Sin Título

Sobre el blog

Pero, ¿qué es el arte contemporáneo? Hay tantas respuestas como artistas. Por eso Sin título (Untitled) es un espacio abierto para informarse, debatir y, sobre todo, apreciar el arte de todos los tiempos y lugares, con especial énfasis en el latinoamericano. Un blog colectivo de contenidos originales y comentarios sobre la actualidad.

Sobre los autores

Es un blog colectivo elaborado por periodistas especializados de EL PAÍS y otros colaboradores.

Coleccionarte
Arte 40

Ajedrez, juego de artistas

Por: | 24 de agosto de 2012

CHESS.Yayoi Kusama Detail
Detalle del ajedrez en porcelana de Yayoi Kusama, en la exposición The Art of Chess. Cortesía de RS&A

 

En su viaje de novios, Marcel Duchamp estaba más preocupado por resolver mentalmente sus partidas de ajedrez que por complacer a su reciente esposa. Una de aquellas mañanas encontró que todas las piezas estaban pegadas al tablero. Teeny Duchamp, que también era jugadora, se tomó una simbólica revancha. Lo cierto es que el ajedrez ha fascinado y hasta obsesionado --como en el caso de Duchamp-- a muchos artistas. El inventor del ready made hizo una exposición en Nueva York, en 1944, junto a Max Ernst titulada The imagery of chess. En 1968 realizó una performance junto a John Cage, en el Ryerson Theatre de Toronto, Canadá. Titulada Reunión, consistía en que Cage y Duchamp jugaban una partida sobre un tablero --construido por Lowell Cross-- que había sido equipado con micrófonos de contacto, según explica el biógrafo del artista, Calvin Tomkins. "Cada vez que una pieza era movida, hacía sonar una gama de ruidos electrónicos amplificados e imágenes osciloscópicas en pantallas de televisión visibles para el público".

CHESS.duchamp-playing-chess1
Marcel Duchamp jugando al ajedrez con una modelo desnuda, la escritora Eve Babitz. Fotografía de Julian Wasser, de 1963

El caso es que una serie de artistas han realizado por encargo de la galería Saatchi y la aseguradora británica RS&A una serie de 16 juegos de ajedrez. La nómina es prometedora: Maurizio Cattelan, Jake y Dinos Chapman, Tracey Emin, Damien Hirst, Barbara Kruger, Yayoi Kusama, Paul McCarthy, Rachel Whiteread, Alastair Mackie, Tim Noble y Sue Webster, Matthew Ronay,Tunga, Gavin Turk, Oliver Clegg, Tom Friedman y Paul Fryer. Aunque algunas de ellas ya se han mostrado en anteriores exposiciones, a partir del 8 de septiembre en Londres podrán verse todos estos trabajos juntos por primera vez bajo el título de The Art of Chess

CHESS.Hirst

Mental Escapology (2003), de Damien Hirst. Cortesía de RS&A

Rachel Whiteread se inspiró en las casas de muñecas para crear su ajedrez, mientras el de Tracey Emin-- que juega desde los seis años-- es blando y portátil, cada casilla del tablero de tela tiene bordadas a mano por ella figuras o frases. Los hermanos Chapman siguen haciendo gala de irónica truculencia enfrentando a dos pandillas de chicas, de raza blanca y negra, todas con nariz fálica, que pelean sobre un tablero de calaveras. Barbara Kruger ha creado un ajedrez parlante en el que cada vez que se mueve una pieza esta está programada para hacer o responder a una pregunta tipo: "Nunca recuerdo mis sueños" o "En el fondo, se trata de mí". Muy en su línea.

CHESS.dead_and_alive_noble_webster_02 144v2invitation

Deadalive, con el ajedrez de Tim Noble y Sue Webster. Fotografía de Norbert Schoerner. Cortesía de RS&A

Damien Hirst apela a su vertiente farmacéutica y propone un esterilizado ambiente con un tablero de vidrio y unas piezas que son frascos de medicinas. En el otro extremo, Paul McCarthy, jugador empedernido, ha echado mano de objetos diversos encontrados en su cocina --desde un rallador o un cenicero, a una botella de ketchup o una plasta de puré de patatas-- para plantear el llamado "juego de reyes". La octogenaria artista japonesa Yayoi Kusama pone su colorida creación en el interior de una gran calabaza, todo punteado por sus famosos polka dots en brillantes colores. Maurizio Cattelan enfrenta a figuras históricas y fantásticas en una lucha del Bien contra el Mal. Los comisarios de esta exposición son los artistas Tim Noble y Sue Webster que aportan un juego de ajedrez fantasmagórico ambientado en un bosque, con figuras en bronce fundidas a partir de animales disecados.

CHESS.Kusama
El Pumpkin Chess (2003), de Yayoi Kusama

“Cuando juegas una partida es como si diseñaras algo o construyeras un mecanismo a través del cual ganas o pierdes", dijo alguna vez Duchamp, que terminó abandonando el arte para no tener distracciones en su adictiva afición a este juego. "El aspecto competitivo no tiene importancia. El juego en sí mismo es muy, muy plástico. Eso es probablemente lo que tanto me atrajo hacia él”. Hay una famosa fotografía de Julian Wasser, de 1963, en la que aparece Duchamp meditando ante un tablero frente a una modelo desnuda, la escritora Eve Babitz, experta en la subcultura californiana. El camaleónico artista japonés Yasumasa Morimura recrea esa escena transfigurándose tanto en la modelo como en el artista. El ajedrez es un milenario juego de estrategias, los artistas contemporáneos lo transforman además en escenario de sus fantasías.

CHESS.morimura duchamp
Autorretrato como Marcel Duchamp (basado en una fotografía de Julian Wasser), 2010,de Yasumara Morimura, incluída en su serie A Requiem: Theater of Creativity

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal