'True Blood' regresa como una montaña rusa

Por: | 12 de junio de 2012

TRUEBLOOD


ATENCIÓN: Este artículo NO contiene spoilers de la quinta temporada pero SÍ de la cuarta.

Para aficionarse a True Blood, la serie de vampiros de la HBO que vuelve en agosto a Canal Plus con su quinta temporada, estrenada el domingo en EE UU, hay que superar varios obstáculos. El más importante de ellos, un Himalaya para algunos, es Sookie Stackhouse, el personaje interpretado por Anna Paquin: se le ama o se lo odia, no hay término medio. Bill Compton, el vampiro más lánguido y tristón de Luisiana, ha ganado muchos puntos desde que se hizo rey en la cuarta temporada y ejerce su poder con dosis de maldad. El resto de la troupe ha ido creciendo con los años, empezando por Eric y su inseparable Pam (“He tenido que ponerme un chándal de Wallmart para hacer esto: espero que salga bien”), los hombres lobo y los que se transforman, Jason y Tara, el sheriff Andy, enganchado al V, Arlene, Terry y todos sus fantasmas.

 

Lo más difícil de asimilar en True Blood es a la vez su mayor hallazgo: meter todo tipo de criaturas sobrenaturales en la vida cotidiana, desde diosas griegas hasta espíritus, magos, mujeres pantera y hombres lobo, personas que se transforman en cualquier cosa, hasta hadas. En la serie de Alan Ball ( A dos metros bajo tierra) los vampiros utilizan iPhone y lanzagranadas de última generación pero a la vez una bruja de Logroño, quemada en un auto de fe en el siglo XVI por la Inquisición –una institución dominada por vampiros–, la lía parda en Bon Temps, un pueblo de Estados Unidos en el siglo XXI. En cada temporada aparecía una criatura nueva y en la cuarta ya se produjo el desmadre total.

Sobre la quinta temporada sólo quiero decir que el primer capítulo es una auténtica montaña rusa: no hay muchos episodios de ninguna serie en los que ocurran tantas cosas a tantos personajes en tan poco tiempo. La cuarta acabó dejando al espectador pendiente de muchos frentes: Russell Edgington había conseguido escapar con sus 3.000 años de mala leche intactos; Sookie y Tara estaban metidas, otra vez, en un lío descomunal; los fantasmas no iban a dejar de campar a sus anchas por Bon temps; de nuevo se intuyen tiempos difíciles para Arlene, Terry, Jason y Lafayette; Sam recibía una visita, que no parecía de cortesía, de lobos de ojos amarillos bastante cabreados…

 

La gracia de True Blood es que los viejos códigos se respetan escrupulosamente (salvo que los vampiros pueden aparecer en los espejos). Son vampiros con los que Drácula podría entenderse perfectamente. Aquí no hay cosas raras como en Crepúsculo, donde los vampiros pueden salir a la luz del sol si se ponen un factor de protección suficiente: la plata les debilita hasta matarlos, un estaca en el corazón les destruye, necesitan invitación para entrar en una casa, tienen poderes de hipnotismo… Son vampiros como debe ser. Tampoco es una casualidad que la serie transcurra en el bayu, un lugar mítico del sur de Estados Unidos, poblado por nieblas y pantanos, por viejas leyendas que se retuercen como las raíces de los árboles. Hasta en una novela policiaca de James Lee Burke, protagonizada por el siempre terrenal sheriff de Nueva Iberia, Dave Robicheaux, que Bertrand Tavernier llevó al cine bajo el título de En el centro de la tormenta, aparecen espíritus. Cosas de Luisiana.

A la vez, y eso es algo que quedaba especialmente claro en la cuarta temporada, la serie tiene más cargas de crítica social de lo que parece. True blood es una versión retorcida de los cuentos de hadas (si es que hay alguna versión de esos relatos iniciáticos que no lo sea) pero también un retrato certero de la América profunda. La tribu de hombres pantera parece una versión todavía más sórdida de la banda de Ma Baker (que Roger Corman retrató en la magistral Mamá sangrienta) mientras que la familia Trammell parece sacada de las profundidades de la Gran Depresión. La serie nos habla de un mundo en el que existen vampiros milenarios y fantasmas de brujas pero también personas que ni siquiera intuyen lo que es el estado del bienestar en una versión del realismo mágico aplicada a la miseria y la pobreza del Viejo Sur.

Willy: Creo que urge que hagáis un plan bueno de México: las elecciones debieran ser excusa para saber cómo están económicamente, qué reformas pendientes, cómo están en cuestión de liderazgo regional, culturalmente, científicamente, sus jóvenes… Supongo que haremos un plan atractivo verdad? (digo aparte de asuntos narco y violencia)

Hay 26 Comentarios

Me encanta esta seria, no quiero que termine nunca. Se que hay gente que dice que ya cansa un poco, pero es que yo estoy tan enganchada que quiero que dure toda la vida.

esta serie ya cada vez cansa mas no es infuamble es un castigo televisivo

capitulo 7 de la temporada 6 Solo tengo una oinion IMFUMABLE

acabo de ver el capitulo 6 mi opinión IMFUMABLE

Esta serie al principio era entretenida, me refiero hasta temporada 4 la temporada 5 te pone la cabeza como un bombo y la temporada 6 nos va dejar para el arrastre . En fin....................................................

Os cuento final de la serie ,bill condon va ver a sookie y en medio del camino se tropieza y se clava una estaca sin querer y nos partimos todos el culo a este paso va ser asi porque el guionista tiene el dni y la nariz echos polvo

La serie esta perdiendo el norte y frescura.Sookie cansa con sus gilipolleces jason todo el rato follandose a todo lo que se menea , el otro con los hombres lobo ,la verdad en que coño se a metido pa el cuerpo el guionista.

De todos los finales de temporada sin duda el de la quinta fue el mejor, además se apegó mucho más a loa libros y el capítulo fina de True Blood estuvo alucinante, no puedo esperar a ver qué hará Bill como el nuevo Lilith y saber quién es Warlow

Lo siento pero es una soberana pérdida de tiempo la temporada 5. Ya es hora de que alguien lo diga bien clarito..

http://www.elsolitariodeprovidence.com/2012/08/10-razones-para-dejar-de-ver-true-blood.html

alguién entiende de qué se trata la última temporada? ni pies ni cabeza, en cada capítulo se cambia de foco, terrible!

No me consigo explicar a mí misma por qué sigo viendo esta serie (bueno, sí, por Eric, Alcide y Jason, a quién le voy a mentir). Pero, carnes a parte, lo cierto es que este primer capítulo me ha parecido mucho mejor que cualquiera de las dos últimas temporadas, tal vez porque (SPOILERS) poner de villana a una ménade menopáusica o a la tía Petunia de Logroño me repateó indescriptiblemente y estuve a punto de dejar la serie millones de veces.
Aparte de eso, hay secundarios que merecen mucho la pena dentro de esta serie: Pam, Russel, Lafayette o Sam (a veces) casi se merecerían un spin-off.
Ah, y Sookie, a la hoguera, aunque en este capítulo se ha redimido un poco (su naturalidad recogiendo sesos del suelo de su cocina).

La primera temporada es muy original pero a partir de ahí se les empieza a ir la olla en lo sobrenatural sobre todo.Hay una cierta crítica hacia el fanatismo religioso en lo profundo de Norteamerica aunque para crítica religiosa la de RED STATE , la película de Kevin Smith que igual ni se ha estrenado aquí...
Por lo demás creo que es un culebrón revestido de vampiros y muy defendido por cierto colectivo o lobby , lo que ustedes prefieran...

A mí la serie me encanta, es una ida de olla total y eso es parte de su encanto.
Por cierto, Drácula sí que puede salir a la luz del sol, al igual que, al menos, su predecesora Carmilla.

Ten cuidado, te acaban de copiar la entrada por toda la cara http://alexanderyeriknorthman.blogspot.com.es/

No podría haberlo descrito mejor.
Me encanta la comparación con el realismo mágico; género que, por cierto, me encanta.

Me atrapa de esta serie el retrato del sur de Estados Unidos profundo (no es que no haya más películas y series que lo retraten) mezclado con la acción de palomitas a lo Buffy.

Enhorabuena. :-)

Sí que engancha pero la comparás con 'A dos metros bajo tierra' y no veas lo que canta...
Me gusta pero, actualmente, hay muchas series mejores que ésta.
´
http://planetamancha.blogspot.com/
http://planetamancha.blogspot.com.es/2010/08/proyecto-six-feet-under.html

Juega con el mejor simulador económico, político y militar; gratuito y por navegador: http://goo.gl/RtMjA

Si que tiene bastante crítica social.

La serie es mala como ella sola, fuera de toda la parafernalia sobrenatural lo único que queda es un culebrón. Aunque el jodío culebrón engancha y sin saber por qué, la sigues viendo (al menos yo, entiendo perfectamente al que la deje). Eso sí, lo que está claro es que todo eso que se comenta de crítica social, fanatismos o lo de nombrar a Steinbeck relacionado con esta serie tan mala, le viene muy muy grande siendo tan culebronera.

http://noteniabillete.blogspot.com.es/2011/09/los-vampiritos.html

Yo soy de las que odio a Sucker Starhouse. Mucho XD
Tanto como para que me fastide el disfrutar minimamente de la serie. Aún no me ha animado a la cuarta temporada, porque tuve suficiente en la tercera de Sookie y trama surrealista con vampiros sureños.

Lo mejor de la serie (que en lo sobrenatural a veces roza el ridículo) es esa ambientación de la America profunda y derpimida de la que poco se habla ... parece una novela de Steinbeck con vampiros

En True Blood se respeta el mito de los vampiros (sus características habituales). Pero hay algunas incongruencias: por ejemplo, en la primera temporada una chica transformada en vampiro siendo virgen, sigue siendo virgen siempre. Después de hacer el amor y, por consiguiente, de que se le rompa el himen, éste le vuelve a crecer. En cambio, Eric que aparece con una larga melena, luego, en las siguientes temporadas aparece con el pelo bien corto... Este no le vuelve a crecer. Recordad la famosa escena de "Entrevista con el vampiro", en la que la niña transformada en vampiro, no crece nunca y en un ataque de rabia intenta cortarse el pelo y este le crece una y otra vez...

Ya sacan menos carne que al principio pero si tiene mucha critica social

Bastante acertado el artículo en mi opinión. Visionado el primer capítulo de la quinta temporada (si podeis, verlo en versión original subtítulada), parece que va por buen camino, aunque la premiere ha sido más para ir colocando un poco a los personajes, pero con el cliffhanger final que caracteriza a esta serie. En definitiva, entretenida como ninguna, satírica como pocas y muy buen actuada.

La mejor serie del mundo, de la historia!!!! Es la mejor!!!!!! Engancha como nadie!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal