'Arrow': ¿Placer culpable?

Por: | 14 de noviembre de 2012

Arrow

Héroe. 1. m. Varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes.

A pesar de que a los apasionados del cómic nos tachen de ultraexigentes y mitoplastas, existe un deleite morboso en ver a un superhéroe que admiramos respirando en pantalla. Sea el último hijo de Krypton, el Hombre Murciélago de Gotham o cualquier otro enmascarado, el lado friqui que tenemos expulsa el raciocinio de nuestra mente, como cuando Hulk se asoma por la retina de Bruce Banner y lo subyuga a una celda recóndita de su psique. Arrow, la última apuesta de CW que esta noche estrena Calle 13 a las 22.25 h., no es ninguna excepción. ¿Placer culpable? Puede. Pero también un genuino paraíso para cualquier adepto a las mallas; un producto de factura impecable que menosprecia la naturaleza accidental de Flecha Verde en su primer cuarto de siglo de vida y lo catapulta al Olimpo del sello DC. Las audiencias acompañan y, después de que el piloto fuera lo más visto en CW desde hace tres años y el drama con más seguimiento desde Nikita en 2010, la cadena ha encargado una temporada completa de 22 episodios.

Acostumbrados al rasero chistosamente mediocre de CW (La bella y la bestia, Ringer, The Secret Circle), lo que más sorprende de Arrow es, no su inclinación por el tono oscuro y descarnado, sino su triunfo en construir un piloto sólido, enormemente entretenido y, al mismo tiempo, que encaje a la perfección con la marca de la cadena. La cursilería y lo kitsch siguen predominando en los diálogos; el protagonista Stephen Amell parece un modelo de Calvin Klein la mayor parte del tiempo y los chulazos glam de mirada hueca y déficit de facundia piden a gritos recibir una flecha que los libere de su tormento... y del nuestro. Aún así, asociar a este Arquero Esmeralda con títulos como Batman Begins de Christopher Nolan o El caso Bourne de Doug Liman no parece descabellado.

Después de comprobar que el ADN de Oliver Queen no incorpora el imperativo heroico de "la muerte no es necesaria", algunos medios se han apresurado a describirlo como un "Dexter Morgan con ojos de lobo disecado". Nada más lejos de la realidad. Su modus operandi preconiza la máxima "el fin justifica los medios", imitada por otros personajes de cómic como Jean-Paul Valley/Azrael (DC), Frank Castle/Punisher (Marvel) o el grandilocuente Ozymandias de Watchmen (DC). Y ese rasgo, también su talón de Aquiles, lo convierte en un antihéroe necesario en contraposición al paladín mesiánico y deseado por excelencia, Superman, encarnado por Tom Welling en Smallville.

Amenazar, torturar, secuestrar, e incluso matar. Los métodos de Flecha Verde carecen de suavidad y de tacto. Como vemos en el piloto, Oliver Queen no era más que un niño rico malcriado y ególatra, hasta que un accidente de barco lo confina como náufrago en la isla de Lian Yu, un arrecife situado en el Mar del Sur de China que en mandarín significa "purgatorio". Al inicio del capítulo, Queen regresa rescatado a Starling City (Star City en los cómics) tras 5 años dado por muerto. Su tiempo en la isla queda como un misterio. A través de flashbacks iremos conociendo su transición de playboy a vigilante, sus enemigos y por qué su cuerpo está, además de cincelado, repleto de cicatrices. Como en el caso de Bruce Wayne, el niño rico representa el álter ego de Arrow y no a la inversa. Las fiestas, el alcohol. Todo es un disfraz. Un señuelo para desviar a los curiosos.

 

ATENCIÓN: En estas líneas hay pequeños spoilers de los cinco primeros capítulos

Los creadores Greg Berlanti (Linterna Verde), Marc Guggenheim (FlashForward) y Andrew Kreisberg (Crónicas vampíricas) se han inspirado en los muy recomendables El Cazador Acecha (de Mike Grell) y Flecha Verde: Año Uno (de Andy Diggle y Jock), aunque también se han tomado licencias creativas. Entre otras, y aparte de renombrar el campo de juegos de Arrow -una nueva Gotham o Metropolis-, la serie ha dejado con vida a la madre de Oliver, la enigmática Moira (Susanna Thompson, Kings), y ha creado para él una hermana llamada Thea (Willa Holland, Gossip Girl). La historia familiar potencia el melodrama -con situaciones que recuerdan a Dallas- y obligan al espectador a hacerse preguntas como: "¿Qué ocultará? ¿Está realmente muerta? ¿Fue un simple accidente?". Eso sí, también favorece que la serie articule conflictos más allá de las -por cierto, muy bien grabadas- escenas de acción. Que el protagonista caze a sus víctimas con una lista tipo Revenge -pensábamos que Emily Thorne la había patentado-, y que imite el esquema freak of the week de Smallville, ayuda a que la veamos como un culebrón episódico

ArrowsmallvilleEl padrastro Walter Steele (Colin Salmon, El mañana nunca muere), el mejor amigo Tommy Merlyn (Colin Donnell, Pan Am), el guardaespaldas John Diggle (David Ramsey, Blue Bloods), la ex novia Lauren Lance (Katie Cassidy, Melrose Place), el padre detective de esta (Paul Blackthorne, The River). La lista de secundarios es interminable y preocupa que más de uno quede marginado según progrese la serie. Como las flechas de Oliver, la trama acusa hipervelocidad y, aunque así evita el aburrimiento, acaba degenerando en un esquema repetitivo. Para explicar hasta qué punto Arrow pisa el acelerador, pondremos un ejemplo. Smallville presentó 98 personajes de DC Comics a lo largo de sus 10 temporadas y 216 capítulos. En sólo 5 episodios, la serie de Stephen Amell ya lleva 15. También se aprecia en la urgencia por disfrazar al protagonista. Los fanáticos del Clark Kent televisivo tardamos en verlo con mallas -por la política No tights, no flights- más de 9.000 minutos. Aquí, Oliver viste el verde en Starling City pasados los primeros 25. Y, gracias a Dios, su atuendo no se parece en nada a la moda "motero chabacano" que lució Justin Hartley.

Rumores aparte de si grandes superhéroes como Superman o Batman harán acto de presencia en la serie -lo cual perjudicaría su estilo realista-, los insípidos y malgastados cameos y lo que está por venir prometen sacar de quicio a los puristas de DC. Ahí tenemos al Deadshot (Michael Rowe) con guiños a Memento, la peluca andante de China White (Kelly Hu) o el implacable Deathstroke (Jeffrey C. Robinson). Esperemos que no arruinen demasiado las adaptaciones de personajes como Felicity Smoak (Emily Bett Rickards) o Yao Fei (Byron Mann) y la posibilidad de que Tommy, Thea y Laurel se conviertan en Vordigan, Speedy y Black Canary, respectivamente.

Aunque, quizá, el error más gordo de Arrow haya sido extirpar de la naturaleza de su antihéroe la cualidad que lo diferencia del resto de los vigilantes del cómic: su marcada filosofía de izquierdas -al igual que el pulido republicanismo del Tony Stark de Robert Downey Jr. en el cine de Marvel. "Oliver no es ni demócrata ni republicano. Simplemente se trata de un idealista que persigue a aquellos que abusan de su poder", ha explicado Amell. Obviamente, en aras de confeccionar un producto lo más neutral posible para que se dirija a cuantas más personas mejor. Y todo engalanado con gracias facilonas sobre Perdidos, Barack Obama y hasta La saga Crepúsculo. ¿Durará tanto como Smallville? Imposible saberlo. Pero, de momento, ha dado en el centro de la diana.

Hay 12 Comentarios

me encanta esta serie!!!! os dejo mi blog el ultimo post de Arrow http://salidosdetema.blogspot.com.es/2013/10/arrow-1x02.html

Hola, perdona que te escriba por aquí pero no encontraba el contacto con ningún lado.

Tengo el siguiente blog http://www.seriesybodrios.es y me gustaría aparecer en tu sección "Recomendados". A cambio yo os incluiría en mi blog con un pequeño banner en la sección webs amigas.

Un saludo y gracias

No sé si placer culpable o no, pero lo que si se es lo que se parece a Batman, punto por punto

http://www.elsolitariodeprovidence.com/2012/12/los-10-parecidos-entre-batman-y-arrow_9.html

Para los mas puristas del comic será un truño infumable. Para los que no lo somos tanto o sólo conocemos el personaje por encima, es divertido, entretenido.

http://www.allshopping.es

Creo que es un "guilty pleasure" en toda regla; hay que valorarla por lo que es -como toda obra de ficción-: pura acción y entretenimiento.

Pues a mi me está gustando bastante la serie. Empecé con el piloto y no he podido parar hasta ver los seis capítulos que de momento están disponible.

Aparte, a medida que transcurre todo va evolucionando y cambiando(no quiero entrar en spoilers) pero la verdad es que la encontré una obra de arte.

Buen análisis.

http://seriesybodrios.blogspot.com

De factura impecable? imagino que es ironia.Cutre es poco, un personaje como este se merece pelicula y bien producida, el formato serie no da, demasiados capitulos demasiado caro para poder dar una produccion a la altura del personaje

Ya solo falta Aquaman.

La que más me gusta de la serie es la trama principal. Es cierto, casi todos los actores son de cartón piedra, caricaturas de personajes, pero la trama engancha. Yo por lo menos tengo interés en saber qué pasa con la lista y quién organizó el accidente que causó la muerte del padre y el abandono en la isla del protagonista. De los actores y actrices salvaría al protagonista, porque la cara de cartón la pide el personaje y al guardaespaldas.

truñaco de los buenos. el primer capítulo tuvo un pase, pero en el segundo abandoné a los pocos minutos. personajes de plástico (la madre, la hermana de la novia, el amigo, el amante negro de la madre, la mansión de lujo rollo falcon crest) y un prota cara cartón con ningún carisma. juntando los minutos del primer capítulo y los pocos que aguanté del segundo comprendí que sería incapaz de aguantar tal derroche de recursos dramáticos. verle el careto ya me aburría y sólo llevaba capítulo y un cuarto, estaba claro que no daba más de sí, que no era buscado ni necesario, que él es así de mal actor. ni como placer culpable ni ná, es mala de cojones

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

Avances

 

Amazon ya tiene a punto una nueva serie, Mozart in the Jungle, con 10 capítulos que Amazon Prime colgará el 23 de diciembre. Esta peculiar comedia está protagonizada por Gael García Bernal, encargado de dar vida al un director de orquesta sobre el que gira buena parte de una trama centrada en mostrar lo que ocurre detrás de las bambalinas de una orquesta sinfónica. La serie, con Roman Coppola y Jason Schwartzman como máximos responsables, está basada en la obra Mozart in the Jungle: Sex, Drugs and Classical Music. Sexo, drogas y música clásica, una combinación que, al menos, llama la atención. 

 

Spotify

Spotify

Nos gustan las series y nos gusta la música que suena en las series. En el Spotify de Quinta Temporada están las mejores Bandas Sonoras.

¡Escucha nuestra lista!

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal