Daniel Gascón: “No hay que caer en el mesianismo tecnológico”

Por: | 02 de diciembre de 2013

Josu Euba- Daniel Gascón

Foto: Josu Euba

Algunos escritores necesitan recorrer muchos kilómetros para poder escribir unas líneas. A Daniel Gascón (Zaragoza,1981) le bastan los ochenta metros de un piso zaragozano para escribir su primera novela, Entresuelo (Editorial Mondadori – 15,90 euros en papel y 9,99 euros en ebook)donde cuenta la historia de tres generaciones de su familia. Utilizando la primera persona y  las herramientas del mejor costumbrismo, Gascón relata escenas familiares, algunas muy divertidas, que recuerdan al lector la vida de su propia familia.

Hijo del escritor y periodista Antón Castro y hermano de la escritora Aloma Rodríguez, Daniel Gascón pertenece a la generación de jóvenes escritores españoles que se encuentra entre las dos tierras del libro: papel y digital.

Pregunta.: ¿Existe el precariado también en la literatura?

Respuesta.: No tengo claro que exista. Y mucho más en estos momentos. A partir de los años ochenta se produjo una cierta profesionalización de la literatura en nuestro país, que fue algo positivo. Bastantes autores consiguieron vivir de los libros y sus afluentes: artículos, charlas, talleres literarios... (También es cierto que muchos otros no, y siguieron teniendo trabajos al margen de la literatura.) Ahora parece que es más difícil, porque se han juntado muchos factores: la crisis general, que ha golpeado especialmente al sector cultural y a los medios; el problema de la piratería, que amenaza un modelo de negocio; las dificultades para atraer a un público que cada vez tiene más oferta cultural. Todo mi trabajo tiene que ver con la literatura, pero solo una parte con la escritura: hago tareas de redacción en Letras Libres, llevo un blog, traduzco, corrijo... Si la escritura (incluyendo, por supuesto, la prensa, que me apasiona) fuera suficiente para vivir, no haría otra cosa, pero me considero afortunado porque todo lo que hago tiene que ver con lo que me gusta. 

P.: ¿El ebook salvará a los escritores o conducirá a la desaparición del oficio?

R.: No creo que suceda ninguna de las dos. El ebook permite que publicar sea más fácil, y también que sigan disponibles libros que antes estaban descatalogados. Eso está muy bien. Pero, por otro lado, la mayoría de los escritores que empiezan publicando sus libros en digital quieren publicar en papel y dentro de una estructura editorial. El oficio seguirá existiendo porque la actividad seguirá existiendo: somos un animal que cuenta historias. No hay que oponerse a la innovación, sino adaptarse a los cambios de manera inteligente y sensata; hay que evitar el ludismo o la idealización del pasado, tampoco hay que caer en el mesianismo tecnológico. Hay que proteger la cadena, que empieza con el derecho de autor, para no repetir las experiencias desastrosas de otros sectores culturales. Hay una destrucción creativa, pero también hay una destrucción que solo destruye.

EntresueloP.: ¿Es más difícil publicar ahora que antes?

R.: Nunca es fácil, pero me parece que es más sencillo publicar ahora que antes, porque se lanzan más títulos y hay más editoriales. Es difícil publicar en una grande, pero hay bastantes autores jóvenes que han publicado su segundo o tercer libro en una editorial importante. En los últimos años, han surgido muchas editoriales pequeñas muy interesantes. Aunque por desgracia la mayoría de ellas no prestaron inicialmente mucha atención a la literatura española y a los autores jóvenes, creo que han visto que allí puede haber una oportunidad y es posible que esa tendencia haya cambiado en algunos casos. Otras editoriales pequeñas, como Xordica o Lengua de Trapo, han apostado desde el principio por autores jóvenes: hay muchos escritores que empezaron en ellas.

P: ¿Qué opinas de la autopublicación de ebooks? ¿Has leído algún ‘autopublicado’?

R.: Me parece bien y he leído algunos de esos libros, aunque no muchos. La autopublicación es algo que siempre ha existido. Muchas grandes obras de la historia de la literatura fueron autopublicadas: lo que importa es la calidad del texto, no quién lo publica ni el formato. Predominan obras de baja calidad, pero Tristram Shandy empezó como autopublicación. Es bueno que, gracias al libro digital, la gente pueda compartir sus obras de manera más sencilla que en los tiempos de Sterne. La autopublicación puede ser un camino para libros que aparentemente no tienen un recorrido comercial. Otras veces funciona casi como un manuscrito: un autor se autopublica, esperando que le contrate una editorial convencional. En todo caso, creo que para que el lector se oriente es necesario que exista una especie de filtro. Esa función de selección, y de credibilidad, es una de las tareas del editor, un oficio que todavía tiene sentido. También es importante conocer y conservar el conocimiento adquirido de siglos de edición de libros: desde la capacidad para encontrar y mejorar los textos, para ayudar a que un autor escriba el mejor texto posible, hasta los importantísimos aspectos de corrección, maquetación y cuidado de los textos. Hay mucho que aprender de los viejos oficios del libro.

El ebook más caro del mundo

Por: | 26 de noviembre de 2013

El libro más caro del mundo

 

El libro más caro del mundo se subasta esta noche en Sothebys de Nueva York. Se trata de The Whole Booke of Psalmes. Los expertos creen que se venderá por un precio entre 15 y 30  millones de dólares. Hasta ahora el libro por el que más se había pagado es Birds of America ​​de John James Audubon, que fue vendido en 11,5 millones de dólares en 2010. The Whole Booke of Psalmes se imprimió en Cambridge, Massachusetts, en 1640. De los 1.700 ejemplares que salieron de la imprenta solo han sobrevivido once.

Como dice la Wikepedia, el primer ebook “puede ser” Index Thomisticus, un índice electrónico para realizar búsquedas de texto en las obras de Tomás de Aquino que comenzó a desarrollar en 1946 Roberto Busa, un jesuita italiano, fallecido en 2011, pionero en el uso de los ordenadores para el análisis lingüístico y literario.

Index Thomisticus

En 1949, Busa convenció a Thomas J. Watson, fundador de IBM, para que patrocinara el índice. El proyecto, según explica Wikipedia, tuvo una duración de 30 años. En 1989, apareció una versión en CD-ROM y, luego, en DVD. En 2005, por fin, llegó a Internet, donde se puede consultar ahora sin pagar nada. Sí, gratuitamente.

En el mundo digital el valor de la copia tiende a cero. Nunca había sido tan fácil como ahora reproducir y distribuir un libro. El ebook hace que se puedan obtener tantas copias como se precisen y que se puedan leer en cualquier lugar con la ayuda de un dispositivo de tinta electrónica (eReader) o, últimamente, con toda facilidad en una tableta o en un smartphone.

No resulta extraño, por tanto, que los coleccionistas pongan sus ojos en los dispositivos de lectura antes que en los libros digitales. Los ebooks antiguos, hoy por hoy, resultan más baratos que los nuevos e, incluso, se pueden conseguir gratis.

Seguramente el ebook más caro del mundo está aún por escribir.

Muchnick: “Nadie me ha regalado un ebook”

Por: | 18 de noviembre de 2013

MMuchnik_FernandoGarcia
Foto: @Mongay55

Mario Muchnik (Buenos Aires, 1931) ha sido un pionero en el uso de la informática en la edición de libros. Después de una larga trayectoria en el mundo de la edición, puso en marcha en su casa el Taller de Mario Muchnik, una editorial que solo tenía un empleado: con su Apple, Muchnick diseñaba, maquetaba y dejaba los libros listos para la imprenta. Hace diez años, editó Guerra y Paz, después de dejar mil horas ante el ordenador. Este mes se cumplen cuarenta años de la aparición del primer libro con el pie editorial con su apellido. Ha reflejado su trayectoria personal y profesional en cinco libros de memorias. El último, Ajuste de cuentos, lo ha publicado hace unos días El Aleph Editores. Ya no edita, pero sigue escribiendo.

–Me he divertido. La verdad es que si tuviera que elegir hoy, elegiría ser fotógrafo porque me divierte más la fotografía que la edición. La edición se ha vuelto muy crematística. Se cuentan los caracteres y se sabe todo.

Muchnik comenzó a creer en las tiradas cortas cuando vio una máquina en la feria de Frankfurt que permitía imprimir y encuadernar un solo ejemplar.

–Lo que pasa con las nuevas tecnologías es que la mayor parte de los editores no se han dado cuenta de para qué sirven en realidad. Las tiradas cortas sirven para dar existencia a un libro cuando uno no tiene dinero. También para cuando ha hecho una tirada y ha tenido éxito, porque no se pueden tirar 3.000 ejemplares si la venta no es segura. Más que nada se deben utilizar para reediciones.

¿Qué piensa del libro electrónico?

Soy incapaz de leer un libro electrónico. Hay algo que me repele, en el sentido de la repulsión electrostática, digamos. Tenemos la misma carga eléctrica de manera que nos repulsamos. Es maravilloso para los chavalitos que van a la escuela. Cuando veo a los chicos pasar con unas mochilas que van cargadas con un peso total que es casi el de ellos, me dan ganas de decirles que las llevo yo. Sin embargo, si fueran al colegio con una tableta donde cabe todo, tendrían muy poco que transportar. Los editores clásicos de libros de texto se oponen porque dejarían de vender los libros de texto. Hay un peligro para el editor.

Libros_MuchnikExplica que en su biblioteca ha reunido alrededor de 10.000 libros. Defiende el libro en papel sin ambages.

– Estoy demasiado habituado al papel. El libro tiene la personalidad de muchos siglos de vida. Los libros de hoy ya no son los de la época de Gutenberg, son más  modernos, más amigables con el lector… Fui educado con el libro en papel. Para el verano me llevo uno o dos libros. Para qué quiero llevarme 500 libros. Sería una locura. Borges, uno de los más grandes lectores que conoció el mundo, leyó en toda su vida 5.000 libros. Es cierto que los chicos con el ebook leen más que sus padres leyeron en papel, pero a mí, desde que existe  el ebook, nadie me ha regalado un libro electrónico.

El maestro de editores recomienda a los que quieran iniciarse en el mundo de la edición que comiencen por aprender el oficio desde el principio.

–¿Qué recomendaba Miguel Ángel a sus alumnos? Que aprendieran a dibujar antes de pintar. ¿Qué le pide un editor como yo a un chico que quiere empezar? Que resuelva el problema de la distribución, que es el más importante. Empezar por saber que el distribuidor se queda con el 50% de media, a veces bastante más. Que el distribuidor paga a 120 días y la imprenta hay que pagarla a 90 días. Así que no se haga ilusiones de que con las ventas pagará la imprenta. Son cosas prácticas, muy elementales, pero que los chicos no saben. La decepción más grande de mi vida fue cuando edité Guerra y paz. Pedí a la imprenta que encolaran la páginas sin coserlas, como hacen con los libros de bolsillo de Penguin. Quedó perfecto, pero la mayor parte de la edición hubo que tirarla porque abrías el libro y se deshojaba. Eso es lo que hay que saber: cuando se trata de 2.000 páginas hay que estar muy seguro de la encuadernación. Después ya vendrán las ediciones cortas y las nuevas técnicas, pero primero se necesita un conocimiento de base. 

Las nuevas editoriales apuestan por la venta directa de ebooks

Por: | 06 de noviembre de 2013

Las nuevas editoriales experimentan más con los ebooks que las veteranas. Mientras algunas editoriales tradicionales se resisten a los libros electrónicos y los grandes grupos dejan su apuesta por el libro electrónico para cuando dé dinero, algunas pequeñas editoriales se apuntan a realizar innovaciones que proporcionan a sus lectores nuevas experiencias.

Un par de casos.

La editorial Malpaso empezó a distribuir su primer libro Siempre supe que volvería a verte, Aurora Lee, de Eduardo Lago, a principios del pasado mes de octubre. Compré el ebook el día 8 de octubre. ¿Dónde lo compré? ¡En la editorial!

Malpaso vende directamente sus ebooks a quienes quieran comprarlos. También los venden en otros sitios, como Amazon o Casa del Libro. A diferencia de una gran parte de las editoriales, los de Malpaso han decidido que en este nuevo ecosistema que genera el libro electrónico la editorial puede vender directamente al lector. Un gran cambio. Veamos otros:

–      Si se compra un libro en papel, Malpaso da por el mismo precio el ebook

–      El libro de Eduardo Lago cuesta 22 euros en papel y 9 en ebook. Así que el libro electrónico es un 59% más barato que el de papel.

–      Malpaso ha optado por personalizar cada ebook con BooXtream, que es una solución distinta al DRM para proteger el libro de las copias. Como personalización visible, BooXtream añade en varias páginas del libro electrónico el texto: “Este e-book tiene licencia para (el nombre del comprador y su dirección de correo electrónico)”. También incorpora marcas invisibles que luego permiten “rastrear” si se distribuye sin el consentimiento de la editorial.

BooXtream

–      Unos días después de realizar la compra, la editorial me envió como regalo una bolsa de tela por correo postal porque tuve algún problema con la compra. Además, disfruté del honor de ser su primer comprador digital.

   

El día 7 de octubre compré El entenado, de Juan José Saer, en la página de la editorial Rayo verde. Sí, también venden directamente: del editor al lector. Otras ventajas de la experiencia de compra:

–El libro en papel se vende por 16 euros. Si se compra en ebook cuesta 6,99 euros. Así que el ebook resulta un 56,3% más barato que el de papel.

–En el apartado de créditos, “la editorial expresa el derecho del lector a la reproducción total o parcial de esta obra para su uso personal”. Antes, dicen que “una vez leído el libro, si no lo quieres conservar, lo puedes dejar al acceso de otros, pasárselo a un compañero de trabajo o a un amigo al que le pueda interesar”. Vamos, que se puede pasar a los amigos como se ha hecho siempre con los libros de papel.

A mí me parece que la venta directa de las editoriales, que los libros electrónicos cuesten casi un 60%  menos que los de papel y que se distribuyan con protecciones de copia menos latazo que el DRM e, incluso, sin utilizar protección de copia y autorizando a dejar los libros, son innovaciones interesantes que abren nuevos caminos y muestran que estas editoriales sí se preocupan por los lectores.

¿Qué pensáis vosotros?

eBooks y tomate rosa

Por: | 28 de octubre de 2013

Tomate_Rosa_1

Los hortelanos llegan a la plaza del Mercado de Barbastro a primera hora para vender, entre  otros productos de sus huertas, unos hermosos tomates rosa que pesan alrededor de medio  kilo cada uno. La mayoría de los asistentes al Congreso del  Libro Electrónico, que se celebró la semana pasada en Barbastro, se llevaron una bolsa con tomates que habían comprado –por la mitad de lo que cuestan en Madrid o Barcelona– directamente a quien los produce, sin intermediarios.

Los tomates rosa de Barbastro y los libros electrónicos guardan, al menos, un par de semejanzas: en la nueva cadena de valor que genera el ebook se eliminan algunos intermediarios y muchos libros electrónicos cuestan alrededor de la mitad que los de papel. Así que no resulta extraño que cadena de valor, precio y autoedición fueran algunos de los temas más debatidos en un congreso que se clausuró el viernes con el anuncio de una segunda edición en Barbastro en 2014.

Enlace a la web del congreso: http://congresoebook.dphuesca.es

Tomate_Rosa_2Para los que quieran ver el #CongresoEbook, aquí se encuentran los vídeos de todas las mesas de debate y ponencias.

En el apartado de “Cobertura en directo” ofrecen audios, imágenes y textos del congreso

El fotógrafo Álvaro Calvo es el autor de la mayoría de las fotografías que se pueden ver en esta galería de imágenes del evento. 

El blogger y consultor Darío Pescador (@dariopes) fue el encargado de resumir las conclusiones del primer Congreso del Libro Electrónico.

***

LOS LIBROS ELECTRÓNICOS, ENTRE DOS TIERRAS

Conclusiones del primer Congreso del Libro Electrónico, celebrado los días 24 y 25 de octubre de 2013 en Barbastro

El presente del libro, atrapado entre un pasado que se resiste a desaparecer tras medio milenio, y un futuro que no termina de llegar, se debate en el Congreso del Libro Digital de Barbastro, la gran cita de la edición electrónica en España. 

Papel o digital. Papel y digital. Las ventas de libros digitales en Amazon duplican ya a las de libros impresos, y cuando uno de sus clientes adquiere un Kindle, pasa a comprar hasta cuatro veces más libros en este formato. Son datos presentados por Ezequiel Szafir, vicepresidente de Kindle en Europa. 

La tendencia es pues innegable, pero el momento es de transición. "Los autores aspiran a que los fiche una editorial", admite Gabri Ródenas, el "escritor hacker" que edita con éxito sus propias novelas en formato digital. Los AA, autores autoeditados, caminan en solitario por la frontera, esperando dar el salto porque "aún no se puede vivir de la autoedición". 

Sin embargo, se abren nuevos caminos al éxito editorial, como para Manel Loureiro, que empezó publicando su novela de terror 'Apocalypse Z' en un blog y hoy en día ha superado la barrera de los 200.000 ejemplares en EEUU, lo que lo sitúa en la misma liga que Carlos Ruiz Zafón o Javier Sierra.  

El precio de los libros electrónicos parece suscitar aún más controversia. Para los editores tradicionales, los precios reducidos de los libros electrónicos no pueden sostener a la industria. Para los digitales, la ley de precios fijos y el IVA de 21% que grava a los libros es un obstáculo para que se consolide un sector boyante en otros países y aún retrasado en España. 

Una discrepancia similar rodea a la piratería. Cuando en dos minutos se puede descargar un archivo comprimido con 5.000 libros digitales, la pasta de dientes está fuera del tubo y no es posible volverla a meter. Para Luis Solano, fundador de Libros del Asteroide, la coerción y la educación son las vías para erradicar esta actividad, que sin embargo Ernest Folch, director de ediciones B, considera una oportunidad perdida por la escasez de oferta de libros electrónicos, ya que cuando el lector no encuentra lo que busca, o el precio es muy alto, "se crean piratas".

La educación es el otro gran mercado que se abre al libro electrónico, especialmente en un escenario de estudio a distancia a través de Internet como Coursera, Udacity o la UNED en España. Pero un simple archivo PDF no es un sustituto válido para el libro de texto, asegura Daniel Torres, director del centro Superior de Enseñanza Virtual. Si el libro electrónico no alcanza la calidad necesaria, los estudiantes prefieren el de papel.

En una librería, el libro está presente. En el océano de información de la Red, los electrónicos se enfrentan al reto de la visibilidad, afirma Iria Álvarez de Santillana. Aquí es donde el tradicional papel del librero se ve sustituido por las redes sociales que permiten que los autores conecten directamente con sus lectores, y que los lectores comenten sus obras favoritas en clubes literarios virtuales como Goodreads o Literalia.

Los libreros tienen vértigo ante estos cambios, confiesa Juan Manuel Cruz, presidente de su asociación, y reivindica una tradicional garantía de veracidad de la edición tradicional. La cadena del valor del libro impreso se ve profundamente afectada por el modelo virtual, y sus editores y distribuidores reclaman control, precios fijos y castigo a los piratas.

Las ventas digitales despegan lentamente, pero expertos como el editor Jaume Balmes lamentan que la exigua inversión produzca libros electrónicos que son poco más que un archivo de texto, dejando de lado las nuevas posibilidades de diseño que crean una mejor experiencia de lectura.     

Las tabletas y lectores no son solo soportes, y los libros no son solo contenido. Los dispositivos son una ventana a un ecosistema de contenidos, como lo define Koro Castellanos de Kindle España. Los libros son objetos conectados que se abren otros libros y otros lectores. La experiencia está determinada tanto por lo que aporta el autor como por las posibilidades que aporta la plataforma. 

El victimismo no ayudará, y hay que ocuparse, no preocuparse dice Patxi Beascoa de Random House Mondadori. Ocuparse de esa gente que sigue leyendo y ofrecer un buen libro electrónico bien producido no se puede piratear. No se trata de imitar el libro de papel, sino ofrecer una experiencia nueva y única.  

Las decisiones sobre el futuro hay que hacerlas en el presente, insiste Javier Celaya. Si la industria editorial quiere ser relevante en los próximos años tendrá que invertir fuertemente y asumir las pérdidas, o resignarse a seguir el destino de los gigantes de la industria discográfica o la prensa, reducidos a una sombra de lo que fueron, su antiguo negocio en manos de los grandes de Internet. 

Sócrates critica amargamente la escritura en el diálogo con Fedro, preocupado porque la palabra escrita corrompa la mente de los jóvenes. Hace solo 500 años la humanidad aprendió a embotellar su saber en toneladas de árboles muertos. Hoy el mundo ha dado una vuelta más sobre su eje, y nuestras herramientas, una vez más, escriben el futuro de la humanidad.

Apple pasa de emociones y anuncia contenidos

Por: | 30 de septiembre de 2013

Ipad_Elle

Foto: Paúl Alonso

¿Recuerdan la campaña “Think diferent” de Apple? El eslogan figuraba junto a personajes como Cassius Clay, Picasso, Einstein y John Lennon. Mientras otros fabricantes hablaban en su publicidad de máquinas, Apple prefería las emociones. Ahora ya no las prefiere. Ni siquiera anuncian la genialidad de sus máquinas. Este verano en las vallas de publicidad de Estados Unidos Apple se ha dedicado a explicar las cosas que se pueden hacer con un iPad. Para escribir no hace falta un ordenador o una máquina de escribir. Para hacer fotos no se necesita una cámara. Todo eso se puede hacer con el iPad. ¿Quién necesita ir a una librería o al kiosco si se pueden leer los libros y revistas en la tableta?

Apple modifica así su estrategia de comunicación y apuesta por el contenido. Un gran cambio de la era post Jobs. Se ha terminado el “tiene que ser algo que cuando lo veas digas: ¡Tío, quiero tenerlo!”, como exclama el actor Ashton Kutcher en su interpretación del genio de Apple en la flojilla película “Jobs”. La magia se agota como la cera de una vela cuando los competidores espabilan. Jobs estimuló siempre la necesidad de tener un enemigo a quien batir e, incluso, ridiculizar. Primero fue IBM. Luego, Microsoft. Ahora, Apple siente por primera vez el aliento en la nuca de un adversario que le está metiendo mano en la cuota de mercado. Samsung lanza nuevos dispositivos que resultan sumamente atractivos y a precios competitivos. La respuesta de Apple está basada en los contenidos que, como nos enseñó Walt Disney sobre la belleza, están en el interior.

Ipad new yorker

Libros de cocina, Moby Dick, un libro de Michael Chabon y revistas como Elle, New Yorker y Rolling Stone son algunos de los ejemplos elegidos por Apple para explicarles a los posibles compradores las cosas que se pueden hacer con su tableta.

Congreso del Libro Electrónico en Barbastro

Por: | 04 de septiembre de 2013

Página web del Congreso del Libro Electrónico

Barbastro, un municipio de la provincia de Huesca de alrededor de 17.000 habitantes, será la sede del primer Congreso del Libro Electrónico que se celebrará los días 24 y 25 de octubre, organizado por la Diputación Provincial de Huesca. Doscientos participantes, entre ponentes y congresistas, debatirán durante dos días sobre el futuro del libro, la fijación de precios, el ebook en la educación, mercadotecnia editorial en las redes sociales, autopublicación y la nueva cadena de valor para el sector editorial, entre otros ejes temáticos.

La industria editorial mueve anualmente en España cerca de 3.000 millones de euros, un 0,7% del PIB, y da empleo directo e indirecto a más de 30.000 personas. Escritores, editores, impresores, correctores, traductores, diseñadores, libreros, bibliotecarios, entre otros oficios, siguen con expectación la evolución del libro electrónico que, a un ritmo más lento del esperado, al menos en España, parece que espera a la vuelta de la esquina para transformar el ecosistema editorial.

Por otra parte, el ebook introduce a nuevos actores y genera nuevos oficios. Por citar algunos: autoeditores, fabricantes de dispositivos, diseñadores de ebooks, libreros (electrónicos), emprendedores de startups editoriales, forman parte de la nueva hornada de profesionales que surgen a raíz de la popularización del ebook.

En un momento donde el correo electrónico, Skype, wasap, Twitter y Facebook nos mantienen permanentemente conectados, los encuentros personales cobran mucho más valor. Celebrar un evento en una ciudad de la periferia contribuye especialmente el conocimiento personal y el contacto entre los profesionales del  sector.

Han confirmado su asistencia un amplio grupo de profesionales: Alberto Vázquez Figueroa (escritor), Manuel Vilas (escritor), Donatella Ianuzzi (editora de Gallo Nero), Jordi Pérez Colomé (periodista y escritor), Roger Domingo (director editorial de los sellos de empresa de Planeta), Luis Solano (Ediciones del Asteroide), Ernest Folch (director de Ediciones B), Carlos Gómez (director de la UNED de Barbastro), Daniel Torres Mancera (director del Centro Superior para la Enseñanza Virtual), Luis González Martín (director general adjunto de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez), Juan Gómez Jurado (escritor), Herminia Calero Egido (Directora Editorial UNED), Bruno Nievas (escritor), Santos Palazzi (Grupo Planeta), Arantxa Mellado (Actualidad Editorial), Daniel Gascón (escritor y traductor), Paula Corroto (periodista), Neus Arqués (escritora y analista digital, Esteban Navarro (escritor), Carlos Yter (Responsable desarrollo digital del Grupo Planeta), Miguel Aguilar (editor de Debate), Albert Cuesta (periodista), Javier Celaya (Dosdoce.com), Luis Collado (Google), Koro Castellano (directora de Kindle España), Pablo Barrio (Ganso y Pulpo), Jaume Balmes (tipógrafo en El Taller Editorial y editor de Ediciones con Carrito), Valentín Pérez (servicios editoriales y editor de Minobitia), Emiliano Molina (Cuadratín), Antón Castro (periodista y escritor), Diego Moreno (editor de Nórdica) y Ezequiel Szafir (Vicepresidente Kindle Content EU).

Para conocer el programa y realizar las inscripciones en http://congresoebook.dphuesca.es/

Amazon entrevista (en exclusiva) a Obama

Por: | 02 de agosto de 2013

Portada ebook ObamaA principios de esta semana, Barack Obama visitó un centro de distribución de Amazon en Chattanooga, la cuarta ciudad más grande del estado de Tennessee, Estados Unidos. David Blum también se desplazó hasta el centro de distribución para entrevistar al presidente Obama. Periodista experimentado que ha trabajado para The Wall Street Journal, entre otros medios, Blum realizó la entrevista para Kindle Singles, la editorial de ebooks de artículos de largo formato de Amazon, donde trabaja desde 2011. Al día siguiente, la conversación se publicó en formato ebook y ya se podía descargar gratuitamente (solo) desde Amazon.com. En algunos medios norteamericanos ha sorprendido que la Casa Blanca ofreciera la entrevista a Kindle Singles en exclusiva en lugar de proponerla a un medio tradicional.

En el ebook, que tiene una extensión de 15 páginas, Obama habla de empleo, uno de los motivos que le llevó a visitar el centro de distribución de Amazon. Pero también aporta su visión de la crisis de los medios de comunicación: «Se ve en todas las profesiones. Se ve en el periodismo. Hubo una época en la que había diarios locales por todas partes. Si uno quería ser periodista, podía ganarse bien la vida trabajando para el periódico local. Ahora, los pocos periódicos que tienen beneficios son nacionales. Los periodistas tienen que luchar para reconstruir sus vidas, en algunos casos como trabajadores independientes, sin los beneficios que tenían en un trabajo regular en un periódico».

Obama considera que la situación del periodismo también se vive en el sector industrial y el comercio: «Debemos reconocer que los viejos tiempos no van a volver. No vamos a eliminar de repente la globalización. No vamos a eliminar la tecnología. Si la gente reserva sus vacaciones a través de Internet, no irán a las agencias de viajes locales. Si es así, entonces, ¿dónde están las oportunidades? ¿Dónde están las nuevas industrias? ¿Cómo estamos preparando a la gente para esas nuevas industrias?». A su juicio, solo unos pequeños, pero importantes, cambios en la política gubernamental, servirían para hacerlo mucho mejor «de lo que lo estamos haciendo ahora».

Amazon: ¡Y un jamón!

Por: | 25 de julio de 2013

Jamón Fermín - amazon
No solo de ebooks vive el hombre.

¡No se puede llevar jamón Ibérico a Estados Unidos!”, responden de forma contundente en la página de la Embajada de Estados Unidos en Madrid a una de las preguntas más frecuentes. Comprarlo allí, ni pagándolo a precio de oro, tampoco es fácil. Las martingalas y tretas que algunos utilizan para hacer llegar el preciado ibérico al otro lado del Atlántico servirían para escribir un libro propio de la literatura picaresca.

De forma empírica he comprobado que una excelente forma de enviar un jamón a EE UU es comprarlo en Amazon. Sí, Amazon también vende jamones y lo hace con la misma eficiencia que cuando se trata de los libros (digitales o de papel). Si, como explican en embutidos Fermín, que producen “pata negra” en la Alberca, Salamanca, el Ibérico  forma parte de los embajadores de España, como “El Quijote, el toreo y el flamenco”, los que se ocupan de esas cosas deberían considerar que Amazon puede ser un aliado para la marca España.

Les cuento.

El día 16 de julio, dediqué un rato a navegar por Internet para ver cómo estaba lo de la compra “legal” de jamones en EE UU. Recordé que en Amazon.com disponen de una sección de “comestibles” que se suministran en Estados Unidos –me cuentan que una forma fácil de hacer la compra de la semana es recurrir a Amazon–. Enseguida encontré el “Fermín” que buscaba. Por 289 dólares ofrecen un kit que incluye un jamonero y un cuchillo. Los portes del pata negra, que pesa alrededor de 8,5 kilos, cuestan 18,49 dólares.

Rumboso, por una vez, saqué la tarjeta de crédito. Ah, no, que no hacía falta. Como ya estoy fichado de otras compras solo me pidieron que confirmara el número de la tarjeta. Recordé en ese instante que la clave del comercio electrónico es que las cosas resulten fáciles para el comprador.

Track-jamon

En la información de Amazon me indicaban que el jamón llegaría a un domicilio de Seattle (ciudad donde, por cierto, están las oficinas centrales de Amazon) como muy tarde el día 23 de julio. El dia 22 de julio, los beneficiarios del jamón lo recibieron con alegría. Un par de días después, untaron pan con tomate, abrieron una botella de garnacha de Borsao (Campo de Borja) y comenzaron a disfrutar del jamón que, además, salió bueno.

Como el lector ya habrá imaginado, el vendedor del jamón no es Amazon sino Italy Gourmet. La empresa de Seattle realiza la gestión de la compra con el cliente y aporta la tranquilidad de saber que si hay algún problema Amazon responderá. Al fin y al cabo, la experiencia es similar a cuando se compra en un supermercado cercano y llevan la compra a casa. Pero en este caso, la casa está a 10.000 kilómetros de distancia.

¿Para qué ha servido la conspiración de Apple?

Por: | 15 de julio de 2013

Apple

En 2009, unas semanas antes de que apareciera el primer iPad, Amazon luchaba por mantener el precio de los libros electrónicos por debajo de 10 dólares. Los grandes de la industria editorial norteamericana no lo podían permitir. En su ayuda llegó Apple y consiguió unir a los editores para bajarle los humos a Amazon. Pasados más de tres años, ni los editores ni Apple han conseguido su objetivo y, además, el fabricante de ordenadores y tabletas pagará una compensación económica por violar las leyes de la competencia.

La jueza de Nueva York Denise Cote sentenció la semana pasada que Apple conspiró con cinco grandes editoriales (HarperCollins, Penguin, Hachette, MacMillan y Simon & Schuster) para hacer subir el precio de los libros electrónicos. La conspiración coincidió con el lanzamiento de la librería electrónica de Apple. En ese momento Amazon gozaba de una cuota de mercado del 90% en la venta de ebooks y su objetivo era que el precio no superara los 9,99 dólares. El acuerdo de Apple con las editoriales, que a juicio de la magistrada ha resultado demostrado,  consistía en que los ebooks fueran más caros. Así Apple ganaba más con su 30% de comisión sobre la venta y las editoriales también se beneficiaban porque obtenían más beneficio (en lugar de 9,9 dólares los mismos libros se venderían entre 12,99 dólares y 14,99 dólares). Pero lo  más importante era que le pegaban un zarpazo a Amazon que se había convertido en el enemigo a batir.

En las 159 páginas de la sentencia, la jueza tiene en cuenta un vídeo donde Steve Jobs, en la presentación del iPad, dijo que el precio de los ebooks subiría “pronto” también en Amazon, respondiendo a una pregunta de una periodista sobre por qué eran más caros los ebooks en la iBookstore que en Amazon.

Tres años y pico después de producirse el acuerdo entre Apple y las cinco editoriales, el resultado no es el que esperaban. En la actualidad, Amazon obtiene el 31 por ciento de todos los dólares que se gastan en Estados Unidos en libros y su cuota de mercado estimada en ebooks está entre el 50 y el 60 por ciento. La iBookstore ha logrado un 20 por ciento de las ventas de libros electrónicos, según explicó una ejecutiva de Apple, aunque para muchos analistas está más cerca del 10 por ciento. Amazon consolida su liderazgo mientras cerró sus puertas Borders en 2011 y Barners & Noble ha perdido 475 millones de dólares en el último ejercicio con Nook y su director ejecutivo renunció hace unos días. Por si fuera poco, dos de los grandes editores, Penguin y Random House, se han fusionado para crear la mayor editorial, un camino que es posible que sigan otras empresas editoras para hacerse más fuertes en un ecosistema que, a pesar de la experiencia, les empieza a resultar desconocido.

¿Qué ha pasado con los precios de los ebooks? En la primera semana de este mes, veinte títulos de la lista de los ebooks más vendidos en Estados Unidos costaban menos de 10 dólares. Como se podía esperar, ahora que los precios de los ebooks han bajado y disminuye la competencia, Amazon está menos preocupada y recorta los descuentos

Como explica Matt Buchanan en The New Yorker, más allá de la manipulación de los precios, el peligro real es que un solo vendedor controle la distribución de la mayoría de los libros. Pero eso ya es otro cantar.

Sin Tinta

Sobre el blog

Leer es el placer que más tiempo se alarga. Leer de día, de noche, en la cama o en el autobús, sentado o de pie. La llegada del libro electrónico no ha extinguido el placer, pero sí que ha creado nuevas inquietudes, incomodidades, problemas y muchas, muchas novedades porque con él, libros, revistas o periódicos vuelan por encima de cualquier frontera. Una situación inédita desde hace seis siglos y a la que hay que empezar a acomodarse.

Sobre el autor

Fernando García

Fernando García es ante todo oscense ejerciente, escribe sobre tecnología en periódicos, libros y revistas desde 1996. Aunque sigue comprando libros de papel, hace tiempo que apostó por los electrónicos. Fundó y dirige el Congreso de Periodismo Digital. Es editor de ecicero.es, una editorial de libros electrónicos de periodismo de largo formato, entre 5.000 y 30.000 palabras.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal