serie.

La tensión sexual no resuelta entre Castle y Beckett, pilar básico de la serie al más puro estilo Mulder y Scully, hace tiempo que ya no funciona bien, de tan repetitiva y obvia que es. Ambos personajes saben lo que sucede y se limitan a dar vueltas en círculo, lo que aburre. De hecho, hay momentos en que dicha tensión es muy, muy infantil y teatral. Ni siquiera genera ya una sonrisa de complicidad. Creo que esa tensión ha cogido cuerpo con demasiadas prisas, lo que la ha matado. Debiese haber sido más dramática, más solitaria, pero siempre discreta. Aquí la han tornado obvia al querer usarla para generar humor.

Creo que Castle es una gran serie. No es ni será jamás una obra de arte del género policíaco, pero da sopas con honda a muchos otros trabajos. Pero no está evolucionando todo lo bien que debiese. De todas formas cuatro temporadas son muchas para hacerlo siempre bien. Incluso House patinaba de mala manera a esas alturas y no se libraba de episodios flojos y repetitivos.

me encanta la serie....pero el doblaje es increiblemente malo, de lo peor que he visto en mi vida!

De acuerdo que Nathan Fillion es Castle y que en Firefly hace un papelón, por cierto en un episodio, creo de la segunda temporada, sale vestido como su personaje de Firefly. Por cierto lo visteis en 'Salvad al soldado Ryan'...

Totalmente de acuerdo. Es una serie normalita, sin grandes pretensiones. Argumentos simples, aunque de vez en cuando te saltan con capítulos dobles muy buenos o incluso, cuando tratan del asesino de la madre de Beckett. De acuerdo, pero engancha. Y mucho!! Estoy deseando que empiece la cuarta temporada.
Y yo diría que de mayor me gustaría ser como Kate Beckett porq así tendría a mi lado a un tipo coñon como Castle. Que gusto, oye!!

Muy buena la serie, gracias por la información.

Nathan Fillion siempre hace de Nathan Fillion ha creado un personaje que asociamos a el y según el matiz que le de puede ser un malvado cruel pero extrañamente simpatico (Buffy), un aventurero espacial duro pero curiosamente simpatico (Firefly) o un escritor listillo pero encantadoramente simpatico (Castle). La carasteristica común es que es simpatico y cae bien... incluso en Buffy. Y ademas es uno de esos 'simpaticos que caen bien' que no cansan, que no terminan por caerte gordos. Me recuerda al primer Bruce Willis, el de 'Moonlighting' ('Luz de Luna'). De hecho su personaje de Castle parece una amalgama entre Bruce Willis (detective socarron) y Cybill Shepherd (personaje glamuroso de la jet venido a menos, en Castle sería escritor glamuroso con bloqueo creativo). La tensión sexual entre los protagonistas espero que la sepan resolver ya que alargarla demasiado es malo, pero resolverla mal es peor.

Raquel, no se entiende muy bien de qué hablas. Creo que la necesitas un croquis eres tú. O quizás deberías leer algo más a tu altura, tipo Blancanieves. Suerte.

1º ves Castle, y luego si eso, empiezas a escribir sobre ella porque la estas dejando caer de un burro y todo lo que escrobes no tiene sentido asi que 1º la ves, 2º recapacitas 3º te callas y 4º ya escribes BIEN sobre la serie.
Y si esto no lo has entendido espera que te hago un crokis

Pues a mi encanta CASTLE y estoy deseando que empiece, no tiene pretensiones, los protagonistas son divertidos, el es muy sexy,(los ayudantes me parecen flojos, mucho mejor el SHO del Mentalista) y despues de un largo día de curre, me relaja, no me obliga a pensar, y veo todo el capitulo sonriendo placidamente.Si quiero pensar me cojo un buen libro...cada cosa sirve para lo que sirve, y esta serie solo pretende entretener y lo consigue....

Una serie normalita, pero ocupa un hueco importante: capítulos ágiles con algo de misterio, un poco de humor y el eterno flirteo entre la atractiva detective y el exitoso gracioso protagonista.
Para ver si no quieres calentarte la cabeza y pasar un rato agradable.

No se si alguno recordais que en el blog de tv anterior a este de EL PAIS de Hernan Cashiari un dia no la puso mal y la gente se lo tomo muy mal acusandolo de publicitar una serie de Cuatro.
La verdad es que desde entonces me quede con la copla y estoy de acuerdo con el autor, una serie que es como la comida basura bien hecha, que de vez en cuando la disfrutas. Y por supuesto creo que muchos nos morimos de estupida e infantil envidia con Castle y su irreal vida...

Yo he visto toda la serie de Castle y estoy esperando febrilmente que comienze la nueva temporada ... Es buenisima !

(Disculpen las faltas, hace un monton de años que no he escrito en espñol)

@unacualquiera a este actor hay que verlo en versión original. La serie doblada al español (en este caso, otras series están genial) pierde muchísimo. El 80% del personaje es la voz y los registros del actor.

No os perdáis Firefly (también en vo of course).

Yo le comencé a ver a finales de la anterior temporada, y he quedado enganchada. La serie es fantástica, con sus momentos divertidos que la hacen sin igual.

Me encanta Castle!! Claro que es una serie muy justita, por decirlo suavemente, pero tiene su gracia aunque no sé muy bien por qué. Fillion es genial, en eso estamos todos de acuerdo pero también tiene su punto ver a Maggie Gioberti (Susan Sullivan) taaaaaantos años después. Además, de vez en cuando, te dan una sorpresa como ese capítulo en el que aparecían Michael Connelly y Dennis Lehane hablando de sus libros!!!! Grande Castle!

Me apunto al título de la entrada en el blog.
¡A quién no le gustaría ser como Castle! Culto, bien parecido, elegante, listo e inteligente (cosas distintas) y rico. Y a quién no le gustaría tener una compañera como Beckett. desde luego a mi me encantaría.
Sí, la serie es normal, problemente envejezca mal, pero en mi casa nos lo pasamos bomba viéndola.

Jo, no lo entiendo. Me encantan las procedimientales y en ese sentido he intentado ver varias veces Castle (¿antes la echaban en Cuatro no?) y yo no sé por qué pero no he conseguido engancharme. Mira que me trago cualquier cosa de ese estilo (Bones, El mentalista, CSI, NCIS, Mentes Criminales, The Closer, Sin Rastro, Caso abierto...) pero Castle no ha conseguido engancharme. Será que no me he fijado en Fillon porque sólo era capaz de ver que el barco era de plástico...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

Avances

 

Amazon ya tiene a punto una nueva serie, Mozart in the Jungle, con 10 capítulos que Amazon Prime colgará el 23 de diciembre. Esta peculiar comedia está protagonizada por Gael García Bernal, encargado de dar vida al un director de orquesta sobre el que gira buena parte de una trama centrada en mostrar lo que ocurre detrás de las bambalinas de una orquesta sinfónica. La serie, con Roman Coppola y Jason Schwartzman como máximos responsables, está basada en la obra Mozart in the Jungle: Sex, Drugs and Classical Music. Sexo, drogas y música clásica, una combinación que, al menos, llama la atención. 

 

Spotify

Spotify

Nos gustan las series y nos gusta la música que suena en las series. En el Spotify de Quinta Temporada están las mejores Bandas Sonoras.

¡Escucha nuestra lista!

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal