Red de Casas del Ministerio de Exteriores

La oportunidad de la Cooperación Española con la cooperación delegada

Por: Red de Casas

14 sep 2016

Tobías Jung

El pasado mes de marzo Casa América organizó una mesa redonda titulada “Nuevos instrumentos de la cooperación española en América Latina: la cooperación delegada”, para discutir sobre una modalidad de cooperación internacional relativamente joven que utiliza la Unión Europea. Se trata de la cooperación delegada.  

En el marco de la agenda internacional para la eficacia de la ayuda, la Unión Europea adopta en el año 2007 un Código de Conducta relativo a la división del trabajo en el ámbito de la política de desarrollo, que incluye la cooperación delegada como modalidad en la que un donante actúa en nombre de otros donantes en cuanto a la administración de fondos y el diálogo con el Gobierno socio. Desde entonces se ha avanzado mucho con una agenda de eficacia más inclusiva, basada en compromisos mutuos y múltiples, pero el principio de la delegación sigue siendo una herramienta importante para limitar la fragmentación y para fomentar el diálogo político mediante acciones de cooperación técnica pública.  

 Para la cooperación española, con mucha presencia en los llamados países de renta media, es una gran oportunidad que los instrumentos de acción exterior del marco financiero 2014-2020 de la UE estén financiando acciones intensivas en conocimiento, proyectos de intercambio de experiencia entre administraciones y de apoyo en el diseño y la aplicación de políticas públicas, que están demandando estos países. Ante el nuevo panorama de una cooperación menos intensiva en recursos, la cooperación delegada de la UE contribuye a la concentración en acciones que acompañan los diálogos políticos con nuestros países socios y a financiar parte de sus actividades. De esta forma se convierte en una herramienta no solo de la cooperación al desarrollo, si no cada vez más también de la acción exterior del Estado y de la diplomacia pública. De ahí la relevancia de escribir sobre la cooperación delegada en un blog de la Red de Casas, nuestro instrumento por excelencia de diplomacia pública.     

En el año 2011 tanto la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (AECID) como la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) han pasado el proceso de acreditación ante la Comisión Europea, de verificación de que los procedimientos de gestión, control interno y externo y de contratación corresponden a los estándares internacionales. Convirtiéndose así en entidades del sector público elegibles para la cooperación delegada y para actuar en nombre de la Unión Europea en acciones específicas con los gobiernos socios.  

Considerando la importancia cada vez mayor de la cooperación financiera y los mecanismos innovadores de financiación, también COFIDES se encuentra en proceso de acreditación. Además, algunos organismos iberoamericanos ya pueden recibir fondos de la Comisión Europea por esta modalidad o están en proceso de acreditación. Aquí surge un reto adicional, especialmente relevante para la acción exterior española, el de cuadrar mandatos iberoamericanos con un enfoque euro-latinoamericano y el de construir una espacio euro-latinoamericano sobre el acervo iberoamericano.  

Otro reto importante de la cooperación delegada es convertirse en la otra cara de la moneda de la programación conjunta. Quien programa conjuntamente puede implementar conjuntamente, cuando el objeto de la acción lo requiera. Nuevamente, para acciones de acompañamiento de un diálogo político UE-CELAC es fundamental contar con el conocimiento y las experiencias de otros Estados miembro de la UE y de las administraciones de países de América Latina. Un ejemplo de ello es la delegación de fondos de la UE en España para gestionar intercambios de experiencia de diversos países con las autoridades cubanas, en el marco de su proceso de actualización del modelo socio-económico. Para implementar conjuntamente, de momento tenemos primeros intentos jurídicos por parte de la Comisión Europea con plantillas contractuales de “co-delegación”, pero lejos de asumir responsabilidades conjuntas de diálogo, los potenciales riesgos llevan a una compartimentación de responsabilidades bajo el paraguas de un único contrato. Es por tanto un debate y una tarea pendiente de la agenda de eficacia del desarrollo encontrar soluciones operativas para la gestión conjunta.   

¿Cómo permea todo esto en el sector de cooperación internacional y para el desarrollo de España? Pues no de forma directa. El objetivo de la delegación no es financiar un sector del país de la entidad delegada, si no fomentar la coherencia y evitar la fragmentación en el diálogo con el gobierno socio. Aun así, las entidades españolas aplican procedimientos españoles de contratación y esto puede beneficiar al sector de la cooperación española.  

 

Tobías Jung es Director de Estrategia e Innovación de la Fundacion Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) y participó en el seminario 'Nuevos instrumentos de la cooperación española en América Latina: la cooperación delegada', celebrado en Casa América en el pasado 15 de marzo.  

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

La Red de Casas es un instrumento de la diplomacia pública española, compuesto por Casa África, Casa de América, Casa Árabe, Casa Asia, Casa del Mediterráneo y Centro Sefarad-Israel. Su finalidad es fortalecer la cooperación política y económica, el diálogo intercultural, el mutuo conocimiento y los lazos de España con los distintos ámbitos geográficos en los que actúan. Este blog dará voz a las personalidades políticas, institucionales, sociales y culturales que participan en las actividades de las Casas y servirá para invitar a las actividades que se organizan. Web: www.reddecasas.es Twitter: @ReddeCasas.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal