Seres Urbanos

Sobre el blog

En breve, dos de cada tres personas viviremos en ciudades. Vivienda, infraestructuras, transporte, energías, servicios, pobreza, empleo o migraciones son ya algunos desafíos de las urbes contemporáneas. Este blog plantea oportunidades y retos de las polis del siglo XXI en todo el mundo, de Nairobi a Sao Paulo, de Shangai a Lagos.

Sobre los autores

Gemma Solés i CollGemma Solés i Coll. Licenciada en filosofía, especializada en desarrollo en África y periodista cultural. Cofundadora y redactora del magacín sobre culturas africanas Wiriko, y de la revista Urban Africa del African Center for Cities(Ciudad del Cabo).

Mar Toharia. Licenciada en Geografía (UAM), con especialización en Ciudad y Territorio y posgrado en Globalización, Desarrollo y Cooperación (UB). La sostenibilidad, las iniciativas sociales para la participación ciudadana y el urbanismo a escala humana son sus campos de estudio. En ellos ha trabajado en Centroamérica, Barcelona y Madrid. Y, en la actualidad, como analista de Metroscopia en el área de ciudad sostenible y nuevos estilos de vida.

Fernando Casado Cañeque. Fundador del Centro de Alianzas para el Desarrollo dedicado a promover alianzas globales para lograr los Objetivos del Milenio. Economista, autor, realizador de documentales sociales y promotor de Hacia la Ciudad Humana, un proyecto para el que viaja por ciudades emergentes documentando la transición hacia ciudades más humanas.

Manuel Delgado. Profesor de antropología urbana en la Universidad de Barcelona. Ha estudiado la construcción de las identidades colectivas en contextos urbanos y los efectos sociales de la transformación de las ciudades y los conflictos que se derivan, así como sobre la apropiación social de los espacios públicos. Es autor, entre otros muchos, del libro 'El animal público' (Premio Anagrama de Ensayo, 1999).

Teresa García Alcaraz. Arquitecta (UPC) especializada en Arquitectura Humanitaria (London Metropolitan University). Las ciudades, el diseño participativo, las intervenciones urbanas así como la habilitación de barrios en sectores populares son sus campos de estudio. Ha trabajado en Venezuela, Ecuador, España y el Reino Unido y es fundadora de Archithoughts. Regularmente escribe para ThisBigCity y otras plataformas sobre temas urbanos, sociales y artísticos.

Cartografía de la ciudad capitalista

Por: | 31 de marzo de 2016

03-portadaycontradef-copia-1
Portada del libro que presenta el Grupo de Estudios Antropológicos La Corrala.

* Por Esther García García, Óscar Salguero Montaño, Ariana Sánchez Cota y Juan Rodríguez Medela 

La ciudad capitalista puede entenderse como el actual modelo urbano que transforma nuestros pueblos y ciudades en espacios diseñados para la reproducción económica y la distribución e intercambio de mercancías, a partir de la implementación de tres procesos:

  1. la búsqueda del beneficio económico en la ordenación del territorio convirtiendo a los sectores empresarial y financiero en auténticos actores políticos y determinando que cualquier intervención urbana tenga que ser susceptible de reportar algún tipo de plusvalía;
  2. la progresiva extensión del control y la filosofía capitalistas a todos los ámbitos de nuestras vidas (trabajo, cuidados, consumo, organización política, usos y costumbres del espacio público, conocimiento, ocio, hogar, familia, sexo...);
  3. la reiteración generalizada de las mismas estrategias de marketing urbano por los planificadores y gestores de muchas otras ciudades similares de fuera y dentro del Estado.

En el libro Cartografía de la Ciudad Capitalista. Transformación urbana y conflicto social en el Estado español nos ocupamos concretamente de nueve. 

Seguir leyendo »

Los colectores de basura de El Cairo

Por: | 29 de marzo de 2016

Durante años, Egipto ha luchado para cumplir con las expectativas de gestión de residuos en sus zonas urbanas y rurales, que han estado embarcadas en decisiones políticas que han privado los derechos de los Zabbaleen, un término que literalmente en arábico-egipcio significa “gente basura”. En el contexto cultural, esta terminología se utiliza para referirse a los colectores de basura de la ciudad de El Cairo, principalmente adolescentes y adultos que desde 1940 han estado seleccionando y vendiendo los desechos (cartón, vidrio, plástico…) como modo de supervivencia ante la ausencia de otras opciones de empleo.

En 2004, el gobierno del presidente Mubarak colocaba la recolección de residuos domiciliarios en manos de multinacionales, poniendo así en peligro la forma de ganarse la vida de la comunidad zabbal. En 2009, todos ellos sufrieron aún más cuando Mubarak ordenó el sacrificio de más de 300.000 cerdos como precaución contra la gripe porcina; los cerdos no sólo les servían como medio de eliminación de desechos orgánicos, sino como una fuente de ingresos.

En el barrio de Manshiyat Naser, en El Cairo, la comunidad copta zabbal ha estado recogiendo basura durante décadas, desarrollando gradualmente un sistema de reciclaje eficiente y altamente rentable. Aun así, el lugar se percibe como algo sucio, marginado y a la vez segregado espacialmente.

Final-Zaraeeb_LR Vista de la obra de eL Seed desde Mokattam. Fotografía cedida por eL_Seed 

Seguir leyendo »

Contaminación lumínica, posible causa del insomnio en la ciudad

Por: | 23 de marzo de 2016

-_13_-_ITALY_-_Street_light_in_Rome_near_Fontana_di_Trevi_-_urban_design
Una farola delante de pisos habitados, cerca de la Fontana de Trevi, Roma. Foto de Dietmar Rabich. Wikimedia Commons.

Las luces de la calle pueden estar interfiriendo en el sueño de millones de personas en las zonas urbanas de todo el mundo. Esto es lo que Maurice Ohayon, director del Centro de Investigación en Epidemiología del Sueño de la Universidad de Stanford de California, concluye en un reciente estudio publicado el pasado 1 de marzo y que se presentará en la próxima reunión anual de la Academia Americana de Neurología, que tendrá lugar en Vancouver el próximo mes de abril. Lo que los investigadores del centro han podido concluir, después de ocho años de investigación en el que se ha entrevistado a 15.863 personas y de comparar datos de la programación vía satélite de Meteorología del Departamento de Defensa de Estados Unidos para trazar el nivel de luz nocturna a la que estaban expuestos los entrevistados, es que parece haber un vínculo directo entre las luces que entran por la ventana y los trastornos del sueño entre los residentes urbanos

Según el equipo de Stanford, las personas que viven en ciudades de 500.000 personas o más están expuestas a luces nocturnas que son entre tres y seis veces más intensas que las personas que viven en ciudades pequeñas o zonas rurales. Así, la gente que vive en ciudades más grandes es un 6% más propensa a dormir menos de 6 horas diarias y a sufrir de despertar confuso (tal como lo define el término científico) durante la noche que las personas con baja exposición a la luz. El estudio también evidencia que las personas que tienen más problemas para descansar durante la noche son más propensas a tener somnolencia excesiva durante el día. Las consecuencias de una peor calidad del descanso, por lo tanto, no solamente tiene efectos perjudiciales para la salud, sino que también afectan directamente a la actividad diurna que desempeñan los residentes urbanos. 

Seguir leyendo »

En el corazón de Mumbai, centro financiero de la India, se encuentra el asentamiento informal más grande del mundo, Dharavi, con una densidad de población que equivale a 10 veces la del resto de la ciudad. En él habitan entre 300.000 y 1 millón de personas, aunque comúnmente se estima una población de 750.000 habitantes.

El pasado mes de febrero, se inauguró un pequeño museo itinerante llamado Design Museum Dharavi, que empezó a moverse por las densas calles de la zona con el fin de exponer y dar a conocer la creatividad de los residentes de la zona. Distintos productos artesanales, hechos por los mismos residentes, así como tejidos, cerámica, herramientas de uso cotidiano, piezas de decoración, etc. se pusieron en marcha para recorrer las calles de Dharavi.

El artista Jorge Mañes Rubio y la historiadora Amanda Pinatih, ambos residentes en Amsterdam, fueron los impulsores de este proyecto, junto a los directores del estudio URBZ, Matias Echanove y Rahul Srivastava, quienes contribuyeron como asesores. Todos ellos aseguran que desde el punto de vista creativo, esta iniciativa era totalmente necesaria en Mumbai para resaltar y dar a conocer al resto de la ciudad los potenciales y la creatividad de la vecindad.

DMD_image044low Vista del Design Museum Dharavi. Imagen: Design Museum Dharavi

Seguir leyendo »

La ciudad cuidadora

Por: | 18 de marzo de 2016

People-in-the-park
Imagen de George Hodan, en PublicDomainPictures.net

Por Blanca Gutiérrez Valdivia

La forma urbana delimita en gran medida nuestra vida cotidiana por cómo están diseñados los espacios, cómo están distribuidos en el territorio o cómo se accede a ellos. El diseño de nuestras ciudades no ha sido neutro, se ha hecho para promover el beneficio capitalista y los privilegios patriarcales. Cuando se decide diseñar espacios públicos asépticos, poner cámaras de videovigilancia, quitar todos los bancos de una plaza, invertir en instalar una red de wifi en lugar de en baños públicos, aprobar ordenanzas cívicas que restringen el uso de los espacios públicos, aumentar el número de licencias para hoteles y terrazas o construir un campo de fútbol de hierba en vez de un equipamiento deportivo donde sean compatibles diferentes actividades, se están priorizando determinados usos y a personas concretas.

Frente a esta falsa neutralidad, donde el todos en verdad quiere decir sujetos privilegiados (por género, edad, clase social, origen…), el urbanismo feminista visibiliza la importancia de los cuidados. Como dice la economista feminista Amaia Pérez Orozco, el feminismo reclama poner la sostenibilidad de la vida en el centro, que la autora plantea como la posibilidad de alcanzar un vida digna de ser vivida y generando un bien-estar encarnado y cotidiano tras todo el engranaje de trabajos remunerados y no remunerados, de políticas y procesos mercantiles y no mercantiles que van desde lo macro a lo micro, atravesando el nivel meso.

Repensar la ciudad desde una perspectiva feminista es dejar de producir espacios desde una lógica productivista y mercantilista y empezar a pensar en entornos que prioricen a las personas que los van a utilizar. Que los espacios estén adaptados a las diferentes necesidades de las personas y no que las personas se adapten a las condiciones del espacio. Poner a las personas en el centro, visibilizando la diversidad de experiencias y necesidades, sin tratar de homogeneizar los usos y actividades en el espacio urbano.
Por eso, frente a la ciudad funcionalista, las Smart Cities u otros paradigmas alejados de la realidad de las personas, nosotras proponemos la ciudad cuidadora. Según Joan Tronto, los cuidados son "una actividad de la especie que incluye todo aquello que nosotros hacemos para mantener, continuar y reparar nuestro “mundo” de tal modo que podamos vivir en este en el mejor modo posible lo cual nuestros cuerpos, nuestra identidad, nuestro medio, todo lo cual buscamos para conectarnos en una red compleja de sostenimiento de nuestras vidas." Pero ¿cómo se materializan los cuidados en la forma urbana? Pensando ciudades que nos cuiden, nos dejen cuidarnos y nos permitan cuidar a otras personas. 

Seguir leyendo »

#TujengeKibera: hay vida detrás de la pobreza urbana

Por: | 16 de marzo de 2016

La urbanización acelerada que se produce en países en vías de desarrollo está provocando un fenómeno alarmante de proliferación de barrios chabolistas, slums y favelas en las periferias de las ciudades. En 2014, un 25% de la población urbana del mundo ya estaba concentrada en estos barrios empobrecidos. Según Naciones Unidas, unos 828 millones de personas viven en barrios marginales hoy en día. En África subsahariana, la población que reside en asentamientos de este tipo es de 199.5 millones. En Asia Oriental son 189.6 millones de personas. En América Latina y el Caribe 110.7. En el sudeste asiático 88.9. En Asia Occidental 35 y en el norte de África son 11.8 los millones de personas que residen en slums o favelas.

La Meta 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluye: "lograr, para 2020, una mejora significativa en las vidas de al menos 100 millones de habitantes de tugurios". Pero, más allá de los números y las estadísticas, de la alarma, hay vida. Hay una vida urbana y una fuerza social que puja por salir adelante. Y quizás ya sea momento de que sea contada por las personas que la viven, fuera de los estereotipos. Con el objetivo de humanizar el día a día de los residentes informales, Kounkuey Design Initiative (KDI), una oenegé que trabaja en zonas empobrecidas para desarrollar e implementar soluciones de diseño que mejoran la calidad física, económica y social de vida, lanzó un vídeo fantástico en 2015. 'Tenemos una vida en Kibera', un proyecto que KDI realizó junto a la productora de cine keniana LightBox, ganó el premio de Rockefeller Foundation Storytelling Challenge y está ayudando a los habitantes de este slum de Nairobi a dar a conocer su verdadera historia de vida. 

We Have a Life from Lightbox Africa on Vimeo.

Seguir leyendo »

Bc6f5f9b-4444-4884-99f4-37471db095d3
Cemento sobre lo que fue la huerta urbana en Caballito. Una pintada la recuerda. La foto es de Juliana Marcus

Emociona la capacidad que tienen los tecnócratas de la ciudad para inventar, y teorizar luego, conceptos que advierten de que también tienen su sensibilidad filosófica. Una de esas nociones que usan, y que en realidad no quieren decir nada, es la de "vacío urbano", con el que se refieren a un espacio residual inscrito en un contexto urbanizado, a la manera de un intermedio territorial olvidado por la intervención o a su espera.

Estos huecos pueden, en un determinado momento, resultar atractivos para la acción urbanística —en realidad he querido decir la inversión inmobiliaria—, lo que no tendría que suponer problema alguno puesto que se supone que, en efecto, están vacíos. Lo que pasa es que, no pocas veces, en esos vacíos hay gente viviendo, gente en la que nadie había reparado porque no salían ni en los planos ni en los planes y porque, además, estaban donde no debían y, a veces, hasta sin permiso.

Seguir leyendo »

Arquitectura para soñadores del espacio

Por: | 11 de marzo de 2016

Berlin, intervención urbana Tere GarcíaIntervención urbana anónima en Berlín. Fotografía: Teresa García Alcaraz

Durante esta última década, se habla de perder la autoría de proyectos y ganar capacidad de intervención en las ciudades. En un momento donde a falta de encargos y exceso de profesionales recién graduados enfrentándose al mundo laboral, la profesión del arquitecto se siente amenazada por nuevas normas que limitan sus competencias. Es por eso que poco a poco, muchos profesionales relacionados al mundo ‘urbano’ han optado por ampliar los límites de sus disciplinas ya sea observando el entorno, escuchando a la gente y colaborando con otros profesionales del sector, queriendo marcar la diferencia de un modo sencillo haciendo uso de lo cotidiano.

Una nueva modalidad de arquitectos – idealmente, sin estar politizada- está surgiendo en distintas partes del mundo con el fin de modificar la ciudad sin la necesidad de visar proyectos. Claro está, que siempre hay excepciones y muchos están afiliados a partidos o entidades políticas, reciben encargos municipales e intervienen en el territorio de manera regular…

La finalidad es tener una visión mucho más amplia de la disciplina, reconociendo -a nivel individual o colectivo- las necesidades primarias de muchos barrios con la idea de mejorar la calidad de vida de sus habitantes y deshacerse del ideal estudio-marca.

Técnicas como la autoconstrucción, el uso de materiales reciclados así como la rehabilitación de edificios y la activación de solares vacíos han generado nuevos espacios de convivencia. La iniciativa “Esto no es un solar” surgida en Zaragoza en 2009 y desarrollada por los arquitectos Patricia Di Monte e Ignacio Grávalos, es un ejemplo de este modelo de intervención.

Seguir leyendo »

Las ciudades más violentas del mundo

Por: | 09 de marzo de 2016

3010722547_234ed82d0e_o

"Non-Violence"; - cerca de Malmo Central Station. Autor en Flikr: ϟ†Σ

42 de las 50 ciudades más violentas del mundo se encuentran en América Latina y el Caribe. La primera posición correspondió a Caracas, con una tasa de 119.87 homicidios por cada 100 mil habitantes. La capital de Venezuela desbancaba a la ciudad Hondureña San Pedro Sula, que llevaba cuatro años consecutivos liderando este sangriento ranking realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, A.C. (CCSPJP) de México.

De las 50 ciudades del ranking, 21 se ubican en Brasil, 8 en Venezuela, 5 en México, 4 en Sudáfrica, 4 en Estados Unidos, 3 en Colombia y 2 en Honduras. El Salvador, Guatemala y Jamaica completan el listado.

Para pertenecer a este siniestro listado, el CCSPJP exige que los municipios considerados sean predominantemente urbanos y tengan 300 mil o más habitantes. Los homicidios han de ser intencionales, por agresión con violencia, con excepción de muertes en operaciones de guerra, lo que explica que algunas ciudades no sean parte del ranking. Las cifras de homicidios deben provenir de fuentes oficiales y su metodología de cálculo ha ser verificable (el Instituto Igarapé realiza un ranking alternativo que sí incluye ciudades en zonas de guerra y utiliza metodología de cálculo diferente).

Seguir leyendo »

(*) Por Vappu Taipale, HelpAge Finlandia.

CuidadesAptasParaMayores.Nairobi. Kenia. 1
Imagen tomada en Nairobi, Kenia. De Pedro Ramírez/HelpAge International.

Hay dos tendencias demográficas y geográficas a nivel mundial que definirán la primera mitad del siglo XXI: el envejecimiento y la urbanización. 

En 2050, 2.100 millones de personas tendrán más 60 años, representado el 21,5% de la población mundial. Actualmente representan el 12,3%.

En ese mismo periodo de tiempo, el número de residentes en ciudades crecerá del 55% al 66%, sumando 2.500 millones a ciudadanos urbanos a escala global.

El resultado final es evidente: el número de habitantes mayores en las áreas urbanas se incrementará sustancialmente.
¿Cómo pueden nuestras ciudades responder a esto? ¿Están preparadas? ¿Qué infraestructuras será necesario construir para proteger y promover nuestros derechos y mejorar la calidad de vida de este sector?

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal