¿Estamos viendo series por encima de nuestras posibilidades?

Por: | 30 de marzo de 2015

Bb

Vivir la era del boom de las series (tanto desde el punto de vista de la calidad como la cantidad) tiene muchas cosas buenas. Tenemos más oferta y mejor que nunca. Hay series para todos los tipos de público. Tantas series que a veces es complicado manejarse en ese mundo sin perderse. Por suerte, también hay más información que nunca sobre series que ayuda a decidirse por unos títulos frente a otros y a descubrir ficciones que de otra forma nunca daríamos con ellas. Pero, ¿es asumible por parte del espectador la gran oferta (incluso sobreoferta) de series que tenemos actualmente? ¿Se disfrutan/procesan/saborean? ¿Estamos viendo series por encima de nuestras posibilidades?

Algunos le llaman a esto una adicción que incluso han intentado explicar recurriendo a la ciencia. Un estudio de la Universidad de Texas vincula la depresión y soledad de las personas con la afición a hacer maratones de series. A la hora de devorar capítulo tras capítulo también entran en juego otros factores sociales (¿de qué vas a hablar las próximas semanas a la hora del café en el trabajo si no ves Juego de tronos?) o culturales (cuidado con confesar según en qué círculos que no has visto The Wire o Los Soprano). Eso sí, en la era del boom seriéfilo es necesario asumir que no podemos verlo todo.

Poltergeist-tv-scene-theyre-here-1024

En EL PAÍS hablamos ayer de la burbuja seriéfila, y para ello varios expertos adictos a las series reflexionaron sobre las consecuencias en los espectadores de la gran oferta de series que tenemos hoy en día. Estas fueron algunas de sus conclusiones:

Marina Such, bloguera autora de El diario de Mr. MacGuffin: "Es imposible estar al día de todo lo que se emite, incluso aunque quisiéramos quedarnos sólo con las series que la crítica considera buenas. Los espectadores tienen que sentirse totalmente abrumados y a la fuerza tienen que volverse más exigentes con lo que ven" [...] "Si por estar al día nos referimos a verlo absolutamente todo, es imposible. Uno puede saber más o menos lo que se estrena y lo que los críticos opinan sobre ello, pero hay que filtrar todas las opciones por nuestros gustos personales, o porque la serie tiene algo que nos llame la atención. Hay que poner el límite en alguna parte".

-  Miguel Salvat, director de Canal +: "Desde el punto de vista de un espectador al que le gustan las series, el exceso de oferta tiene cosas buenas y cosas malas. Por un lado, la enorme capacidad de elección parece la situación ideal y el paraíso del fan de series, pero no siempre se tiene tiempo de ver todo, o de acceder a toda la información. Aunque esté disponible en nuestras pantallas en cualquier momento. Y te puedes perder un montón de cosas. Para eso están las marcas de televisión, que deben hacer de 'recomendador', o de comisario que selecciona producto, y consigue la credibilidad y confianza del usuario".

Homer

-  Alberto N. García, profesor de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra y autor del blog Diamantes en serie: "Es un dilema de ricos, por decirlo de algún modo. Ahora es imposible llegar a todo, porque el canon crítico se ha ensanchado. Y hasta los críticos más voraces o los seriéfilos más obcecados necesitan dormir unas horas al día y tener algo de vida social. Hace una década, si pasabas de los procedimentales y las comedias tradicionales, aún era asumible consumir toda la televisión de calidad. Y, aún así, siempre había alguna serie que se te escapaba en sus inicios o mejoraba a partir de la tercera temporada y tú no la veías. Y tocaba hacer un esfuerzo para ponerse al día [...]. Ahora, el canon ha dejado de ser manejable. Pero eso, en todo caso, será un problema psicológico del espectador que padece ansiedad o un inconveniente para los blogs especializados, pero no lo veo como un problema para la industria, ni para los espectadores. Al contrario: eso implica que hay muchas series interesantes siempre por descubrir".

-  Isabel Vázquez, experta en series: "Si se producen tantas series es porque alguien las ve, porque las cuentas cuadran. Lo que las cadenas tienen que asumir es que la manera de consumir es distinta. La gente sigue estando ahí demandando contenidos, pero no aglutinada en dos o tres bombazos, sino diseminada en muchos títulos".

Bob

Belén Frías, directora de comunicación de Fox International Channels Europa: "Las series son la base de la producción para los canales de cable en Estados Unidos, y cada vez hay más canales, por eso hay cada vez más producto disponible. Saturación habrá, claro, pero hay público para todo. ¡Incluso hay gente a que pasa de series! Es verdad que las historias son muy buenas ahora, hay libertad para plantearlas y eso hace que el género haya ido cogiendo fuerza. Que sea una moda o no ya se verá con el tiempo".

Diana López, coguionista del especial de Canal + sobre la burbuja de series: "El espectador inteligente tiene que saber escoger entre las series buenas y muy buenas, que las hay, y las malas, que también las hay. Y no dejarse llevar por el postureo de ser el que más series ve de la pandilla. Mi opinión personal es que la gente que ve 20 series a la vez está demasiado absorbido como para poder disfrutar todas. La serie es un productor cultural, hecho con muchísimo tiempo, esfuerzo y dinero, y merece ser consumida con más respecto que en una tablet descargada de Internet y en pésima calidad. En las series, como en el sexo, lo importante es la calidad y no la cantidad".

Ahora es vuestro turno: ¿estamos viendo series por encima de nuestras posibilidades?

Hay 12 Comentarios

Es una buena noticia la gran cantidad de ofertas disponibles, pero para mí es mejor la cantidad que la calidad. Ver a la vez más de 3 series me parece hasta excesivo.

Buenas!
Evidentemente es imposible ver absolutamente todo. Pero yo no me dejo guiar por los críticos, veo el piloto de todas las series que se estrenan, y en base a él, la sigo viendo o no.


Si no ves la televisión como es mi caso es posible seguir muchas series a la vez. No se el número exacto de series que sigo, pero son muchas (¿100?), y siempre hay temporadas como el final de la primavera y el verano, que disminuye la oferta, y donde te puedes poner al día.

Es que las hay buenas, y muy buenas. Y mi amado cine, que últimamente petardea un poco, incluída especialmente Interstellar (¿realmente hace falta todo ese rollo interdimensional para contar la historia de un padre ausente?) que me tiré en plancha a por The Affair, que disfruté como un buen libro. De hecho parece que es un libro que hicieron serie. En fin, que hay tanto por ahí y tan poco tiempo, que sí, que sí, se puede disfrutar, pero gracias a la tableta y a poder ver en la camita antes de dormir, un par de episodios de tu serie favorita. Ummm... gracias Steve Jobs, que electrodoméstico más majo se te ocurrió!

Si es verdad que cada vez nos hemos vuelto mas consumidores de series, pero es una "aficcion" sana y divertida. Muchos lo haran para suplir otras carencias pero muchos lo hacemos para divertirnos ¿QUe vas a ver? Hoy en día solo hay telebasura y programas de dudosa calidad, entonces no tiene nada de malo ver una serie de gran calidad, entiendo que sino no tendrian tantos millones de recaudacion y audiencias tan grandes.

Yo sigo prefiriendo ver series y documentales antes que realities o programas basura, pero para gustos los colores

Es algo que llevo padeciendo hace ya unos años. Puedo llegar a seguir unas 25 series contando los descansos.Primavera,otoño. .. pero me crea gran ansiedad no poder ver todo lo que se estrena. Es imposible de asumir pero a mi me crea frustración! Más desde Que mis mellizos de un año han entrado en mi vida. Tengo que seleccionar mucho más. Pero por el camino he dejado atrás series como the good wife O la del cómico este de nueva york y me he tragao ls última temporada de american horror story que es un mojón. Total que me siento totalmente reflejado. Y veo que no soy el único... me voy a ver Better Call Saul

Yo pienso que no es necesario estar al tanto de todas las series que se emiten, debes ser tu mismo y ver las que a ti te gusten. Si es verdad que si no ves algunas de ellas parece que pierdes puntos sociales, porque no puedes hablar de ellas ni comentar lo que ocurrió en el último capítulo, pero tampoco hace falta sobresaturarte de series.

Zzzzzzzzz....


Ha vuelto Casciari ya?

Son tantas las series de calidad que se hacen hoy en día que cuesta mucho seguirlas todas, sobre todo por cuestión de tiempo. De ahí que haya que elegir y aplazar unas temporadas por otras. Lo primero está claro que son las ganas... hay algunas que veo en VOSE porque no puedo esperar a que la doblen, como Orange is the new black . En cuanto al tiempo, para aprovecharlo al máximo suelo ver varias series de 40-50 minutos y otras de 20-30 minutos, así según el hueco libre puedo permitirme ver una u otra.
Se agradece contar con App móviles o páginas que te ayudan a llevar el seguimiento de las vistas, siguiendo y pendientes, porque llega un momento en que el número se descontrola y hay que llevar un orden... Esperemos que siga la calidad y que el "problema" sea qué serie elegir.

Mi lista de series favoritas eugeniofernandez.blogspot.com.ar/2015/03/las-mejores-series-segun-yo.html

Me encantó el post. El boom de series que hay actualmente me parece fantástico. Breaking Bad de hecho es de las que me ha gustado muchísimo, pero es cierto que estar al día es muy difícil. Tengo un post relacionado con esto que me gustaría dejarles por acá http://fullde95.blogspot.com/2014/06/todos-podemos-ser-walter-white.html Gracias por los comentarios

Creo que es perfectamente asumible. Creo que la mayor parte de los seriéfilos simplemente hemos sustituido morralla por calidad. Veo menos tele que hace digamos 10 años. En parte porque era un adicto al deporte televisado y no quiero pagar por verlo, y en parte porque ya no me trago lo que pongan a ver si sale bueno. Ahora busco la serie, no es fruto del azar como antes.

Lo que sí hay que tener es algo de modestia o valor, según se vea, para reconocer que no has visto la serie "X" o "Y". No he visto The Wire, Los Soprano ni Juego de Tronos. Ya llegarán. Las dos primeras porque no soy de bajarme series compulsivamente ni comprar DVDs a 70 euros, ya llegarán. La última porque me da que es más de las que se disfrutan como maratón.

Como referencia actualmente veo: The Good Wife, Better Call Saul, The Americans, Real Humans, Scandal (es lo que hay, no todo tiene que ser caviar), Brooklyn-99, Modern Family (pura inercia más que otra cosa) y acabo de terminar las temporadas antiguas de Luther.

¿Mucho? Creo que más que manejable. Afortunadamente mi pareja tiene gustos casi iguales en series.

Hola, no soy un gran amante de las series, para mí suponen una película de demasiadas horas de duración y con grandes dosis de espera, pero reconozco que algunas enganchan y son de gran calidad. El gran problema del mercado español es confundir con el éxito que puede tener una de esas series en EEUU con el posible éxito que pueda tener en nuestro país, ya que se trata de un mercado distinto, tanto en número como en perfil, y en ese sentido veo como un gran fracaso algunas series que han perfilado ciertas cadenas, ausentándose de la producción nacional y buscando en las grandes multinacionales caramelitos atractivos de ver pero difíciles de digerir en España y costes excesivos que pasan factura y empobrecen la industria nacional. Concienciar e invertir en productos de calidad propios o saber elegir. Un saludo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal