Muere Bobby Robinson, legendario productor de música negra de Harlem

Por: | 09 de enero de 2011

Muy triste noticia. El New York Daily informa de la muerte del productor de música negra Bobby Robinson. Según informa el diario estadounidense, Robinson falleció el pasado 7 de enero a la edad de 93 años. De alguna manera, siento que se ha ido una parte romántica de mi vida, especie de pequeño héroe particular, que se asocia a mis días viviendo en Nueva York como las mejores postales de un Central Park nevado o un Washington Square abundante en gente y jolgorio.
Robinson era una leyenda viva de la música negra y uno de los más instigadores de la escena musical de Nueva York, pero yo le conocí porque era el dueño de Bobby’s Happy House, tal vez la tienda de música más emblemática de Harlem. Allí, compré bastantes discos desde que entré por primera vez en 2004. Y allí tuve la oportunidad de hablar con él sobre música negra y los días dorados del soul.
Al menos intentaba hablar con él. El viejo Bobby Robinson estaba más sordo que una tapia y se movía lento como una tortuga, pero siempre mereció todos mis respetos. Es más: Robinson, con su aire de brujo callejero, se merecía que le incluyeran en el salón de la fama del Soul, el Rock’n’Roll o lo que sea. Porque Bobby Robinson era una leyenda de antesala de la música negra.
Robinson nació en Carolina del Sur pero se mudó a Nueva York a mediados de los cuarenta para abrir su tienda de discos en el corazón de Harlem. Bobby’s Happy House, antes llamada Bobby’s Record Shop, se encontraba localizada en la calle 125, esquina con Frederick Douglass Boulevard. Una tienda que en los sesenta sirvió como refugio y lanzadera del soul neoyorquino y luego, tras reabrir entorno a 2002, se erigió diminuta y estrafalaria de un Harlem que cada año es un poco menos negro y más pasto de especuladores, inversores y rentistas.
Desde la profunda alma negra del Harlem de los cincuenta, Robinson vendía discos de doo-wop y blues. Pero su labor más destacable siempre fue su apoyo incondicional a la difusión de la música soul, funk y el primer hip-hop en Nueva York, cuando pocos o ninguno daban un duro por muchos artistas que querían dar a conocer su obra.
Del tiempo que va de 1952 a 1962, respaldado por su hermano, Robinson abrió cuatro sellos independientes para producir discos de cantantes y bandas negras. Al mando de Fire Records, contó en sus filas con Elmore James o Lightnin’ Hopkins. Otros nombres que pasaron por sus manos a la producción fueron The Shirelles, Lee Dorsey o Wilbert Harrison. Y en los setenta, su sello Fury Records lanzó a Grandmaster Flash, quintaesencia del hip hop neoyorquino.
Cuando conocí al viejo Bobby Robinson en una calurosa tarde del verano de 2004 las cosas eran bien diferentes a los sesenta y setenta, pero entrar en esa tienda era como viajar al pasado. Con sus largas uñas como garras, parecía una figura de cera en mitad de la ajetreada multitud neoyorquina. No había nada mejor que dejarse caer por ahí una mañana de domingo cuando el viejo Bobby estaba vestido de traje y corbata, como siempre ha mandado la tradición en Harlem en día de misa. La casa feliz de Bobby apenas era más grande que una panadería. Al entrar, llamaba especialmente la atención la colección de fotografías que había en sus paredes. En un tablón acristalado, con colores de otra época, Robinson aparecía retratado junto a figuras tales como Fats Domino, James Brown o Solomon Burke. De aquellos maravillosos años, para coleccionistas, hay un disco dedicado al Señor Robinson llamado The fire and the fury.
Las estanterías no sustentaban más de 100 discos en total, bien separados unos de otros, que se mostraban con las carátulas visibles. Para los buscadores de oro, esta tienda quedaba lejos de los catálogos que ofrecen las rutas de Greenwich Village y East Village, porque Bobby’s Happy House era como el bar de la esquina: ni tenía los mejores bocatas ni los más grandes, pero daba gusto tomarse algo allí. Y, por supuesto, no podía competir con Virgin Records, Barnes & Noble o la venta online. Pero daba igual: era un humilde refugio para el amante de la música, que por desgracia se vio obligado a cerrar para siempre en 2008 a causa de la crisis económica y del sector de la música.

Daba gusto comprar un disco allí, aunque era difícil, sino imposible, consultarle al viejo Bobby. Nunca oía, y salía por la tangente. Eso sí, sabía arrimarse a las jóvenes muchachas con las que posaba encantando para fotografías. Su ayudante, un tío muy jovial, en cambio, estaba disponible para todo y se dejaba la piel por venderte el disco que buscabas, dentro del escaso catálogo de la tienda. Pero escaso no era sinónimo de falto de calidad. A las grandes colecciones de las mejores voces y bandas de soul, se unían auténticas joyas. De las veces que estuve en la casa del viejo Bobby Robinson, me fue con estupendas colecciones de Bobby Womack o Solomon Burke o descubrí el soul de tintes funky del grupo Lost Generation.
Pero esta de Lee Dorsey, que lleva tu producción, va por ti, Bobby, viejo zorro. Con tu marcha, Harlem ha ganado una leyenda más para sus calles y esos libros y canciones que nos creemos, pero la música ha perdido un pequeño referente, que en los tiempos que corren es decir mucho, muchísimo. Porque como me dijiste una vez, apoyado en tu mostrador, con tu traje amarillo chillón y tu sombrero de media vuelta, sin quitar el ojo a la morena de la calle, “chico, todo es diferente pero no me preocupa”.


Hay 5 Comentarios

Bueno otro grande que se va, espero que el proximo post no sea de alguien que se nos va, y como siempre una gozada leer el articulo.

Joder una de las cosas que queria hacer al ir a la tienda de Bobby y verle como lo imaginé en la puerta de su Happy House, tal y como lo pintaste en 2007 en tu blog SOUNDS OF NEW YORK CITY, que tantas alegrias nos dió en el programa. Una verdadera pena, espero que su hiperactivo dependiente siga con el negocio. soundsofnewyorkcity.blog.com/ metedlo en google y disfrutad...

Un precioso artículo para un viejo amante de la 'Sweet Old Soul Music'.Muchas gracias.

Esto es un buen exponente de lo que hoy en dia se llama la asquerosa industria cultural. las criminales discograficas, los gatekeepers que hunden a los artistas, la gente que estafa vendiondo discos a los consumidores, los enemigos verdaderos de la cultura, etc.Un grande ne la tradicion de los Norman Granz, Sam Phillips, Geffen, Joe Boyd, etc. Tiene mi admiración y mi infinita gratitud por enriquecer mi vida con sus discos.

buen recuerdo para un tipo y una tienda de las que ya deben quedar pocas.me hubiese gustado mas en la pluma de Diego Manrique, pero un notable de todas formas.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e8aeef40f970d

Listed below are links to weblogs that reference Muere Bobby Robinson, legendario productor de música negra de Harlem:

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor del diario El País y colaborador habitual del suplemento cultural Babelia, las revistas Ruta 66, Efe Eme y Rolling Stone. Encargado de la sección musical de A vivir que son dos días – Madrid en la Cadena SER. Es autor del libro Acordes rotos. Retazos eternos de la música norteamericana (66 rpm). Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela"

La canción del Jukebox

 

Autor: Gogol Bordello. Canción: Sun Is On My Side. Año: 2010. Disco: Trans-Continental Hustle. Sello: American Recordings. Canción pinchada por Jaume Punsola.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Nuevo libro

Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal