Respeto al espectador

Por: | 17 de febrero de 2014

Television

Esta noche, Antena 3 estrenará una de sus apuestas de ficción de la temporada, Velvet, la nueva producción de Bambú (Gran Hotel, Gran reserva...). Al mismo tiempo, Telecinco también saca a la luz B&B, serie de Globomedia ambientada en una revista de moda. Dos apuestas por la ficción española condenadas a enfrentarse entre sí en una estrategia (de última hora) que no es nueva y que obliga a La que se avecina y El corazón del océano a trasladarse de día.

Las cadenas utilizan sus series y programas como armas arrojadizas para intentar hacer daño al rival a toda costa. ¿Los perjudicados? Una industria, la de la ficción española, en manos de decisiones e imposiciones sobre las que no tiene control. Y, por supuesto, los espectadores, rehenes en batallas que no van con ellos y que hacen que en ocasiones no puedan ni siquiera intentar disfrutar de las series. Ocurre con las ficciones españolas, pero mucho más con las extranjeras. ¿Dónde queda el respeto al espectador?

Duelo

El duelo en la noche de los lunes hará que espectadores que podrían estar interesados en ver las dos ficciones no puedan hacerlo por la decisión de las cadenas. No es la primera vez que ocurre. Isabel, El tiempo entre costuras o Gran Hotel han sido otras afectadas por maniobras parecidas en los últimos tiempos. Incluso remontándonos más atrás, hubo un tiempo en que Los Serrano y Aquí no hay quien viva, dos pesos pesados de la ficción nacional de principios de siglo, se enfrentaban en la misma noche, dividiendo a un público objetivo similar y que ambas podrían haber compartido en días diferentes. "Es la competencia, es el mercado", dirán. Sí, pero nosotros somos los espectadores, y también tenemos derecho a quejarnos y pedir que se piense más en nosotros.

Cuando este fin de semana se confirmó que Velvet y B&B se verían las caras en la noche de los lunes, Carlos Santos, actor de Bienvenidos al Lolita y El tiempo entre costuras, entre otras, publicaba su crítica a este modelo en Twitter:

No es el primer actor que se queja públicamente del trato que reciben las series por parte de las cadenas. Cuando Eduardo Noriega protagonizaba la serie de Telecinco Homicidios, criticó en Twitter que la cadena retrasara la hora de inicio para evitar el enfrentamiento directo con Gran Hotel. "Tácticas de la cadena... No es serio y poco respetuoso con los espectadores", comentaba mientras esperaba el arranque del capítulo.

Si respetan poco a los espectadores de las ficciones nacionales, más clamoroso es el caso de las internacionales. Ver en un canal en abierto una serie extranjera es un deporte de riesgo. Los seguidores en Antena 3 de Downton Abbey todavía están esperando a ver el especial de Navidad que cerraba la ya emietida tercera temporada de la serie (y en el que sucede algo que marca su futuro). Tampoco ha visto la luz en los canales de Atresmedia, a pesar de haber sido anunciada en reiteradas ocasiones, la británica Broadchurch.

Downton

American horror story: Asylum se pudo ver por Halloween en Cuatro, pero en tandas de varios capítulos seguidos y emitidos en el late night, a partir de las doce de la noche, algo incompatible con el horario laboral. La misma cadena estaba emitiendo por entonces la tercera temporada de Homeland con una diferencia de apenas 10 días respecto a su emisión original. Sin embargo, a falta de dos capítulos (y con un final bomba en sus manos), prefirieron esperar a después de las vacaciones de Navidad para emitir seguidos los dos episodios finales. Posiblemente para entonces quien estuviera siguiendo la serie por Cuatro o bien se había olvidado de su existencia o había visto el final por otras vías.

Cambios de día y de hora en el último minuto y casi sin previo aviso (¿cuánto tardarán en mover de día Velvet o B&B en función de quién resulte ganador en la batalla de los lunes?), enfrentamientos por la audiencia, horarios imposibles... Definitivamente, las cadenas en abierto españolas no son lugar para el seriéfilo.

Hay 50 Comentarios

Totalmente de acuerdo...

Jugon | 17/02/2014 19:23:43


Las pausas publicitarias en EEUU se hacen en los momentos en que deben hacerse, en esos pequeños fundidos a negro que TODA serie tiene precisamente para ese fin.


En España, con la única excepción de aquel fugaz canal de Sony, las pausas se hacen en cualquier momento, con cualquier duración y con frecuencia aleatoria.


Si vas a comparar la publicidad televisiva entre España y EEUU, hazlo bien y no con el habital "esto pasa en todas partes". No pasa, eso no es cierto, y si no digo que es mentira es porque no me consta que tú lo sepas. Ahora ya sí lo sabes, ea.

Lo suyo es pasar de la tv, coger un buen libro, tirar de reproductor o meterse en internet. Paso ya de series acarameladas con las mismas caras de siempre, hechas a primera toma slaga lo que salga y con actores jovencitos a los que se les entiende una m... lo que dicen. Y si no, serie "típica" española, inexportable, llena de ordinarieces y chistes guarros. Ya paso.

Nos obligan a elegir en esa absurda batalla por el share. Absurda porque muchos vemos las otras series de la noche en la red y eso nadie lo mide. Yo veo las tres del martes pero el resto de la semana hay poco que me interese, con lo que así tengo para media semana. Si fueran más inteligentes programarían series el día que la competencia programara otra cosa. Ni toda la audiencia es de series ni toda de 'salvames' varios. Alegan que los lunes son los días de mayor audiencia. Siempre que ha habido una buena serie la gente la ha seguido. Cuando no lo hace es cuando le marean con cambios de horarios y contraprogramaciones. No, no hay que ser un lince para ver que la gente se les va para internet y cuando todas las teles tengan internet incluido no habrán audiencias ni control, ni este ninguneo que se traen con nosotros. Y siguen sin entender... Telecinco maltrata a su audiencia online con una publicidad demencial de mano de Adlive. Repetitiva, de mala calidad y que corta la programación por donde le parece. Llegas a odiar a Malú de tanto oir su anuncio (he contado veinte veces en una noche) y no sabes si reir o llorar cuando te dicen donde comprar las entradas de conciertos que se celebraron meses atrás. Así está de actualizada. Esto es lo que le importan a Telecinco los usuarios de esa web de la que tanto presume. Se les acaba el negocio y lo saben pero mientras están dañando profundamente a un sector y a unos profesionales a los que deben mucho.

Pues yo tengo contratado canales de pago donde emiten las series, y además tengo la opción de verlas cuando quiera (cierto número de capítulos), pero no siempre funcionan los subtítulos y además la promoción deja mucho que desear, la verdad es que me entero mejor de las nuevas series por las webs de descargas, tienen muchísima más información, con las temporadas mejor ordenadas y presentadas. Increíble no? Pagando tengo peor servicio incluso que en la TDT, donde si ponen subtítulos, se ve mejor (aunque ahora tengo HD pero es caro), y total en las de cable también hay publicidad.
Lo más interesante son las series de uno o dos capítulos que luego no siguen emitiéndose, eso no llega a la tele, salvo alguna que dura 4 o 5 capítulos y luego no paran de emitirla.

Otra muestra del poco respeto al espectador son los cortes a publicidad de las tdt que pertenecen a cadenas líderes españolas. Un claro ejemplo de la poca vergüenza es Neox, que te pasan a publi sin ningún miramiento y en un espacio de tiempo brevísimo e insultante. ¿Para eso queríamos las tdt?

Yo lo que no aguanto, es que a los presentadores de La Sexta les obliguen a meter publicidad de Antena 3. Que serán dueños de La Sexta pero es la antítesis de Antena 3. No vamos, al menos yo, a ver su rancio canal aunque nos lo digan 100 veces.

Que dos series potentes coincidan en la misma franja horaria y en cadenas diferentes es el pan nuestro de cada día en la televisión. Porque de eso se trata, de ofrecer el que tú consideras que es el mejor producto e intentar que lo vea el mayor número de espectadores.

Lo que hacen Antena 3 y Telecinco, como empresas que son, es intentar rentabilizar su producto al máximo. Y eso pasa aquí en España, en Europa y por supuesto en Estados Unidos. ¿O es que acaso creéis que allí se respetan entre las cadenas y encima emiten las series sin publicidad? Hay los mismos cortes o más, al menos en las cadenas generalistas. Otra cosa es que luego te lleguen los capítulos aquí vía Internet sin cortes y ya editados.

Estoy de acuerdo en que el trato al espectador deja mucho que desear, pero no por poner una serie contra otra, si no por no respetar los horarios de comienzo y final y por emitir los capítulos en el orden que más les conviene. Pero como ya se ha dicho, para eso está la televisión de pago. Ahora mismo es la única forma de seguir una serie en condiciones. Eso, o descargarlas de Internet, a ser posible legalmente.

También estoy de acuerdo en que el horario de prime time debería adelantarse, pero ahí ya entran factores ajenos a las televisiones, como por ejemplo las jornadas de trabajo que tenemos en España y en general los horarios que manejamos.

En cualquier caso es innegable que seguir una serie (española o extranjera) en la televisión en abierto es cuanto menos, complicado.

bueno, despues se quejaran de las descargas de internet. Que mejor que verlo en cualquier horario, sin anuncios y sabiendo que tienes todos los capitulos emitidos. Los programadores no tienen ese concepto bien entendido. Con lo facil que es emitir en horario normal y despues si es menester se reemite en otra de sus cadenas subsidiarias o en otro horario. Pero mientras siga asi, las cadenas seguiran teniendo perdidas por publicidad y las descargas seran el pan de cada dia.

Hola. Gracias por vuestros comentarios, muy interesantes todos, y tomamos nota. Hace un tiempo, en el periódico hablamos con los responsables de la programación de las cadenas sobre este tema: http://cultura.elpais.com/cultura/2012/04/23/television/1335205025_690156.html También hemos comentado el problema del horario tardío del 'prime time' español http://cultura.elpais.com/cultura/2013/09/11/television/1378919195_299300.html Pero tomamos nota para retomar el tema en el futuro. Está claro que interesa y preocupa.
Solo un recordatorio: en este blog no está permitidos los insultos ni descalificaciones. Si persiste el tono de algunos comentarios, tendremos que moderar los comentarios.
Un saludo y gracias de nuevo.

Queridísimo Martin | 17/02/2014 16:32:19.


Para sinvergüenzas y chorizos, los programadores y "estrategas" de las cadenas de TV de España. En lo que a mí respecta, ellos (y puede que tú: me alegro) son los únicos afectados por las (benditas) descargas de series de Internet.


Si los creadores de las series dependieran del escaparate putrefacto e insultante que son las televisiones españolas, hace años que se habrían muerto de hambre porque ni dios habría visto sus series completas Y EN ORDEN, y por tanto nadie las apreciaría, y por tanto nadie las compraría.


Gracias a Internet tengo estantes llenos de DVDs de series que he comprado porque primero pude verlas como merecen: sin interrupciones en mitad de una frase (porque unos vagos ineptos pensaron brillantemente que no hace falta situar las pausas publicitarias en función de los contenidos de cada canal, sino que se pueden ¡y deben! planificar en todos sus canales simultáneamente), sin cambios de horarios por contraprogramaciones, sin promos invasivas y, en caso de ser necesarios, con subtítulos correctos y sincronizados.


Así que, por mí, os pueden dar a ti y a tus amos por donde nunca os da el sol. Y recomiéndales de mis partes que conviertan todos sus canales en teletiendas, ya que la únicas aptitudes que llevan años demostrando tener se reducen a la pericia para bombardear a los espectadores con publicidad.


Saludos cordiales.

Lamentable que tantos comentaristas se jacten de robar sin el menor recato. Ya que otras consecuencias no hay, por lo menos tendréís que leer que os llame chorizos y sinverguenzas.

Y se quejan de que veamos las series en internet...

¡¡¡Queremos segunda temporada de Bienvenidos al Lolita!!! Para una serie que me gusta, no la renuevan porque la gente prefiere ver al policía y al chico malo de El Príncipe antes que una serie que te echas unas risas y te hace pasar un buen rato. Yo no entiendo nada pero al espectador lo único que nos toca es jodernos al igual que los currantes que hacen posible esta excelente serie. #MovimientoLolita

Un reportaje, o una serie de ellos, con los anunciantes y empresarios - que son los que pagan la cuenta de esos cambios irresponsables, esa falta de respeto con el telespectador - seria bienvenida y manera de ejercer presion. Creo que a partir del momento que sean concientes que su dinero en publicidad no obtiene el resultado que buscan y es un desperdicio total, las cadenas, porque les doleria en el lugar mas sensible, si hubiese un "lock out" (cierre patronal) de anunciantes, se verian obligadas a respetar, seguir normas internacionales de publicidad y hacer una television profesional como se hace en cualquier lugar del mundo. No nos iludamos en pensar que seran nuestras criticas que las haran cambiar. Sera la baja en inversion publicitaria que las llevara a respetar a quien, supuestamente, va dirigida la television. Dejo aqui esa sugestion para los editores de este diario (mi ordenador no permite acentuar).

¿Respeto al espectador? Para ellos somos numeros,por ello he optado por no ver series españolas.Solo veo series extranjeras y por internet.

A nosotras las series españolas nos parecen lo peor del mundo, pero independientemente de esto ver una serie de televisión en un canal generalista en España es una odisea en el espacio. Pero si siguen haciéndolo es porque no tiene ninguna repercusión que lo hagan: los anunciantes -que es para quien se trabaja, al fin y al cabo-, siguen pagando y aquí paz y después gloria. Por otra parte, estas series luego están disponibles "a la carta" en las webs de los canales, así que puede tener solución. Lo que hacen con las series extranjeras ya es otro cantar: da igual que cuenten con una legión de seguidores increíble, que sean éxitos internacionales, porque SABEMOS lo que va a ocurrir con ellas, y que seguirlas va a ser imposible.

¿¿¿La INDUSTRIA de las series??? ¿Las hacen en fábricas? Ah no, que es es que en inglés se dice industry...

Gracias a ese maltrato, yo y creo que muchísima gente más nos las bajamos de internet, ya no hay vuelta atrás

El respeto al espectador comenzaría por ofrecer productos de calidad, cosa que rara vez sucede, y después por respetar horarios y limitar la emisión de anuncios, algo que nunca ocurre. Yo hace tiempo que no sigo ninguna serie por la tele, ni siquiera alguna película; puedo ver lo que quiero cuando quiero por Internet, sin esperar a que las televisiones se dignen a emitir una ficción extranjera que normalmente dejan colgada por falta de audiencia (recientemente Downton Abbey, The Killing o Boardwalk Empire, por ejemplo). Sin ir más lejos, The Walking Dead lleva diez episodios esta temporada, al día siguiente de su emisión en EE. UU. llega la versión doblada a la FOX, así que a los dos días ya la puedes ver en tu ordenador sin tener que esperar a que en España la emitan en abril o mayo o te sorprendan con la cancelación.

a todo esto añádele que hace unos años las series comenzaba a las 22h después a las 22:15h, telecinco ya va por las 22:30h y antena3 por las 22:45h porque después de el hormiguero te pone 10 minutos de anuncios, y eso sin que haya fútbol en abiero, Venga hombre! Te queda grabarlas, porque me niego a ir en malas condiciones a trabajar.
Horario perfecto, el de las cadenas de series de pago, da gusto por ejemplo Fox, que comienza su prime time a las 21:30, hace solo dos cortes de unos 3m y listo, a las 22:20 ya ha terminado un capítulo y a las 23:00 el segundo y una se puede ir a dormir.
Y ya lo de los días no tiene nombre, recuerdo incluso series. como Vientos de Agua, que no llegaron a terminar de emitir en España, su coproductora Argentina, si lo hizo con mucho éxito además, y los de aquí teníamos la opción de comprar la serie en dvd y listo. Y luego dicen, pero bendito internet!!

Las bajas audiencias de las series muchas veces son por culpa de los programadores y contraprogramadores. Puedes seguir una serie que te encanta pero la cambian de día veinte veces, así que al final la pierdes. Muchas veces me pasó que no sabía si habían quitado la serie o la habían cambiado de día, iba a verla y a traición te metían la presentación de Gran Hermono. Sería para ganar adeptos a ese programa cutrérrimo aunque lo que hacían era que dejara de seguir la serie y por supuesto no viera esa patraña. Ahora ver series por internet o leer libros.

Lamentable que en pleno siglo XXI haya gente que todavía mire las series "en directo" y con anuncios interminables. Yo me pongo mis series a la hora que quiero, sin anuncios y, encima, puedo ir a dormir prontito.
Por no decir que, en estos últimos años, estamos invadidos por series (las españolas, claro) de temática bastante tonta y sin riesgo alguno, y repletas de "actores" especializados en series que cansan ya.
Donde haya una Good Wife, que se quiten todos estos truñacos.

Veo buenas series, la ficción moderna no se puede entender sin las series de televisión, pero confieso que no tengo televisor desde hace años, ya saben, ese aparato que recoge una señal y la traduce en... no sé muy bien qué . No nos hace falta.

Las cadenas tiran piedras a su propio tejado. La consecuencia de este comportamiento es que ganan "share" hoy a costa de perder la fidelidad de la audiencia, que aburrida de tanto cambio al final se baja la serie por Internet. Como con la política, nos pierde el cortoplacismo, en un momento en que las cadenas deberían mimar a sus espectadores en medio de una oferta casi infinita de oferta audiovisual.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal