Amor y odio con Luther

Por: | 10 de julio de 2011

Luther 
 
La vida de John Luther es la historia de la mano derecha y la mano izquierda. La palabra amor en la mano derecha y la palabra odio en la mano izquierda. Todo el que haya visto La noche del cazador, grandiosa película dirigida por Charles Laughton en 1955, recordará los tatuajes en las manos de Robert Mitchum. En la derecha escrita la palabra LOVE, en la izquierda escrita la palabra HATE. Si el predicador interpretado por Mitchum hablaba del combate entre el bien y el mal, nuestro protagonista, Luther, que camina siempre con las manos en los bolsillos de los pantalones, sobrevive a su manera en mitad de la contienda. 

A decir verdad, Luther no lo tiene fácil. Su vida está repleta de criminales y sucesos misteriosos, donde se juega su vida y la de los demás. John Luther es un detective que trabaja para la policía de Londres en la unidad de investigación criminal. Su oficio es resolver asesinatos. Y, a diferencia de sus compañeros, tiene una virtud: una mente extraordinaria en la ciencia de la deducción. También un defecto: su mente brillante no puede salvarle de su carácter, sujeto a la violencia y la obsesión. En esa lucha contra sí mismo y su entorno, contra sus fantasmas y los monstruos a los que tiene que dar caza, este detective parco en palabras puede parecer el poli más relajado del mundo y, a la mínima de cambio, arrollar a todo el que se ponga por su camino. Habla con aplomo y sin alterarse mientras mira a los ojos pero, si las cosas se tuercen o algo falla, puede acabar dando puñetazos a la pared mientras grita desesperado. 

 

En Luther, cada capítulo de una hora de duración arranca con la sugerente y elegante canción Paradise Circus de Massive Attack, una música que transmite un extraño magnetismo como la propia serie e ilustra el interesante caminar, entre el abandono y la superación, del detective por el gris y gélido Londres. Producto de la BBC, acaban de emitir la segunda temporada de cuatro capítulos (este redactor no la ha visto) tras una primera con seis. 

Sorprende ver a Idris Elba en este papel después de su fantástica interpretación de Russell Stringer Bell, el jefe de la mafia de grandes aspiraciones en las calles de Baltimore en The Wire. En Luther, Elba testifica aún más su talento como actor. El acento callejero de The Wire, tan conseguido ya que nació en Reino Unido, se pierde por completo en detrimento de un tono más sosegado y mucho más correcto, aparte de otros detalles interpretativos como ese gesto de pasotismo vital que encajan con precisión de sastre en su look de policía atractivo e independiente pero con el corazón roto. Igual de sorprendente y gratificante es el papel de la joven Ruth Wilson en el personaje de Alice Morgan, protagonista en el lado de los malos en el primer capítulo y que va adquiriendo una importancia creciente en la vida de Luther. 

3474337343 Como el ying y el yang, ambos personajes son fuerzas aparentemente opuestas y complementarias. Si el concepto de dualidad oriental que supone el ying y el yang viene a decir que nada existe en estado puro sino que todo se transforma porque cualquier idea puede ser vista como la contraria si se la mira desde otro punto de vista, John Luther y Alice Morgan están condenados a cruzar sus vidas, abundantes ambas en los fantasmas, obsesiones y contradicciones, y ser vistas desde el otro ángulo. O al menos ella quiere hacerlo. De alguna manera, es uno de los tantos paralelismos de la serie con las grandes historias de Sherlock Holmes. En un Londres sacudido por los crímenes misteriosos, el apasionado Luther, genio deductivo, es un Sherlock Holmes del siglo XXI que tiene en la intrigante y fría Morgan, otra cerebrito que ingresó en Oxford a los 13 años y es experta en astrofísica, a su Moriarty. Luther no podrá librarse de Morgan, como Holmes no lo puede hacer de Moriarty. Y, aunque están en distintos bandos, ambos se atraen. Se puede decir que se necesitan. Con mundos interiores complejos, son los dos personajes en los que mejor se apoya una serie de sobresalientes actuaciones, gran fotografía y buen ritmo. 

De principio a fin, es la historia de la mano derecha y la mano izquierda. John Luther es el personaje principal pero todos oscilan entre una línea invisible pero real como el filo de un cuchillo, la punta de una bala o el sabor de un beso que separan el bien y el mal. En palabras del malvado reverendo Harry Powell en La Noche del Cazador: “¿Quieres que te cuente la historia de la mano derecha y la mano izquierda? ¿El combate del bien y del mal?.... 

 

En un mundo de contradicciones, ¿qué está bien y qué está mal? ¿Quién merece ganar el combate del amor y del odio? Nadie, ni siquiera Luther, el mejor policía de Londres, puede resolver el misterio. O tal vez sí. 

 

Hay 18 Comentarios

Simplemente decir que estoy de acuerdo con alguna opinión de las ya mencioandas, la primera temporada es excelente, pero en la segunda hay un importante bajón de calidad. Y eso que nada m´s son 4 capítulos, pero se hacen más largos que los 7 capítulos de la primera. Y además también es cierto que la historia que hace de hilo conductor de la segunda temporada no funciona bien.

A mí la 1ª temporada me decepcionó mucho. Exceso de dramatismo en muchas situaciones que nos las merecía, y demasiado ultimominutismo americanoide que siempre me hecha para atrás.

Floja.

Todavia no le he empezado. La presencia de Stringer ya lo justifica. Espero que sea muy diferente a Sherlock, no me gustó mucho pese a que todo el mundo la trata de obra maestra.
Muy bueno eso de verlo como policia, es como si gandolfini se hiciera de la CIA.
´
http://planetamancha.blogspot.com/2011/05/between-hate-love.html
http://planetamancha.blogspot.com

Me encanta esta serie, lástima que en la segunda temporada cambiaran al guionista por un mono.

A mí la primera temporada me fascinó. Y estoy deseando ver la segunda.
Recuerdo el final del último capítulo, realzado por la música. Fue un impacto.

La primera temporada fue maravillosa, tal y como se refleja aquí. Recuerdo que yo sólo quería escenas entre John y Alice, y por eso me pareció que la segunda fallaba muchísimo. Es cierto que John está cambiado, que Alice ha cambiado, que los casos importan menos. Pero es uno de los pocos casos de segunda temporada más floja que la primera. Y es una lástima.

Espero que en la próxima recupere el nivel.

La segunda temporada es algo más floja pero vale mucho la pena. Aquí hay promos para los interesados: http://thingsthatmakeyouhappy.com/2011/06/14/luther-returns-tonight/?lang=es

Estoy de acuerdo con Minnie Mouse; creo que esta serie está sobrevalorada, como bastantes series británicas y, además, Alice es una verdadera plasta; me alegro de que no aparezca en la segunda temporada. Me parece una lástima que se deshicieran del personaje de Zoe Luther; porque creo que Indira Varma era uno de los activos de la serie. El otro es Idris Elba, que, para que nos vamos a engañar, es de esos hombres que te alegran el día cuando los ves.

Yo vi los dos primeros capítulos de la primera temporada pero, la verdad, no me engancharon. No entiendo muy bien que se ponga tan por las nubes esta serie...

Vista la segunda temporada, creo que prefiero la primera. Luther está desdibujado. El desasosiego que se sufre durante la primera aquí desaparece en detrimento de unos asesinos demasiado rebuscados. Además, echo de menos a Alice, me quedé con ganas de más. Será que es una robaescenas.

La segunda temporada baja drásticamente el nivel, estoy casi convencido de que no son los mismos guionistas. La trama de la 2da temporada son forzadas, con soluciones inverosímiles y no tiene el factor sorpresa de la primera.

¿Y donde se puede ver?

A mi me fascina como demuestra que es una persona controlada a punto de perder el control en cualquier momento, y queda claro que tú no quieres estar allí. En cierta forma me recuerda al prota de Justified, Rayland Givens, que explota en determinados momentos, de una forma catártica para recuperar su entropía...

A mi me fascina como demuestra que es una persona controlada a punto de perder el control en cualquier momento, y queda claro que tú no quieres estar allí. En cierta forma me recuerda al prota de Justified, Rayland Givens, que explota en determinados momentos, de una forma catártica para recuperar su entropía...

Me encanta me encanta. Y el hecho de que este grabada en el barrio donde resido desde hace 14 anyos todavia mas. Da un poco de yuyu eso si reconocer cada callejuela, edificio en medio de tanta tension. Me tengo que recordar que es ficcion aunque la realidad supere muchas veces la ficcion en Hackney y Tower Hamlets.

Aunque ninguna decepciona, la primera temporada mejor que la segunda. En el asunto con Jenny, en la segunda temporada, Luther no se parece a sí mismo, hay algo que no cuadra.
Serie excelente, aunque posiblemente no apta para todos los estómagos en algunos capítulos de gran tensión emocional.

Ya van cuatro episodios de la nueva temporada y están geniales pero me sigue pareciendo que van muy forzadas las dos tramas que va contando (los malos de turno y los problemas con la pequeña Jenny).
¿Cómo tiene este hombre tiempo va llevarlo tó palante?

Me da que no has visto la segunda temporada. Ni violencia, ni Alice. La temporada está bien, muy bien. Pero John está cambiando.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal