¿Qué lee Don Draper?

Por: | 30 de julio de 2012

Draper

Dime qué lees y te diré qué tipo de persona eres. O qué tipo de personaje. Los protagonistas de las series televisivas también aparecen a veces con un libro entre las manos. No es complicado imaginarse a Lisa Simpson, Rory Gilmore o a Sawyer (de Perdidos) leyendo. Una prueba más de la estrecha  relación entre televisión y literatura.

RoryLa revista Flavorwire ha recopilado las lecturas de varios personajes de ficción. El listado arranca con las favoritas de la más joven de Las chicas Gilmore, pero solo recogen una pequeña muestra. En realidad, Rory Gilmore lee o menciona a lo largo de la serie decenas, cientos de libros. En Internet se pueden encontrar varias recopilaciones. Una de ellas recoge hasta 340 títulos. Con esas cifras, no es raro que en muchos blogs propongan el reto de leer todos (o los que sea posible) los libros de Rory. Ahí queda la sugerencia, por si alguien se anima. Entre sus lecturas están 1984, de George Orwell, Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, Ana Karenina, de Leon Tolstoi, y Las vírgenes suicidas, de Jeffrey Eugenides. Una lectora insaciable de todo tipo de literatura.

Si hablamos de féminas devoradoras de libros, no podemos olvidarnos de Lisa Simpson. En las estanterías de su habitación podríamos encontrar desde las aventuras de Harry Potter hasta Los hermanos Karamazov, de Dostoevsky. Incluso hay un Tumblr, The Lisa Simpson Book Club, que invita a los internautas a colaborar con imágenes de Lisa (o de otros personajes de la serie) leyendo. Las referencias literarias en Los Simpson son incontables, y no solo están presentes a través de la hija de Homer y Marge. Escritores como Stephen King, Tom Wolfe o Amy Tan se han pasado por Springfield.

Lisa

Dos libros son los protagonistas de un capítulo de Friends: El Resplandor y Mujercitas. El primero es una de las lecturas favoritas de Joey (y que, de hecho, se dejó olvidado en el congelador...); el segundo, la historia preferida de Rachel. Los dos deciden leer cada uno el título recomendado por el otro. Joey descubrirá así todo un mundo gracias a la obra de Louisa May Alcott:

 

Sin salir de Friends, Phoebe explica en un capítulo que debe su nombre a uno de los personajes de El guardián entre el centeno. No es la única serie en la que se menciona o aparece la novela de J.D. Salinger. En Pretty Little Liars (Pequeñas mentirosas), Las chicas Gilmore, Mentes peligrosas y Padre de familia también se recuerdan las aventuras de Holden Caulfield.

Los publicistas de Madison Avenue también leen. Don Draper es uno de los personajes de Mad Men que más veces vemos en pantalla con un libro en la mano. Meditaciones en una emergencia, de Frank O'Hara, es la obra en la que Matthew Weiner se inspiró para la segunda temporada de la serie y aparecía en el primer y último capítulo de la temporada, además de dar nombre a su último capítulo. Otros títulos que ojea el personaje al que da vida Jon Hamm son Éxodo, de Leon Uris, Lo mejor de todo, de Rona Jaffe o El espía que surgió del frío, de John Le Carré.

Entre el equipaje que llevaban los náufragos del vuelo 815 de Oceanic también había un buen puñado de libros. Las referencias literarias en Perdidos son numerosas, y van desde los nombres de los personajes hasta los títulos de algunos capítulos (A través del espejo, Historia de dos ciudades, Forastero en tierra extraña). En Perdidos se lee, y mucho.

Uno de los personajes que más tiempo dedica a la lectura en la isla es Sawyer. Entre los volúmenes que vemos en sus manos se encuentran La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares, De ratones y hombres, de John Steinbeck, Lancelot, de Walker Percy, o Maldad bajo el sol, de Agatha Christie. 'Los otros' también cuentan con una biblioteca bien surtida en la isla. De hecho, la primera vez que les vemos están participando en un club de lectura sobre la novela de Stephen King Carrie.

  Sawyer

A El tercer policía, de Flann O’Brien, le fue suficiente con una breve aparición en el tercer capítulo de la segunda temporada de Perdidos para que se vendieran diez mil ejemplares del volumen en las librerías de Estados Unidos durante los dos días siguientes a la emisión del episodio. Los fans de la serie buscaban en él posibles explicaciones a lo que estaba ocurriendo a los protagonistas de la ficción televisiva.

Algo parecido ocurrió con Elizabeth y su jardín alemán, de la ecritora Elizabeth von Armin, y Downton Abbey. En el primer capítulo de la segunda temporada de la serie británica, el mayordomo de Matthew Crawley aprovecha la ausencia de Bates para regalar a Anna un libro y, así, intentar conquistarla. Como explicaba Virginia Collera en el blog Papeles Perdidos, la novela (que ya fue un best-seller en la época en que transcurre Downton Abbey) resurgió en pleno siglo XXI en Reino Unido y Estados Unidos gracias a esta aparición.

¿Qué otros personajes de series aficionados a la lectura recuerdas?

Hay 33 Comentarios

Muy buen artículo, la verdad que estoy de acuerdo con el poder de convicción que tienen ciertas series y de lo susceptibles que somos a comprar algo que vemos en una serie que nos gusta.

De hecho, yo compré el libro de Sawyer en Perdidos, terrible serie.

Un saludo,

Hola, Juan. No tenemos versión actualizada, pero tomo nota para el futuro :)

Muy buen artículo. ¿Hay una versión actualizada del 2015 o 2016?

El libro que lee Don en Mad Men en la primera temporada (y que le regala otro personaje, que no diré) es "la Rebelión de Atlas" de Ayn Rand. Gracias a la segunda temporada descubrí Meditations on an Emergency que es altísimamente recomendable.

Un post interesantísimo, especialmente por los enlaces que incluye

Natalia, un artículo muy interesante y oportuno para preparar las lecturas del verano. Me ha encantado.

También se puede ver a Don Draper leyendo un libro que se llama "Lo mejor de la vida" de Ronna Jaffe. Un libro de aquella época, pero tipo "chick lit" que cuenta los infortunios de las secretarias de Nueva York y en el que se dice, está inspirada la serie. Ni hablar que el libro es malisimo, mientras que la serie es brillante. Saludos, muy interesante la nota

Hola, phantom. Si lees el artículo al que supongo que te refieres (que está mencionado y enlazado en este post, junto a muchos otros artículos y posts de los que he extraído información), verás rápidamente las diferencias ;) Un saludo.

Otro artículo copiado integramente de una revista americana....

Quería contestar a Ramoon que la generación "guasap" lee tanto (o tan poco, como prefiera) como cualquier otra. Y que tener cuenta en Twitter no impide saber que Hank es Bukowsky.

Y dime, tío ramoon, ¿te sientes muy solo ahí, en tu pedestal?

Que alguien me corrija si me equivoco, pero juraría que en algún episodio de esta temporada Don Draper sale leyendo algún libro de James Bond (Dr. No, creo) y me extraña mucho no verlo mencionado por ningún lado (como tampoco mencionan su gusto por las pelis de Sergio Leone) y me pareció un detalle de lo más simpático.

En la edición actual de «La colina de Watership» incluso citan a PERDIDOS. Un novelón, por cierto.

"Moby Dick" en Star Trek.

En su mesilla de noche se puede distinguir también en un episodio Man in Full de Tom Wolfe

Tal y como dice Rik, Sawyer lee "Watership Down", de Richard Adams, que no es la mejor, pero sí de las más bonitas novelas que he leído. La empezó el autor escribiendo unos cuentos asus hijos y fue uno de los libros más vendidos en los '70. Yo la he leído dos veces, y es una maravilla. De hecho, he estado en la colina, en Inglaterra., muy cerca de Stonehenge.
Es una novela donde los personajes son conejos. preciosa.

Mencionar por cierto que Hank es claramente un guiño literario (la serie tiene muchísimos que se le escapará seguro a esos miles de teleinvidentes de la generación guasap... esos tristes pajaritos que se mueren de sueño si ven un texto con más de 140 caracteres)... Hank es el seudónimo o nickname de Bukovsky, cuya vida puteril y dipsómana es mas o menos la de Hank Moody solo que por la parte chic del choc

Me imagino que el libro más leido en series será la Biblia.

Me llevé un simpático alegrón cuando el cínico Hank Moody de Californication se queda dormido en la cama con un libro abierto de Kafka en la pollera...

Su fermosa Dulcinea Karen va a visitarlo y cuando lo ve en la cama, en esa simpática postura, risueño y adormecido, esboza una preciosa sonrisa que denota bien a las claras quien sigue siendo su Quijote (por no decir Cipote) preferido...

Uñas comías esperando la quinta y última temporada de esa formidable serie que versando sobre la vida de un escritor habla poco de libros gracias a deus... (aunque me resulta curioso que se os haya pasado mencionarlo)... y mucho de eso que siempre ganará por goleada a las letras: la coyunda... y si no que se lo pregunten a los Goliardos...

"En RUBICÓN, en una mochila o una maleta de Will Travers aparece un libro de WITTGENSTEIN... ¡¡¡ No me extraña que esta genial serie sólo tuviera una temporada !!!"

Claro, sobre lo que no se puede hablar es mejor... no hacer series

Sawyer,, de Lost también leyó "La colina de Watership", de Richard Adams. A mí me gustó, porque refleja un poco lo que es Lost -un poco- y la vida misma

Curioso artículo!

La verdad es que yo también he descubierto algunas joyas literarias gracias a series o películas.
Esta relación entre la televisión y la literatura ofrece una simbiosis muy atractiva.
Me quedaría con Moneyball de Michael Lewis, que leía Lisa Simpson en uno de los capítulos.

Recuerdo que en Lost Jacob leía "Todo lo que sube debe converger" (Everything That Rises Must Converge, de Flanney O'connor) editado en España como "cuentos completos" de la autora citada.

Lo leía mientras esperaba sentado en un banco a que cayera Locke empujado por su padre desde las alturas de un edificio. Y en su portada se veía a una paloma alcanzada por una flecha.

Aún tengo curiosidad por leerlo.

En RUBICÓN, en una mochila o una maleta de Will Travers aparece un libro de WITTGENSTEIN... ¡¡¡ No me extraña que esta genial serie sólo tuviera una temporada !!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal