Retazos eternos de la música norteamericana

Por: | 30 de enero de 2012

Jimi-hendrix-1

Muchos me habéis preguntado por Twitter o Facebook sobre las presentaciones de mi libro, Acordes Rotos (66 rpm). En la medida que he podido, creo que he ido contestando a todos pero no sé si me he dejado alguna respuesta. No quisiese que fuera así, pues nada me gustaría más que todo el mundo que así lo desea acudiese a las presentaciones.

Creo que serán buenas oportunidades para hablar de música con la participación de todos. Los invitados que nos acompañarán en la mesa a Alfred Crespo, editor de Acordes Rotos, y a mí son grandes profesionales, además de magníficos conocedores de la música popular y estupendos conversadores. Solo basta leer sus nombres: Diego A. Manrique, Fernando Neira, Eduardo Izquierdo o Toni Castarnado. En Valladolid, estará también el músico Igor Paskual, que también es guitarrista de Loquillo y Los Trogloditas. Me siento muy orgulloso de que apoyen la presentación oficial de mi libro, ya que de todos ellos he aprendido y aprendo y son para mí referentes.

De esta forma, me permito utilizar mi blog para dar la información sobre las presentaciones previstas esta semana y a mediados de febrero de Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana. Creo que es la mejor forma de que todo el mundo conozca toda la información.

Para abrir boca, cuento con la colaboración de varios críticos musicales que retratan, a modo de retazo, los músicos que se incluyen en mi libro. Además, eligen una canción o disco de cada uno de ellos. Espero que el siguiente listado ayude a acercarse a las grandes figuras musicales que trata y os anime a acudir a cualquiera de las  presentaciones del libro. Será un placer saludaros en persona y compartir ese rato musical con vosotros. Porque vosotros, que hacéis posible y enriquecéis La Ruta Norteamericana, también habéis ayudado a que Acordes Rotos suene con más fuerza y haya merecido más la pena escribirlo.

PRESENTACIÓN EN BARCELONA

FNAC TRIANGLE - Jueves, 2 de febrero de 2012;  20:00 horas

Con la participación de los críticos musicales Eduardo Izquierdo, Toni Castarnado y del autor, Fernando Navarro

PRESENTACIÓN EN MADRID

FNAC CALLAO - Viernes 3 de febrero de 2012;  20:00 horas

Con la participación de los críticos musicales Diego A. Manrique, Fernando Neira y del autor, Fernando Navarro.

PRESENTACIÓN EN VALLADOLID

CAFÉ DEL TEATRO ZORRILLA - Viernes 17 de febrero de 2012;  17:30 horas

Con la participación del músico Igor Paskual, guitarrista de Loquillo y Los Trogloditas y exmiembro de Babylon Chat, y del autor, Fernando Navarro.

- Listado de músicos que aparecen en Acordes Rotos.

Preguntas a los críticos musicales:

  ¿Qué destacarías de este músico o cómo le definirías?

   Elige un disco o una canción.

Críticos: Toni Castarnado (Ruta 66, Mondosonoro), Eduardo Izquierdo (Ruta 66), Julio Valdeón Blanco (El Mundo, Ruta 66), Manuel Beteta (Ruta 66), Ignacio Julià (Ruta 66, La Vanguardia), Alfonso Cardenal (Cadena SER, Efe Eme) y Héctor G. Barnes (Ruta 66).

Bessie1.      Bessie Smith (TONI CASTARNADO)

- Ser pionero en algo tiene un enorme valor, y aunque en su caso antes estuvieron Mammie Smith y Ma Rainey, “La Emperatriz del Blues” consiguió que otras damas de la canción en estilos que no eran el blues, tuviesen en su figura a un referente. El gospel con Mahalia Jackson, el jazz y Billie Holiday, o bien los cantos souleros de Aretha Franklin no tendrían sentido sin la presencia de Bessie Smith.

- La toma que hizo Marianne Faithfull de la canción que daría título a su penúltimo disco me enseñó el camino: recuperar aquella vieja sesión en la que Bessie cantaba un tema que tenía al sexo como excusa en la década de los treinta, donde esas cuestiones eran tabúes, una puerta a la polémica.

Robert2.     Robert Johnson (EDUARDO IZQUIERDO)

- Johnson es la raíz en esencia. Puede que no sea el origen real de todo, pero desde luego es el “origen” más conocido. Además, su vida, llena de misterios y leyendas lo hace aún un personaje más interesante. El hecho de que haya tan pocas grabaciones suyas acaba de dar forma a ese aura fantasmal que lo envuelve.

- From Four Until Late. Me gusta la letra y el ritmo que tiene. Aunque de Johnson, con lo poco que hay disponible, vale la pena pararse en todo ¡en tres horas te sabes toda su discografía de memoria!

Woody_Guthrie3. Woody Guthrie (JULIO VALDEÓN BLANCO)

- Un torbellino. Hijo de un político cuando menos, mmm, dudoso, que fiel a la mítica estadounidense se reinventó en trovador. El padre del espíritu luego revindicado por la generación beat, siempre enganchado a la carretera, dispuesto a abandonar lucrativos contratos por su incapacidad para amoldarse. Escritor de canciones vibrantes, himnos cotidianos que añadían a la tradición recogida por la Carter Family el empeño por alumbrar las condiciones de vida durante la Dust Bowl. Cuentan que Steinbeck quedó encantado cuando Guthrie sintonizó el espíritu de Las uvas de la ira para escribir sus gloriosas Tom Joad (1 y 2). Lo entiendo. Como también comprendo la temprana fascinación que ejerció en el joven Bob Dylan y en Springsteen.

- Dust Bowl Ballads. Porque cartografían con pulso desesperado los días de la gran depresión, aquel continente nocturno de trenes de mercancías y campesinos arruinados que bien merece recordarse junto al citado libro de Steinbeck y la bellísima película de un John Ford en su etapa más progresista.

Billie-holiday4. Billie Holiday (TONI CASTARNADO)

- Tanta tortura personal, tanto fracaso en lo sentimental, tantas injusticias que se cometieron con ella, nunca antes habían dado con un canto tan hermoso como el suyo. Sin tener la mejor voz del mundo, su gran qué era que sabía utilizarla como nadie. A medio camino entre el blues y el jazz, su historia de desencuentros va ligada a su gloriosa etapa swing en Columbia, la serenidad que encontró en Verve y la coronación cuando palidecía con Lady In Satin.

- Hace poco me atreví a decir que Hallelujah de Leonard Cohen en la voz de Jeff Buckley era la mejor versión hecha jamás por alguien. Un conocido me apuntó a la que hacía Robert Wyatt de Strange Fruit. No andaba desencaminado. A propósito de la promoción de “Mujer y Música” en un programa de radio me preguntaron que canción quería que me acompañara cuando subiese a mi nube: Strange Fruit.       

Charlie-Parker5. Charlie Parker (MANUEL BETETA)

- Como muchos, llegué tarde a Charlie Parker. Fue a raíz de «Bird», la película dirigida por Clint Eastwood, cuando caí cautivado por su saxofón. En mi opinión, es uno de los jazzmen perfectos para iniciarse en el jazz. En definitiva, el bebop con su dinámica melodía es el género idóneo para neófitos con inquietudes más allá del rock.

- Me gustan mucho sus colaboraciones con otros músicos. Podría elegir alguna con Miles Davis, sobre todo si tocan el tema A Night In Tunisia, pero me decantaré por las grabaciones que realizó con Dizzy Gillespie eligiendo el elepé clásico Bird 'n Diz At Carnegie Hall. Duelo de titanes. Clase. Elegancia.

Hank-williams6. Hank Williams (IGNACIO JULIÀ)

- El principio fundamental del country y por extensión del rock’n’roll. Lo que Robert Johnson significó para el blues, Williams lo significa para el rock. Además, como los grandes iconos fundacionales, no ha sido superado por sus descendientes.

- Your Cheating Heart.

Howlin'_Wolf7. Howlin' Wolf (MANUEL BETETA)

- Sam Phillips dijo que de todos los artistas con los que había trabajado era el que más talento tenía. Insufló savia nueva a esa brutal simplicidad que es el blues del Delta. Lo hizo, si cabe, más penetrante. Sin duda, fue debido a su asociación con el guitarrista Hubert Sumlin, que inauguró la primera alianza de peso entre guitarristas de blues de Chicago.

- Me quedo con el clásico que no debe faltar en ningún hogar, The Rockin' Chair Album, que, por otra parte, es el disco preferido de Jon Spencer. Aquí están todos los clásicos. No es solo la cima de su carrera, también el estandarte del Chicago blues. Por si fuera poco, Willie Dixon se ocupa del bajo. La crema.

Images8. Bo Diddley (JULIO VALDEÓN BLANCO)

- En el principio fue Mississippi. Después, Chicago. Allí, en los estudios Chess, coincidieron titanes como Muddy Waters o Howlin´ Wolf. Les sucedieron Chuck Berry o el propio Diddley. Monolítico, juguetón, abrasivo, Diddley, que por cierto también era de Mississippi, le da la vuelta al naciente rock and roll para subrayar ritmos africanos y caribeños, torea a Ed Sullivan durante una actuación en tv y lanza durante los 50 y 60 un misil tras otro. Aunque la gente acabó prefiriendo modelos menos salvajes, la sesentera escena londinense, de los Stones a los Beatles o Eric Clapton, apreció su valía. No así el público, que comenzó a abandonarlo. El reconocimiento, como suele ocurrir con muchas de las figuras del santoral afroamericano, llegó tarde, pero cualquiera que ame el r&r o el r&b tiene una deuda de sangre con los riffs machacones, humeantes, del pistolero con la guitarra rectangular.

- Bo Diddley: Road Runner The Chess Masters: el buen aficionado nunca tendrá suficiente con un poco del viejo Diddley. Hay que tenerlo todo, o al menos todas sus grabaciones para Leonard Chess. Si nos parece excesiva tanta toma alternativa (que no lo es: las variaciones resultan jugosas, los experimentos revitalizadores), recomiendo al menos los veinte cortes contenidos en His Best: The Chess 50th anniversary collection. La monumental fuerza de canciones como Mona, I´m a man, Bo Diddley o Road runner, su cromada propulsión a chorro, ese perfume a blues hirviente y rockabilly bastardo, te volará los sesos.

Buddy-holly9.     Buddy Holly (ALFONSO CARDENAL)

- Holly era genial, simplemente. Su voz, su estilo, su lirismo y la contundencia de sus breves composiciones han definido parte de la historia del rock, al menos de sus inicios. No fue Elvis, pero no le faltó nada para ser un rey.

- Como canción me quedo con Listen to me, me alegra el día cuando suena. Un estupendo ejemplo del poder curativo y redentor de la música.

Images-110.  Eddie Cochran (MANUEL BETETA)

- En la película Radio On (Chris Petit, 1980), Sting representaba a un fanático de Cochran. Recuerdo verle rasguear una Gretsch cantado Three Steps To Heaven. Esta escena resume la idolatría que generó, la pasión que levantó cuando el rock&roll inició su andadura. El trinomio juventud, imagen y canciones que transmiten, nunca falla. Además, era un guitarrista increíble.

- La sagrada trilogía: C'mon Everybody, Something Else —brutal esa línea de bajo a cargo de Connie Smith— y Summertime Blues. Con sus letras simplonas de hedonismo capitalista, es el mejor retrato de cuando los adolescentes soñaban despiertos en los felices años cincuenta. Aunque para los amantes de la carne cruda, de la última yo recomendaría la flamígera versión de Blue Cheer.

Patsy-cline11. Patsy Cline (TONI CASTARNADO)

- Artista precoz, una cantante que supo juntar al country y al pop como si fuesen un mismo estilo en si, y el infortunio que le llega justo cuando saboreaba la miles del éxito tras firmar un disco como Showcase. A los treinta años, con el tiempo justo para dejar un legado que parecía que quedaría hecho añicos en aquel avión que se estrelló cuando nadie lo esperaba. Hoy aún se la recuerda. El country se lo agradece, y artistas como k.d.lang o Neko Case también.

- La excusa de una canción como Crazy inspiró a una película de culto como es C.R.A.Z.Y. Como un padre puede perder los papeles cuando ve que su siete pulgadas se rompe fruto de la casualidad. Uno de sus hijos tiene un cometido: encontrar ese disco. Lo consigue en un mercado, es la magia de la música.

Odetta12.  Odetta (TONI CASTARNADO)

- A Fernando en su día le cuestioné porqué no entraba en esta lista Nina Simone. Me lo argumentó muy bien: Nina Simone había conseguido un gran reconocimiento antes de morir. Curioso, Odetta lo consiguió una vez había fenecido. Su hilo conductor era Bob Dylan, y quién la sacó del armario fue Martin Scorsese recordándola en el documental No Direction Home. En su momento, Martin Luther King le agradeció su implicación con la comunidad negra. Un honor.

- Precisamente fue gracias a un disco con una selección de piezas a Bob Dylan el que al final ha quedado grabado en la memoria de todo el colectivo que la ha seguido. Antes le había rendido tributos en sendas obras al blues y a las viejas canciones folk, pero no fue hasta que le rindió pleitesía al creador de Masters Of War, cuando la comprometida cantante de Alabama tomó el mando de las operaciones. 

Sam-cooke13.  Sam Cooke (HÉCTOR G. BARNÉS)

- El hombre que sacó el gospel de las iglesias y lo llevó a las listas de éxitos, el hombre que se quiso registrar en un hotel para blancos y fue expulsado, el hombre que abrió de una patada la puerta de la industria musical para que Otis Redding, Marvin Gaye o Aretha Franklin entraran tras él, el encantador baladista y el extático predicador de sus directos.

 - Es previsible, pero A Change Is Gonna Come no sólo cambió la historia de la música popular, sino la de su propio país. Espoleado por la libertad de los arreglos de Rene Hall y tomando como inspiración el Blowin' in the Wind dylaniano, demostró que la música popular ya no tenía por qué referirse a Dios, una mujer o a un amigo, sino al corazón de la conciencia social.

Otis14. Otis Redding (ALFONSO CARDENAL)

- Si la vida te pasa por delante antes de morir yo pondría a esos instantes la música de Otis Redding. La elección es sencilla, su música tiene todos los matices de la vida, tiene pasión, melancolía, alegría y tristeza, blues y soul, elegancia, oscuridad, luz. Su obra está llena de contrastes, tantos como la existencia humana.

- (Sittin on) The Dock of the Bay sería esa canción que resume todo lo que fue Otis Redding.

Roy+Orbison15. Roy Orbison (IGNACIO JULIÀ)

- Una vertiente lírica, psicológica, ¿pop?, del rok’nroll original surgido en Sun Records de Memphis. Demostró que se podía añadir profundidad dramática, y una expansiva voz, a un género que nació paleto y nervioso.

- In Dreams.

 

Doc16.  Doc Pomus (IGNACIO JULIÀ)

- Uno de los mejores compositores a la sombra que tuvo el rock en su segunda oleada, la posterior a los pioneros. Había hecho su aprendizaje en el R&B, se nota, y supo servir a varios intérpretes, incluido Elvis, con inspirada vehemencia.

- Lonely Avenue.

Fred17. Fred Neil (HÉCTOR G. BARNÉS)

El huracán Dylan barrió el Greenwich Village dejando tras de sí un gran número de despojos y un puñado de gemas cubiertas por el barro. Una de ellas es Fred Neil, que injustamente recordado por componer Everybody's Talkin' cambió la cara del folk al sustituir su tradicionalismo proverbial por un enfoque personal, sensitivo e intuitivo que lo situaba más cerca del jazz que de la erudición de los repertorios folkies.

- Probablemente Dolphins o Everybody's Talkin' sean más conocidas, pero siento un especial cariño hacia Ba-de-da, por ser la que me descubrió a Neil gracias a la versión de Mark Lanegan. La melancolía urbana de la canción se sostiene en esos acordes de séptima tan característicos y apropiados para la coloridad de la voz del hombre que susurraba a los delfines.

Jimi-hendrix18. Jimi Hendrix (ALFONSO CARDENAL)

- Hendrix fue uno de los guitarristas más revolucionarios de la música. Su revolución partió del blues para convertirse en un sonido lleno de matices y capas. Su música sigue siendo moderna y actual cuarenta años después de su muerte. Hendrix incendió una época quemando su guitarra y creando una escuela de seguidores.

- La versiones de Wild Thing y de All Along the Watchtower de Dylan… puro arte.

Janis Joplin19. Janis Joplin (ALFONSO CARDENAL)

- Janis Joplin es la artista blanca más grande de todos los tiempos. Una voz de negra que explota como un torrente visceral que te domina. El final de los años sesenta no hubiera sido tan mágico sin ella. Vivió deprisa y se bebió la vida, pero su legado no ha caducado ni lo hará, siempre es un placer volver a sus discos y a sus canciones, pocos artistas tienen esa virtud tan atemporal.

- Su carrera fue tan breve e intensa que todo su material es excelente. Su directo en Woodstock es un álbum maravilloso que recogió su fuerza sobre el escenario. De forzar la elección me quedo con Mercedes Benz

CAPTAIN20. Captain Beefheart (MANUEL BETETA)

- En su enigmática música, su lunática poesía y sus desvaríos en los spoken word aunaba la actitud hipster, la extravagancia freak, la atracción underground, la contracultura beatnik, la espiritualidad hippy. ¡Captain Beefheart era la locura a 33 rpm! ¡Y además pintaba estupendamente!

- Lo fácil sería recurrir al celebrado, el siempre grandioso Trout Mask Replica. Pero para alejarme de lo previsible elijo su disco debut, Safe As Milk. Esa guitarra slide de Ry Cooder imitando a Elmore James quema como el fuego del infierno.

Gram-Parsons-rh0221 Gram Parsons (HÉCTOR G. BARNÉS)

- El aristócrata caído, el hombre que quiso ser como Elvis y ni siquiera consiguió sobrevivirlo, el cantante de la voz frondosa que fue enterrado en la aridez del desierto de Joshua, una rock star para el mundo del country, un country-rocker contradictorio para la escena californiana. Un icono a su pesar.

- Toda historia trágica remite en algún momento de su narración a los paraísos perdidos, y en la carrera de Parsons, estos se encuentran en Hickory Wind, rememoración de su infancia en California del Sur. "Hace falta recorrer un largo camino para descubrir que los problemas son reales", canta en ella: el camino que terminó con su muerte en 1973.

  Bobby22. Bobby Charles (EDUARDO IZQUIERDO)

- Charles es un loser. Un personaje de esos con una mala suerte difícil de entender porque de calidad iba sobrado. Los The Band lo admiraban, y no me extraña. Lo invitaron a The Last Waltz ¡y su actuación es ed las que quitaron! El pobre tuvo problemas hasta para que le reconocieran la autoría de See You Later Alligator.

- Me quedo con su primer disco en solitario, de nombre homónimo. Está coproducido por Rick Danko y es realmente insuperable.

 

VANZA23 Townes Van Zandt (EDUARDO IZQUIERDO)

- Townes era un grande. Uno de esos personajes irrepetibles que se dan sólo cada cierto tiempo. Su faceta lírica es inmensa y su sensibilidad está al alcance de muy pocos. Suyas son algunas de las mejores canciones del siglo pasado. Además fue un auténtico precursor del “americana” más melancólico. Steve Earle lo dijo mejor que yo: “Townes Van Zandt es el mejor escritor de canciones del mundo, y me plantaré sobre la mesa de café de Bob Dylan con mis botas de vaquero para decirlo”.

- Live At The Old Quarter de 1977 me parece una obra maestra. Transmite tantas cosas con tan poco…Esa era la grandeza de Townes.

Waylon24. Waylon Jennings (EDUARDO IZQUIERDO)

- El outlaw por excelencia. Me encanta hasta cuando es interpretado por su hijo en el biopic de Johnny Cash. Waylon fue uno de los primeros en cansarse del sonido Nashville y buscar nuevos horizontes. Además dicen que con la canción Ladies Love Outlaws fue el fundador del movimiento “fuera de la ley”.

- Creo que me quedo con Dreaming My Dreams, de 1975. Un disco que, por cierto, Chuck Prophet regrabó hace bien poquito de principio a fin.

Marvin25. Marvin Gaye (ALFONSO CARDENAL)

- La historia de Marvin Gaye es una de las más tristes de la música, su música y su voz son de lo más dulce del soul. Las canciones de amor de Gaye derriten cualquier corazón. No hay nada que hacer, sucede. También sirven para alejar nubarrones, para espantar fantasmas, para iluminar días tristes. What´s going on es uno de los mejores discos de todos los tiempos para levantar el ánimo.

- Let´s get it on, el difícil escribir una canción más sensual y cantarla de un modo más pasional.

NICO26. Nico (IGNACIO JULIÀ)

- De todos los insobornables personajes que formaron parte de Velvet Undeground, ella fue la que más indomable resultó, lo prueba su discografía en solitario. Podía haber medrado como modelo, pero vivó y murió como una verdadera artista.

- Frozen Warnings.

 

JOHNY27. Johnny Thunders (MANUEL BETETA)

- El rock no puede vivir sin mitos. Y él es la definición de mito. El rock sería diferente sin él. Prócer del punk, su forma de tocar la guitarra fue clave para tejer el cimiento. Con su triste mirada, representó magníficamente el glamour de la decadencia.

- Difícil respuesta por su genial discografía, pero de entre ella se yergue majestuosamente So Alone. Y el plantel de colaboradores es deslumbrante, una inusual hermandad en el mezquino mundo del rock. Todos le querían. Todos le queremos.

Willy-deville728. Willy DeVille (EDUARDO IZQUIERDO)

- Willy es un personaje hipnótico. Su imagen, su vida…Todo en él era interesante. Un auténtico dandy del escenario. Un hombre en una época equivocada con una carrera discográfica llena de clase. Su muerte me entristeció mucho.

- Mi favorito es Backstreets of Desire. Fue el disco que me acabó de meter en la carrera de Willy y me hizo llegar a otras cosas. Su vinilo es uno de los que tengo más gastados, sin duda.

Alex_Chilton_30029. Alex Chilton (MANUEL BETETA)

- Siempre me ha llamado la atención su versatilidad, la capacidad de reinventarse a sí mismo para dejar atrás la pesada losa de Big Star. Sus incursiones en el soul, southern, pop, rockabilly, y hasta el jazz, le definen como un músico muy completo.

- Sin ninguna duda, High Priest (1986). La crítica lo destrozó por sus escasas composiciones, pero recurriré a una cita de Carlo Rego: “Inapelable exhibición de poderes en la que no necesita escribir más que media docena de escasas canciones para revelarse como un autor único”. Nada más que añadir.

Stevie-Ray-Vaughan30. Stevie Ray Vaughan (EDUARDO IZQUIERDO)

- Uno de los grandes bluesmen de los últimos 30 años. Su carisma era apabullante. Creo que junto a Sean Costello es mi preferido del blues moderno. Lo siento, pero tuve que ponerme tan pesado como me puse para que lo incluyeras en el libro. Tiene el honor de ser de lo poco salvable en Under The Red Sky de Dylan.

- De él recomiendo ver el Unplugged que grabó para la MTV en acústico. Ese Cold Shot estará para siempre clavado en mi alma.

Jeff-buckley-image31. Jeff Buckley (JULIO VALDEÓN BLANCO)

- Hagamos abstracción de la tragedia y el componente maldito. Dice Nick Kent, y dice bien, que el mejor de los dos era Tim, su también malogrado padre, pero incluso así uno no puede ser inmune a la belleza derretida que supura el único disco de Jeff, ese magnífico Grace. Ahora que vivimos bajo la dictadura de las vedettes (suscribo hasta la última coma el clarificador artículo del maestro Manrique respecto a Beyonce y demás pixeladas damas), reivindicar a Jeff tiene algo casi pedagógico, necesario para que los nenes reconozcan la diferencia entre cantar con cuajo o berrear, entre el sinuoso duende y la potencia hueca. Buckley cantaba como dios o el diablo, como los ángeles si quieren, y su, en apariencia, pequeño legado, es un catalizador de hermosura que resistirá a la corrosión del tiempo.

- Hallelujah. Qué le vamos a hacer, no puedo resistirme a la herida que sangra en esta versión de Cohen por más que se haya convertido en un tópico subrayar sus virtudes. Resulta meritorio apropiarse de la gema del canadiense sin resbalar en la obviedad cansina o el superfluo homenaje. Me quedo con el original porque Cohen es Cohen, pero hay brillo, dolor, drama exquisito en este cover, antecedente del que luego hiciera el gran Rufus. De cuando en cuando conviene regresar a Grace, mientras de nuestros labios brota un frío y roto aleluya...

Elliott_smith_504932. Elliott Smith (HÉCTOR G. BARNÉS)

- La tristeza y la melancolía se han convertido en la calderilla de los sentimientos abordados por la música popular de los últimos años, especialmente en el indie: si algo ha conseguido el contingente de introspectivos cantautores aparecidos en los últimos años, ha sido que consiga echar mucho de menos la sensibilidad de Elliott Smith, su ojo clínico para las melodías, sus arreglos heterodoxos. Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

- Figure 8 fue un fiel compañero en mis viajes por el suburbano en algún frío invierno madrileño, y en mi cabeza han quedado para siempre relacionados ese sonido en apariencia acogedor con los abrigos de piel de borrego, los guantes y las bufandas y la niebla de las ocho de la mañana. Dos buenas razones para que sea mi preferido: Everything Reminds Me of Her y Everything Means Nothing to Me, dos canciones con un "todo" en el título que precisamente representan como ninguna el vacío interior.

Vic-Chesnutt-nw0133. Vic Chesnutt (TONI CASTARNADO)

- Es el último de los artistas que aparece en Acordes Rotos porque ha sido la perdida más dolorosa de los que nos han dejado hace poco, y como reconocí en este mismo blog, fue el que al final provocó que me saltasen las lágrimas una vez leído el texto de Fernando. Un músico con el que se cebó la mala suerte, una persona admirada por sus compañeros de profesión, un cantautor atípico con muchas caras, con una visión distinta y plausible contraria a la de otros coetáneos suyos. Una rareza, un contrapunto. Una absoluta delicia.      

- En este caso, no es ninguno de sus maravillosos discos, ni Is The Actor Happy? o Ghetto Bells. Se trata de Sweet Reilef II: The Gravity Of Situation, un homenaje como se hizo anteriormente con Victoria Williams para recaudar fondos y curar su enfermedad. REM, Soul Asylum, Smashing Pumpkins o Joe Henry participaron el mismo. De un día para otro, Vic se hizo un poco más famoso. Duró poco, el siguió después metido en su confortable anonimato.

Lista de reproducción de "Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana" en Spotify.



MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

Hay 10 Comentarios

Hola Fernando,
Lo pasé genial en la presentación del libro, creo que ya te "he vendido" dos más a un par de amigos que me envidiaron por haber estado (la cosa esa del temporal fue gafe). Estoy preparándome una lista en el Ipod con una canción o dos de cada artista para tenerla, la lista se llama, como no, Acordes rotos!
Un saludo, estoy seguro que la presentación de Madrid fue (casi) tan buena como la de aquí

Come to Galicia!

En jueves imposible para mí acudir a la presentación de BCN..Lástima me hubiera gustado saludarte..Nos vemos en la próxima..Saludos.

Hola Fernando

El libro es genial. Me lo autoregalé por mi cumpleaños. Los discos recomendados, fantásticos para acompañar su lectura. Por cierto, mientras escribo esto, escucho la lista que dejaste en Spotify.

Ya que el jueves vas a la FNAC de BCN (lo siento, no puedo ir, es lo que tiene la paternidad a veces), coméntales que lo hagan más visible. Me costó encontrarlo, medio escondido en las estanterías, y no me pareció muy justo para un libro recién publicado y mucho mejor que otros que aparecían muy visibles.

Siempre ha sido tremendamente complicado intentar construir o montar un A,B,C del rock and roll, desde sus más remotos origenes hasta el presente si se quiere. Pero hay que quitarse el sombrero...Felicidades Hasta el momento el producto mass media mas parecido era Cadillac Records.

Estas cosas no cuestan cuando se trata de la pasion de tu vida.

No Zappa, no party.

Hola Frenando, Nos vemos el 17 :)

Haré todo lo posible por pasarme por Fnac Callao y llevarme mi copia firmada...

Por cierto me ha encantado la visión de los diferentes críticos musicales de los personajes del libro...

Un saludo!

Lo estoy disfrutando como un enano, y con ganas de que no se acabe.
Habrá presentación en Bilbao?
Si no, ya me las arreglaré para esa dedicatoria.
Abrazos.

Hola Fernando,
No había querido comprar tu libro hasta ahora, lo he leído de prestado, para estrenarlo, con dedicatoria, en la presentación que tenías que hacer en BCN, este jueves nos veremos, podré felicitarte por la obra y darte las gracias por este magnífico blog que tantas cosas me descubre.
Un saludo y hasta el jueves

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal