40 Aniversario

'Expediente X', Mulder, Scully y los noventa

Por: | 27 de enero de 2016

Expedientex

Es instantáneo: uno vuelve a escuchar la sintonía de Expediente X y, a la vez que se le dibuja una sonrisa en la cara y un escalofrío recorre la espalda, se traslada por arte de magia a los noventa. Ocurre cuando se ve un capítulo de temporadas pasadas pero también con la nueva entrega que resucita a uno de los iconos de la televisión. No es casualidad que se mantenga sin ningún cambio su cabecera. Pero no es lo único con lo que el Expediente X de 2016 nos traslada a los noventa.

Recuperar a Mulder y Scully en la era post-Los Soprano y post-The Wire solo puede hacerse siendo muy consciente de que no se viene a este mundo a pelear en igualdad de condiciones. Los agentes del FBI especializados en casos paranormales regresan para dar gusto a sus antiguos seguidores. Afortunadamente, eran muchos, y muy entregados. Ese regreso al pasado que en otros títulos podría jugar en contra, en este caso es su principal baza. Lo saben y lo aprovechan manteniendo casi inalterado el universo de la serie. Como si no hubiera pasado el tiempo.

Mulder sigue siendo Mulder. Ha pasado el tiempo, sí, parece cansado, más desencantado con el mundo, sin la fuerza que en el pasado le llevaba a tirar de su compañera y luchar por aquello en lo que creía. Pero es fácil convencerle para volver a las andadas y su cínico sentido del humor sigue ahí. Scully, por supuesto, está en el lado opuesto. Ha reorientado su vida trabajando ahora con niños en un hospital. Pero si Mulder le dice ven, lo deja todo. Ellos son la serie. Sobre todo Mulder, que para algo la obsesión con lo paranormal es suya. Pero Expediente X permanece en nuestra memoria por algo más.

La nueva entrega retoma la dicotomía en la que se movía la serie, con capítulos que seguían la trama conspiranoica de fondo y episodios autoconclusivos. No se puede entender la serie quitando unos u otros. Por eso en esta resurrección (qué corta se va a hacer la temporada con solo seis capítulos) va a haber un poco de todo.

El primer episodio pone las bases de lo que vendrá y vincula las nuevas entregas con el pasado. Quizá precisamente por eso da la sensación de quedarse un poco corto, demasiado encorsetado y demasiado centrado en la mitología. Demasiadas expectativas para lo que finalmente da. Le salvan los guiños a los fans y al universo de la serie. El reencuentro de los agentes, el despacho de Mulder, la escena final, "la verdad está ahí fuera", "quiero creer"...

Ya libre de esas ataduras, el segundo episodio (a partir de esta semana ya solo será un capítulo semanal) fluye mucho mejor, con Mulder y Scully en su salsa, linternas incluidas, investigando un caso con experimentos con niños de por medio.

Se podría pedir un poco más en vista de que solo vamos a tener seis capítulos. Con la expectación que se había levantado, este era el momento de darlo todo, y darlo desde el primer capítulo, porque seis entregas se pasan en un suspiro. Y aun así, a pesar de las pegas que se le pueda encontrar, el que Expediente X haya vuelto es una noticia tan buena para los fans que les perdonarán (perdonaremos) todo.

Hay 9 Comentarios

La nostalgia está ahí fuera... Que es lo único que puede provocar que intentes (y digo intentes) ver este truño. Mejor ver a cada uno en sus respectivas carreras (The Fall es alucinante) y ya sabemos que el salidorro de Californication no queda igual de creíble como agente busca E.T.s. No mola, no mola nada, pero nada.

Tirar a su compañera, querias decir, verdad?

Cierto que Scully está mucho más atractiva que en los viejos tiempos, que Mulder tiene más bien gesto de "Californication", pero si los dos primeros capítulos me gustaron, el tercero me ha dejado totalmente perplejo. Habrá que esperar a los capítulos siguientes para ver si la mini-serie va a seguir por la senda del recochineo y la broma que ha abierto en el tres.

Los estragos de la nostalgia sin control. Es un rollo patatero que resultará una decepción seguramente que hasta para los fans... Duchovny parece escapado de Californication y que se va a tirar encima de Anderson en cualquier momento. Ésta última ha ganado con los años y todavía está más atractiva y misteriosa... pero para verla en su salsa mejor ver "The Fall" y disfrutarla pero bien. No esta cosa de Expediente X 2016 que es una penita penita pena...

Mejora en el segundo capítulo, más parecido a lo que era habitual. El primero está como fuera de lugar, parece de otra temporada. Muchas dudas por lo pronto.
www.seriesruy.blogspot.com

He visto el primer capítulo, bastante decepcionante. El guión muy flojo y sin mucho sentido, sobre todo al principio. Aparecen los personajes así sin más, no hay una buena historia que haga creíble el regreso de Mulder.

2016 tiene pinta de volver a ser el mejor año en la historia de las series, veremos..

El fumador murió en el último capítulo de la última temporada ¿no?

De acuerdo. Lo primero que me atropelló fue la nostalgia (como hemos cambiado). Segundo: La verdad sigue estando ahí afuera, pero (en mi caso) no hay manera de distinguirla, rodeada como esta de tantas mentiras. Antes era más fácil creer en que algo era verdad. Hoy todo es mentira. ¿Y el miedo? La pesadilla de todos los padres ante la certeza que no pueden salvar a sus hijos, al menos no de todo, ni todo el tiempo. ¿Esta nueva temporada atraerá a nuevas generaciones? Quizás… conozco a un par de adolescentes interesados en la serie y que se sentaron juiciosamente, en compañía maternal, a ver los capítulos escogidos (dicen) por el mismo Carter. (Los de la nueva temporada los pasaron muy tarde en la noche). **Suspiro**

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal