El arrebato blues de Billie Holiday

Por: | 24 de noviembre de 2010

Nos detenemos en la sección <<Parada para repostar>>. La Ruta Norteamericana tiene el placer de recuperar la voz de la deliciosa y mágica Billie Holiday con un magnífico texto de Toni Castarnado, redactor de Ruta 66 y Mondosonoro, entre otros medios. El gran Toni se detuvo en una librería y dio con un tesoro. Luego, pone palabras a una música arrebatadora para todos nosotros.
--------------------
Una tarde de verano. El calor aprieta, el sol aún brilla y la sonrisa de algunas personas también luce resplandecientes. Un paseo por el centro de la ciudad, la inevitable compra de unos discos que me van a alegrar el tramo final de las vacaciones, sumado al habitual y posterior arrepentimiento por haberme comprado más discos de los que son necesarios, aunque es verdad que nunca son suficientes: siempre queremos más tratándose de música. Por si no tenía bastante con mis recientes adquisiciones, entro en una de mis librerías favoritas en Barcelona. ¡Sorpresa! En una de las numerosas estanterías me espera algo con lo que no cuento, la edición especial por el cincuenta aniversario de la muerte de Billie Holiday del libro Lady Sings The Blues. Y claro, el libro también cae en mis manos. Y éste va con lazo, ideal para decorar una edición sencilla pero elegante, con nuevas fotos algunas inéditas, un diseño a la altura y su discografía revisada con mimo.
Salgo de ese bendito lugar con mi copia empaquetada, e inmediatamente reparo en un detalle: el año pasado, un 17 de Julio de 2009, el día en que se cumplían cincuenta años del día de su muerte, no puede leer ni oír una sola referencia a esa efeméride en ningún sitio, ni en prensa escrita, tampoco en informativos, y ni tan siquiera en revistas de música especializadas. Un olvido por parte de todos que desde esta Ruta Norteamericana vamos a intentar subsanar. Y aprovechando que hemos utilizado la cita de este libro escrito a dos manos entre ella y William Dufty antes del fallecimiento de Billie, recomiendo fervientemente la lectura de ésta obra, una biografía que como todas, no se sabe a ciencia cierta que tanto por ciento había de verdad en lo que contaba, si bien todo parece real. Ella misma reconocía que había detalles que no los tenía muy claros, pero aún y así, el libro es de lectura obligatoria. Una mujer que para personajes de la talla de Patti Smith y Antony Hegarty es la primera punk de la historia: “el punk no nació ni en el CBGB, ni en el Londres del 77; el punk emergió, en parte, gracias a la figura de Billie Holiday”, decía el jefe de The Johnsons.
Lady Day tuvo una infancia que no era precisamente el modelo ideal par una niña como ella, moviéndose con su madre de aquí a allá -su padre que era músico les abandonó cuando ella era un bebé-, de Baltimore a Nueva York, pasando por reformatorios, prostituyéndose siendo aún muy joven, hasta que un día, y ante una situación límite ante la posibilidad de quedarse ella y su madre en la calle, hace una prueba como cantante en un local de Nueva York. Obviamente, la pasa con nota. Billie ya tiene trabajo. A partir de entonces se le abren de par en par las puertas del negocio de la música, girando primero con Artie Shaw, rodeada de blancos, obligada a pintarse la cara de negro en sitios dónde no veían bien que su piel fuese más clara, no tenía más remedio que entrar por la puerta de atrás en las salas donde actuaban, y su casa era el bus en el que recorrían el país, parando a hacer sus necesidades en las cunetas de las carreteras, mientras el resto de músicos si gozaban de ciertas comodidades.
El Café Society de Nueva York y la historia existente tras el poema de Lewis Allen <<Strange fruit>> en el que se relataban los linchamientos a la comunidad negra, la convierten en un personaje relevante. “Árboles sureños sostienen un extraño fruto, sangre en las hojas y sangre en la raíz, negras nalgas que se balancean bajo la brisa sureña”. Ese fue su tema de mayor impacto, una canción que no quiso registrar Columbia para evitar problemas, después de estar más de una década, de 1933 a 1944, completando un catálogo descomunal junto al saxofonista Lester Young, su mano derecha y una figura paternal para Billie. El sello American Decca sale al rescate de esa grabación, difundiéndola como merecía.
Billie tuvo una vida caótica y desordenada: drogas, arrestos, amores imposibles, periodos en la cárcel…Su mítico concierto en el Carnegie Hall de 1956 tras salir de prisión y a rebufo del éxito del libro, fue todo un acontecimiento en aquel momento. El recitado de estrofas del libro por parte de Gillbert Millstein antes de que ella cante <<Lady Sings The Blues>>, es uno de los momentos más emocionantes de la historia de la música. Ella era cantante de jazz, de blues, una intérprete atemporal y distinta que escapaba a las categorías. En el sello Verve, tras ficharla Norman Granz en la década de los cincuenta, escribe unas cuantas páginas gloriosas con una voz que va mutando, aunque no todo el mundo estaba de acuerdo con el cambio. “Por el amor de Dios, no hagas caso a esos viejos columnistas”, respondía ella.
Una vez cumplió contrato vuelve a Columbia para grabar Lady In Satin. Una grabación tortuosa, una mujer que se olvida las letras de las canciones, que exige a la banda que suene más alto para ocultar su falta de voz, y un arreglista, Ray Ellis, que se las debe ingeniar para no salir perjudicado de la experiencia. Un disco que al final resulta conmovedor, y que es doloroso, tan real como la vida misma. Transcurrido un año desde la edición del disco, Holiday muere en un hospital tras ser arrestada allí mismo por posesión de drogas. Genio y figura hasta la sepultura, su corazón dejó de latir aquel 17 de Julio de 1959, pero aunque ha pasado medio siglo desde entonces, su música sigue igual de viva, todavía vigente y emocionando a cada nota, con cada vocablo. Asunto arreglado.
Texto: Toni Castarnado, redactor de Ruta 66, Mondosonoro y Rock Zone.


Hay 20 Comentarios

La empresa Columbia se negó a grabar Strange fruit, y el autor tuvo que firmar con otro nombre.
Pero cuando Billie Holiday cantó Strange fruit, cayeron las barreras de la censura y el miedo. Ella cantó con los ojos cerrados y la canción fue un himno religioso por obra y gracia de esa voz nacida para cantarlo, y desde entonces cada negro linchado pasó a ser mucho más que un extraño fruto colgado de un árbol, pudriéndose al sol.
http://joseluisregojo.blogspot.com.es/2012/03/natalie-merchant-billie-holiday-yolande.html

BILLIE ERA LA MEJOR.la prueba de que no hace falta una gran voz para ser una gran cantante. Lo que transmite Billie cuando canta, muy poca gente lo ha conseguido. siempre la escucho los días de lluvia...

Por desgracia, las leyendas que ya no son comerciales terminarían en el olvido de nos ser por sus incondicionales, lo que entienden que la buena musica no tiene fecha de caducidad.

No se si por pereza o por temor a desmontarme la imagen que desprenden las siempre dolorosas canciones de Billie no he leido el libro en el que se basa este articulo. Intento valorar la musica aparte de los musicos, tal vez por que he conocido de primera mano las miserias y maravillas de algunos de ellos y prefiero no saber como era o es ese que me ha conmovido, alucinado, asombrado o puesto a bailar tantas veces. Creo que cualquier forma de arte pone en conexión lo excepcional que hay en cada uno con un estimulo externo que se convierte en canción, pintura, idea ...La mayoria de las veces, creación y creador solo comparten ese punto de conexión, y ni la vida, ni la forma de ser de este tiene por que parecerse en nada al arte que desarrolla. Hay excepciones magnificas, claro está. La herida de esta mujer traspasada a su musica es tan viva, está tan unida a su arte que duele y hacer disfrutar a la vez como una droga. No sé si alguna vez querré ahondar en su historia personal, que si parece tener una actitud " Punk", lo que si sé es que vuelvo a ella cada cierto tiempo y me estremece cantando "It's my man".Por cierto, creo que cantó muchos mas blues en pequeños clubs de Harlem de los que nunca grabaria.

Genial relato. Escrito con una pasión extrema. Billie Holiday siempre eterna. Espero poder seguir leyendo este tipo de textos, que tanto escasean. Un saludo desde mi Apartamento Stroszek, mi blogRodrigo

jajaja! leave it to a Spaniard to misunderstand the lyrics, from " black bodies" to "black buttocks" !! -- one track minds...

Alguien puede decirme donde hay en Madrid librerías donde pueda comprar posters o biografías de leyendas del jazz?? gracias

Billie Holiday es una cantante que al principio no me gustaba del todo. pues me inicié en el jazz con la gran voz de Lady Ella. Pero hace ya tiempo que escuchándola puedo apreciar esa voz castigada por las tribulaciones de la vida, por las drogas...su voz me está gustando muchísima a decir verdad,incluso más que Ella y Sarah...aunque no podemos olvidar a otras cantantes que no forman el triunvirato como CarmenMcRae. He leído un comentario donde dice que Piaf y Holiday nacieron el mismo año, es verdad además de que Piaf era un admiradora de Lady Day; esta admiración está plasmada en la película La Môme..Es genial como cantantes de distinta naturaleza como el jazz y la chanson francesa puedan estar relacionadas...De cierta manera, y esto lo he pensado las veces que las oía a ambas...Piaf y Billie poseen el mismo origen: la calle, la calle como maestra de vida y forjadora del carácter que irradiaban. Piaf,hija de un acróbata y criada en los circos y prostíbulos y Holiday nacida en la precariedad y dedicándose a la calle...En fin...mujeres fascinantes y a las que adoro sobre manera...Estas sí que eran autenticas...cómo me gustaría poder haber acudido a alguno de sus conciertos.

Bufff a ver yo solo puedo añadir que Toni también le da muy pero que muy bien a la pluma.Y de Billie solo puedo decir que cada vez que la oigo mi piel se vuelve sensible, ese de los pelos de punta y demás, sientes como te atrapa y te hace llegar las sensaciones del desamor,amor y la mala vida, con un solo golpe de su voz, no hace falta mas al escucharla ya te imaginas como lo vivió ella y eso amigos no tiene precio.Y esta alalcance de muy pocos.

La más grande, la que más conmueve,la que te llega más al corazón,hay que oir la canción" I didn´t know what time it was"del LP "Songs for distingue lovers" para ver lo que es la perfección.

Un error menor;: Strange Fruits fue publicado por Comodore Records en 1939, no por Decca, que fue la discográfica con la que grabó cuando terminó de hacerlo con Columbia.Saludos

El libro empezaba con una frase que me atrapó y que, más o menos, venía a decir: "Mamá y papá eran unos críos cuando se casaron: papá tenía 16 años y mamá 14. Yo tenía 3". Para mí, la más grande intérprete vocal de la música popular. Y tristemente una de las más desconocidas por el público contemporáneo.

hay un dato erróneo en mi anterior post: la fecha de la primera grabación de Billie Holiday para Columbia. Si bien los datos son correctos en cuanto a los temas (primeras grabaciones) de la intérprete con Bennyu Goodman y su Orquesta (que estaba acompañado por gente como Jack y Charlie Teagarden, al trombón y trompeta, o Gene Krupa a la batería, nada más y nada menos) la FECHA es INEXACTA. Los temas fueron grabados en estudio, en el nº 55 de la Quinta Avenida de N.Y. el 27 DE NOVIEMBRE DE 1.933, y no el 18 de diciembre de ese año como por error he indicado. Sucede que el tema ( "Your Mother´s Son-in-Law") sale a la venta el 18 de diciembre de 19933 ,en disco a 78 r.p.m. "Columbia 2856-D ( mx W. 152568-2" junto con el segundo tema antes indicado.

"Lady (Day) sings the blues", y, sien embargo, dentro de las grandes voces del jazz ( y solo cuento tres, Billie, Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan) era la que "peor" voz tenía, la que menores recursos (vocales) poseía, y menores registro dominaba. No solo si la comparamos con Ella y Sarah sino con otras voces del jazz. Sin mebargo fué la mejor, única e irrepetible. Y cantó muy muy pocos blues. De su discografía para Columbia, Decca, Commodore y Verve el blues, o los blues, no son su "especialidad", y sin embargo logra lo que ninguna cantante ha logrado ( solo Sarah Vaughan pero en otra faceta producto de sus cualidades vocales lo hizo) que su voz sonase como un "instrumento". Luego su creatividad ( su "dolorosa" creatividad) hacia que cancioncitas como las que canta en la época de Decca sean, interpretadas por ella, obras maestras. Esa es la diferencia y el porqué fué "Lady Day" (como la llamaba Lester Young, Press") fué la mejor cantante de jazz. Que no de blues, ya en esta faceta, en la interpretación del "blues", Ella Fitzgerald como cantante de jazz era muy superior a ella, no digamos Bessie Smith o Ma Raney, etc.). En todo caso lo que pueda decir Patty Smith o el tal Johnny Hegarty es una auténtica estupidez. para nada de nada tiene que ver lo que hacía la Holiday con el ¡Punk!: es de una pretenciosidad suprema. Tal vez porque ambos no puedan ni llegar a la suela del zapato a Billie, la "meten" en ser el "origen" de ese subgénero. Nada más lejos de la realidad. Una cosa es querer y otra es ser lo que hubieses deseado. En fin para mi, siguiendo un poco a Dee Dee Bridgewater, que durante un tiempo hizo una obra de teatro basada en las canciones de la Holiday, y que obligaron a Dee Dee, al haberse "introducido" tanto en el personaje a no volver a oir ni cantar nada de ella, por el "dolor tan profundo" que sentía, y que en el 2009 sacó un soberbio CD/DVD homenaje a Billie llamado "Eleonora Fagan (1915-1959): To Billie with love from Dee Dee" donde vemos que ella si se acordó de aniversario, 50, de su muerte en donde aparece el aútentico nombre de la cantante (Eleonora Fagan), o mejor, de la intérprete y compositora, porque Billie fué más que una mera cantante. Bueno como decia, siguiendo a Dee Dee, si bien Billie Holiday NO puede ser considerada una cantante de blues, o mejor, ella no dominaba ese género, lo que no hay duda que su vida en el duro y tremendo sentido de esa palabra si fué un triste y profundo "blues" desde sus inicios el 18 de diciembre de 1933, cuando graba su primeros temas "Your mother´s son-in-law" y "Riffin´The Scotch" con la orquesta de Benny Goodman, a su fin en 1959, y sus últimos temas interpretados en estudio en su estremecedora grabación (hoy descatalogada) llamada "Last recordings".

"negras nalgas (sic) que se balancean bajo la brisa sureña"Supongo que será "negros cuerpos" (black bodies).Aunque de la otra manera me parece más rotundo.

Creo que Billie Holliday es una de mis cantantes favoritas de jazz. Cuando la oigo cantar Don't Explain se me pone la carne de gallina. Lo que más me llamó la atención es que ¡ Tanto ella como Edith Piaf nacieron el mismo año, fueron dos cantantes estupendas y murieron casi a la vez ! Para la música, 1918 fue un gran año...

era la mejor voz de jazz que habia por eso la llamaban la reina del jazz.

Fué es y será la voz negra mas dramatica y aterciopelada

Sigue conmoviendome como la primera vez, escuchar de nuevo "Strange Fruits".

que texto tan bien escrito...gracias!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e8aeef431970d

Listed below are links to weblogs that reference El arrebato blues de Billie Holiday:

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal