708_JUL_21_Concierto en Yuste

Una despedida entre lágrimas es uno de los momentos más amargos y dulces que existen, porque en ese abrazo eterno y con fuerza  se sabe que se ha forjado algo inmortal que ni la distancia ni el tiempo podrán borrar. La Ruta Quetzal BBVA aun no se ha terminado ya que hoy realmente es el último día, pero ayer las emociones comenzaron a florecer al darse cuenta los jóvenes de que la gran aventura que han vivido durante más de 30 días está a punto de acabar. Un adiós significativo, pues en el monasterio de Yuste también se brindó la última despedida del emperador Carlos I de España, V de Alemania, que falleció en este lugar el 21 de septiembre de 1558.

Los jóvenes pudieron visitar por la mañana el lugar de retiro del monarca que protagoniza este año, junto a Vasco Núñez de Balboa, la Ruta. Por la tarde, a eso de las cinco, acudieron a la iglesia del convento donde han recibido una conferencia sobre los últimos momentos del emperador de la mano de Marcelino Oreja, ministro de Asuntos Exteriores en la Transición (1976-1980), durante el gobierno de Adolfo Suárez, parlamentario europeo y miembro de la academia europea de Yuste, entre otros muchos cargos. Oreja quiso comenzar su ponencia con una pequeña confesión: “Tengo una enorme envidia de lo que habéis hecho y aunque tengáis muchos, muchos años, no lo vais a olvidar. Durante su conferencia los jóvenes pudieron aprender sobre Carlos I que “sacrificó los intereses nacionales a favor de una comunidad más amplia” como es Europa. También curiosidades, como los tres principales libros que leía el padre Felipe II durante su retiro: ‘Confesiones de San Agustín’, ‘Comentarios de Julio César’ y ‘Tratado filosófico de Bohemia’. Oreja también quiso ahondar en la importancia actual de la Unión Europea de cara a los ciudadanos al recalcar que “el gran logro de la constitución europea es la reconciliación” tras un pasado cargado de enfrentamientos, grandes guerras, dolor y muerte.

442_JUL_21_Conferencia en Yuste

Pero a continuación llegó el momento que sin duda hizo florecer los sentimientos más emocionantes y profundos de los jóvenes: el último concierto del taller de música. En un escenario tan idílico como bello, como es la iglesia del monasterio de Yuste. Strauss iluminó el lugar con los  acordes de su música y las voces de los jóvenes del coro entonaron una hermosa partitura del conocido compositor alemán Johann Sebastian Bach. Pero nuevamente, el momento más espectacular del concierto fue el cierre, con el ya inmortal himno para estos expedicionarios de la banda sonora de La misión. Al paso de la melodía los ojos de los ruteros que presenciaban el concierto comenzaron a enrojecerse mientras apretaban fuertemente su mano con la del compañero. Tras el último acorde una tormenta de aplausos inundó el entorno y muchos de los jóvenes que conforman el taller de música no pudieron evitar contener las lágrimas al darse cuenta de que esa había sido su última actuación con un grupo de compañeros que no olvidarán jamás.

830_JUL_21_Misa en Yuste

Aprovechando el lugar donde se encontraban, el párroco de la Ruta, Jesús Garrido, quiso ofrecer la última misa de esta expedición ante la treintena de jóvenes católicos que allí se quedaron (el resto volvió a su campamento). Garrido es un párroco que sin duda sabe conectar con los chicos, ya sean creyentes o no, por lo que en lo alto de la escalera donde se encuentra el altar de este templo pidió a los jóvenes que se subiesen junto a él para darse la paz en aquel emplazamiento único. Abrazos, besos y sobre todo lágrimas marcaron aquel momento que los jóvenes parecían no querer finalizar.

851_JUL_21_Misa en Yuste

No obstante, la sesión lacrimógena no acabó ahí, pues el fotógrafo de la expedición, Ángel Colina, y su ayudante, Santi Botella, prepararon un videomontaje fotográfico en el que se resumía toda la aventura vivida. Imágenes sorprendentes acompañadas de una música más que conocida para estos jóvenes (Pereza, Amaral, Bruno Mars), que ellos observaban entre sonrisas y lágrimas al recordar cada experiencia vivida.

Hoy ya se ha emprendido la marcha a Madrid y esta tarde se producirá la entrega de diplomas con la posterior cena de despedida final. La aventura se acaba, pero Marcelino Oreja señaló una frase sobre Yuste que se podría aplicar perfectamente a todo lo vivido en la Ruta. Y es que esta aventura ha sido sin duda un viaje “lleno de recuerdos, vocaciones y esperanzas”. La emocionante despedida está solo a unas horas… Mejor ir comprando pañuelos…

Fotos: Ángel Colina

21 jul 2013

Una tertulia de lágrimas y emociones

Por:

634_JUL_20_Campamento en Yuste

En la vida de un expedicionario de la Ruta Quetzal BBVA la aventura es sinónimo de experiencia: largas caminatas bajo el sol, mosquitos que utilizan a estos jóvenes como bufé, montar una tienda de campaña en cualquier tipo de terreno… Pero también lo es el expresarse y valorar cada momento vivido ante los compañeros. Y eso es lo que quiso resaltar el sacerdote de la Ruta, Jesús Garrido, en la segunda tertulia que mantuvieron ayer estos jóvenes (la primera fue en Panamá).

El lugar, un claro rodeado de árboles frondosos y verdes que invitaban a la relajación. El protagonista, las vivencias de estos chicos que ya empiezan a darse cuenta de que la aventura ya llega a su fin. Consciente de este hecho, Garrido les invitó a reflexionar. “Entre vosotros hay muchos genios. Hay claros escritores que son genios por las crónicas que relatan o incluso en aquellos que saben marchar en cada expedición o que saben montar una tienda. Pero hay una genialidad que se sirve del pensamiento y la habilidad y que crea nuevas sensaciones. Es la de creador”, señaló.

El sacerdote, con fuerza en sus palabras y convicción en los jóvenes, les invitó a la reflexión de lo que a ellos les había supuesto esta experiencia. Siempre acompañado de Borja, director del taller de música, les instigó a analizar la profundidad de sus vivencias en cuatro estadios: El primero es el emocional, donde los chicos, envueltos por la atmósfera mágica de la música de fondo, reflexionaban, cabizbajos y con los ojos cerrados, sobre lo vivido. Tan profundo era el ambiente que se respiraba que alguno de los ruteros no pudieron contener la emoción que sentían al limpiarse las lágrimas que bañaban su rostro. A continuación, y más calmados en sus emociones, exploraron nuevos pensamientos de la mano de un sonido de teclado de fondo que trataba de describir el resto de momentos que debían reflexionar los ruteros: uno para las ideas, otro para la habilidad y por último, uno para la inventiva.

043_JUL_20_Madrigalejo

Garrido quiso (como es propio de la Ruta) que los jóvenes fuesen protagonistas del momento para expresar una idea o una reflexión sobre que hacer después de la Ruta y analizar los cambios que en ellos había producido. Nuevamente estos expedicionarios, tímidos a la hora de pronunciarse al principio, volvieron a demostrar la pasta de la que están hechos. Varias ideas fueron expuestas entre los aplausos agradecidos y emocionados de su compañeros: “Después de la Ruta creo que me haré voluntaria cuando vuelva a casa, porque después de los que vivimos en Panamá, sobre todo al conocer y convivir con los indígenas, creo que podemos ayudar a los mas desfavorecidos” señaló una chica. “Yo transmitiré los valores que he aprendido aquí a las personas más allegadas a mí”, expresó una de las ruteras, “desde que me levanto a la seis de la mañana, cosa que no había hecho antes, he descubierto que puedes hacer muchísimas cosas”, afirmaba entre risas un joven expedicionario o “lo que me ha cambiado a mí fue que nunca antes había hablado en público”, como expresaba otro rutero fueron las frases que mas calaron entre sus compañeros. Por supuesto, no pudieron faltar, entre lágrimas y sonrisas, los sinceros agradecimientos a los grupos individuales que conforman la expedición y a los monitores que les acompañaban. Un ejercicio para los ruteros que demostraba que realmente todos ellos habían cambiado desde el inicio de este viaje al señalar unos valores tan marcados como son la solidaridad y la humildad. Aunque la mejor forma de definirlo fue la que señaló una de las jóvenes expedicionarias; “si tengo pena, se que me van a consolar. Si tengo sed, se que me darán agua. Si necesito ayuda, ahí estarán”, expresó con sinceridad mirando a sus 226 compañero cuyas rostros y expresiones denotaban que compartían esa misma opinión.

Pero ayer, como es propio de esta expedición, también fue día de visita para descubrir los secretos y detalles más concretos de la historia española. Por la mañana la Ruta se dirigió a la localidad extremeña de Madrigalejo (en la provincia de Cáceres) un lugar seguramente desconocido para muchos pero lleno de una gran importancia histórica, pues fue en este pueblo que ahora alcanzará los 2.000 habitantes donde falleció el rey Fernando el Católico el 23 de enero de 1516.

549_JUL_20_Madrigalejo

Los jóvenes ruteros han tenido la oportunidad de visitar la casa de Santa María, una antigua morada de labranza en cuyo salón el famoso monarca dio su último aliento en la noche (probablemente entre la una y las dos de la madrugada) de aquel frío día de invierno del siglo XVI. Los chicos también han escuchado la historia del reinado y muerte del Fernando el Católico de Antonio Ramiro, miembro del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, quien ha desgranado punto por punto una reinado tan complejo y significativo como el de este monarca y su esposa, la reina Isabel la Católica.

Pero lo más significativo de esta visita fue el calor. No solo el que protagonizó el astro rey con temperaturas que rondaban los 40 grados, sino sobre todo por el calor de los habitantes del pueblo. Bondad, cariño y entrega sean probablemente los tres mejores adjetivos que describen a estos lugareños pues como si de sus hijos se tratasen, la Asociación de Mujeres de la localidad invitaron a una caldereta de cordero a toda la expedición y siempre estuvieron pendientes de que no les faltase de nada y que, sobre todo, no se quedasen con hambre. Ellos, agradecieron este acto tan generoso con un estruendoso aplauso que las mujeres recibieron con una emotiva sonrisa en sus rostros.

Ahora, en Cuacos de Yuste (al noroeste de la provincia de Cáceres), y después de un viaje de miles de kilómetros entre las selvas panameñas y las sombras medievales de Bruselas toca conocer el monasterio donde el emperador Carlos I de España, V de Alemania, gran protagonista de esta Ruta Quetzal BBVA 2013 junto a Vasco Núñez de Balboa, pasó la última etapa de su vida, tras legar a su hijo, Felipe II, el imperio español que formó.

P.D. En la página de Facebook de la Ruta Quetzal BBVA podreís ver nuevos mensajes en vídeo de los ruteros.

1001880_617565858273656_1263245180_n

Entre encinas y humedales que rodean y cubren la sierra extremeña se encuentra la histórica localidad de Jerez de los Caballeros, cuna del primer europeo en divisar el Pacífico, Vasco Núñez de Balboa, último reducto en España de una orden tan conocida como mística como es la de los Templarios y, ahora, una nueva etapa para los jóvenes que conforman la Ruta BBVA 2013. La búsqueda del origen del famoso conquistador ,del que ahora se cumple el V centenario de su famoso descubrimiento, quedó unido a la sorpresa de conocer de primera mano un producto tan típico de la zona, como son los embutidos de la denominación de origen Dehesa de Extremadura. 

Aunque a priori parezca que este destino queda lejos del exotismo que pueda despertar Panamá o incluso la aventura europea vivida en Bélgica y París, Jerez de los Caballeros ha querido regalar a los ruteros la experiencia de establecer su campamento en un lugar tan original como llamativo para los jóvenes: el ruedo de la plaza de toros de la localidad. Los pasodobles tarareados, los manteos imaginarios y los aplausos a los falsos toros han llenado de alegría y color este lugar tan significativo ahora para los jóvenes.

Y con un ambiente tan típico de España, la comida no podía ser menos y el Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros lo sabía. Por ello, los jóvenes pudieron disfrutar de una deliciosa y enorme paella que degustaron, buscando siempre la codiciada sombra entre los palcos, balcones y burladeros de la plaza. Y con el buche aun lleno, ha comenzado la visita a la ciudad.

DSC_0273

“A las tres es probable que lleguemos a los 40 grados” señalaba entre risas un lugareño ante la fuerte presencia del astro rey. Sin duda, sus palabras estaban cargadas de sabiduría y verdad pues el sofocante calor (que todos temíamos y esperábamos) ha estado presente en todo el recorrido. Pero estos chicos son de una pasta especial y pueden con eso y más. La primera parada del recorrido era obligada desde el inicio de la expedición:  una foto con la estatua del famoso conquistador Vasco Núñez de Balboa en la plaza que lleva su nombre. La importancia del momento dependía de algo especial y Miguel de la Quadra-Salcedo sabía exactamente como sorprender a los jóvenes. El director de la Ruta ha entregado marriones (el yelmo característico y picudo que lucían los conquistadores españoles) y espadas a un grupo de jóvenes para que, entre estocadas, gritos y reverencias, brindasen un noble homenaje al famoso conquistador que protagoniza esta expedición.

La marcha se emprendió para tomar la puerta de el Burgo, antigua entrada a esta ciudadela medieval, que custodiaban los Templarios. Y como en la Ruta la Historia forma parte de la expedición, estos caballeros han recibido, espada en mano, ataviados con sus ropajes blancos y una cruz roja bordada en el pecho, a los ruteros que por ella querían cruzar. “Este es el último reducto de la Orden del Temple”, sentenciaban los caballeros ante los jóvenes expectantes. A continuación, la marcha ha seguido hasta la parroquia de San Bartolomé donde los chicos han podido contemplar la pila donde fue bautizado Núñez de Balboa (que data del S. XV) y una inscripción en un mural que rezaba: “Y en 25 de septiembre de aquel año de 1513, a las 10 horas del día, yendo el capitán Vasco Núñez en la delantera…. Vio desde encima de la cumbre la mar del Sur, antes que ninguno de los cristianos compañeros que allí iban”.

Tras la Historia, la sorpresa, pues el Ayuntamiento quiso regalar a los jóvenes de la Ruta Quetzal BBVA una bolsa con una selección de chorizo, lomo, salchichón y jamón ibérico de la denominación de origen Dehesa de Extremadura. “Este es el mejor regalo que nos han hecho en la Ruta” afirmaban los expedicionarios, que no dudaron un segundo que ese sería “un recuerdo perfecto” para sus familias.

0952_JUL_19_Jerez de los Caballeros

Y como colofón final, los aventureros han recibido de la mano del profesor de Historia de América José Márquez una conferencia sobre la vida del famoso conquistador jerezano en la que han estado presentes el representante del BBVA en Extremadura Raúl Pacheco y la alcaldesa de la localidad, Margarita Pérez, quien ha reglado a los jóvenes un colgante caracterizado con un grabado del conquistador sobre una moneda que conmemora el V centenario del descubrimiento. Como no podía ser menos, la Ruta , agradecida, ha brindado a los presentes un bello concierto de parte del grupo de música de la Ruta (nuevamente el tema de la película de La Misión ha sido el protagonista de esta bella representación).

Tarde de calor, regalos y noche en una plaza de toros que quedó grabada a fuego en la memoria de estos aventureros que ahora emprenderán el camino a Yuste, lugar donde falleció el emperador Carlos V.

Fotos: Ángel Colina, Ruta Quetzal BBVA y M.I.

18 jul 2013

El Príncipe Felipe recibe a la Ruta en el Pardo

Por:

Ruta Quetzal BBVA 2013 - Príncipe de Asturias 3

“Tengo envidia sana de vosotros y vuestra experiencia, por haber participado en esta aventura”. Estas han sido las palabras que S.A.R. el Príncipe Felipe ha brindado a los 227 jóvenes que conforman la Ruta Quetzal BBVA 2013, en el madrileño Palacio Real de El Pardo. Al acto también han asistido, entre otros, el presidente del BBVA Francisco González, el secretario de Estado de Cooperación, Íñigo Méndez de Vigo, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel García, el embajador de Panamá en España Roberto Arango y, por supuesto, Miguel de la Quadra-Salcedo, director de esta expedición.

Seguir leyendo »

731_JUL_17_Chocolates Valor en Madrid

Mirando hacia atrás todo lo vivido en la Ruta Quetzal BBVA uno hace recuento de que el denominador común de lo publicado en este blog siempre ha sido (aparte de la genialidad de estos jóvenes) las duras marchas entre selvas y sendas, la perenne presencia de un calor sofocante o las múltiples visitas a distintos lugares en un mismo día. Bueno, eso es la Ruta Quetzal BBVA 2013. Pero padres, familiares y amigos de los ruteros...¡Tranquilos!, que esta expedición también tiene sus momentos relajados. Como el de ayer, en el que los jóvenes pudieron relajarse un poco y disfrutar en un soleado día en Madrid (aunque con calor, no nos vamos a engañar),  una bonita visita al museo del Prado, una interesante charla en el Ministerio de Asuntos Exteriores y, sobre todo, una agradecida chocolatada en pleno centro de la capital.

La misión de la Ruta desde su inicio este año ha sido clara: seguir los pasos de Vasco Núñez de Balboa, primer europeo en divisar el océano Pacífico y en especial, en esta última tapa europea, el descubrir la figura de Carlos I de España y V de Alemania. Un emperador al que hoy estos jóvenes han podido mirar directamente a los ojos a través de la historia que contienen los retratos de este monarca a través de los trazados inmortales de las obras de Tiziano que residen en el madrileño museo del Prado. La visita comenzó atemporalmente, de lo más reciente a lo más antiguo. Y es que los ruteros contemplaron en primer lugar la grandeza del pintor Francisco de Goya a través de sus obras más conocidas. Lo mejor, las caras de estos chicos y chicas al descubrir sala a sala aquellos cuadros famosos que tantas veces han contemplado en sus libros de Arte e Historia. 'Los fusilamientos del 2 de mayo'. 'La maja desnuda', 'Saturno devorando a sus hijos'... Su cara de fascinación al encontrarse con una obra conocida se expresaba a través de una dulce sonrisa y de un dedo índice firme y extendido hacia el cuadro.

Meninas

Con su barba negra y su pose imponente, ataviado con una armadura, el emperador Carlos I recibía a los jóvenes que expectantes contemplaban el retrato pintado por Tiziano. Muchos de ellos por fin pudieron ver al Emperador del que tanto habían oído hablar en su viaje. Y detrás de ellos, la sorpresa, la joya de la corona del Prado... 'Las Meninas' que les esperaban con una inmortal sonrisa y una reverencia detrás de ellos. Los chicos se tomaron su tiempo para contemplar cada parte del cuadro y saborear el momento ante esta importante obra del pintor sevillano Diego Velázquez. Sin duda, el mejor final para una visita exprés a una de las principales pinacotecas de Europa.

A continuación ensalada de pasta y albóndigas en el campamento para comer. Hago un inciso en este punto para agradecer en nombre de los ruteros la importante labor y la dedicación del equipo de cocina de la Ruta Quetzal BBVA cuyo increíble sabor y cuidado en la comida solo es superado por el gran cariño con mayúsculas que manifiestan hacia los jóvenes.

Tras el almuerzo y con el buche aun lleno, la expedición se ha trasladado al Ministerio de Asuntos Exteriores donde les esperaba Miguel de la Quadra-Salcedo, en cuya mirada se reflejaba las ganas que tenía de volver a estar junto a estos chicos, y el Secretario de Estado para  la Unión Europea Íñigo Méndez de Vigo, quien ha señalado la importancia de las relaciones entre América Latina y la UE para "que los europeos puedan ir a trabajar allí y viceversa". "Tenemos que aprovechar y estrechar los lazos con los sitios del planeta en el que las cosas están mejor", ha explicado. La Ruta, siempre agradecida a sus ponentes y en especial su director, De la Quadra-Salcedo, quiso regalar a Méndez de Vigo un ejemplar en facsímil del testamento del rey Fernando el Católico.

457_JUL_17_Ministerio Asuntos Exteriores

Y como punto y final a este día, chocolotada sorpresa en la cafetería Valor situada en la plaza de Callao. 227 jóvenes ocuparon la terraza del lugar y las calles de los alrededores (un despliegue espectacular) para disfrutar de un sabor que, si me permiten la onomatopeya, expresaron simplemente con un feliz "Mmmmmm."

Hoy es uno de los grandes días de la expedición ya que estos fascinantes jóvenes y aventureros serán recibido por S.A.R. el Príncipe Don Felipe. La ropa de la Ruta será el uniforme de gala con el que se presentarán ante el Príncipe, en uno de los actos más importantes de este viaje. Y, a continuación, el último viaje de esta gran aventura a Jerez de los Caballeros (Extremadura). La magia continúa...

Fotos: Ángel Colina y Ruta Quetzal BBVA

Ruta Quetzal

Sobre el blog

Son 225 jóvenes (16 y 17 años) de 53 países distintos. Forman la XXVIII edición de la Ruta Quetzal BBVA, un programa que aúna cultura y aventura -creado por Miguel de la Quadra-Salcedo en 1979- y en el que ya han participado más de 8.000 jóvenes. Desde el 19 de junio hasta el 23 de julio, la Ruta Quetzal BBVA conmemorará el Quinto Centenario del Descubrimiento del océano Pacífico realizado por Vasco Núñez de Balboa en 1513. Los expedicionarios viajarán a Panamá y atravesarán la Selva del Darién hasta llegar al Mar del Sur, siguiendo los pasos del descubridor extremeño. Allí comenzarán las aventuras que llevarán a descubrir La Gran Aventura del Descubrimiento del Mar del Sur y que continuará por Bélgica y España, durante su segunda etapa, donde seguirán los pasos del Emperador Carlos V en Europa. EL PAÍS les acompaña en su aventura y la narrará diariamente en este blog.

Archivo

julio 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal