SERIES SONORAS

Las emociones oscuras de Max Richter para 'The Leftovers'

Por: | 04 de diciembre de 2014

43707-the-leftovers-the-leftovers
* El 16 de noviembre de 2014 publicamos en El País un reportaje titulado La huella sonora de las series, sobre lo mejor de la música compuesta para series de 2014. Hoy presentamos una ampliación de la entrevista que hicimos al compositor Max Richter el 24 de octubre sobre su trabajo en la banda sonora de la serie The Leftovers y su carrera como músico.

Las obras de Max Richter (1966) ya sonaban en el cine antes de que decidiese dedicarse a ello. Sus composiciones se habían usado en varias películas hasta que él empezó a componer para la gran pantalla  (Vals con Bashir, La bicicleta verde, Escobar) y luego en la televisión. Su música para la serie de HBO The Leftovers es sencilla, a base de piano y cuerdas y algún toque electrónica. Minimalista y muy conmovedora. “Me pareció un guion tan bonito y poderoso que realmente me llegó”, explica en conversación telefónica desde Berlín el motivo por el que se ha animado a componer para la pequeña pantalla. Richter no leyó Ascensión, el libro de Tom Perrota en el que se basa esta serie que cuenta cómo reaccionaría el mundo si un día de pronto desapareciera de la Tierra el 2% de su población. “No lo leí adrede, quería estar con los personajes en la pantalla más que pensar en el libro”.


Banda sonora de Vals con Bashir, de Max Richter.

Richter tuvo una formación clásica. Fundó Piano Circus, un conjunto de seis pianistas que interpretaba obras de Steve Reich, Brian Eno o Philip Glass entre otros. Tras varias colaboraciones y trabajos, editó en 2002 su primer álbum en solitario, Memoryhouse, un experimento que mezclaba música con poesías, sonidos y cuentos. Después llegó The Blue Notebooks (2004), el álbum que le lanzó a la fama y a partir del cual muchos cineastas se fijaron en sus composiciones. En 2012, Richter recompuso Las Cuatro Estaciones de Vivaldi, situándose muy bien en las listas de ventas de música clásica. También ha compuesto música para ballets y obras de teatro. Con su banda sonora de The Leftovers, Richter, que suele interpretar su música en directo, ha llevado su estilo al gran público. "Solo cuando la audiencia comienza a escuchar tu música es cuando empiezas a entender qué has hecho", explica.

Max Richter.Pregunta. ¿Cómo llegó al proyecto de The Leftovers?

Respuesta. Fue una serie de coincidencias realmente. Damon Lindelof  [Creador y productor de la serie] conocía mi música desde mi primer álbum, The Blue Notebooks, era fan de mi trabajo. Y después, Peter Berg, el director, que también  es productor, había estado en una obra de Shakespeare en Broadway donde escuchó algo de mi música. Ambos pensaron en mí. Llamaron a mi agente, mandaron el guion y lo leí. Me pareció un guion tan bonito y poderoso que realmente me llegó. Pensé que era un proyecto en el que tenía que estar".

P. ¿Cómo trabajó? ¿Leyó el libro en el que está basado?

R. No leí el libro. Lo hice adrede, quería estar con los personajes en la pantalla más que pensar en el libro. Tom Perrota está muy involucrado con la serie así que sentí que no tenía que leer el libro.
Empecé a componer tras ver el piloto y empecé a hacer temas sobre varios aspectos. Hay un tema que es para la partida [la desaparición del 2% de la Tierra], que es gran parte de la serie. Después empecé con el material para la familia y diferentes grupos de personas, como los fumadores [la secta que se encarga de recordar a todo el mundo lo que pasó]. Hay otros episodios que se centran en un solo personaje, como el número 3 con el reverendo Matt, y tiene su propio mundo musical. Pero el universo musical está muy estructurado en la serie. No hay mucho tipo de música, en verdad es un pequeño grupo de temas.

P. La serie cuenta con muchas canciones conocidas. ¿Participa también en su elección?

R. Hablamos sobre ella. Las elecciones de la supervisora musical, Liza Richardson, son absolutamente brillantes. Son decisiones entre ella y el director, no es parte de mi trabajo, pero coincido en que algunas de las elecciones son muy buenas. Algunas tienen mucha gracia.

P. ¿Qué libertad le dan directores y productores a la hora de componer?

R. En este caso he tenido más libertad que nunca. Me dejaron hacer lo mío, y eso es lo mejor de este proyecto. Hay muy pocas directrices por parte de Damon y el director. Han confiado en mí para que hiciera lo mío, lo cual es maravilloso. Obviamente ha habido un poco de intercambio, pero ha sido todo muy tranquilo.

P. ¿Con qué ideas ha trabajado para los personajes?

R. Con Kevin Garvey [interpretado por Justin Theroux], hay dos caras. Le veo  como un personaje que siempre tiene un mal día, cada día tiene un mal día. Tiene diferentes versiones de tener un mal día. Pero tiene una resistencia estoica. De alguna forma es admirable y sientes lástima por él. A veces piensas, por dios,  puedes intentar hacer que pase eso de una vez. Así que pensé en dos momentos de música para él, un tema tierno, basado en piano, y luego está la parte misteriosa, emocionalmente oscura. También forma parte de una música más arquitectónica, que ocurre por ejemplo hacia el final del primer episodio en la escena de la piscina  [en el vídeo de abajo]. Tiene varios aspectos. Pero lo principal es esta música oscura, este sonido cósmico de orquesta y electrónica, que en cierta forma habla de su frustración y que está constantemente perplejo.

P. ¿Qué diferencias encuentra entre componer para el cine y hacerlo para la televisión?

R. Hago cada episodio como si fuera una película en verdad. Trato de no hacer nada diferente. Es como si volviera a lo que he hecho. Cuando haces una película, la terminas. La diferencia principal es que tienes más tiempo con los personajes y eso lo disfruto. No tenemos que contar todo de una vez, podemos permanecer callados o al mínimo. Es como caminar alrededor de una escultura, no lo ves todo desde un ángulo, tienes que darle la vuelta. Tener todos estos episodios y encuentros con los personajes te da la oportunidad de conocer más aspectos, y eso es muy satisfactorio para todos.

P. Aparte de la segunda temporada de The Leftovers, ¿tiene pensado seguir en la televisión?

R. De momento estoy trabajando en Londres en mi segundo ballet. Y también estoy preparando un nuevo disco. Hay muchos proyectos.

P. ¿Cuál es su método de trabajo?

R. Mi historial es de música clásica. Escribo en papel, a la antigua usanza. Y toco en el piano, también tengo ordenadores y pruebo con aspectos electrónicos. Realmente depende del proyecto. Pero el piano es mi instrumento.


Las Cuatro Estaciones de Vivaldi recompuestas por Richter.

P. ¿Cuándo o cómo decidió dedicar parte de su carrera a las bandas sonoras?

R. Ha venido de forma natural.  A lo largo de los años la gente empezó a usar canciones mías en películas y en la televisión. Después empezaron a pedirme que trabajara directamente. Ha sido algo bastante orgánico. El primer proyecto serio fue Vals con Bashir [en el que introdujo mucha música con sintetizadores]que es un trozo de cine brillante y maravilloso. Fue una buena introducción. Así que sirvió para que me hiciera pensar que era algo divertido e interesante para trabajar y creativamente satisfactorio. Ese fue el inicio.

P. ¿Ve otras series? ¿Destacaría la música de alguna?

R. The Americans [con música de Nathan Barr] tiene cosas muy buenas. 

P. ¿Cómo ha influido su trabajo en The Leftovers para que su música llegue a más público?     

R. . Es difícil para mí saberlo porque soy la última persona en el mundo que conoce quién es la audiencia. Pero estoy seguro que la gente que escucha música experimental es una audiencia pequeña comparada con la de una serie de la HBO. Es algo muy bueno. Hacemos la música y después realmente no sabes qué pasa, tienes alguna idea de a quién le estás hablando, pero honestamente, son solo ideas. Es solo cuando la audiencia comienza a escucharla cuando empiezas a entender qué has hecho.

* Series Sonoras es la nueva sección de Quinta Temporada en la que iremos desgranando diferentes entrevistas que hicimos para el reportaje La huella sonora de las series y en la que también comentaremos otras bandas sonoras. Temas publicados anteriormente:

- Los experimentos de Brian Reitzell en Hannibal

- La melancolía y la épica de Jeff Russo en 'Fargo'

Más información: The Leftovers, el estruendo del silencio, por Luis Javier González.

Hay 1 Comentarios

Está bien la información que nos dais, os lo agradezco mucho.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal