Llorando a 'The Good Wife'

Por: | 10 de mayo de 2016

GWF-epi701-D-0993bi

Se ha acabado The Good Wife. Alicia Florrick se despidió en Estados Unidos este fin de semana y lo hará en Fox Life este jueves. Otra de las grandes series de esta era dorada de la televisión se ha acabado. No habrá hecho tanto ruido como otras pero somos muchos los que lloramos la marcha de una serie que se despide a tiempo, sin arrastrarse, cuando estaba planeado que ocurriera. The Good Wife dejará un hueco enorme en una ficción televisiva a la que sacó lustre y que mejoró con su atención al detalle. El adiós de la serie nos deja desconsolados por muchos motivos. Estos son solo algunos de ellos.

- Porque sus guiones

Robert y Michelle King lideraban una sala de guionistas en la que se urdía la grandeza de The Good Wife. En siete temporadas ha tenido algún bajón, por supuesto. Aquella historia con el marido de Kalinda fue insufrible. Las dos últimas temporadas también habían perdido fuelle y la serie parecía funcionar con el piloto automático puesto. Pero aun en esos momentos más bajos, seguía siendo superior a la gran mayoría de las series de la actualidad. En la quinta temporada rozó la perfección, aunque desde la segunda ya había tomado una altura de vuelo impresionante. Ha sabido combinar perfectamente las tramas capitulares con otras de largo recorrido que afectaban a la vida de los personajes, al bufete o a la carrera política de los Florrick.

- Porque sus personajes nos importaban

Da igual que fueran protagonistas, secundarios o invitados. Cada personaje de The Good Wife se cuidaba con mimo. La serie daba a los actores la oportunidad de brillar gracias a personajes que calaban en el público. Lo hacía con los que han estado desde los inicios (grandiosa Diane, Peter, Cary…) y con los que llegaron para estancias breves y se terminaron quedando por su buena acogida, como Eli Gold. Otros se incorporaron ya avanzada la serie pero se ganaron el favor del público, como Jason Crouse o Lucca Quinn. Los abogados contrarios, los jueces... Casi todos sus personajes son tan redondos que merecerían tener su propio spin off.

TEMPORADA 2 (2)

- Porque era actual

Hay pocas series ahora mismo que hayan estado tan pegadas a la actualidad como The Good Wife. Y pocas que hayan explicado tan bien cosas tan complejas como las escuchas de la NSA, el bitcoin o Anonymous. Algo saltaba a las noticias y en dos o tres semanas te lo podías encontrar en un capítulo de The Good Wife. Y no se cortaban a la hora de tratar temas conflictivos: el racismo, la pena de muerte, el sistema de salud en Estados Unidos… Sin compasión.

- Por su elegancia

The Good Wife es una serie elegante en varios sentidos. Elegancia a la hora de tratar los temas y los personajes. Elegancia visual en el acabado de la serie. Y elegancia en sus personajes, vestidos siempre impecablemente. No hay dinero que pague el fondo de armario de Alicia Florrick y de Diane Lockart. Tal es así que un modelo de la protagonista de la serie fue utilizado por la mismísima Michelle Obama en el discurso del Estado de la Unión de 2015.

TEMPORADA 2 (1)

- Porque nos rompió el corazón

Hay quienes sostienen que desde el capítulo 5x15 ya nada volvió a ser igual. Y es verdad. Ese capítulo hizo que el corazón de los seguidores de la serie se paralizara. Quedaron en shock. Incluso hubo quien dijo que se había atacado la esencia misma de la serie. Un terremoto emocional recorrió The Good Wife. Por si alguien que no ha visto ese capítulo está leyendo esto, no lo vamos a verbalizar. Pero hubo un día en que The Good Wife nos rompió el corazón. Y algunos  todavía no lo hemos superado.

- Porque nos hizo llorar, pero también reír

Sobre el papel, The Good Wife es un drama. Pero en la práctica, muchos de sus capítulos eran prácticamente comedia. Alta comedia. Risas que podían aparecer en medio de las situaciones más trágicas sin avisar previamente. Juegos con las expectativas de los espectadores, guiños a lo que saben que sabemos. Como aquel encuentro en el bufete que Eli Gold describió como una “fiesta sorpresa” para Peter.

TGW TEMPORADA 6 (24)

- Porque era una serie de abogados... y mucho más

Muchos espectadores no pasaron de sus primeros capítulos pensando que sería solo una serie más de abogados. Perdónalos, Señor, porque no saben lo que se pierden. Ante todo, The Good Wife es la historia de la evolución de Alicia Florrick hasta convertirse en algo que posiblemente la Alicia del principio desaprobaría. Todos hemos cambiado con ella. Hemos sentido, nos hemos emocionado, hemos sufrido, hemos reído, hemos reflexionado, hemos aplaudido, hemos bebido (vino, por supuesto). Y hemos disfrutado de una de las mejores series del panorama actual.

- Porque termina como tenía que terminar

Como ocurre con todos los finales, el de The Good Wife tiene defensores, detractores y gente a medio camino. Ningún final puede contentar a todo el mundo. Pero lo que sí ha hecho la serie es ser fiel a sus principios. Termina como tenía que terminar, porque Alicia Florrick ya no es Santa Alicia, y alguien se lo tenía que dejar claro. Se va con un capítulo final en el que hay emoción, recuerdos, dudas... Una vez más, la vida.

Gracias por el viaje, The Good Wife. Se te echará mucho de menos.

Hay 14 Comentarios

Pues yo no sé por qué tantas quejas con el final. Es lógico: empieza siendo una santa tonta a la que todo el mundo quiere de puro buena y acaba siendo una hija puta lista que se queda más sola que la una de puro buena profesional (¿mala?). Siete años evolucionando para llegar a eso. De extremo a extremo. Está bien. Lo triste es que para ser buena profesional tenga que ser mala y quedarse sola, pero creo que no es machismo sino "abogacismo". En fin, y lo de Jason para darle el empujón a divorciarse... Yo no lo interpretaría en esa clave. Lo interpreto como un personaje metido a capón en esta última temporada para subrayar la sensación de soledad cuando él también desaparece: sin marido (divorciada), sin amante (Jason desaparece) y sin amado (está muerto) y sin amiga y colega lobby de género (toma hostia).

Ahora, yo quiero quejarme también: quería un final feliz para mi alicia y su mundo. Pero si me lo hubieran dado, me habría chirriado tanto con la serie que no me hubiera gustado.

Hala, dicho queda. Por cierto, Diane es Lockhard o Flockhard como habéis puesto en el texto? Yo creo que es con L

Menos mal. Pensaba que era la única que se había quedado con la boca abierta pensando ¡qué ***rda de final!
Completamente de acuerdo con muchos de los comentaristas.

Es un final bastante triste, la verdad, por muy mal que me cayese la Florrick se merecía haber decidido sin un hombre al lado.

Precisamente, el final tan pobre contradice el fondo del artículo. Su evolución, con muchos altibajos y pasos atrás pues retrata un personaje de pensamiento "republicano" en términos estadounidenses, al final es igual a cero. La última maniobra en el último juicio en contra de su socia es de lo más rastrero que recuerdo en cualquier protagonista de series desde hace tiempo, y todo... ¿por qué? Por salvar a ese hombre con el que empezaba la serie... Bofetada merecida... y si por mí fuera, más que bofetada debería haber sido pelea de gatas estilo "Dinastía" con Aliciaa enfangada en el barro. Sólo espero que la Alicia Florrick del futuro despierte y empiece a pensar por ella misma. En siete años, al menos lo que hemos visto, no lo ha conseguido.

Qué mal lo han hecho.


No es que The Good Wife mereciera un final feliz, o triste, o abierto, o cerrado. A mí me da igual si Alicia se divorcia, o si no consigue cuajar nada con Jason, o si se enemista de por vida con Diane. No necesito que me cuenten o confirmen nada de eso en detalle. No quiero flashforwards que me cuenten si Alicia es feliz a los 60.


Pero la serie merecía un final, y no lo ha tenido. Ha habido finales de temporada que habrían funcionado bastante mejor que "esto" como finales de serie. Me parece un sarcasmo que, en entrevistas, los guionistas agradezcan a los fans su apoyo, cuando a la vez esperan que durante años se pregunten qué habrá sido de Alicia. Eso es fácil, señores; para ello basta con cortar el argumento como si hubieran cancelado la serie, lo que han hecho ustedes.


No se trata de cumplir las expectativas sobre un tipo de final concreto. Esto no es Dexter, ni Lost, ni Mad Men. El "pecado" no es haber terminado la trama de una forma insatisfactoria, sino no haber terminado la trama de ninguna manera. Una serie tan recomendable como ésta (lo sigue siendo, a pesar de todo) tendría que haber tenido como final algo más que una forzadísima secuencia, irreal como un sueño, que sólo busca la simetría formal con el comienzo de la historia.


No hacerlo es una falta de respeto a la audiencia, un gesto vacío para fingir originalidad y una inédita muestra de poca imaginación en una serie que ha rebosado de ella en todas sus temporadas, nos gustaran más o menos.


Qué oportunidad perdida para siempre.

Gracias Good Wife,la ultima de las series de un grupo que marcaron época y aun cuando acusaban el cansancio,esta sobre el nivel bastante pobre de las series actuales...salvo excepciones.
No es una serie sobre abogados y aunque el personaje principal es Alicia,alrededor de ella y creo es el secreto del éxito de esta serie,giraban unos secundarios inolvidables.E incluso el final,no me parece cerrado...no diga que vuelva a la vuelta de la esquina,pero deja la sensación de cosas que no se resuelven de inmediato.Si les digo que las producciones de Shonda Rimes,carcomen la parrilla norteamericana...lo suyo son telenovelas de quinta.

Gracias, Rosa! Se me había escapado, corregido.

Siendo el más fan de los fans de The good wife, me he cogido enormes cabreos en esta temporada , por su enorme bajón de calidad , así que no me extraña que el final que aún no he visto, sea un fiasco. En la ültima temporada hasta los maquilladores y peluqueros , han fallado y parecia una serie de segunda . Y personajes como Eli Gold , Cary Agos , los hijos de Alicia , se han convertido en personajes flojos rozando lo patético. Y sobre el personaje de Jason y su intérprete , totalmente de acuerdo con Dani y Eguzki, es repetitivo y con un único gesto en todas sus apariciones.

Urdían va sin H

Lo de Jeffrey Dean Morgan / Jason Crouse (cómo se parece físicamente a Javier Bardem!) ha sido de vergüenza ajena. Cada aparición suya con esa sonrisita de "Me gusto un montón y sabes que vas a caer en mis redes, en plan macho alfa ha sido un relleno innecesario.

Pues me gusto muchsisimo, espero que vuelva pronto.

Jason Crouse es de los peores personajes de ficción que he visto últimamente, ha sido muy burdo el intento de sustituir a un Will Gardner IRREEMPLAZABLE...flojísima la última temporada...una pena para una serie como esta...

Lo siento, sé que el final es coherente, pero... De verdad no podía ser un poco más feliz? Con el jartón de llorar que me he dado a lo largo de los años, no me hubiera importado un final un poco más happy... Aysh...

Final decepcionante, muy buenas temporadas centrales, innecesariamente alargada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal