Urbanitas: "Las ciudades han servido para generar riqueza, ahora han de generar equidad"

Por: | 07 de junio de 2016

Entrevista a Aníbal Gaviria. Ex–Gobernador de Antioquia y ex–alcalde de Medellín.

Screen Shot 2016-05-26 at 09.16.28
 Fotografía: Aníbal Gaviria siendo entrevistado por el equipo de Towards the Human City

En la solapa lleva un pin de su hermano mayor, Guillermo, sobre la No-Violencia. Dice que lo lleva siempre. En su oficina cuando era alcalde, tenía el bastón con el que su hermano caminó por la paz cuando lo secuestraron. En la pared, la carta-testamento que le escribió antes de que las FARC lo asesinara con un mensaje muy directo: "retoma las banderas que he venido impulsando para contribuir a la construcción de una Antioquia nueva, más justa y pacífica”.

Aníbal Gaviria, de trato afable, culto y porte elegante, no tenía pensado dedicarse a la política. Pero como ocurre a veces, los eventos de la vida cambiaron su rumbo. Como buen corredor de maratones, se aplicó a los deseos de su hermano y se volcó plenamente en la vida política para mejorar su querida Antioquia. Fue Gobernador de Antioquia entre 2004 y 2007, saliendo con un envidiable 89 por ciento de popularidad y elegido en 2007 como el mejor gobernador del país. Fue alcalde de Medellín durante el periodo 2012-2015 y fue nominado Mejor Alcalde del país por parte de la Fundación Colombia Líder. Si el moto de su hermano fue la no-violencia, Aníbal Gaviria logró disminuir dramáticamente el número de homicidios durante su mandato y siguiendo la línea descendente de Sergio Fajardo, 2015 fue el año menos violento de los últimos treinta años.

Aunque cambiaría todo por volver a tener a mi hermano, dedicarme a la política ha sido lo más gratificante de mi vida”, nos cuenta relajado desde su oficina. “Han sido años llenos de grandes alegrías, grandes tristezas y grandes sacrificios. En estos últimos años, ejerciendo de gobernador de Antioquia y luego de alcalde, he podido lograr los sueños que Guillermo y yo compartíamos. Ver cómo el Proyecto Maná de mejoramiento alimentario y nutricional de Antioquía, por ejemplo, nació de cero con Guillermo y hoy es una realidad que ha transformado la vida de miles de niños en Antioquía y ha inspirado a varios programas de seguridad alimentaria en otros 16 departamentos de Colombia”.

Esas gratificaciones se repiten en varios frentes de transformación social: en las áreas de vivienda, de educación, de acceso a cultura, de generación de oportunidades. Y es que debe ser muy gratificante ser uno de los principales responsables en convertir una ciudad que en la década de los ochenta era la más violenta del mundo a la ciudad más innovadora en 2013.

____________________________________________________________________________   

“No hay verdaderamente una relación muy fuerte entre pobreza y violencia; pero sí entre desigualdad y violencia”      _______________________________________________________

“El mérito que hemos tenido en Medellín ha sido innovar en desarrollo urbano en las áreas de más pobreza y más inequidad territorial” nos sigue contando Gaviria. “Por ejemplo, el metro cable se construyó primero en una de las zonas más pobres, más desigualdades y con mayores niveles de violencia de Medellín. Hoy esa zona tiene mucho menores niveles de violencia y mayores niveles de convivencia. Lo mismo sucedió con los parques biblioteca, las escaleras eléctricas, las unidades de vida articulada que planteamos, han seguido todos esa misma lógica, inversiones de equidad territorial a través de transformaciones e innovaciones de desarrollo urbano, que a su vez han ido generando mayores niveles de convivencia”.

Screen Shot 2016-05-26 at 09.18.57

 Fotografía: @PgarciaSerna  / Towards the Human City

El reconocimiento a la buena gestión urbana ha sido global y se confirma a través de los más de cien galardones que ha recibido la ciudad en todo el mundo. El ultimo ha sido el galardón Lee Kuan Yew World City 2016, considerado por muchos el Premio Nobel de las ciudades, otorgado a los logros en la creación de comunidades urbanas vibrantes, habitables y sostenibles. El presidente del comité de nominaciones, Kishore Mahbubani, enfatizó la esperanza que desprende Medellín en su modelo urbanístico: “Habiendo superado desafíos de expansión urbana incontrolable y años de violencia debida a la inequidad, Medellín ha experimentado una transformación asombrosa. A través de un liderazgo valiente y arriesgado, políticas y planes a largo plazo e innovación social, sus líderes han mejorado la calidad de vida de sus habitantes y puede convertirse en una meca de aprendizaje para muchas ciudades de países en vía de desarrollo”.

Sin embargo, a pesar de los éxitos, Gaviria es consciente de que siguen habiendo muchos retos pendientes para crear ciudades más inclusivas y la principal prioridad actual es superar la desigualdad urbana en las ciudades.

____________________________________________________________________________

Si los logros generando seguridad urbana no garantizan también mayores niveles de igualdad, los resultados serán sólo coyunturales

______________________________________________________________________________________________ 

Dos conceptos que dominaron siempre su transcurso por el servicio público, fueron la equidad y el concepto de vida. Aspectos que sigue considerando como los retos principales de Medellín, de Antioquia, de Colombia e incluso de América Latina: “La desigualdad y la violencia son nuestros dos grandes azotes y desafortunadamente están ligados y de alguna forma se retroalimentan. Siempre he estado convencido de que no hay verdaderamente una relación muy fuerte entre pobreza y violencia; pero sí entre desigualdad y violencia”.

Desarrolla su argumento explicando que en Antioquía los municipios con niveles más acentuados de pobreza no son los más violentos, sino todo lo contrario, algunos son los más pacíficos. En cambio, los municipios con mayor índice de violencia son donde aquellos donde la pobreza extrema convive con riqueza acentuada.

“Son problemas que se han de resolver de manera integral, conjuntamente” concluye. “Las ciudades han sido buenos mecanismos para generar riqueza, pero no tan buenos para generar equidad. Si los logros generando seguridad urbana no garantizan también mayores niveles de igualdad, los resultados serán sólo coyunturales. Para garantizar la seguridad urbana hay que crear ciudades más equitativas”.

 

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Seres Urbanos

Sobre el blog

En breve, dos de cada tres personas viviremos en ciudades. Vivienda, infraestructuras, transporte, energías, servicios, pobreza, empleo o migraciones son ya algunos desafíos de las urbes contemporáneas. Este blog plantea oportunidades y retos de las polis del siglo XXI en todo el mundo, de Nairobi a Sao Paulo, de Shangai a Lagos.

Sobre los autores

Gemma Solés i CollGemma Solés i Coll. Licenciada en filosofía, especializada en desarrollo en África y periodista cultural. Cofundadora y redactora del magacín sobre culturas africanas Wiriko, y de la revista Urban Africa del African Center for Cities(Ciudad del Cabo).

Mar Toharia. Licenciada en Geografía (UAM), con especialización en Ciudad y Territorio y posgrado en Globalización, Desarrollo y Cooperación (UB). La sostenibilidad, las iniciativas sociales para la participación ciudadana y el urbanismo a escala humana son sus campos de estudio. En ellos ha trabajado en Centroamérica, Barcelona y Madrid. Y, en la actualidad, como analista de Metroscopia en el área de ciudad sostenible y nuevos estilos de vida.

Fernando Casado Cañeque. Fundador del Centro de Alianzas para el Desarrollo dedicado a promover alianzas globales para lograr los Objetivos del Milenio. Economista, autor, realizador de documentales sociales y promotor de Hacia la Ciudad Humana, un proyecto para el que viaja por ciudades emergentes documentando la transición hacia ciudades más humanas.

Manuel Delgado. Profesor de antropología urbana en la Universidad de Barcelona. Ha estudiado la construcción de las identidades colectivas en contextos urbanos y los efectos sociales de la transformación de las ciudades y los conflictos que se derivan, así como sobre la apropiación social de los espacios públicos. Es autor, entre otros muchos, del libro 'El animal público' (Premio Anagrama de Ensayo, 1999).

Teresa García Alcaraz. Arquitecta (UPC) especializada en Arquitectura Humanitaria (London Metropolitan University). Las ciudades, el diseño participativo, las intervenciones urbanas así como la habilitación de barrios en sectores populares son sus campos de estudio. Ha trabajado en Venezuela, Ecuador, España y el Reino Unido y es fundadora de Archithoughts. Regularmente escribe para ThisBigCity y otras plataformas sobre temas urbanos, sociales y artísticos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal