La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

Lo mejor del 2009

Por: | 27 de diciembre de 2009

Acaba el año y es hora de hacer repaso de la cosecha que nos ha dejado este 2009. La redacción del suplemento Babelia pedía a unos cuantos colaboradores que recomendásemos a los lectores el que podía ser considerado el mejor disco de este año que ya expira. Dentro de un especial “lo mejor del 2009", bajo el sugerente y acertado título Debilidades personales, mi recomendación musical fue Electric Dirt (Vanguard) de Levon Helm.
Más allá de que me parece un gran álbum, que me ha acompañado muchísimo este año, y más allá de que el bueno de Helm es una auténtica debilidad personal, creo que es de justicia que este hombre aparezca en una lista de este tipo de “lo mejor de…”. Nunca aparece. Son varias las razones por lo que lo creo: actitud, sabiduría, talento, experiencia, energía… Es, a fin de cuentas, un estupendo ejemplo para la música hecha con el corazón y las entrañas, para la música que llega hasta el tuétano y recorre las esencias. Además, se rodea de lo lindo con arreglos de viento de Allen Toussaint, la trompeta de Steven Bernstein (que ha tocado con Lou Reed, Marianne Faithfull…) y, cómo no, la labor fiel del guitarrista Larry Campbell, otrora escudero de Dylan.
Como un solo no disco no es suficiente para ilustrar un año cargado de novedades, mejores y peores, ni para recorrer los largos surcos musicales de esta ruta norteamericana, he elaborado mi propia lista de lo mejor del 2009. Lo que sigue son los que considero los 20 mejores álbumes de este año, o mejor dicho, los álbumes que más me han emocionado, más se han llevado una parte de mí y más me han ayudado a viajar atrevesando universos, que diría Willie Nile. Son los discos, que publicados este año, más razones me han dado para seguir amando la música como una opción artística, un reflejo del espíritu humano, y, claro que sí, un mero entretenimiento que disfrutar a solas o en compañía.
Que nadie se tome la siguiente lista como algo cerrado, como un púlpito en el que este escribiente quiere pontificar a los lectores, porque sinceramente las listas son simplemente listas, cada uno tiene la suya y cada uno seguro que la cambiaría dos o tres veces por semana según el estado de ánimo, la temperatura corporal o lo que sea. Después de descartar más discos de los que me gustaría sobre un amplio abanico de más de 100, los siguientes 20 discos son, a mi juicio, lo que más me ha gustado de este 2009 (los cinco primeros, ese podio, fueron tal cual a otra lista para la revista Ruta 66).
Espero que lo disfrutéis, que os ayude a descubrir algún disco/artista nuevo o, simplemente, a revivir sonidos que os cautivaron como a mí. Como novedad, incluyo un playlist con la lista de lo mejor de este 2009 en el que se puede escuchar una canción que se recoge en los discos seleccionados. Y lanzo la pregunta: ¿cuál ha sido para ti el mejor disco de este 2009? ¿Cuál es tu lista de los mejores discos de este año? Sinceramente, creo que lo ideal sería hacer una lista entre todos, elegir con las opiniones de todos nuestro mejor álbum de este año 2009 porque La Ruta Norteamericana también sois vosotros.


1 Levon Helm – Electric Dirt

2 The Bottle Rockets- Lean Forward

3 Geraint Watkins – In a Bad Mood

4 The Gourds - Haymaker!

5 The Duke and the King – Nothing Gold Can Stay

6 Wilco – The album

7 Buddy and Julie Miller – Written in chalk

8 Scott H. Biram – Something’s wrong / Lost forever

9 Eilen Jewell – Sea of Tears

10 The Black Crowes - Before the Frost

11 Justin Townes Earle – Midnight at the movies

12 Antony and The Johnson – The Crying Light

13 Dan Auerbach – Keep it Hid

14 Bob Dylan – Together Thourgh Life

15 The Felice Brothers – Yonder is clock

16 Neil Young – Fork in the Road

17 Elvis Costello – Secret, Profane & Sugarcane

18 Scott Miller – For Crying for laugh

19 Chris Isaak – Mr Lucky

20 Joe Henry – Blood from Stars


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com


Muere Vic Chesnutt, un lamento hermoso de folk

Por: | 24 de diciembre de 2009

NOTA 2: En la medianoche (hora española) entre ayer viernes 25 de diciembre y hoy sábado 26 de diciembre se ha confirmado oficialmente la muerte de Vic Chesnutt. La discográfica había desmentido la noticia de su muerte después de que varios medios norteamericanos la confirmaran extraoficialmente a través del entorno del músico. Las noticias de la discográfica y el entorno se contradecían. Sin embargo, horas después del primer comunicado de la discográfica, ésta sacó un segundo comunicado confirmando la muerte de Chesnutt. Una pena. Una pérdida irreparable. La Ruta Norteamericana se suma al dolor de tantos fans de un músico genial. Chesnutt, como cantabas en tu último disco: "
When you touched a friend of mine I thought I would lose my mind / But I found out with time that really, I was not ready, no no, cold death / Oh death, I’m really not ready."

+++++++++++++++
NOTA: A las 14.58 hora española, se informaba en este blog de la muerte de Vic Chesnutt después de que varios medios estodunidenses anunciasen el fallecimiento, citando fuentes cercanas al músico. A las 20.18 horas, lo que se sabe oficialmente es que el músico permanece muy grave en estado de coma. Algunos de los medios que informaron de su muerte han rectificado su contenido. El siguiente texto que se reproduce en este blog es el que se publicó a las 14.58 horas cuando los medios daban cuenta de la muerte de Vic. Lamento profundamente la confusión y, por supuesto, el error.
*********************
Según he podido leer en la revista digital SonicWave, el magnífico músico estadounidense Vic Chesnutt, de 45 años, ha muerto esta mañana, hora española. La noticia de su muerte ha sido confirmada extraoficialmente por diversos medios como Spinner y el periódico San Francisco Examiner. Hasta hoy se sabía, según informó el diarioThe New York Times, que Chesnutt estaba en coma después de intentar suicidarse, citando fuentes cercanas al músico. De la noticia del estado de coma del cantante se hicieron eco muchos blogs y medios digitales tanto españoles como norteamericanos.
De confirmarse oficialmente el fallecimiento de Chesnutt, que iba en silla de ruedas a causa de una parálisis en las piernas, sólo puedo decir que es una gran pérdida para la música norteamericana. El músico de Athens, Georgia, era uno de los cantautores más interesantes de los últimos veinte años. Michael Stipe, cantante de REM, produjo sus primeros discos y se había ganado la admiración de varios compañeros de profesión. Además, el cantante de Athens colaboró con gente de la talla de Cowboy Junkies, M. Ward o Lampchop.
Sin ser un tipo muy comercial ni generar un amplio interés mediático en nuestro país, Chesnutt era una figura muy a tener en cuenta para los amantes del rock. En su silla de ruedas, su estilo inconfundible como vocalista, sus canciones radian una melancolía que te nublan como una pura bendición. Hermosura sutil. Ahora que se hacen tantas listas por la década, su disco, At the cut (2009), está considerado por muchos como uno de los mejores y más bellos de los últimos diez años. A mí me ha llenado el alma en repetidas ocasiones.
Era un representante de trabajos de folk ambiciosos, que podían agarrarse a la fiereza rock, repletos de ecos de distorsiones y melodías, y hermosos por su sencillez aparente. Chesnutt era un tipo a reivindicar. En esta época invernal, con la noticia de su muerte, su folk-rock, su frágil y deliciosa visión de esto que es la música, la expresión del espíritu humano a través de sonidos, adquiere una categoría etérea, irreal. Sí, un lamento precioso.


Las gloriosas resurrecciones de la década

Por: | 23 de diciembre de 2009

Creo sinceramente que la visión global de lo mejor de estos últimos diez años en la música norteamericana está huérfana si no se incluyen algunos de los artistas que, sin ser propios de esta década, han contribuido como nadie a sellar un período de gran música. Porque, más allá de los músicos y bandas que se han dado a conocer o han asentado su obra en estos años, está década también ha estado protagonizada por regresos espectaculares en la música popular. Regresos de músicos que décadas atrás vivieron ya días de gloria o que, simplemente, después de varios años en la sombra o en un perfil bajo, volvieron a ganar en repercusión y reconocimiento por audiencias y crítica. Por lo tanto, se podría decir que esta década también ha sido la década de los renacimientos.
Como prometí, la lista que sigue será la última. Es una lista personal, sin ningún ánimo de sentar cátedra ni imponer una opinión. No me cabe la menor duda que alguien echará de menos algún músico o banda. A lo mejor a alguien le sobra alguno. Estáis todos invitados a opinar. El listado se ha llevado a cabo a través de una regla básica: cada año, un renacimiento. Es decir, cada año se recuerda un artista y el disco que publicó ese año.
Alguno se ha quedado fuera por considerar que no ha pasado tanto tiempo desde sus trabajos más destacados hasta la publicación de los últimos, estando a medio caballo entre una cosa y otra. Un ejemplo sería Phish, que posiblemente sean el gran regreso de este pasado 2009 pero se han movido en un periodo de tiempo no muy amplio. También otros se han quedado fuera por entender que sus regresos triunfales se dieron en otra década, caso de Neil Young, que ya armó mucho ruido en los noventa y desde entonces, en mi opinión, se ha mantenido a un alto nivel.
En fin, que lo que hay es lo que más me ha marcado en estos diez años con “artistas clásicos” que han vuelto a ser noticia y a demostrar un muy buen estado de forma. Entiéndase como un mero entretenimiento que a su vez quiere servir para recordar a grandes músicos y sus grandes trabajos de estos años.
Porque, para este escribiente, mucho de lo que hay en esta lista forma parte de la música más arrebatadora de esta década.
----------------------------
2000 - Johnny Cash – American III: Solitary Man
Bien es cierto que nuestro hombre de negro resurgió con todas las de la ley con el monumental American Recordings (1994), pero creo que se hace necesario recordar este disco con el que inauguraba la década. De alguna manera, Johnny Cash se consolidaba para las nuevas generaciones con este gran álbum y situaba su nombre y su obra en el entrado siglo XXI. Después de muchos años en la sombra, fuera del ruido mediático, el hombre solitario era reconocido por todos. American III: Solitary Man era el mejor disco de aquel año para la revista MOJO. Y se convertía, por tanto, en la prueba más evidente de que el inigualable Cash no era un producto del pasado. Moriría en el 2003, pero su legado ya era patrimonio de todos.
2001 - Bob Dylan - Love And Theft
Sucede lo mismo con el maestro Dylan, que dio fantástica cuenta de su resurgimiento años antes con el gran Time Out of Mind (1997). Sin embargo, el músico de Minnesota testificaba que lo suyo no había sido puntual. Al contrario, Love and Theft era el preámbulo perfecto de una década brillante, repleta de trabajos sobresalientes. Antes hablar de Dylan, en según que círculos, parecía algo caduco y fuera de moda, pero ahora se volvía a situar en lo más alto de la cúspide mediática y crítica. El músico, por otra parte, poco le importaba todo eso. Como siempre, iba a lo suyo y demostraba su inteligencia, veteranía y, por supuesto, calidad musical. Love And Theft posee todo eso además de un rock socarrón, de vieja escuela, palpitante como pocos en esta década.
2002- Solomon Burke – Don’t Give Up On Me
Posiblemente, ha sido la resurrección más importante de todas. La vuelta de Burke fue un seísmo en el panorama musical. Pionero en los años 60, transitando un cruce de caminos entre el soul y el gospel, se pasó décadas de ostracismo pese a ser una figura clave de la música negra estadounidense. Su regreso con Don’t Give Up On Me marcó un antes y después en este reverendo, cuyo talento vocal está sólo al alcance de los elegidos. Desde entonces, se ha rodeado de los nombres más ilustres del rock americano y ha empezado a girar sin pausa por EE UU y Europa. Decir Solomon Burke hoy en día es hablar de un músico mayúsculo e hiperactivo.
2003 - Betty Lavette – A woman like me
Otro renacer con una transcendencia notable en la música negra en particular y en la norteamericana en general ha sido el de esta vocalista de talento innato. Heredera del sentimiento musical de Otis Redding o James Brown, Lavette también llegó como Solomon Burke para quedarse durante esta década. Soul sudoroso, vivo, intenso que en este disco se ofrece a alma abierta, y que define a una mujer con gran carácter. Sus siguientes trabajos han sido igual de magníficos.
2004 - Mavis Staples – Have A Little Faith

En el soul, tiene mucho que decir Mavis Staples, que regresó con este álbum y demostró sus estupendas dotes. Pasó la mayor parte de su vida con The Staple Singers, formación familiar y grupo imprescindible del gospel norteamericano. La música de los Staple fue el sonido espiritual del movimiento de los derechos civiles. Más allá de su parecido físico en la actualidad con Aretha Franklin, Staples guarda su misma llama incandescente por la profunda música de raíz negra. Pasión desbocada y elegancia suprema en cada composición que afronta. Este disco es la mejor prueba de ello.
2005- Neil Diamond – 12 songs

A Rick Rubin, posiblemente el productor más reputado de esta década, habría que darle un gran premio por recuperar a Johnny Cash, pero también por hacer lo mismo con Neil Diamond. Los días dorados de este conocido músico y compositor, que empezó su carrera en la meca del pop del Brill Building, se habían esfumado hace mucho tiempo. Casi era una caricatura de sí mismo. Pero en este trabajo regresa con poder y soltura, sin aspavientos, sólo dejando su imborrable huella. 12 songs recoge canciones bellas y cantadas con un tremendo estilo. Poco después con Home Before Dark (2008) demostrará que no fue casualidad. Diamond emociona como nunca.
2006 - Jerry Lee Lewis – Last Man Standing

The killer. El hombre que estuvo en primera línea de batalla en la revolución del rock’n’roll, junto a otros pioneros como Little Richard, Elvis Presley, Bo Diddley o Check Berry, regresaba con un disco mucho más trascendente de lo que a priori marcaba su temperatura. Llevaba años girando, sacando discos de directos más o menos interesantes, pero en esta vuelta se rodeaba de la creme de la creme y publicaba un trabajo vibrante, que además servía para volver a situarle en la órbita. Los grandes del rock le rinden tributo. Sólo por el elenco de colaboraciones, Last Man Standing, es una especie de pequeño hito: Keith Richards, Springsteen, Ringo Star, Fogerty, George Jones, Don Henley, Buddy Guy… liderados siempre por Jerry Lee Lewis.
2007 - Levon Helm – Dirt Farmer

Durante algunos años, Levon Helm estuvo luchando contra un cáncer de garganta y se refugió en su casa de las montañas de Woodstock. Los médicos pensaban que perdería la voz. Muchos creían que no volvería a tocar. Pero el ex batería de The Band regresó. Aunque apenas ha tenido repercusión mediática, el regreso de Helm es una de las mejores noticias de esta década para esta ruta norteamericana. Todo músico de ahora debería empaparse de su sabiduría. Dirt Farmer es un disco que desborda sentimiento y es capaz de arrancar lágrimas con su irrepetible repertorio, que surca con devoción las tradiciones musicales norteamericanas. Lo suyo no tiene nada de anecdótico. Este año 2009 ha publicado otra fascinante obra: Electric Dirt. Está en su naturaleza: vive y ama la música. Sencillamente, es de esa clase de músico que esconde el secreto buscado por tantos.
2008 - Al Green - Lay It Down
Otro de los grandes nombres de la música soul de toda la vida es Al Green, que regresó con Everything’s OK (2005), pero con este disco puso el acento definitivo para dar cuenta de su espléndido estado de forma. En los 70, Green lo había sido todo pero luego durante muchos años se paseó por las listas con un perfil bajo. En los últimos años de esta década, el cantante ha demostrado que todavía no está para que cuelguen su foto en el salón de la fama de la música y le den por retirado. En Lay it Down, su R&B respira armonía e intensidad de principio a fin. Un goce para los oídos.
2009 - Booker T. Jones – Potato Hole

Tras casi 20 años de silencio del característico e inmortal sonido del Hammond B-3 de Booker T. Jones, el músico de la factoría Stax regresa este año recién terminado con este disco. El maestro del soul de Memphis acompañó como multiinstrumentista a leyendas como Otis Redding, Sam & Dave, Rufus y Carla Thomas o Eddie Floyd, entre otros. Ahora, vuelve a ponerse al frente de una grabación y junto con The Drive By Truckers y la guitarra de Neil Young, con el que ya colaboró en Are you passionate?, tejé un álbum instrumental de un ritmo imparable que se mete por el cuerpo hasta levantarte de la silla. Tanto en los sellos Atlantic como Stax, Jones destacó por insuflar su poderosa y absorbente visión instrumental al género del soul. De nuevo, con Potato Hole, ofrece un testimonio de lo que más le gusta. Lo mejor: dice que hoy en día la musa está con él y en breve tiene pensado sacar más discos.
Mención especial – Bruce Springsteen y The E Street Band
No quería eclipsar un regreso tan magnífico como el de Solomon Burke con el que sin duda ha generado más ruido y portadas: Bruce Springsteen con su banda de siempre, la E Street Band. Su regresó discográfico llegó con The Rising (2002), tras la famosa gira de Reunion Tour que le volvió a juntar con la poderosa banda de la calle E para recuperar repertorio clásico y dar a conocer en vivo algunas de las joyas que se reunían en la fantástica caja recopilatoria Tracks. Springsteen no publicaba un disco en estudio desde 1995 con The Ghost of Tom Joad pero sobre todo no lo hacía con la E Street desde 1984 con Born in the USA. A partir de The Rising, nacido tras los atentados del 11-S, Springsteen ponía la quinta y se embarcaba en numerosos proyectos discográficos y grandes giras por todo el mundo. Se puede decir que el músico de Nueva Jersey volvía a rejuvenecer y se abrazaba de nuevo con absoluta devoción al rock que le hizo célebre. Sin duda, la vuelta de Sprinsgteen con la E Street Band (que perdió al genial teclista Danny Federici) ha sido el regreso más sonado de esta década.


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com


¡Feliz Navidad!

Por: | 23 de diciembre de 2009

La Ruta Norteamericana se detiene en felicitaros la Navidad a todos y lo hace con una canción emocionante. Darlene Love y su <<Christmas (Baby please come home)>>. Exuberancia musical, pop y magia de la mano de Phil Spector para estas fechas. ¡Felices días, amigos!


La lotería con The Bottle Rockets

Por: | 21 de diciembre de 2009

Hoy no hay otra cosa. Es el día de la lotería nacional en España y todos pendientes de hacernos millonarios con mucha, mucha, suerte. Son tiempos de crisis y son muchos los que pasan apuros económicos. Para esa gran mayoría que sigue pasando apuros y no tiene la suerte del destino, para esa inmensa mayoría que no le toca la lotería, esta ruta norteamericana pincha el último disco de The Bottle Rockets.
Lean forward (Blooshot Records / Locomotive) es su noveno disco en estudio y es uno de los grandes trabajos de rock de este 2009. Los Bottle Rockets, máximos representantes de la americana music, vuelven con la misma fuerza que les caracteriza. Actitud, tradición y talento. Para este escribiente, son una de las grandes bandas americanas después de aparecer en los noventa reivindicando rock con raíces de folk y country.
Cierto es día de lotería y seguro que no toca. Lean forward tiene el tema de envergadura <<Hard Times>>. Tiempos difíciles que siempre se llevan mejor con algo de buena suerte, y por supuesto, con buena música. Los Bottle Rockets nos lo dan.


Fiesta y excesos con Jim Jones Revue

Por: | 19 de diciembre de 2009

En plenas fechas de celebración no hay mejor manera que empaparse de buen rock’n’roll primigenio. La recomendación de La Ruta Norteamericana para estas navidades, donde seguro se producen excesos y corren las copas de champán, es el último disco de Jim Jones Revue. El título lo dice todo: Here To Save Your Soul (Punk Rock Blues / Popstock), un álbum que agrupa por primera vez todos los singles y caras B del grupo.
Sinceramente, Jim Jones, que fuera cantante de los poderosos del garage británico The Hypnotics, tiene la fórmula para elevar tu alma y colocarla al más alto nivel. Su música te agarra y te transporta como un meteorito en busca de constelación donde lucirse. Estos días ya quema mi reproductor.
Es verdadero rock primitivo vigoroso en teclas que se incendian, riffs brillantes y concisos y la voz de Jones partiéndose en cada canción. Lo mejor es que en directo, así lo pude comprobar en su primera visita de este año a España en la sala Gruta 77 de Madrid, es más contundente, enérgico. En definitiva, deja más con la boca abierta y las suelas de las zapatillas más desgastadas.
En una votación interna entre los redactores de Ruta 66 para elegir lo mejor de este 2009, Jim Jones Revue se perfila como uno de los triunfadores. Por su música, por su directo, pero por encima de todo, por su actitud. Algunos dicen que anda entre Little Richard y MC5. Sólo por eso merece la pena intentar escucharlo o hacerse con un disco suyo en estas fechas para combatir el turrón y el mazapán. Es un puro exceso. Santo cielo, el rock’n’roll es también puro exceso. Que corra la fiesta con Jim Jones Revue.


'Moon River' y el cosmos perfecto con Johnny Mercer

Por: | 16 de diciembre de 2009

El diario El País publica hoy una noticia firmada por Diego A. Manrique que no tiene desperdicio. No puedo por menos que reproducir parte de un texto que informa que Estados Unidos celebra al inmortal letrista Johnny Mercer cuando se cumplen 100 años de su nacimiento. Los compositores, esos grandes artistas en la sombra...
+++++++++++++++++++++
EE UU celebra el centenario de uno de sus hijos favoritos: John Herndon Mercer (1909-1976). Ha habido una avalancha de conciertos, libros, discos y un documental: Johnny Mercer: The dream's on me está producido por Clint Eastwood, que ya dejó constancia de su admiración por el letrista y empresario en Medianoche en el jardín del bien y del mal, película que mostraba la peculiar fauna de Savannah, la ciudad de Georgia donde Mercer vino al mundo.
Sus cifras son asombrosas. En 66 años firmó -normalmente, sólo como letrista- unas 1.500 canciones, ahora recopiladas en The complete lyrics of Johnny Mercer. Más de 100 fueron éxitos y tuvieron miles de versiones: Frank Sinatra recurrió constantemente a su repertorio. Puso fondo a buena parte del gran cine de Hollywood y participó en centenares de películas. Compartió cuatro oscars a la mejor canción, dos con melodías de Henry Mancini: Días de vino y rosas y la inmortal Moon river, de Desayuno con diamantes.
Esta última da idea de sus recursos. Partía de recuerdos nítidos -hubo un "río de Luna" en su adolescencia- y disfrutaba jugando con las palabras: en Huckleberry friend unía una referencia al personaje de Mark Twain con una evocación de la búsqueda de arándanos (huckleberries) por los bosques de Georgia. Ejercía de caballero sureño arquetípico cuando le apetecía y eso explica que encajara en las perezosas melodías de Hoagy Carmichael o en los blues de Harold Arlen. (Leer más sobre el artículo de Diego A. Manrique en la sección de Cultura).
+++++++++++++++++++++++
Sólo por Moon River se ha ganado un lugar en el cielo. Sin duda, una composición a través de Desayuno con Diamantes consiguió que los astros se alineasen para dar conseguir un cosmos perfecto: Johnny Mercer, Henry Mancini, Nueva York y, por supuesto, cómo no, mi adorada Audrey Hepburn.


Hill Country Revue, excitante vuelta a las guitarras

Por: | 15 de diciembre de 2009

El gran Manuel Beteta vuelve a pasar por la "Parada para repostar" de esta ruta para recomendarnos un discazo de roots, auténtica savia americana, su nombre Make a move (Razor&Tie). Para los que no conozcáis a Hill Country Revue, apuntad el nombre y haceros con ellos. Para los que ya los tengáis en vuestra discoteca, disfrutad del texto de Beteta. Guitarras y rock’n’roll como éste se saborea siempre, incluso, estoy convencido, ayuda a combatir el frío polar de estos días.

-----------------------------------------------------
Con North Mississippi Allstars en punto muerto debido a que Luther está ejerciendo de guitarrista mercenario en los Black Crowes, Cody Dickinson y Chris Chew, la sección rítmica, han puesto en marcha un interesante proyecto paralelo, excitante en lo musical. Tomando como dato de partida el Hill Country blues de su Mississippi natal le incorporan nuevos elementos como rock sureño. Esto es claramente patente en el engrasado cruce de guitarras de Cody que se destapa como killer guitar— y Kirk Smithhart: saturadas, distorsionadas, punteos largos relinchando, densas slides que en algunos momentos rememoran a los Allman Brothers más desbocados, cuando Duane y Dickey se ponían burros en los directos.
El grueso del repertorio lo protagoniza Garry Burnside, el hijo más joven de R.L. Burnside, que les ha cedido la mayoría de las composiciones, brillantes, profundas, con sabor a desmadrado juke-joint de sábado noche donde destaca una salvaje nueva revisión del clásico «Georgia Women» que apesta a whisky ilegal. Más duros que NMA, técnicamente magistrales, perfecta compenetración e impecable producción.
La explicación estriba en que fue el último trabajo que supervisó Jim Dickinson antes de fallecer. Ronnie Van Zant y Duane Allman, donde estén, tienen que estar satisfechos. La simplicidad del blues rellena con roots: una vuelta al rock&roll, una vuelta a las guitarras.


Texto: Manuel Beteta, redactor de Ruta 66.

Light of Day y Marah: solidaridad y fiesta asegurada

Por: | 09 de diciembre de 2009

El año pasado ya hablamos en este blog de los conciertos de Light Of Day, que son actuaciones benéficas que destinan el 100% de su recaudación a las fundaciones de Light of Day (EE UU) y la Federación Española de Parkinson.
Como ya dijimos, Bruce Springsteen es uno de los artistas que ha apoyado desde el principio la fundación Light of Day, puesta en marcha por Bob Benjamin (manager de Joe Grushecky y amigo personal del músico de Nueva Jersey). De hecho, Springsteen ha participado en varios años en los conciertos Light of Day celebrados en su tierra natal desde el 2000. El nombre del festival viene de una de sus canciones.
Light of Day se celebrará el domingo 13 de diciembre en la sala Ramdall de Madrid (Calle Ferraz, 38), a partir de las 20:00 h. Los artistas participantes serán Joe D'Urso, Los Madison, Willie Nile, Jesse Malin, Aaron Thomas y Marah (Dave Bielanko y la teclista Christine Smith), en lo que promete ser una estupenda noche de rock.
Es un buen momento para que Marah pasen por esta ruta sonora, tal y como me pidió uno de vosotros en un comentario hace unas semanas. Bien es cierto que el domingo estarán en formato dúo, y seguramente acústico, pero seguro que Dave y Christine se las apañan para comunicarnos su amor declarado al rock. Porque una de las normas básicas de este oficio, y que estos chicos lo hacen más que bien, es saber transmitir lo que se siente.
Los sentimientos de Marah se abrazan a la efervescencia musical. Sus sonidos festivos, así como los medios tiempos, poseen señas muy marcadas de romanticismo callejero, donde abundan composiciones con retratos urbanos de EE UU y aires de rock'n'roll sentimental. El siguiente vídeo ilustra su apasionada apuesta por el rock.


TSOOL en el Primavera Sound

Por: | 08 de diciembre de 2009

Ya ha arrancado el San Miguel Primavera Sound de manera simultánea en Madrid y Barcelona con decenas de actuaciones hasta el domingo. A primera vista, la verdad, el cartel del festival abruma por la cantidad de propuestas en distintas salas de las dos ciudades. No es de extrañar que la gente se haya preparado unas rutas específicas y de antemano para decidir qué ver y dónde. Para el que esté interesado pueden consultarse en la página web del festival, y qué mejor manera que verlo por nombres y ciudades.
Desconozco una considerable cantidad de músicos que tocan en el Primavera. Hay otros que apenas me llaman, pero también los hay que me parecen propuestas muy interesantes. Aprovechando que hablo de este festival, recomiendo a The Soundtrack Of Our Lives, también conocidos como TSOOL.

Representantes del mejor rock europeo, beben de los clásicos para ofrecer un sonido que recuerda a grandes bandas británicas y estadounidenses. Casi podríamos decir que tenían que haber nacido en los 60. Por sus composiciones desfilan ecos de The Who, The Residents, Love… Yo quedé muy enganchado a discos como Behind the music y Origin Vol. 1.

TSOOL tocarán hoy en la sala Apolo (Barcelona) a las 23.30 horas. Mañana viernes, estarán en la sala Joy Eslava (Madrid) a las 19.00 horas.


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal