40 Aniversario

'The Flash', vuelve el superhéroe del optimismo

Por: | 01 de marzo de 2016

Url6

The Flash es una serie hecha para los amantes del cómic de superhéroes. A veces es repetitiva. A veces se enroca en tramas amorosas dignas de un culebrón como Smallville. Pero hay pocas producciones tan divertidas y con menos complejos que la serie basada en el velocista de DC cómics. Es fiel a su cometido original: es colorista, vital y no se avergüenza de ser un tanto ingenua. Al contrario que otras adaptaciones similares, no trata de esconderse en la oscuridad ni hacer sus temas "de contenido adulto". The Flash vuelve esta noche a TNT en España con la imaginación en ebullición: hay paradojas temporales, realidades alternativas, referencias y guiños constantes, gorilas malvados, flashbacks al antiguo Egipto e incluso un enorme tiburón superhumano. No es El caballero oscuro ni tiene el presupuesto de Los vengadores. ¿Y qué? Solo quiere pasárselo bien.

Flash es la historia de Barry Allen, un forense que tras la explosión de un experimento en su ciudad recibe misteriosos poderes que lo convierten en el hombre más veloz de la Tierra. El problema es que otros muchos vecinos con una idea menos clara del bien han sido contagiados por las mismas ondas radiactivas. El planteamiento no tiene muchas más vueltas; nuestro héroe lleva mallas y no duda sobre su bondad. Es ese aguerrido optimista por el que se caracterizó el universo DC audiovisual antes del Batman Begins de Chistopher Nolan. Es una manera añeja de mirar la vida, que contagia al espectador y lo prepara para cientos de aventuras. Son viñetas hechas televisión. Todo puede pasar. Nada es demasiado extraño.

The-Flash-King-Shark-Review

Las editoriales rivales del mundo del cómic, Marvel y DC, llevan largo tiempo tratando de dar con la clave para triunfar en televisión tanto como lo han hecho en el cine. La primera ha trasladado su universo cinematográfico a la pequeña pantalla con resultados irregulares en Agent Carter y Agentes de SHIELD (más sobre agentes secretos que sobre superhéroes), pero acertaron cuando se alejaron de aquella premisa para dar rienda suelta a su universo callejero y oscuro, gracias a Netflix con Daredevil o Jessica Jones. Paradójicamente, DC ha decidido equilibrarse en el otro extremo. Mientras que en cine, los modernos Batman y Superman se caracterizan por su tenebrosidad y realismo, en televisión sus supertipos habitan en un universo propio para toda la familia y que mezcla las ideas más alocadas. Arrow se quedó a medio camino, pero Flash logró encender de nuevo todas las bombillas (y sin necesidad de quitarse la camiseta cada dos secuencias).

Si hay un gran acierto en Flash ese es su protagonista. Grant Gustin desprende carisma como un personaje que, pese a su torpeza, estaba hecho para ser de lo más ñoño. Allen es siempre bueno, no duda sobre su condición y está locamente enamorado de la niña que lo adoptó cuando un misterioso suceso mató a su madre y por el que condenaron a su padre. Su poder velocista, además, queda muy vistoso en pantalla y le da la oportunidad de evolucionar con el avance de la serie. Cuesta poco dinero y es muy efectivo.

Is-a-supergirl-flash-crossover-happening-we-ll-find-out-within-the-month-786454

Pero, claro, un héroe no es nada sin buenos antagonistas, y Flash tiene una de las galerías de villanos más originales del mundo de las viñetas (equiparable solo a la de Spiderman o Batman). Desde ladrones con pistolas de hielo (Wentworth Miller reencontrado con su hermano de Prison Break) a gorilas gigantes que quieren conquistar el mundo, pasando por un loco asesino aficionado a las bromas (y con el rostro de Mark Hamill, que regresa al personaje que interpretó en la cancelada Flash de los noventa). Todo está permitido. Al contrario que en las series Marvel, no hay límites para utilizar personajes del baúl de la editorial, así que las caras conocidas nunca paran de llegar. Esto no va de espías a la sombra de los superhéroes, ni de detectives de Gotham que protegen a un Batman infante. Aquí los poderes y los protagonistas famosos se imponen en el centro de todo. Sin trabas ni complejos.

Dc-legends-of-tomorrow-tv-series

El universo de Flash, de hecho, comienza a ser tan inabarcable -y su éxito tan provechoso para el canal CW- que la serie se ha convertido en la punta del iceberg de una continuidad que comienza a ser tan complicada como la del cómic. Los constantes cruces con Arrow y los numerosos secundarios han acabado viendo nacer un spin-off como Legends of Tomorrow, una aventura todavía más ambiciosa sobre viajes temporales -al más puro estilo Doctor Who- que se sumerge en las esquinas menos conocidas del universo DC. Timey-wimey wobley-wubley solo apto para aprendices a Doc Brown. De nuevo con muchos fallos (bajo presupuesto, actuaciones acartonadas, tramas románticas, moralina...), pero mucha diversión. Pronto Flash se cruzará incluso con la Supergirl de CBS, heredera de su estilo optimista y juvenil, mientras que por Arrow se pasean el protagonista de la cancelada Constantine y Vixen, que ya tiene su propia serie animada ubicada en el mismo mundo. Parece que no hay límite. No hay licra suficiente para tanto superhéroe.

The-flash-and-arrow
Flash es en el fondo una historia clásica, un drama familiar con tintes de culebrón lleno de traiciones y giros, que siempre acaba bien y tiene una lección final. Pero lo bueno de Flash es que entre su drama para adolescentes logra intercalar las ideas y conceptos más locos y jugar con la fantasía más exagerada como solo un cómic de superhéroes puede. Hay episodios con villanos insulsos, relaciones forzadas y alguna interpretación de colegio, pero, de repente, un simio pega un golpe sobre la mesa y dice ser el rey del mundo. De repente, Barry Allen se pierde en un conflicto espaciotemporal entre dimensiones con numerosas paradojas y alteregos malvados. Y vuelve a sumergirte en su loca diversión.

The-Flash-The-CW-Grant-Gustin-Gorilla-Grodd-Season-1

Hay 5 Comentarios

Una serie muy recomendable.

Aunque no me considere un gran de las series basadas en cómics de superheroes, he de reconocer que por lo que he visto está muy bien realizada.
www.seriesruy.blogspot.com

McCuack, cierto. Lapsus de adivinanza a bromas. En ningún momento estaba pensando en el personaje al que daba vida Jim Carrey en esa horrorosa adaptación de Schumacher. Pero sí nos hemos visto la serie, e incluso he leído muchos cómics aunque no lo creas ;) Un saludo y corregido

pero han visto la serie? Por que el personaje de Mark Hamill no hace adivinanzas (Riddler) es de bromas macabras, se le conoce como Trickster.

Yo la sigo desde el primer momento porque es una serie entretenida y muy divertida; con unos efectos especiales más que decentes para ser una serie de televisión, y con una gran carisma por parte de sus protagonistas. Además de expandir el "Arrowverso" con esos crossovers anuales que son la mar de divertidos el concepto de Tierra 2 de los cómic es muy curioso.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal