Marina + Ulay = amor + performance

Por: | 14 de febrero de 2013

Marina y Ulay.Rest energy
Rest energy (1980), performance de Marina Abramovic y Ulay

Perdonen que hable de amor en un día como este. Podía haberlo hecho ayer o mañana y así evitar el tópico de un 14 de febrero. Pero es precisamente la vulgaridad y grandeza de la historia de amor de estos dos artistas de performance lo que me ronda la cabeza desde hace unos días, después de ver la película  Marina Abramovic.The artist is present. En un cine comercial, por cierto, no sé lo que durará en cartelera.

La primera vez que Ulay vio a Marina ella estaba desnuda en público y se dibujaba con una cuchilla en el vientre la figura sangrante de una estrella, símbolo comunista (al menos ella la usaba con esa intención). Era 1976, en Amsterdam. Fue más que un amor a primera vista (tópico nº1). Ella era serbia, él alemán. Ambos nacieron un 30 de noviembre de años distintos. Se dedicaban, de alma, al naciente y marginal arte del performance. Se unieron carnal y espiritualmente y decidieron formar una especie de dúo artístico que llamaron “El Otro”. A los dos les interesaba el ritual, lo simbólico, el fondo de las relaciones humanas, que exploraron en sus más poéticos y revulsivos aspectos. Durante doce años realizaron piezas en las que llevaron al extremo esas ideas, desarrollando una disciplina terrible de autocontrol y desafuero.

Sentados uno frente al otro se dieron fuertes bofetadas durante casi media hora; estuvieron atados uno de espaldas al otro, inmóviles, durante 17 horas; corrieron desnudos desde dos extremos chocando sus cuerpos una y otra vez, tras volver a la posición inicial, y también lo hicieron en direcciones opuestas contra unas columnas que se iban desplazando con sus encontronazos. Unieron sus bocas sin separarse respirando el mismo aire hasta perder el sentido;  se gritaron, cara a cara, hasta quedarse afónicos y exhaustos. Estuvieron sentados a los dos lados de una mesa, en silencio, en ayuno y sin moverse, durante 16 días, hasta que él tuvo que ser internado en un hospital. Mientras tanto, como su arte no les daba casi para comer, vivieron en el espacio reducido de una furgoneta durante cinco años, duchándose en gasolineras, ordeñando cabras en granjas que les permitían hacerlo a cambio de un poco de leche, viajando, preparando sus acciones. Ambos confiesan hoy que fueron años durísimos pero profundamente felices. Comprometidos íntimamente con lo simbólico, cuando su relación se acercaba al final, realizaron en 1988 una última performance titulada Los amantes. Marina y Ulay empezaron en solitario en dos extremos de la Gran Muralla China –él desde el desierto de Gobi, ella desde el Mar Amarillo-- una larga caminata de 2.500 kilómetros que los llevaría a encontrarse al centro. Tras el abrazo final dejaron de verse y hablarse durante 23 años, hasta 2010, con motivo de la gran retrospectiva de Marina en el MoMA.

 

Imponderabilia (1977)

 

Expanding in space (1977)

 

AAA, AAA (1978)

 

Light / Dark (1977)

 

Relation in time (1977)

No es difícil suponer que una relación de este tipo agotaría las fuerzas del sentimiento de pareja. Los líquidos del amor y el odio terminaron por mezclarse. Al final llegaron las infidelidades (tópico nº2). En 2012 ella hablaba de su relación con amargura y cierto despecho en la ópera sobre su vida, dirigida por Robert Wilson, Vida y muerte de Marina Abramovic. En la película --dos años antes-- Ulay habla de su relación con ella con emociones encontradas. La acusa de haberse liado con un amigo común, mientras él simultáneamente y a miles de kilómetros, dejaba embarazada a su traductora china (durante los viajes de preparación de la performance). Sincronicidades, una vez más.  

Pero lo que deja entrever en el filme Ulay fueron sus rivalidades profesionales. Ambos continuaron sus carreras. Ella triunfó, él … menos. Marina confiesa que quedó tan destrozada tras su ruptura con Ulay –-“me sentía gorda, fea, indigna del deseo” (tópico nº3)— que decidió reinventarse. Descubrió las compensaciones de la moda y la belleza (tópico nº4) y, sobre todo, desarrolló con enorme voluntad, talento y persistencia su carrera. “El arte del performance ha sido siempre alternativo. Tengo 63 años y ya no quiero ser alternativa”, dice en la película. Según Ulay, ella se rindió al espectáculo, se volvió más ambiciosa. Es curioso verlo en el filme entrar al elegantísimo piso de Marina en Nueva York. Espacios amplios, limpios y luminosos, (solo) muebles de diseño. Todo algo frío y ciertamente espectacular. Él admite que no se esforzó nunca por ganar dinero, que en realidad es un poco vago. Deja caer que, después de todo, todavía podría casarse con ella y tenerlo todo de golpe. Ironiza, pero también envidia (¿tópico nº5?).  

Ulay y Marina se reconcilian como amigos en los días previos a la gran performance de la artista en el MoMA, a la que asistieron 850.000 personas a lo largo de tres meses. Hay una energía de alto voltaje entre ellos y eso se deja sentir en el filme. Ulay recorre la exposición descubriendo las huellas de su propia biografía. Se proyectan películas de sus performances juntos, está hasta la vieja furgoneta en la que vivieron. En momentos separados tanto él como ella añoran conmovidos aquellos años. En The Artist is Present, Marina Abramovic pasó 176 horas y 30 minutos (durante todas las jornadas completas en que el museo estuvo abierto al público con su exposición) sentada en silencio en una silla mientras los visitantes, uno a uno, ocupaban la silla de enfrente y le sostenían la mirada durante unos minutos. La gente hizo cola noches enteras, días, para tener esa experiencia. Al final era casi una locura colectiva. Muchos lloraban. Ella apenas se movía, pero les respondía con una mirada intensa y atenta, con tiempo y silencio. Uno de esos visitantes fue Ulay. Parece que en ese estado mental --y vital-- que propicia el arte del performance puede suceder cualquier cosa. Y ellos son maestros. El video con el que termino este post habla por sí mismo. Y aquí acaban los tópicos. O tal vez no.

 

 

Hay 12 Comentarios

Que grandes mujeres las Serbias :) Me encantan, y yo les encanto a ellas como hombre.
A todas las españolas asquerosas solo os recuerdo que estas hisotrias de amor n oson para vosotras, os morireis feas, gordas (porque es lo que sois), e indignas de deseo como os mereceis, porque no os quiere NADIE.

PD.: La historia super bonita, originada en un gran pais llamado Holanda :), donde por cierto las mierdas españoals de barrio tampoco pintais nada, quedarse en vuestro pueblo catetas

Interesante artículo, nos habla de una carrera artística (la de Marina Abramovic) que va desde el lado más marginal, alternativo e intenso del arte, hasta que éste se convierte en espectáculo y es adorado por las masas que encuentran un bálsamo para curar su tedio y para ello son capaces de aguantar largas colas en el MoMA. Es admirable la determinación y voluntad artística de Marina Abramovic a lo largo de su carrera

Son 716 horas y 30 minutos, no 176 horas y 30 minutos. Tres meses, seis días a la semana, 7 horas por día.

un articulo super interesante y la gente solo escribe chorradas así va el mundo.. :/

un articulo super interesante y la gente solo escribe chorradas así va el mundo.. :/

★★¿Quieres PERDER 30 KG EN 60 DÍAS? Sigue estos 3 pasos: http://su.pr/2we2i5 ►RESULTADO GARANTIZADO POR ESCRITO◄

✓✓✓ (TUTORIAL): Como PERDER 10 KG Con Un Simple Consejo: http://su.pr/2we2i5

Bueno aunque sea un topico típico del dia pero creo que es muy apropiado para hoy.
http://www.menfoodspain.com

omo se nota que se acerca san valentin, pues en México se celebra hoy el día de la amistad como símbolo del amor, mas info en http://www.mexicomola.com/

como se nota que se hacerca san valentin, pues en México también se celebra hoy el día de la amistad, mas info en http://www.mexicomola.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sin Título

Sobre el blog

Pero, ¿qué es el arte contemporáneo? Hay tantas respuestas como artistas. Por eso Sin título (Untitled) es un espacio abierto para informarse, debatir y, sobre todo, apreciar el arte de todos los tiempos y lugares, con especial énfasis en el latinoamericano. Un blog colectivo de contenidos originales y comentarios sobre la actualidad.

Sobre los autores

Es un blog colectivo elaborado por periodistas especializados de EL PAÍS y otros colaboradores.

Coleccionarte
Arte 40

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal