Los tiempos cambian, Longmire no

Por: | 29 de agosto de 2012

News-longmire

El oeste es un terreno fabuloso para la ficción y para la realidad. Walt Longmire es un sheriff de otros tiempos aunque sus casos transcurran en la actualidad, en el condado de Absaroka, Wyoming, no lejos del mayor espacio de natural de Norteamérica, Yellowstone. Lo que dijo William Faulkner del Viejo Sur (“El pasado no ha pasado, ni siquiera es pasado”) se aplica también a las grandes praderas y a los inmensos espacios del oeste de EEUU. Longmire, un tipo duro, un vaquero de verdad, lo que no le impide ser un lector y admirador de Sherlock Holmes, se enfrenta a casos cuyas ramificaciones se hunden en las mismas fuerzas que forjaron aquel país. Con estos mimbres, Craig Johnson ha construido una saga de novelas policiacas, que se han convertido en uno de los fenómenos televisivos de la temporada en Estados Unidos: el primer episodio de la adaptación televisiva de Longmire alcanzó en la cadena A&E una audiencia de 4,1 millones, muy por encima de los 3,5 millones que logró en marzo Mad Men. Sus diez capítulos mantuvieron una audiencia más que digna y ya está en marcha una segunda temporada.

La serie todavía no tiene comprador en España, aunque aquellos a los que les interese el personaje pueden empezar por las novelas originales, que Siruela ha comenzando a editar este verano con su primer título, Fría venganza. Leído o visto, conocer a Walt Longmire merece la pena. Combina lo local con lo universal, hace una magnífica descripción de un pueblo de la América profunda mientras narra conflictos que pueden interesar a cualquier lector. Tiene algo de Fargo, algo de Conan Doyle, sus dosis de drama y bastante acción. Los casos son muy entretenidos y se presentan sin trampas ni trucos: el lector avanza a la vez que los investigadores.

Pero la serie engancha sobre todo por tres motivos: por el retrato que ofrece del Oeste en la actualidad, por los indios cheyene y por el propio Longmire (Robert Taylor), un sheriff atormentado, difícil, peleado con mundo, que vive frente a una pradera de belleza irreal, quizás para olvidar todo el barro que pisa en su vida cotidiana. “Los tiempos cambian, pero yo no”, le espeta Billy el niño a Patt Garrett en la gran película de Sam Peckinpah, tras acusarle de haberse vendido al ferrorril. El siglo XXI renquea cuando le toca llegar a las grandes praderas. En muchos de los episodios aparecen los cheyene: el mejor amigo de Longmire, interpretado por Lou Diamond Philips, pertenece a la tribu y el sheriff mantiene una relación que no es nada fácil con su homólogo de la reserva, un tipo al que no le gusta (y le sobran razones, en el pasado y en el presente) que los blancos se metan en su territorio.

01-walt-gets-advice-from-henry
Los problemas de alcoholismo, de racismo, de marginación han marcado la vida de los indios desde que fueron expulsados de sus tierras y, sin embargo, han logrado mantener una dignidad ancestral. Los capítulos en los aparece la reserva son los mejores, los más inquietantes, los más reales. Tras declararse admirador de las películas de John Ford (¿Y quién no?) Craig Johnson, que podría ser un personaje de sus propios novelas, dijo en una entrevista con Los Ángeles Times: “La imagen de un hombre vertical en un paisaje horizontal es irresistible. Sin embargo, hay aspectos del Oeste, como el trato a los nativos americanos, que no pueden ser ignorados. Por lo menos, yo no puedo ignorarlos”. Sus personajes, como los de Ford, resuelven con principios sencillos problemas éticos complejos. Así son las cosas en el Oeste.

En Longmire, los actores y las tramas funcionan y, lo que es más importante, funcionan los escenarios. A veces está a punto de caer en excesos melodramáticos, pero rápidamente rectifica. Como su protagonista, es una serie sabia, un viaje a un pasado que nunca se fue. Y la historia de un tipo que nunca se ha vendido al ferrocarril.

Hay 6 Comentarios

Estoy de acuerdo con Nacho, lo mejor de la serie son los secundarios, en eso se parece mucho a The Closer.

Eso si, cualquier parecido con Wallander es pura coincidencia.

Me la apunto. Muchas gracias.

Para no desentonar con tan cultos comentarios diré que: ¡¡¡VIVA LOU DIAMOND PHILLIPS Y KATEE SACKHOFF!!!

Una de las sorpresas agradables de la temporada. Los personajes tienen tirón a pesar del ritmo lento y todo va encajando poco a poco sin prisa, sin aspavientos. Muy recomendable

Una buena serie que, aun siendo un procedimental como tantos hoy día, se aleja un poco de los convencionalismos del género, llegando a rozar incluso el western crepuscular. Os dejo otra crítica de Longmire muy cercana en sus conclusiones a la vuestra.

http://www.elsolitariodeprovidence.com/2012/08/longmire-episodio-1x01-la-critica.html

Muy buen post. Habrá que acercarse al mundo de Longmire, que por lo que dices tiene cosas en común con Wallander.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

Avances

 

Frances McDormand encabeza el reparto de la nueva miniserie de HBO, Olive Kitteridge, basada en la novela de Elizabeth Strout de mismo nombre y ganadora del premio Pulitzer. Dividida en cuatro capítulos pero emitida en dos noches (el 2 y 3 de noviembre en Estados Unidos), cuenta las historias que se esconden detrás de los habitantes de un pequeño y tranquilo pueblo de Nueva Inglaterra. Olive Kitteridge (Frances McDormand) es una profesora jubilada que lo observa tododo a través de su retorcida mirada y fuerte carácter, que ocultan una sensibilidad fuera de lo común. Richard Jenkins da vida al marido de Olive en un reparto que cuenta también con Bill Murray o John Gallagher Jr., entre otros. En la producción, entre otros, figuran Tom Hanks y la propia Frances McDormand.

Spotify

Spotify

Nos gustan las series y nos gusta la música que suena en las series. En el Spotify de Quinta Temporada están las mejores Bandas Sonoras.

¡Escucha nuestra lista!

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal